Leer Ensayo Completo Analisis Sociologico Pelicula Truman Show

Analisis Sociologico Pelicula Truman Show

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.996.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: tolero 16 junio 2011

Palabras: 4357 | Páginas: 18

...

rs le sirven para organizar y desarrollar su existencia y satisfacer sus necesidades. En su proceso de socialización Truman ha adquirido los mismos aspectos culturales no manifiestos de la sociedad de la cual provienen su creador y sus espectadores: es un trabajador (empleado en una compañía de seguros); tiene una esposa; acostumbra ir a jugar al golf con su amigo; vive en un barrio con amigables vecinos; suele comprar todos los días el diario y revistas a su esposa en el mismo kiosco. Estos aspectos no iban a ser los mismos obviamente, si su escenario (aunque fuera artificial) hubiese sido en una tribu de África o en una sociedad islámica, por ejemplo.

Con respecto a la dimensión social, ésta también se presenta con sus aspectos manifiestos y no manifiestos. Entre los primeros contamos con la presencia de grupos primarios (su familia, su amigo) donde, predominan los lazos afectivos y la relación se da cara a cara. Este tipo de interacción puede devenir en grupo de pertenencia (GP) o informal de igual modo. El GP, es al que el individuo pertenece, es miembro y tiene en cuenta su accionar cotidiano en contraposición con el de referencia (GR) que pautan la acción del sujeto aunque este no es miembro de ellos. En el último mencionado GR, el actor social busca cumplir ciertos fines, que serían tomados como “modelos de acción”. Truman cuenta con su empleo como asegurador, para concretar sus compromisos financieros pactados con anterioridad: (hipoteca, vacaciones, manutención, etc.)

Tomando el subsistema de la personalidad, el individuo, (Truman) lleva a cabo acciones, status, roles dentro de las variables pautadas. Parafraseando a Weber, las acciones sociales son aquellas conductas en las que el sentido mentado esta referido a las conductas de los otros orientándose por estas en su desarrollo. Este autor describe por medio de una tipología de acciones: racional con arreglo a fines (la elección de irse vía tierra para llegar a Fiji, luego de no poder obtener el billete de avión); racional con arreglo a valores (cuando decide tomar el velero para abandonar la isla, por una causa que para él es trascendente); acción afectiva, es fundamentalmente emotiva, lo mueve un afecto o sentimiento actual y obra en consecuencia (cuando se va a la “pizzería” con Sylvia, su objeto erótico perdido); acción tradicional, se trata de un acción condicionada tradicionalmente por una costumbre arraigada (saludar a los vecinos, hablarle al espejo, conversar con el canillita al comprar el diario u la revista para la mujer).

En Truman se puede apreciar el ejercicio de varios roles, que serían el aspecto dinámico del status, erigiéndose en una conducta tipificada. Así como la sociedad es un sistema de roles, el rol es la organización de determinados esquemas de comportamientos. Ejemplo; el rol de vender de seguro, el rol de vecino, de esposo, de amigo. Goffman habla de distanciamiento de rol; por parte de la acción social a partir de una diferenciación entre prescripción del rol, expectativa que suscita su representación, y el grado de su compromiso personal con el rol representado. Así Ebaugh, se refiere al role exit que es: el descompromiso respecto del rol que se deja, que implica un re-socialización en cuanto a la construcción del nuevo rol. (Divorcio vincular de Truman, y cuando pasa el límite del estudio).

T. Parsons habla de las variables pautadas (pattern variables) como las conductas o comportamientos socialmente aceptados, a partir de las cuales se analiza una acción o relación social como sistema social. Era lo que el director Christof esperaba que hiciera Truman, pero gana el egoísmo de buscar su propia vida real al altruismo de seguir siendo la estrella del programa.

Se observa que en Truman se llega a dar la socialización primaria y luego la secundaria que sería: el proceso de educación y aprendizaje que el individuo internaliza determinadas normas, valores, representaciones de la realidad, usos y costumbres, característicos de un grupo o mundo sociocultural lo que va a generar determinadas actitudes y consecuentes actitudes y comportamientos sociales. La primera se da intensamente en la infancia y la otra en la juventud y adultez, ya que es un continum hasta el fin de la vida.

Tomando la pirámide de Maslow, en su Teoría de la motivación, puede observarse que el protagonista en cuestión, si bien aparecería como adaptado a su realidad, y con sus necesidades satisfechas, las fisiológicas, de seguridad, las de pertenencia y afecto, las de estimación, podría inferirse que aún no habría colmado la de mayor jerarquía para este autor, la de realización existencial, como lucha en toda la trama fílmica, de concretar ese viaje añorado por él durante toda su vida.

Con respecto a las expectativas de Truman, que serian los resultados que espera el individuo respecto de sus acciones en relación de los demás y su juicio valorativo. Tomando el último aspecto inconsciente se encuentran las actitudes, que son las predisposiciones del sujeto para actuar de un determinado modo dentro del mundo socio cultural. Por lo que se ve en toda la película se observan actitudes positivas o socialmente aceptadas sin presentar, prejuicio alguno. Que sería la actitud que se manifiesta explícita o implícitamente de rechazo u hostilidad hacia otro individuo, grupo o categoría social por poseer determinados atributos. (ejemplo, actitudes positivas en todo su entorno: con sus vecinos, con sus amigos, con sus compañeros de trabajo).

Para concluir con este punto de los subsistemas nos referiremos a la dimensión corporal, que manifiestamente el sujeto se muestra a través de un cuerpo que sería una construcción real y simbólica; de ahí la importancia que tiene esto con la moda, la vestimenta, los adornos, los gestos, como formas socioculturales (Goffman). Ejemplos que se pueden ver en esta película: sonrisas del protagonista, gestos faciales (la amplia sonrisa para saludar a sus vecinos cada día), ciertas posturas, para cada situación una vestimenta adecuada: traje para trabajar, ropa para hacer jardinería.

Haciendo un análisis de presencia de interacción social en la vida de Truman, se puede decir que si bien cumplía acabadamente con su trabajo, su rol de esposo, hijo y amigo, se sentía atrapado por ese mismo ambiente (quería abandonar su trabajo de oficina, no le gustaba la idea de tener un hijo con su esposa, ansiaba poder viajar a la isla de Fiji y tenía la sensación de sentirse observado todo el tiempo). Se visualiza en esto lo que Mills denomina imaginación sociológica. Truman hace un procesamiento e interpretación la información que recibe y no comprende su existencia porque en su vida cotidiana ocurren hechos que no puede entenderlos (como la sensación de ser observado, la voz en la radio que se filtra, cuando su esposa parece hablar a alguien que no es él, la caída de una cámara desde un avión). Estas son las zonas de incertidumbre en las que se mueve Truman, en este caso muy limitado, sin muchos márgenes de opción.

En el mundo actual, cada vez más complejo el sujeto, si bien pertenece a una organización formal, tiende a pertenecer cada vez más a un número mayor de organizaciones (informales) y esto hace que se vea favorecido el sentido de pertenencia a la sociedad formal, porque el individuo no sólo se involucra racional sino afectivamente .

Truman pertenece a una sociedad formal donde cada ser humano es una pieza del engranaje organizado, centralizado y jerárquicamente controlado (la isla: el contexto social).

Trazando un estudio de las organizaciones en las que se mueve Truman, identificamos la de su trabajo, encuadrada dentro de la escuela clásica o administración científica de Taylor, con un esquema de jerarquías, centralizada, con un trabajo incentivado por la retribución económica. El empleo de Truman se adecua al de esta administración, pero en un principio, porque luego, ante los indicios que percibe tras la confesión de Sylvia se enfatizan los factores emocionales, no racionales es decir, el factor personal y humano.

Ahora, la organización funciona si hay miembros que se motivan y satisfacen sus necesidades según sus jerarquías (Maslow) pero hay que tener en cuenta que las necesidades cambian no sólo de un hombre a otro sino dentro de un mismo individuo en función de las circunstancias (Schein).

A la luz de la Teoría de los dos factores de Herzberg, podemos decir que Truman estaba satisfecho con los factores extrínsecos de su organización: trabajaba en un ambiente cómodo y seguro, recibía un salario acorde a su trabajo. No tanto así, con los factores intrínsecos con los cuales no estaba muy motivado, seguramente porque no estaba en la ciudad que deseaba estar, ni con la persona que el quería. Teniendo en cuenta la idea de Organización como sistema de Scout y Mitchel, se visualizan claramente sus componentes:

• el hombre y su personalidad: Truman tiene su propia personalidad, es sociable, simpático, tolerante, responsable;

• la organización formal: la compañía donde trabaja, con los roles jerárquicos bien definidos (tiene un jefe al cual debe acatar sus ordenes);

• la organización informal: dentro de su compañía establece relaciones informales con sus compañeros de trabajo, donde, si bien debe realizar su tarea, se permite un estado mas distendido e informal;

• los status y roles: es un empleado que recibe ordenes de un superior;

• el lugar físico donde trabaja: en una oficina cómoda, con los elementos técnicos suficientes para que pueda desarrollar eficientemente su labor, dentro de un edificio con iguales características.

Fuera de la vida de Truman, pero muy ligada a él, se observa otro tipo de organización, conformada por el director y creador del programa y sus subordinados, una organización de tipo burocrática, con una clara verticalidad (Christof a la cabeza) y con una funcionalidad precisa entre sus distintos componentes (camarógrafos, sonidistas, actores, encargados del marketing). En cuanto a los objetivos de la organización y las motivaciones de los individuos podemos decir que desde Christof se daría el esquema un agente- un objetivo ya que él es el creador (propietario, director) de la organización y tiene el único objetivo que es la búsqueda de captar la mayor audiencia, el éxito en sus términos o sea, la maximización del beneficio.

Comprendiéndose en este caso una metáfora (Morgan, 1991) como instrumento de dominación: el director impone su voluntad, generándose en alguna instancia una vinculación forzosa con sus subalternos (cuando la vida de Truman corre peligro al volcar el bote, los empleados de Christof dudan en obedecerlo). Eso desde, la óptica de Christof (¿coincidencia o simbología?: Christof: Cristo: Dios), pero también es cierto que desde otro punto de vista se podrían elegir otras metáforas que representen esta organización. También desde la óptica de Christof es una máquina, manejada por él. Otra metáfora es la de cultura porque conviven estructuradamente valores, normas, creencias, símbolos, etc. Y por último cárceles psíquicas porque la organización es un ámbito donde los individuos aparecen presos de procesos psíquicos conscientes - inconscientes (figura paterna).

Creemos que en cuanto al contexto y teniendo en cuenta la Teoría de las contingencias la organización de la película funciona en realidad en un contexto de contingencias múltiples (Guiot) porque es importante el medio (Burns, Stalker); la tecnología (Perrow y Thompson), pero también el tamaño de la organización. (Pugh y Payne)

Dentro de la concepción antropológica ubicamos a Truman con la que postula Max Scheler quien sostiene que el hombre no es, en primer termino, “un ser racional”, un homo sapiens, sino un ser instintivo... Más allá de las distintas concepciones antropológicas, en Truman se encuentran las características que lo hacen plenamente humano porque se lo ve como un ser social, simbólico, histórico, “raigal”, libre, ético, responsable, con límites.

Analizando vida de Truman desde una perspectiva sociológica, citamos a Weber por medio de la sociología comprensiva para quien la conducta de un sujeto esta referido a la conducta de otros y es explicable comprensivamente a partir de un sentido mentado subjetivamente; relacionadas también por las acciones afectivas y los estados emotivos.

Analizando la vida de Truman, encontramos los elementos de una acción social de la que habla Talcott Parsons, bajo la corriente estructural funcionalista: un actor, un marco de referencia, una situación y una orientación de la acción; con la consiguiente adaptación al medio ambiente y físico (Truman se siente cómodo con su trabajo), la consecución de los fines y su consecuente gratificación, la integración dentro de la empresa y la comunidad en la que vive y por último el mantenimiento de pautas sociales, con las cuales Truman ha crecido y aún las mantiene.

Volviendo al escenario del director del show con sus trabajadores, bajo otra perspectiva sociológica, reconocemos en los trabajadores, ciertos elementos característicos del conflictualismo cuyo padre fue Karl Marx. Estos están alienados respecto de su actividad productiva, no trabajan para sí mismos y sus necesidades personales, sino para el director y para el sistema capitalista representado en el marketing que usufructúa el montaje del show; alienados respecto al producto (el show) que no les pertenece ni suelen tener conciencia de lo que producen; alienados con respecto a sus propios compañeros de trabajo (Truman es un compañero más en la parodia, pero es burlado desde que nació); alienados respecto a su propio potencial existencial, en falta permanentemente con el aspecto ético de la vida, el respeto al otro, el sentido del propio trabajo. Los trabajadores no reciben la plusvalía de la que habla Marx, de esta manera el capital (en la figura del empleador) explota al empleado que pone la fuerza del trabajo.

Tomando a Durkheim, los hechos sociales, son externos y coercitivos al individuo, se le imponen. A o largo del film, se observa como su modo de pensar, de accionar, de interactuar aún de sentir fueron impuestos.

Bajo la óptica del constructivismo estructuralista de Pierre Bourdieu, en el campo familiar de Truman, se nota el interjuego, las relaciones de fuerza, en este caso entre él y su esposa, la violencia simbólica que ejerce ella sobre él. La dominación doblemente ejercida, por un lado, por el carácter actoral de las situaciones (que él ignora) y por otro, el poder de esposa en un ámbito meramente marital. Los habitus que sostiene Bourdieu, están definidos en todos los campos en los que se mueve Truman: en su hogar, en la oficina y con su amigo.

La incertidumbre de existir y, de rebote, la obsesión por demostrar nuestra existencia, prevalecen sin duda hoy sobre el deseo típicamente sexual. Si la sexualidad es una puesta en juego de nuestra identidad, ya no estamos exactamente capacitados para dedicarnos a ella, pues bastante trabajo nos cuesta salvaguardar nuestra identidad como para, además, encontrar energía para ocuparnos de otra cosa, son palabras de Baudrillard, que muy podría haberlas dicho Truman en un pensamiento postmoderno, como un pensamiento abierto, donde todo es válido (G. Vattimo). Siguiendo a Baudrillard: “la desaparición del espacio privado es contemporánea a la del espacio publico. Ni este ya no es un espectáculo, ni aquel es ya un secreto. La distinción entre un interior y un exterior, que describía acertadamente la escena doméstica de los objetos y la de un espacio simbólico del sujeto, se ha borrado en una doble obscenidad: la actividad más íntima de nuestra vida se convierte en un pasto habitual de los media (televisión),...una sensación de desamparo existencial, fruto de un mundo de simulacros, de esa artificialidad apocalíptica”. No podría ser más acertado si describiese la situación de Truman; su vida hasta la más íntima situación es un espectáculo público, consumido por un espectador ávido por vivir una vida que no es la suya.

La ciudad sobrepasa las formas arquitectónicas para convertirse en un componente con significación sociológica, en tanto espacio vivido, emerge como espacio social. La ciudad supone un cambio cualitativo en las formas de convivencia adoptadas por la especie humana, gracias a la implosión urbana, y cuanto tal, implosión sociocultural (Mumford). La vida de Truman transcurre en una ciudad, deliberadamente construida, con casas iguales, vecinos ejemplares, un hábitat ideal, para que se produzca el fenómeno del arraigo –mecanismos de anclaje, en término de Giddens - (en las tres dimensiones interdependientes que predica Del Acebo Ibáñez: arraigo espacial, arraigo social y arraigo cultural). Es de naturaleza humana la necesidad de estructuras comunitarias, de búsqueda de desarrollo a través de estructuras ráigales, de ser re-conocidos por los demás y por sí mismo. En Truman, este fenómeno (aunque artificial) esta presente desde su infancia, hasta que el sentimiento de arraigo se va desdibujando junto a la búsqueda para encontrarse a sí mismo.

El interaccionismo simbólico estudia las relaciones entre el yo y la sociedad como proceso de comunicaciones simbólicas entre los distintos actores sociales; planteado por George H. Mead quien sostiene que el sujeto, a través de una “conversación interior” con su propio yo, puede reconocer empáticamente, la respuesta de los otros actores, imaginándose dentro del papel de los demás. Solo asumiendo papeles de otros somos capaces de volver a nosotros mismos. A través de la socialización surge el self, el sí mismo, construcción que se va dando dinámica e históricamente. Goffman, desarrolla el concepto de self: la presentación del self es “representación” en la interacción. Paradójicamente para este análisis, Goffman hace una analogía con el teatro o la dramaturgia cuando habla de escenario y de representación de sí mismo; de escenario físico y de fachada personal (modos de actuar) por parte del actor social; que lleva a conceptos como “expectativas de rol” o de conducta, que serían las representaciones esperadas, y por tanto institucionalizadas. Ritzer (1998) dice que esas fachadas tienden a ser “elegidas” y no “creadas” por el actor. Truman, cuando empieza a sentirse observado, cuando las cosas no empiezan a cerrarle para él, manifiesta una conducta esperable, comenta con su amigo, trata de explicar lo que cree; más luego crea su fachada, desaparece el sinceramiento, lo “esperado” por la “audiencia”, no como un distanciamiento del rol, si no todo lo contrario, reafirma su papel en una conducta auto-defensiva.

Para tomar unos de los últimos marcos teóricos, nos referiremos a la sociología existencial. Desde esta postura que considera a la crisis como un fenómeno social e individual, omnipresente en la historia de la humanidad (y del individuo). Para estos teóricos hablan de una ambigüedad básica; hay una superficialización de las relaciones sociales: la murmuración y la verborragia reemplazan al diálogo y al silencio fecundo (diálogos truncados entre su esposa y Truman). Retomando el concepto de crisis, inferimos que el protagonista cuando tiene vivencia de la misma asume su ser- hombre y es atravesado por la angustia, que a su vez lo hace tomar la libertad encontrada sin derrumbarse en términos de Heidegger.

La alteridad es alguien al que vemos pero también él nos ve; cuando nos mira, cuando estamos en su presencia, nos transformamos en objetos (el “otro específico”, son los habitantes de la isla con los cuales Truman interactúa; pero también la teleaudiencia sin conciencia de esto).

“La mirada el otro no sólo nos transforma (en objeto) sino que imparte una “metamorfosis total” del mundo: somos mirados en el mundo que es mirado”

Conclusión

En cuanto al análisis de la película, podemos observar que The Truman Show es el programa más elegido por la sociedad Norteamérica, por lo tanto no deja de ser un producto comercial, donde los propios actores son subordinados al poder del director del reality, donde abundan las publicidades en pos del beneficio empresarial.

Este show es una crítica de la sociedad de masas y del papel que en ella juegan los mass media. Aquí se construye una historia en donde un hombre, Truman Burbank protagoniza sin saberlo la serie televisiva más exitosa de la historia, dentro de una isla- decorado donde todos menos él son actores.

El film lleva a su grado máximo el fenómeno de realidad- simulacro que se vive en la posmodernidad. Esta serie que refleja la película, ofrece una vida aparentemente normal, alejada de los efectos especiales y de los reality shows, una vida con la quien el público pueda identificarse. El creador del programa le satisface su demanda.

La manipulación, la dominación diagramada hacia Truman es total, involucrando todos los aspectos psico -socio -culturales posibles.

Si bien el mundo de este sujeto es una farsa, el propio Truman es una realidad. A lo que nos referimos es que al haber vivido toda su existencia en ese sitio, él es real junto su circunstancia y desde su óptica.

Un hombre manejado desde el control televisivo, donde todo le parecía muy normal porque se había acostumbrado a ello, hasta que habla con Sylvia quien actúa como disparador para que el protagonista tenga su insight por excelencia, comienza a recapacitar sobre su realidad vital y su accionar.

Burbank es prisionero de una vida de apariencias, y los seguidores de la serie que lo observan pertenecen a la verdadera realidad. Aunque los límites se desdibujan para las diferentes realidades.

Cansado de todo lo que allí estaba vivenciando y ocurriendo decidió ir en busca de lo que él consideraba su realización personal. Dirigirse a Fiji en busca de su verdadero amor. Es en esta acción donde advierte la certidumbre de su sospecha: todo era un montaje. Cuando se topa con el límite del estudio, lo que sería el límite de su mundo real/ideal, y tiene por primera vez un diálogo con su creador, hace frente a esta realidad y decide hacerse cargo de la libertad conquistada.

Como grupo coincidimos en la vulnerabilidad que se hace a los valores morales y a la ética. Comenzando con el director Christof, que con fines totalmente egoístas y personales maneja una vida como si fuese un juguete; parecería que desconoce el respeto por la vida ajena, la prudencia (cuando expone a Truman su vida por una tormenta), apela a la mentira y al engaño. Los espectadores mismos resultan ser sus cómplices, les importa más el espectáculo que la vida de su protagonista.

En esta sociedad informacional, con el fácil acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, donde acercamos las distancias y alejamos las proximidades; creemos que es una parodia a la televisión, a la manipulación comercial, al voyeurismo propio de los tiempos, donde todos queremos meternos en la intimidad del otro.

Debería servirnos para analizar un poco la vida de cada uno de nosotros, preguntarnos si somos realmente libres o vivimos atrapados en cárceles psíquicas, como la de la metáfora de Platón, donde nadie se atrevía a salir de la caverna pensando que afuera estaba el peligro, impidiendo de esa manera tomar decisiones liberadoras en nuestras vidas, superando barreras como la que supero Truman con la fobia al agua (inculcada desde chico para poder manipularlo) Y finalmente que deberíamos guiarnos por la intuición, que es la que liberó a Truman.