Leer Ensayo Completo Caza Y Pesca En Bolivia

Caza Y Pesca En Bolivia

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.945.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Sandra75 10 mayo 2011

Palabras: 2334 | Páginas: 10

...

zorros, bisontes y ardillas, etc.

• Caza Marítima, persigue presas que viven mas en el agua que en la tierra, donde se caza principalmente a: focas, morsas, lobos de mar; e infinidad de aves marinas, estos animales depositan abono orgánico rico en nitrógeno y fosfatos n las costas.

Importancia:

La primera y principal utilidad de la caza estriba en el aprovechamiento de la piel. Por lo general toda piel tiene aplicación en diversos menesteres. Pero hay animales cuya piel es muy buscada y apreciada por la razón de su fininura y la particularidad y belleza de su pelambre. Tales son, por ejemplo, la gamuza, la viscacha, el castor, el armiño, la marta, el visón, el zorro azul.

Cálculos estimados de la FAO(órgano de las Naciones Unidas especializado en alimentos) atribuyen a la carne consumida como producto de la caza una cantidad estimada en peso de los cueros igualmente obtenidos asciende a mucho mas.

Desde el punto de vista científico se estudia la fauna terrestre y marítima, con el fin de analizar su vida y aprender de ella para beneficio de la humanidad y de su misma espacie.

Pero además de ello, la caza desde el punto de vista económico solo busca el aprovechamiento de los animales y peces, especialmente para satisfacer las necesidades de alimentación, vestido y desde luego para el desarrollo comercial.

La caza en Bolivia:

No obstante de existir en nuestros bosques y en nuestros campos variedades de animales útiles, la caza constituye una actividad intensa, ni ocupa un personal íntegramente dedicado a ella. Por lo general son gentes vivientes en el campo las que salen de cacería, cuando les dan tiempo a sus ocupaciones habituales, y como no cuentan con mayores recursos, e el rendimiento de ocupaciones habituales, y como no cuentan con mayores recursos, el rendimiento de sus excursiones no les proporciona un margen apreciable de ganancias.

Hace algunos años la industria peletera argentina requirió con insistencia, ofreciendo excelentes precios, las pieles de los saurios llamados caimanes, que infestan los ríos y las lagunas de las regiones nororientales. Grandes grupos de gentes se dedicaron a esta cacería, pero el auge de lo buenos precios no duro mucho tiempo, y al presente tal cacería ha declinado casi del todo.

En la actualidad las especias animales mas buscadas por los cazadores son aquellas de las que puede aprovecharse el cuero para la industria peletera.

Nuestro país posee animales de piel muy fina, que sigue cotizándose a buen precio. Tales son la chinchilla, el jaguar, el gato montes, el carpincho (capiguara), la londra. Un 85 % de las pieles obtenidas son exportadas a países vecinos, principalmente Argentina.

Varias disposiciones legales de la nación prohíben la caza de animales como la chinquilla y la vizcacha. Pero esta disposición es continuamente violada, y la cacería continúa como antes. Por esta razón se ha notado en estos últimos tiempos una disminución de aquellas especies y hasta es posible que lleguen a extinguirse. Tal ocurre con el caiman. La persecución indiscriminada del gato montes ha determinado la proliferación de al rata negra silvestre, de que aquel se alimenta, y su consecuencia es la invasión del voraz roedor de las sementeras y silos y su nefasta penetración en las ciudades y pueblos.

La caza se realizada especialmente en las regiones de los valles y los llanos orientales, enfoca escala en el altiplano

• En los llanos orientales se explotan animales como: charatas, loros, monos, jaguares, antas y jabalíes, los caimanes que tiene demanda en el mercado internacional, cuya pieles surtidas son comerciales

• En el altiplano la cordillera real se cazan cóndores, guallatas, gaviotas, gallinazos, solamente por diversión.

• En los márgenes de los ríos del altiplano y los lagos Poopo y Titicaca se cazan platos, chokas, flamencos y gaviotas, para fines alimenticios a la población pero no con fines comerciales.

En el altiplano se explotan diferentes animales como: vicuñas para aprovechar su vellón que la convertirán e su tan apreciada lana de vicuña la que es sumamente fina y por consiguiente su elevado precio también se curte su cuero con el fin de fabricar colchas.

La caza, ha sido y es una actividad abundante, que perjudica al medio ambiente porque afecta a las redes tróficas al poner en peligro de extinción a las diversas especies de animales salvajes (rinocerontes, elefantes, tigres, monos, cocodrilos, castores, nutrias, focas, osos blancos, osos grises, morsas, parabas, águilas, tucanes, etc.). Por eso la caza debe ser controlada y reglamentada por los países, en vez de fomentada. Así, en la biodiversidad existente en nuestro país se tiene estimada una gran variedad de especies de fauna silvestre.

La fauna silvestre boliviana tampoco ha quedado exenta de la intervención del hombre.

2. La pesca:

La pesca es el arte de capturar peces y otras especies acuáticas de océanos, mares, ríos, lagos, lagunas y pantanos, principalmente para el consumo humano, usando para ello diferentes herramientas (redes, anzuelos, arpones, etc.). Actualmente se han industrializado a nivel mundial los sistemas de pescas.

Esta actividad se divide en dos grandes grupos: uno sería que se practica en aguas continentales (ríos lagos, lagunas y pantanos) y otro el que se desarrolla en aguas marinas.

En el mundo actual la pesca significa importante fuente alimenticia, que no representa un aniquilamiento de las energías nacionales o las riquezas naturales de u territorio como sucede con la caza.

Ha sido poco después o quizás al mismo tiempo que la caza, una de las ocupaciones primeras del hombre, destinada a la consecución de alimento. Sabemos que ya a fines del paleolítico se pescaba con arpones y aun con anzuelos. Con el transcurso del tiempo, el hombre primitivo llego a utilizar solo la carne, sino también los huesos menudos que, aguzados, servían también para puntas de flechas y para agujas.

Mas tarde vino la pesca en grande y, finalmente, su transformación en una actividad general compleja y amplia, con mucho superior a la de la caza. En la actualidad ocupa directa o indirectamente, a un 5 % de la población del mundo.

Al igual que en la caza, en la pesca se distingue una de manutención y otra comercial. Hay todavía pueblos cuya dieta sustancial consiste en el consumo de pescado, que se procuran en ellos mismos, bien en faenas individuales o bien en colectivas, a estos se refiérela pesca de manutención. La comercial difiere de esta en los procedimientos empleados para realizar el trabajo, en la intensidad de su desarrollo, en sus especies capturadas y el destino que se les da.

Existe otra división que reconocen los tratadistas de la materia: La pesca fluvial y la marítima, según sea hecha en los ríos o en los mares. En a segunda se distingue también, la de aguas litorales y de alta mar.

En general la pesca esta condicionada a factores geográficos, climáticos y los que la ciencia moderna llama oceanográficos. Ellos determinan la ubicaron de los peces, magnitud de sus agrupaciones y desenvolvimiento de las actividades pesqueras.

La pesca en Bolivia:

Esta es menos importante aun que la caza y significa menos en la economía nacional. Se reduce a rutinarias actividades en algunos de los lagos y ríos del territorio. La principal se desarrolla en el lago Titicaca y la practican por lo general los indígenas que viven en sus orillas. Para ello tienen pequeñas embarcaciones, hechas de paja de totora. En la región fluvial de la cuenca amazónica, o sea en los ríos que corren hacia el norte a engrosar en el rio Madera, la pesca es actividad de la que se ocupan moradores de las riberas solo con carácter secundario. Utilizan anzuelos, “liñadas” y pequeñas redes llamadas tarrafas.

No obstante de hallarse en aquellos ríos muchas especies de peces de exquisito sabor, la pesca no da ni podría dar grandes utilidades, por la falta de medios de comunicación, rápidos y directos, hacia los centros de consumo, y la inexistencia de frigoríficos para evitar la descomposición el pescado.

Debido a esta circunstancia tampoco es actividad que influye a la economía de Bolivia.

Los recursos piscícolas que dispone Bolivia son poco explotados. Por este motivo, la producción pesquera nacional es insignificante si se la compara con la producción mundial.

Datos relativos a la pesca

Estructura del sector pesquero

• Generalidades del Sector Pesquero

Bolivia cuenta con importantes recursos hídricos superficiales en las que habitan una gran diversidad de especies piscícolas (más de 400 especies).

Los recursos pesqueros de Bolivia son susceptibles al impacto humano directo sobre los stocks y su relación con la conservación y la gestión sostenible. SUBSECTOR PESCA CONTINENTAL

• Cuenca amazónica

La cuenca amazónica en Bolivia tiene aproximadamente 145 ríos notables, 37 lagos grandes y 202 lagunas permanentes; además de una inmensa área inundable, entre los meses de febrero y agosto. En esta cuenca se estima el tamaño del recurso pesquero accesible a unas 9,000 TM/año, aunque el tamaño del recurso pesquero potencial es mucho más alto. Los peces migratorios son capturados en el canal del río principalmente durante sus migraciones en la temporada seca.

• Cuenca del Plata

La cuenca Plata en Bolivia comprende tres ríos principales, los ríos Pilcomayo y Bermejo corresponden a la parte superior de esta cuenca de los cuales el río Pilcomayo es el más importante.

En la cuenca del río de La Plata están registradas más de 320 especies de peces, mientras que recientes estudios identifican 44 especies en todas las aguas (ríos, lagunas y embalses) del departamento de Tarija. De estas especies, la más importantes para la pesca artesanal y de subsistencia es el sábalo (Prochilodus lineatus).

Las artes de pesca en uso en la cuenca del plata son principalmente la red tijera, la red chinchorro playera, la red pollera o atarraya y las trampas.

• Cuenca del Altiplano

La cuenca hidrográfica endorreica consiste de los dos lagos grandes del altiplano, el Lago Titicaca y Lago Poopó, así como muchos lagos altoandinos pequeños y los ríos que los alimentan. Sin embargo, en el lago Titicaca (compartido por Perú y Bolivia) la pesca continua sin control, con un rendimiento sostenido de la especie introducida pejerrey (Odonthestes bonariensis), carache (Orestias agassii) e ispi (O. spp.), En 1992, el lago se secó y termino la pesca. La desaparición de la actividad pesquera en el lago Poopó ha tenido fuertes efectos socioeconómicos sobre las 4.000 personas que dependían directamente de dicha actividad.

Las artes de pesca en uso en el Altiplano son solamente de dos tipos, la red de enmalle (para la pesca de especies de fondo como el ispi, carache y mauri) y la red de arrastre construidas con tres diferentes mallas muy livianas. Se estima que los recursos piscícolas de la cuenca del Amazonas suman cerca de 120 000 toneladas y los de la cuenca lacustre 5000 toneladas. Esto da un total estimado de 150000 toneladas de recursos pesqueros existentes en nuestro país.

Utilización del Pescado

La mayor parte de la producción esta orientada al consumo humano en fresco, una pequeña proporción es deshidratada para el consumo humano y otra, aún más escasa, para la producción piensos. El mercado nacional es complementariamente abastecido por las importaciones de productos pesqueros (pescado fresco, congelado, seco, salado o ahumado, crustáceos, moluscos, harinas y aceites). En el año 2000 Bolivia importó 10 874 t de pescado y productos pesqueros. 4.000.

Función Económica de la Pesca en la Economía Nacional

Para el año 2003 el valor del PIB de los subsectores pesca y acuicultura, alcanza a $us 7.510.815, representando el 10% del PIB del sector silvicultura, caza y pesca. El valor del PIB del subsector pesca continental alcanza los $us 6.977.547 (92,9 %), mientras que el subsector acuicultura alcanzo los $us 533.268 (7,1%).

Comercio

La comercialización de la producción pesquera esta orientada al mercado nacional, las exportaciones son insignificantes con relación a las importaciones de productos pesqueros, que contribuyen a abastecer la demanda nacional. Estas mujeres trabajan en pequeños puestos de venta de pescado, principalmente, en los mercados de los centros urbanos.

La pesca recreativa es aún muy insipiente, con algunas iniciativas puntuales en los Departamentos de Beni, Santa Cruz y La Paz, donde se ofrecen servicios turísticos asociados a la caza y pesca en lagunas y ríos. Se puede esperar que esta actividad incremente en el futuro.