Leer Ensayo Completo Conceptos De Normas De Seguridad E Higiene

Conceptos De Normas De Seguridad E Higiene

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.115.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: poland6525 26 marzo 2011

Palabras: 5314 | Páginas: 22

...

s que permiten localizar y evaluar los riesgos y establecer las medidas para prevenir los accidentes.

Otra definición de seguridad industrial es la siguiente: Se compone de los sistemas, procedimientos y condiciones seguras que implantan en la empresa en el área de trabajo, con el objeto de velar por la tranquilidad del trabajador.

La seguridad en el trabajo lato sensu o seguridad industrial, viene a ser el conjunto de medidas destinadas a prevenir tanto los accidentes laborales, como evitar las enfermedades profesionales o bien el conjunto de métodos que tratan de poner al trabajador a cubierto de los peligros y daños que la ejecución de su labor puede ocasionarle.[1]

Aparece como una ciencia que agrupa diversas medidas técnicas y científicas para estudiar las causas que producen los accidentes de trabajo, teniendo como fin este estudio el adoptar las medidas necesarias para evitarlos.

La seguridad industrial no pretende reparar siniestros o incapacidades que en sus tareas pueda sufrir el trabajador, sino la adopción de medidas precautorias con anterioridad a dicha reparación.

Entre los factores que intervienen en la producción de un accidente debemos señalar las causas inmediatas y las indirectas, a su vez las primeras pueden agruparse en condiciones inseguras y actos inseguros.

2. CONDICIONES INSEGURAS.

Estas condiciones son las causas que se derivan del medio en que los trabajadores realizan sus labores (ambiente de trabajo), y se refieren al grado de inseguridad que pueden tener los locales, la maquinaria, los equipos y los puntos de operación.

Las condiciones inseguras más frecuentes son:

A. Estructuras o instalaciones de los edificios y locales deterioradas o impropiamente diseñadas, construidas e instaladas.

B. Falta de medidas de prevención y protección contra incendios.

C. Instalación en la maquinaria o equipo impropiamente diseñadas, construidas, armadas o en mal estado de mantenimiento.

D. Protección inadecuada, deficiente o inexistente en la maquinaria, en el equipo o en las instalaciones eléctricas.

E. Herramientas manuales, eléctricas, neumáticas y portátiles defectuosas o inadecuadas.

F. Equipo de protección personal defectuoso, inadecuado o faltante.

G. Falta de orden y limpieza.

H. Avisos o señales de seguridad e higiene insuficientes o faltantes.

3. ACTOS INSEGUROS.

Los actos inseguros son las causas que dependen de las acciones del propio trabajador y que pueden dar como resultado un accidente.

Los actos inseguros más frecuentes que los trabajadores realizan en el desempeño de sus labores son:

A. Llevar a cabo operaciones sin previo adiestramiento.

B. Operar equipos sin autorización.

C. Ejecutar el trabajo a velocidad no indicada.

D. Bloquear o quitar dispositivos de seguridad.

E. Limpiar, engrasar o reparar la maquinaria cuando se encuentre en movimiento.

F. Trabajar en maquinaria parada sin que haya aviso de que se encuentre energizada.

G. Trabajar en líneas o equipo eléctrico energizado.

H. Viajar sin autorización en vehículos o mecanismos.

I. Transitar por áreas peligrosas.

J. Sobrecargar plataformas, carros, etc.

K. Usar herramientas inadecuadas.

L. Trabajar sin protección en lugares peligrosos.

M. No usar el equipo de protección indicado.

N. Hacer bromas en el sitio de trabajo.

Los factores principales que pueden dar lugar a un acto inseguro son:

1. La falta de capacitación y adiestramiento para el puesto de trabajo, el desconocimiento de las medidas preventivas de accidentes laborales y la carencia de hábitos de seguridad en el trabajo.

2. Características personales: la confianza excesiva, la actitud de incumplimiento a normas y procedimientos de trabajo establecidas como seguros, los atavismos y creencias erróneas acerca de los accidentes, la irresponsabilidad, la fatiga y la disminución, por cualquier motivo de la habilidad para el trabajo.

4. SEGURIDAD Y EXPERIENCIA.

En este sentido, la mayoría de las investigaciones demuestran que hay una disminución en la incidencia de accidentes a medida que aumenta la edad de los trabajadores, sus años de servicio en el lugar y los que llevan de trabajar en el oficio, llegando a la conclusión de que a mayor tiempo de servicio los individuos y los grupos adquieren mayor experiencia, lo que a su vez, les permite desarrollar una serie de técnicas y métodos para prevenirse de posibles percances en las tareas cotidianas, además, esa experiencia le permite imprimir un menor esfuerzo en su actividad, por lo que el desgaste físico es mínimo y la posibilidad de incurrir en accidentes es poco probable en comparación con los trabajadores de reciente ingreso.

Diversos estudios han puesto de relieve el hecho de que la habilidad en la previsión de accidentes aumenta con la edad, categoría de la empresa y tiempo de servicios en la misma, este hallazgo ha sido interpretado de varias maneras. Se ha sugerido por ejemplo, que a trabajadores mas jóvenes no se les asignen las tareas mas peligrosas, al no tener responsabilidades familiares tienen menos en cuenta las posibles consecuencias de un accidente de trabajo, por lo que los de reciente ingreso al centro de trabajo están menos familiarizados en los riesgos a que están expuestos; sus esfuerzos de adaptación al trabajo se concentran principalmente en lograr los topes de producción, lo que les da prioridad absoluta, pero lo mas importante es que ninguna de estas interpretaciones sea suficiente para interpretarse por si sola, ya que en la práctica la situación es muy diferente dependiendo del tipo de trabajo que se realiza.

5. FAMILIARIDAD CON EL TRABAJO Y SEGURIDAD.

Aquí encaja perfectamente el antiguo dicho de que “en la confianza está el peligro”, pues se ajusta de manera exacta al caso, y de lo que conllevan los riesgos de trabajo. Sin embargo, es de suma importancia no confundir la familiaridad con la experiencia.

A medida que el hombre esté desarrollando y utilizando sus habilidades y aptitudes, se sentirá mas identificado con su actividad, por lo que tenderá a desempeñarla con mayor eficiencia, en cambio, si el individuo se considera no apto para desempeñarla se sentirá angustiado e incidirá en actos inseguros.

Por ello, es conveniente que se puedan identificar las aptitudes y habilidades que debe poseer cada uno de los trabajadores, para estar en posibilidades de hacer la elección del individuo idóneo al puesto y así evitar y prevenir los accidentes.

6. CONFLICTOS ENTRE PRODUCCION Y SEGURIDAD.

Cuando se plantea un conflicto entre imperativo de producción y seguridad, la dirección o los trabajadores suprimen a veces ciertas prácticas de seguridad y corren el riesgo de sufrir un accidente o agotamiento por aumentar la productividad, la incidencia de accidentes en las tareas principales demuestra plenamente que van acompañados con la experiencia de los trabajadores y que dichas tareas son, aquellas que contribuyen directamente a la producción, y es menor que las tareas secundarias, como las que proceden o siguen tareas principales, pero necesariamente vinculadas a ellas.

En este aspecto las actividades realizadas se dirigirán a armonizar la relación que establece el trabajador con la maquinaria que utiliza en sus labores rutinarias; esto es con el fin de asegurar que la instrumentación y controles sean seguros y fáciles de operar, para evitar accidentes que puedan ser causados por ellos, y a la vez no afectar la producción, y no tener ninguna merma económica ni el patrón ni el trabajador, factor importante este último en la producción laboral.

7. ACTITUD Y SEGURIDAD.

La palabra actitud se presta a dos interpretaciones diferentes en el tema que nos ocupa.

La primera interpretación es a nivel de realización de trabajo, y abarca todo el complejo de la redacción del trabajador a su tarea y a su medio ambiente. Este complejo forma la base psicológica de su estrategia en el trabajo y regula su comportamiento, por lo que la actitud adoptada frente a la seguridad, es el resultado de las fuerzas complejas y contradictorias y puede, no marcar un nivel positivo y negativo, pudiendo variar según el individuo y la situación. A lo largo de cierto periodo este nivel es relativamente estable, y algunos estudios atestiguan el efecto poco duradero de las exhortaciones de inspectores de la seguridad y la higiene en los centros de trabajo, así pues, la labor de la seguridad debe tratar de ejercer efectos mas profundos a la luz del conocimiento psicológico, por ejemplo, las medidas de seguridad impuestas por el patrón son observadas como coartamientos y producen una acción negativa, en cambio si dichas medidas se adoptan tras las consultas del patrón con los trabajadores, la actitud de estos, será mas positiva.

Una segunda interpretación se refiere a la actitud de los trabajadores frente a la seguridad, subrayando la dinámica psicológica, y afirma que factores tales como, tensión emocional, fatiga, conflictos psicológicos por resolver, etc., pueden tener una influencia negativa sobre la seguridad. Estos factores pueden haber intervenido incluso en accidentes, en los que el sujeto no ha cometido ningún acto peligroso y parece ser víctima pasiva del destino.

La actitud dentro de los accidentes de trabajo juega un papel muy relevante, ya que muchas veces aun cuando las condiciones sean optimas y se tenga el entrenamiento adecuado para operar el equipo, si la actitud es insegura, irresponsable, de poca colaboración o machista ante las normas de seguridad, se pueden provocar accidentes.

Según la definición de actitud normalmente admitida, es la siguiente: La actitud del sujeto es el estado que lo dispone a actuar favorable o desfavorablemente ante un objeto cognoscitivo. Las actitudes pueden diferenciarse de otras predisposiciones (tendencias o hábitos), y de otros estados que actúan como motivaciones, emociones o necesidades fisiológicas, de acuerdo con el siguiente criterio: son aprendidas, son relativamente estables, implican relaciones entre sujeto y objeto, pueden comprender una o varias cosas y tienen propiedades motivadoras afectivas.

La autovaloración que tiene la persona, favorece una serie de actitudes, entre ellas está la aceptación de medidas de seguridad, dirigidas a preservar en buen estado la salud física; sin embargo, los individuos con una pobre valoración de si mismos, son víctimas de sentimientos de inferioridad y autodevaluacion, por lo que tendrán tendencias intrapunitivas y estarán menos inclinados a aceptar las normas de seguridad. Por ello la actitud juega un papel muy importante en los actos inseguros.

8. COMUNICACIÓN Y SEGURIDAD.

Comunicar es compartir con una o varias personas un mensaje, un conocimiento, una información, los sentidos son los vehículos más importantes para establecer la comunicación.

El trabajador debe encontrar en el mensaje de seguridad e higiene que se le comunique la satisfacción a una necesidad concreta. Si el mensaje no lo logra, difícilmente se conseguirá convencerlo y, en consecuencia su participación será nula.

La seguridad de un sistema depende, hasta cierto punto de la calidad de las vías de comunicación que existe entre diversos componentes. En la industria la forma de comunicación dentro del sistema, suele consistir en una clave previamente establecida, no obstante, con frecuencia encontramos que una expresión o modo de comunicación informal tiene prioridad sobre una clave formal; por ejemplo, cuando un trabajador se enfrenta a dos informaciones contrarias, una de las cuales le llega a través del canal normal, y la otra le ha sido transmitida informalmente por un amigo, puede inclinarse por la comunicación formal, deben ser suficientemente claros, comprensivos y definitivos, sin complejidades innecesarias con el fin de asegurarse de que no sean gradualmente sustituídos por señales informales.

Otros aspectos del problema de las comunicaciones son las de información abreviada y la información superdetallada, los trabajadores pueden usar formas abreviadas de comunicación lo cual puede acrecentar la velocidad del tiempo en el trabajo, pero a costa de la seguridad del mismo sistema. Por otra parte, personas que trabajan con indicadores y paneles de control, pueden verse abrumadas por la cantidad y detalle de la información que se les ofrece, con el consiguiente resultado de reacciones más lentas o menos precisas.

Uno de los medios que más pueden facilitar la comunicación entre los trabajadores, son precisamente los medios audiovisuales, son materiales que presentan la información mediante imágenes y sonidos, simultánea o separadamente, ofrecen la idea y el proceso de un tema en forma lógica y completa.

Otro de los materiales que se pueden utilizar para una mejor comunicación acerca de la seguridad e higiene, son las películas o videotapes, ya que estos permiten reflejar situaciones de la vida real, y ello es para motivar o sensibilizar a los trabajadores en el uso de medidas de seguridad y en como evitar condiciones y actos inseguros.

Una forma de comunicación es el cartel, mediante él, se da constantemente un mensaje, lo que permitirá que el trabajador lo capte y lo recuerde con facilidad. Un mensaje positivo es siempre bien recibido y recordado, en cambio, un mensaje negativo puede producir rechazo o angustia en el observador.

9. HIGIENE INDUSTRIAL.

Para comenzar a tratar el presente subtema, daremos una definición de lo que es la higiene en general y la higiene industrial:

Higiene es la disciplina que estudia y determina las medidas para conservar y mejorar la salud, así como para prevenir las enfermedades[2] y su propósito es el de reconocer, evaluar y controlar aquellos factores que se generan en el lugar de trabajo y que pueden ocasionar alteraciones en la salud.

HIGIENE INDUSTRIAL es la parte de la higiene general que busca conservar y mejorar la salud, de los trabajadores en relación con la labor que realizan.[3]

La higiene en el trabajo abarca:

A. El ambiente laboral, es decir, las condiciones del lugar donde se trabaja.

B. El trabajador, o sea la relación con el medio y los hábitos personales.

Para aplicar los principios de la higiene en el trabajo, se deben reconocer los agentes contaminantes (humos, gases, etc.) que resulten del proceso de trabajo y de las condiciones del ambiente en que se desenvuelven los trabajadores, por ello es recomendable se estudien las características del lugar o ambiente donde se prestan los servicios.

10. HIGIENE PERSONAL.

La higiene personal es la piedra angular de la buena salud de todo ser humano, por lo que es necesario que todas las personas que realizan un trabajo, observen una buena higiene para poder desarrollar mejor su trabajo.

Ahora daremos una definición de lo que es la higiene personal: es el arte de saber conservar y preservar la salud, es saber como luchar contra las influencias nocivas del medio exterior, y como evitar los abusos y excesos. Es el saber vivir, y a veces, un arte de vivir con la pretensión de desarrollar un espíritu sano en cuerpo sano.

Los trabajadores que entran en contacto con la planta productiva en el desempeño de sus labores, deberán haberse practicado un exámen médico antes de asignarles una actividad, el exámen médico deberá efectuarse en otras ocasiones en que este indicado por razones clínicas o epidemiológicas y con cierta periodicidad dependiendo de los resultados que arrojen, para garantizar la salud del trabajador.

Otro aspecto que se debe cuidar en los centros de trabajo y sobre todo tenerlo a la mano, es el botiquín de primeros auxilios para atender cualquier emergencia que se presente en dichos centros, además tener previstos, información y mecanismos para el traslado urgente de lesionados a un centro de salud.

Se deben tomar las medidas necesarias para que no se permita a ningún trabajador que se sepa, o sospeche que padece, o es vector de una enfermedad susceptible de transmitirse por los productos que se elaboran, o este aquejada de heridas o infecciones cutáneas, llagas o diarreas, trabajar bajo ningún concepto en ninguna área de manipulación de materia prima o productos en los que haya riesgo de que los pueda contaminar directa o indirectamente, todo trabajador que se encuentre en esa situación deberá comunicarlo inmediatamente al patrón, o bien al medico de la empresa, para tomar las medidas pertinentes y no perjudicarse en su salud, y mucho menos perjudicar a sus compañeros de trabajo, lo cual vendría en detrimento de la economía tanto individual como colectiva.

11. HIGIENE CORPORAL.

Existen trabajos tan sucios que requieren el baño diario al termino de cada jornada laboral, como ejemplo de ello tenemos el caso de los mineros, carboneros, mecánicos, etc., también se hace necesario el baño diario cuando existe un riesgo de contaminación por polvos o sustancias tóxicas. Es necesario el lavado de manos frecuentemente al menos antes de las comidas, luego de ir al baño y al termino de la jornada de trabajo.

Las manos y antebrazos están expuestas a una multitud de sustancias o materiales tóxicos, irritantes o alérgicos que en un momento dado pueden producir enfermedades, lo cual puede prevenirse con una adecuada higiene en las manos.

Por otra parte, tenemos que el equipo de protección personal es un conjunto de aparatos y accesorios fabricados especialmente para ser usados en diversas partes del cuerpo, con el fin de impedir las lesiones y enfermedades causadas por los agentes a los que están expuestos los trabajadores. Es imposible que el equipo de protección personal de una seguridad total al trabajador, por lo que habrá de tomar en cuenta los riesgos que no pueden ser evitados mediante su uso, y ver la mejor forma de prevenirlos.

El Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente en el Trabajo, establece que los patrones tienen la obligación de dar el equipo de protección personal necesario para prevenir los daños a la integridad física, a la salud y a la vida de los trabajadores, y estos deben usarlos invariablemente en los casos que se requiera.

El equipo de protección personal más usado, es el siguiente:

A. Protección de la cabeza.

➢ Casco de seguridad de diseño y características con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas.

➢ Gorras, cofias, redes, turbantes o cualquier otro medio de protección equivalente, bien ajustado y de material de fácil aseo.

B. Protección de los oídos.

➢ Conchas acústicas, tapones o cualquier otro equipo de protección contra el ruido que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas.

C. Protección de la cara y los ojos.

➢ Caretas, pantalla o cualquier otro equipo de protección contra radiaciones luminosas mas intensas de lo normal, infrarrojas y ultravioletas, así como contra cualquier agente mecánico, químico o biológico, que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas.

➢ Anteojos, gafas, lentes, visores o cualquier otro equipo de protección de los ojos que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas.

D. Protección de las vías respiratorias.

➢ Mascarillas individuales de diversos tipos y usos o equipos de protección respiratoria con abastecimiento propio de oxígeno, que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas.

E. Protección del cuerpo y de los miembros.

➢ Guantes, guantaletas, mitones, mangas o cualquier otro equipo semejante, construído y diseñado de tal manera que permita los movimientos de las manos y dedos que pueda quitarse fácil y rápidamente.

➢ Polainas diseñadas y construidas con materiales, de acuerdo con el tipo de riesgo y que puedan quitarse rápidamente en caso de emergencia.

➢ Calzado de seguridad que cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas.

➢ Mandiles y delantales, diseñados y construidos con materiales adecuados al trabajo y tipo de riesgo que se trate.

➢ Cinturones de seguridad, caretas, salvavidas o equipos de prevención semejantes, que cumplan con las Normas Oficiales Mexicanas.

12. HIGIENE DE ALIMENTOS Y BEBIDAS.

El régimen alimenticio debe ser cuantitativamente suficiente adaptado al gusto calórico necesario para el trabajo, equilibrado desde el punto de vista de sus contribuyentes. La comida debe tomarse a horas regulares y el desayuno debe ser abundante como para que la jornada comience en buenas condiciones.

Una higiene alimenticia deficiente que provoque al organismo trastornos, podrá perturbar los fenómenos de desintoxicación de disminuir la resistencia del trabajador. Debe estar prohibido a los trabajadores tomas sus comidas en los lugares de trabajo, sobre todo si estos son antihigiénicos o existe el riesgo de contaminación; el tiempo destinado a tomar alimentos debe ser suficiente, los alimentos deben conservarse en un lugar en el que no puedan ser contaminados por sustancias tóxicas. La bebida más higiénica es el agua purificada, el abuso de bebidas gaseosas puede provocar trastornos gástricos. Cuando el trabajo provoca una abundante sudoracion, en atmósfera caliente y húmeda y en las regiones cálidas, debe estar asegurado un aporte suficiente de agua.

La dieta del trabajador industrial tiende a ser deficiente, tanto en el aspecto cuantitativo como el cualitativo, ya que en la mayoría de los casos solo llega a satisfacer su hambre, pero no reúne los requerimientos calóricos y proteínicos necesarios para que puedan reproducir su fuerza de trabajo, esto se puede deber a los pocos ingresos que perciben así como aspectos de tipo cultural.

Esta condición de desnutrición es sumamente peligrosa para los trabajadores, toda vez que puede ocasionarles la perdida de la atención, fatiga y sueño, por lo que es alta la posibilidad de que incidan en actos inseguros.

13. INFORMACION Y FORMACION INDUSTRIALES.

Los principios de la higiene personal forman parte de la educación, pero es necesario una información para adaptarse a las exigencias de la vida profesional. No deben de ser disimulados ni exagerados los riesgos existentes, y es conveniente que las medidas de higiene propuestas, sean consecuencia lógica del modo de acción de las influencias nocivas consideradas, así como simples y razonables para poder transformarse fácilmente en buenos hábitos. Debe concederse importancia a la higiene, que por medio de la propaganda se haga en los lugares de trabajo e instalaciones sanitarias.

Uno de los principales medios para la formación de los trabajadores es precisamente la motivación. La mayoría de los investigadores de motivación están de acuerdo en que existen dos tipos de motivación, la fisiológica y la psicológica-social, la primera se relaciona con las necesidades básicas que le permiten al hombre sobrevivir, como son el hambre, la sed, el sueño, el sexo, el frío, estas son innatas y se dan invariablemente cada vez que surge la necesidad fisiológica. Por su parte, las motivaciones psicologico-sociales son aprendidas a través de la dinámica historia de los sujetos, y están subordinados al tipo de relaciones de producción en que el sujeto se encuentre, entre esta se tiene: la necesidad de seguridad económica, de afecto, de reconocimiento, de pertenencia, de buenas condiciones laborales, de autorrealizacion, etc.

Cuando el medio laboral le permite al individuo cubrir sus dos necesidades, se siente satisfecho, y como consecuencia lógica será mas suficiente, ya que estará mas identificado con su actividad; en cambio, cuando no puede cubrir sus necesidades tiende a sentirse insatisfecho e inconforme, y puede, llegar a elaborar una actividad de resignación, indiferencia y pasividad que lo induzca a no prestar atención a su salud y mucho menos a las normas de seguridad existentes en el trabajo, por lo que la posibilidad de que estos sujetos incidan en actos inseguros pueda ser mayor.

Es determinante la forma en que el sujeto afecta su medio de búsqueda de información, capacitación y adiestramiento, con el fin de lograr una mejor calificación en su medio laboral y de esta manera aspirar a mejores oportunidades de trabajo para así elevar su condición de vida, favoreciendo con ello el abatimiento de actos inseguros causantes de accidentes.

Es evidente que si el sujeto cuenta con la información adecuada para operar su medio laboral y evitar los accidentes, se considerara que ha habido aprendizaje y que el individuo se siente mas seguro en su ambiente de trabajo.

14. SALUD INDUSTRIAL

Tenemos algunas definiciones de lo que es la salud y son las que a continuación mencionamos:

A. Salud, del latín salus, salutis “estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas las funciones”.[4]

B. Salud, del latín salus, “estado en que el ser viviente animal o vegetal ejerce con normalidad todas sus funciones”.[5]

El régimen alimenticio del trabajador industrial y la necesidad de comer fuera de casa, han ocasionado una serie de enfermedades gastrointestinales que repercuten en él, en el momento de ejecutar sus tareas.

Aunado a esto, también las deficientes condiciones que se observan en las viviendas de algunos trabajadores, que viven hacinados en pequeños cuartos, que comparten con más de cinco gentes y que utilizan tanto de dormitorio como de cocina y estancia, lo que llega a provocar conflicto y agresión entre los familiares, y esto genera inquietud e intranquilidad en el trabajador que lo puede manifestar en su trabajo con la pérdida de atención, resentimiento y hasta agresión.

15. MEDIDAS EN RELACION A LA SEGURIDAD E HIGIENE.

Para comunicar a los trabajadores las medidas generales que se consideran más importantes, en los centros de trabajo se deben realizar reuniones y utilizar carteles, películas, folletos o cualquier otro medio de divulgación sobre la materia.

Además es necesario poseer los conocimientos técnicos mínimos, indispensables para tener ideas generales de los riesgos, sus causas y efectos y, las medidas para prevenirlos.

En relación al presente subtema vamos a referirnos a sus dos formas principales, las cuales son:

16. MEDIDAS PREVENTIVAS.

Preventivas, se definen como las que determinan las condiciones de salud de los trabajadores y promueven su mejoría.

Sus objetivos se logran a través de las siguientes actividades:

A. Investigando las condiciones ambientales en las que los trabajadores desarrollan sus labores.

B. Analizando los mecanismos de acción de los agentes agresores para el hombre en el trabajo.

C. Promoviendo el mantenimiento de las condiciones ambientales adecuadas, y promoviendo las medidas de seguridad e higiene que deben adoptarse.

D. Detectando las manifestaciones iniciales de las enfermedades en los trabajadores, con el fin de prevenir su avance, sus complicaciones y secuelas.

E. Administrando los medicamentos y materiales de curación necesarios para los primeros auxilios, y adiestrando al personal que los preste.

17. MEDIDAS CORRECTIVAS.

Las medidas correctivas se definen como las que sancionan el incumplimiento de los preceptos que sobre seguridad e higiene en el trabajo determina la ley.

Su aplicación va desde la imposición de una multa que nos señala el Articulo 994, Fracción V de la Ley Federal del Trabajo, la cual nos dice: De 15 a 315 veces el salario mínimo general, al patrón que no permita la inspección y vigilancia que las autoridades del Trabajo practiquen en su establecimiento; y no observe en la instalación de sus establecimientos las normas de seguridad e higiene o las medidas que fijen las leyes para prevenir los riesgos de trabajo. La multa se duplicará, si la irregularidad no es subsanada dentro del plazo que se conceda para ello, sin perjuicio de que las autoridades procedan en los términos del articulo 512-D.

Este ultimo nos habla de que en caso de que subsista la irregularidad, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, considerando la naturaleza de las modificaciones ordenadas y el grado de riesgo, podrá clausurar parcial o totalmente el centro de trabajo, hasta que se de cumplimiento a la obligación respectiva, oyendo previamente la opinión de la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene correspondiente, sin perjuicio de que la propia Secretaría adopte las medidas pertinentes para que el patrón cumpla con dicha obligación.

Cuando la Secretaría del Trabajo y Previsión Social determine la clausura parcial o total, lo notificará por escrito con tres días de anticipación a la fecha de clausura al patrón y a los representantes del Sindicato. Si los trabajadores no están sindicalizados, el aviso se notificara por escrito a los representantes de estos, ante la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

-----------------------

[1] CABANELLAS, Guillermo. Ob. Cit. Pagina 75.

[2] Secretaria del Trabajo y Previsión Social. Conceptos Básicos de Seguridad e Higiene. México 1993. Pagina 75.

[3] IBIDEM, Pagina 75.

[4] Diccionario Enciclopédico Quillet. Editorial Aristides Quillet, S. A., Tomo VII. Argentina, Pagina 623.

[5] Diccionario Enciclopédico Gran Sopena. Editorial Ramón Sopena, S. A. Tomo XV, Barcelona, España. Pagina 7709.