Leer Ensayo Completo Desarrollo Exogeno

Desarrollo Exogeno

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.861.000+ documentos

Categoría: Historia

Enviado por: Antonio 14 junio 2011

Palabras: 3244 | Páginas: 13

...

rnos con todo tipo de demostraciones y venir al final tranquilamente a

sentarse a nuestro lado, emprendiendo una actividad que mantendrán un buen rato sin

cansarse.

Los niños de 4 años quieren demostrar su poder, fuerza e independencia a sus padres.

Desarrollo psicomotor - 4 años

Es la edad de la independencia psicomotriz. Su motricidad protopática le permite correr,

saltar, bajar escaleras alternando los pies, etc., si bien necesita de amplios espacios para

demostrar sus habilidades. Es la edad del parque infantil o de los "Happy-park" actuales.

A nivel epicrítico ya tiene bien desarrollada su pinza escribana por lo que puede colorear

con lápices o ceras dibujos más pequeños si bien saliéndose del contorno. Copia un círculo

y una cruz. Dibuja la figura humana, mejor dicho "el escarabajo" ya que sus brazos y

piernas salen de la cabeza.

También dibuja flores, árboles, casas, barcos, etc., si bien tomando como elemento de

base el círculo y el cuadrado y sin dominar el espacio en el papel. Así pues comienza por

ejemplo una casa, pero su insuficiente control motor hace que trace un tejado demasiado

alto... y ya tenemos que la casa se ha convertido en una jirafa. Salva así la situación y sus

"admiradores" quedan contentos. Un perfecto "farsante" a sus cuatro años.

Su motricidad le permite vestirse, desvestirse y desabrocharse los botones.

EDUCACIÓN INFANTIL: EL NIÑO Y NIÑA DE CINCO AÑOS

A los cinco años el niño y la niña han adquirido numerosas experiencias, que les hacen

más reposados, más maduros y menos "preguntones".

Escuchan a sus padres y educadores hasta el final y responden con la más profunda

seriedad. Dialogan como una persona mayor, se paran y piensan, comentan los

acontecimientos y sacan sus conclusiones.

Son directos en la expresión de su afectividad: se sabe adonde quieren ir y lo que piensan.

Son lógicos consigo mismos y sus pensamientos concretos son más accesibles a los

demás.

A los cinco años los niños se recrean en lo habitual, lo insólito y las novedades le

desconciertan, dejando de ser aquellos niños tan curiosos de los cuatro años. Saben lo que

puede hacer y lo que está prohibido o más allá de sus posibilidades.

Desarrollo psicomotor - 5 años

A nivel de expresión motriz global los niños de 5 años son mucho más tranquilos que los

niños de 4 años. Se desprende de su cuerpo un mayor equilibrio en el gesto y en el

movimiento por lo que consiguen mantenerse dentro de espacios más reducidos sin

dificultad.

Su agilidad psicomotriz les permite ir en bicicleta y colarse por la acera entre los

transeuntes. Dominan el patinete y aprenden a patinar con patines de ruedas. Saltan con

facilidad a la pata coja y pueden saltar con los pies juntos por encima de una cuerda

sostenida a 20 cm del suelo, por lo que pueden jugar a la rayuela y a la comba.

La motricidad epicrítica está muy desarrollada a los cinco años, gracias en parte a los

trabajos que se realizan en preescolar. Al colorear apenas se salen del contorno, recortan

bien con las tijeras, sus modelos de plastilina son ya reconocibles. Dibujan la figura humana

completa con cabeza, cuerpo y extremidades. Su pinza escribana es ya correcta, por lo que

escriben su nombre y copian letras, números y palabras.

En relación al dibujo es importante conocer que a esta edad el dibujo infantil se caracteriza

por el "realismo intelectual", lo que significa que a los 5 años no copian lo real, sino que

dibujan todo lo que saben de su modelo y representan los objetos tal y como son para ellos.

EDUCACIÓN INFANTIL: EL NIÑO Y NIÑA DE SEIS AÑOS

Los seis años son para los niños y sus padres la llegada de una cara nueva, en búsqueda

de un nuevo equilibrio que poco a poco volverá a llenarse de actividad intelectual y de

calma afectiva. Pero esta nueva fase de la evolución provoca, para llegar a instalarse, una

ruptura de la adaptación anterior. A los seis años parece como si la inteligencia exigiera,

para su transformación y maduración, que la afectividad "se venga abajo". Nos

encontramos ante los bruscos cambios de humor en que los niños lo rechazan todo y

apenas quieren hacer nada, han perdido aquella feliz tranquilidad de los cinco años.

Desarrollo psicomotor - 6 años

A pesar de sus cambios comportamentales, los niños y niñas de seis años presentan

nuevas cualidades motrices. Estos avances se aprecian mejor en sus juegos y

ocupaciones: trepar a los árboles, construir castillos de arena, disfrazarse, vestir y desvestir

muñecas, etc.

Dominan de forma extraordinaria (y peligrosa) la bicicleta y los juegos de pelota. Pueden

subir y bajar las escaleras sin agarrarse. Les encantan los ejercicios de equilibrio, colgarse y

hacer mil y una piruetas con los aparatos de gimnasia, dar volteretas, hacer "el pino", etc.

Su motricidad epicrítica no es tan minuciosa como a los cinco años, así pues no tienen la

paciencia necesaria para colorear bien el interior de los contornos de los dibujos o copiar un

modelo con fidelidad. Ahora bien no es porqué exista ninguna causa neurológica

desfavorable en su desarrollo psicomotor, sino por un cambio en sus actitudes que

fácilmente provocan que estén poco atentos con lo que hace y se distraigan fácilmente.

Un niño o niña de 6 años debe poder:

@Mantenerse bien erguido-a durante diez segundos sobre una pierna, sin moverse, ni saltar,

ni balancearse, con los ojos abiertos, con la otra pierna flexionada al nivel de la rodilla,

los muslos juntos, el pie bien apoyado en el suelo y los brazos a lo largo del cuerpo.

@Recorrer una distancia de dos metros con los ojos abiertos paso a paso sobre una línea

recta, colocando los pies exactamente uno delante del otro, de modo que el talón toque

la punta del pie precedente y así sucesivamente, sin balancearse ni apartarse de la

línea (deambulación decusada).

@Recorrer una vez con cada mano y con un lapicero bien afilado el dibujo de un laberinto,

sin salirse más de dos veces de sus límites

EL DESARROLLO PSICOMOTOR SEGÚN PIAGET:

Periodo preoperativo: desarrollo del pensamiento simbólico y preconceptual (2-7 años).

Por la aparición de la función simbólica y de la interiorización de los esquemas de acción en representaciones, el niño empieza a traducir la percepción del objeto a una imagen mental. Pero la noción de cuerpo todavía está muy subordinada a la percepción.

Este periodo se divide en dos estadios:

1º Estadio: la aparición de la función simbólica.

Esta función desarrolla la capacidad de que una palabra o un objeto reemplaza lo que no está presente. La adquisición de esta capacidad permite que el niño opere sobre niveles nuevos y no solo actúe sobre las cosas que están a su alcance. Hace posible el juego simbólico, el lenguaje y la representación gráfica.

La imitación y la aparición de símbolos mentales: la imagen mental nace en la actividad sensoriomotriz y la imitación es el acto por el que se reproduce un modelo.

El uso de los símbolos mentales exige una imitación diferida en la que el niño no se limitará a copiar un modelo, sino que deberá usar un símbolo mental a partir del cual será capaz de reproducir la acción.

La reproducción correcta y total de la imitación es difícil por el carácter precategorial del pensamiento del niño.

El juego simbólico: el juego simbólico, en contraste con el ejercicio, permite al niño de este periodo representar mediante gestos diferentes formas, direcciones y acciones cada vez más complejas de su cuerpo.

Es una necesidad para recuperar su estabilidad emocional y para su ajuste a la realidad.

El lenguaje: es el tercer aspecto de la función simbólica y viene determinado por el uso de las palabras.

En el estadio sensoriomotor las palabras estaban relacionadas con las acciones y los deseos del niño. Con la aparición de la función simbólica, el niño empieza a utilizar palabras que representan cosas o acontecimientos ausentes.

El lenguaje del niño del periodo sensoriomotor estaba ligado a la acción tiempo y espacio próximo. El del periodo preoperativo permite introducir al pensamiento relaciones espacio-temporales más amplias, librándose de la pura acción inmediata. A los 3 años, el niño puede además de percibir, representar las partes de su cuerpo.

El dibujo: la primera forma del dibujo aparece entre los 2 y los 2 años y medio. Es la época del grafismo en la que el dibujo no es imitativo, sino un juego de ejercicio. El dibujo permite que el niño represente todo lo que sabe de su esquema corporal y de las relaciones espaciales.

2º Estadio: Organizaciones representativas.

Una característica importante de este periodo es el egocentrismo. Es una tendencia a centrar la atención en un solo rasgo llamativo de su razonamiento, lo que produce que no pueda proyectar las relaciones espaciales ni aceptar el punto de vista de los demás. Aparece en el lenguaje, razonamiento, juicios y explicaciones del niño, porque es esencialmente de orden intelectual y sirve para ordenar la actividad psíquica del niño.

Durante el periodo preoperatorio se desarrolla en el niño la lateralidad, que consiste en el conocimiento del lado derecho e izquierdo del cuerpo. Este conocimiento hace posible la orientación del cuerpo en el espacio.

Las nociones de derecha e izquierda no son más que el nombre de una mano o una pierna para el niño, porque no puede instrumentarlas como relaciones espaciales.

Las referencias en su orientación espacial serán las de su cuerpo: arriba-abajo, delante-detrás, derecha-izquierda. Estas relaciones las posee a nivel perceptivo (no representativo) y por eso las establece como ejes referenciales.

Evolución de los distintos aspectos del individuo que se engloban y actúan bajo el concepto psicomotricidad. En los dos primeros años de vida el niño adquiere el control y sostén de la cabeza, la sedestación y la bipedestación. En la etapa que discurre de los tres a los seis años hay una maduración motórica que se manifiesta en el dominio de la marcha, la carrera y las actividades manipulativas. A partir de los cinco años, el niño pasa el estadio global al de diferenciación y análisis de los distintos segmentos corporales. El comienzo de la escolarización supone un nuevo sometimiento a normas sociales y un contacto entre iguales. Predomina el juego simbólico frente al puramente motórico, y se va iniciando el juego reglado. (Esbeydi Sosa (México))

es el proceso de maduracion neurologica de los primeros meses de vida (en general hasta los dos años de vida). su valoracion permite detectar signos de afectacion organica del sistema nervioso central o del aparato neuromuscular. 2.-se refiere a que el niño vaya cmabiando sus conductas, conocimientos, relaciones sociales y el lenguaje haciendolos cada vez mas completos y avanzados, conforme mas edad vayan teniendo. esperando que te sirvan. atte. La colaboradora. (Claudia, de Campeche)

Desarrollo Psicomotor es el desarrollo motor grueso y fino, cognoscitivo,social, comunicativo del niño. (NHora (Colombia))

es el proceso por el cual le permite al niño relacionarse ,conocer y adaptarse al medio que lo rodea. Este proceso incluye aspecto como el lenguaje expresivo y comprensivo, coordinación viso-motora, motricidad gruesa, e quilibrio y el aspecto social-afectivo, que está relacionado con la autoestima. A traves de la manipulación de objetos y el dominio del espacio a travès de la marcha, el niño va adquiriendo experiencias sensoriomotoras que le permitirán construir conceptos, que se traducirán ideas y desarrollarán su pensamiento, su capacidad de razonar. (laura rosso ( chile))

6. Breves notas sobre el desarrollo psicomotor

La psicomotricidad tiene que ver con las implicaciones psicológicas del movimiento y de la actividad corporal en la relación entre el organismo y el medio en que se desenvuelve. En la psicomotricidad hay unos componentes madurativos, relacionados con el calendario madurativo cerebral, y unos componentes relacionales: a través de su movimiento y sus acciones el niño entra en contacto con personas y objetos con los que se relaciona de manera constructiva.

El desarrollo psicomotor parte de los movimientos incontrolados, no coordinados, que proceden a modo de sacudidas y que afectan tanto a los brazos como a las piernas del niño recién nacido y al total control de los movimientos son voluntarios. La meta implica un componente externo o práxico (la acción), pero también un componente interno o simbólico (la representación del cuerpo y sus posibilidades de acción).

El paso de las limitaciones de las primeras semanas a los logros que se dan ya en el segundo semestre del segundo año y los posteriores, se realiza ajustándose a dos grandes leyes fundamentales:

a) ley céfalo-caudal del desarrollo, según la cual se controlan antes las partes del cuerpo que están más próximas a la cabeza, extendiéndose luego el control hacia abajo.

b) ley próximo-distal se refiere al hecho de que se controlan antes las partes que están más cerca del eje corporal (línea imaginaria que divide al cuerpo de arriba abajo en dos mitades simétricas) que aquellas otras que están más alejadas de dicho eje. El control de las partes más alejadas del eje corporal (muñeca y dedos) no se consigue en la primera infancia, sino que se alcanza en los años preescolares (control de la muñeca y, en menor medida, de los dedos) y en los inmediatamente posteriores (control ya muy fino de los movimientos de los dedos).

Debemos tener en cuenta dos conceptos que implican desarrollos complementarios:

- “psico motricidad gruesa”, relacionado con la coordinación de grandes grupos musculares implicados en los mecanismos de la locomoción, el equilibrio, y el control postural global. Grandes hitos de desarrollo son: control postural de la cabeza, coordinación ojo-mano, posición sentada, locomoción antes de andar (gateo), mantenerse de pie y caminar.

- “psico motricidad fina” relacionado con el control de movimientos finos como el de los dedos.

La ley próximo-distal explica por qué el dominio de la psico motricidad fina es posterior al dominio de la motricidad gruesa.

| | sentarse, gatear, ponerse de pie para luego desplazarse de manera independiente, posteriormente podrá realizar mayores destrezas como correr y saltar. Estos logros evidencian un desarrollo a nivel motor como también cognoscitivo, pues como muchos autores indican: el pensamiento del niño evoluciona en base al conocimiento que éste tiene sobre la realidad; de esta manera conforme el niño va creciendo, siente la necesidad de explorar, percibir las características de los objetos, va ordenando sus actividades mentales, sus ideas, ya que estas facilitarán el desarrollo de nuevas habilidades, entonces podrá reconocer detalles, relacionar, comparar, establecer analogías, desarrollar su pensamiento.

La teoría de Piaget es uno de los científicos que ha dedicado gran parte de su vida al estudio del pensamiento en el ser humano, afirma que la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz y en los primeros años de su desarrollo, todo el conocimiento y su aprendizaje se centra a partir del movimiento y la acción del niño sobre el medio.

El movimiento implica la representación mental y la interiorización de las relaciones espaciales es decir la relación de nuestro cuerpo con el espacio así como la constante búsqueda de experimentar, investigar y tener información acerca de los objetos.

La etapa de la infancia es considerada de vital importancia para el desarrollo del niño, los numerosos estudios e investigaciones proporcionan información sobre el desarrollo del cerebro durante los seis primeros años de vida y sobre la importancia de la estimulación sensorial. En esta etapa, el niño entra en contacto con el mundo a través de los sentidos y del movimiento; toca, manipula explora los objetos de su entorno, en los primeros meses realiza sus primeros movimientos, puede levantar y girar su cabeza, luegoLa psicomotricidad activa el pensamiento del niño…

Mediante el juego psicomotriz se puede estimular el pensamiento, así cuando se le pide a un niño que salte como un conejo, debe realizar una representación mental del conejo y de la manera cómo éste se desplaza a la vez que hará una representación mental de la “acción” que deberá realizar.

Esta es la razón por la que profesoras y especialistas en educación temprana le conceden tanto valor a las actividades y juegos de tipo motriz, pues de esta manera se irá desarrollando el pensamiento del niño, ya que empezará a representar mentalmente los objetos con los cuales ya experimentó, generando nuevas ideas y asociándolas con el objetivo de resolver problemas cada vez más complejos.

Para muchos estas actividades pueden resultar sencillas y sólo recreativas, pero la realidad es otra, para el niño significa la oportunidad de desarrollar cada vez más su pensamiento y de demostrar sus logros. |

| | |

INTRODUCCIÓN

En este artículo nos vamos a centrar en el estudio del desarrollo de los sujetos por ser el que mayor influencia ejerce sobre los procesos de enseñanza- aprendizaje y las relaciones sociales. No obstante, en aquellas etapas en que se produzca importantes cambios fisiológicos atenderemos a los avances más significativos y a sus consecuencias sobre el desarrollo psicológico.

Tampoco debemos pensar que el desarrollo de las diferentes áreas que hemos establecido no está interrelacionado, se trata de una maduración estructural y funcional global que he subdividido en diferentes apartados para facilitar su comprensión.

La realidad de la evolución de un sujeto es paralela en diferentes áreas, sin el desarrollo de las estructuras cognitivas no podría darse el desarrollo social y el desarrollo afectivo, etc.… por este motivo no debemos olvidar que el desarrollo de una persona está sujeto a diferentes dimensiones, por lo que las diferencias entre individuos siempre prevalecen.

Podemos considerar el desarrollo como una secuencia de cambios en el comportamiento y en el mundo del pensamiento y de los sentimientos que sigue un orden a lo largo del devenir cronológico de cada sujeto.

Históricamente se han ocupado los psicólogos del papel que han desempeñado en el desarrollo la herencia y el medio ambiente.

De manera general, hoy se reconoce la importancia de la interacción que existe entre la herencia y el medio ambiente.

Las características vienen marcadas por los avances en el desarrollo.

El desarrollo humano es un proceso largo y gradual. En la etapa de educación Infantil, la educación tiene que ser integral y debe partir del nivel de desarrollo, el adulto es mediador en el proceso.

.- BIBLIOGRAFÍA

Palacios, J. Marchesi, A y Coll, C: Desarrollo Psicológico y Educación, Psicología Evolutiva, Ed. Alianza Psicología. (Madrid). 1995.

Gallego Ortega, José Luís: Educación Infantil. Ed. Algibe. (Málaga). 1998