Leer Ensayo Completo Diferencias Entre Administracion Publica Y Privada

Diferencias Entre Administracion Publica Y Privada

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.242.000+ documentos

Categoría: Biografías

Enviado por: Christopher 25 marzo 2011

Palabras: 1579 | Páginas: 7

...

ivada, por su parte, es un sistema que se preocupa de la organización, del personal y los métodos relacionados con la consecución de objetivos empresariales, y la obtención de márgenes adecuados de rentabilidad.

• La idea popular es que la administración gubernamental es "burocrática", que se caracteriza por el papeleo, la influencia y la indolencia, y algunos señalan, además, que exige gastos innecesarios, es ineficaz, lenta y tramitadora. La contrapartida a ésta es la empresarial, que aparentemente es eficaz, rápida en sus tramitaciones y puede exhibir un rendimiento cónsono con la rentabilidad.

• El poderpúblico proporciona serviciossociales para toda la colectividad. Muchos de estos servicios son intangibles, por los cuales el público consumidor no paga honorarios.

• El objeto del gobierno es prestar servicio a toda la comunidadprocurando el bienestar colectivo, salvaguardando sus instituciones y procurando la continuidad de los servicios.

• Por el contrario, la administración privada, regida por el lucro a obtener, sirve a una parte o sector de la sociedad.

• La administración pública se caracteriza por una reglamentación rígida, que no puede cambiar la voluntad. La responsabilidad ante el Ejecutivo y la interferencia de éste, los controles y aplicación de las leyes por cortes y tribunales del poder judicial, son características que le dan a la administración pública poco parecido con los negocios privados.

• La acción del proceso político tiene una mayor y directa influencia en la administración pública, aún cuando las políticas públicas también afectan a la administración privada.

• Existe una mayor tendencia en el administrador público de cuidar el que sus acciones se ajusten a las prescripciones normativas y legales. En el caso del sector privado, éste también consulta "códigos y reglamentos" para proceder con distinto fin, no para saber qué es lo que va a hacer, sino para encontrar la forma de hacer lo que se propone sin ser sancionado. En otras palabras, las leyes sirven al administrador público para saber: Qué es lo que debe hacer, y al privado: Para qué es lo que no debe hacer.

El administrador público no está sujeto, por lo menos en la administración de los organismos centrales del Gobierno, a la presentación de Estados de Ganancias y Pérdidas sin que ello signifique que están exceptuados del control fiscal. En cambio, al administrador privado le interesa conocer exactamente sus ganancias y pérdidas y, por lo tanto, esto significa la presentación periódica de los respectivos estados financieros.

Principios teóricos que orientan las diferencias entre la Administración Pública y Privada

Según Sir Josiah C. Stamp, los cuatro principios que sirven para orientar las diferencias entre la administración pública y privada son: Uniformidad, control financiero, responsabilidad ministerial, y retorno marginal, los cuales se detallan a continuación:

• Principio de Uniformidad: En este principio se sustenta que "El juicio de los empleados gubernamentales que están en contacto con el público es muy limitado, pues la administración pública no puede hacer discriminaciones de ninguna especie entre personas. Cualquier juicio que emita, tiene que ser ejercido con una distinción entre cosas, pero sin distinción de clases sociales". Por el contrario la administración privada puede prestar o dejar de prestar determinados servicios a un individuo, grupo o clase social. Este principio es aplicable principalmente a la administración pública debido a que está regulada mayoritariamente, por leyes y disposiciones comunes y uniformes.

• Principio de Control Financiero: El control financiero es ejercido sobre la actividad del Estado a través de los organismos contralores, u oficinas de control presupuestario. Los organismos contralores son de carácter externo y se identifican en que los ingresos y los ítems de los gastos fiscales son controlados por los representantes del pueblo, mediante el órgano legislativo. En este sentido, los miembros del poder legislativo están al margen del personal administrativo. En la administración privada, por el contrario, las finanzas no las controla ninguna agencia externa.

• Principio de la Responsabilidad Ministerial: Es en la aplicación de este principio donde difiere la administración pública de la privada. Se sabe que la administración pública rinde cuentas a sus jefes políticos y, a través de ellos, al público, ya que el gobierno es fundamentalmente responsable ante el pueblo. Sus actuaciones están constantemente expuestas a la publicidad y la crítica. Cualquier asunto puede convertirse en una situación explosiva para la opinión pública. En este sentido, la administración del Gobierno es de adaptación continua y permanente a las exigencias del pueblo, con mayor apego que la privada.

• Principio de Retorno Marginal: Este es de importancia capital en los negocios, pero está totalmente ausente en el sector público. El hombre de negocios emprende cualquier aventura que le ofrezca la posibilidad de alguna utilidad, por muy pequeña que ésta sea. Muchos estadistas han señalado que el aspecto de la utilidad constituye una enorme diferencia entre la administración de empresas y la pública; ésta última, en un Estado democrático, se fundamenta en el principio del servicio público. A pesar de que es corriente la aparición de consignas como "servir a los clientes", en la administración de empresas, el hecho es que el mundo de los negocios pone sus propios intereses por encima de los de la comunidad, cosa que no cabría concebir dentro de la administración pública.

La finalidad del Estado y su rama ejecutiva no debe medirse por la maximización de sus ingresos o minimización de sus gastos, sino por la calidad e intensidad con que realice los propósitos públicos. Es una equivocación la de juzgar la administración pública en términos de sus ganancias y pérdidas, con el empeño de que no gaste mucho, no incurra en deudas y mantenga el presupuesto adecuadamente equilibrado. La eficiencia del gobierno debe juzgarse en relación a cómo contribuye a la satisfacción de las necesidades y los ideales de la población.

Referencias

Universidad Nacional Abierta (UNA). Módulo de Administración Pública. Venezuela

Bibliografía:

http://www.monografias.com/trabajos66/administracion-publica-privada/administracion-publica-privada.shtml?monosearch

Definición de Administración Pública:

Definida en términos amplios, la “administración pública” consiste en el proceso relativo a todas las operaciones encaminadas al planeamiento, organización, ejecución y control de las políticas del Estado, en cumplimiento de los fines que se han trazado.

En su acepción más simple, la administración pública es el instrumento que el gobierno moviliza para la ejecución práctica de sus programas; es una entidad de servicio que se conforma a la filosofía política del estado y que contempla al Gobierno desde el ángulo institucional y de su acción dinámica.

También se entiende por administración pública el conjunto de todos los organismos que prestan los servicios públicos, ya sea ministerios, entidades descentralizadas, empresas del estado.

Tras veces al hablar de administración pública, nos referimos al grupo humano que trabaja directa o indirectamente en la prestación de tales servicios (funcionarios y empleados).

En sentido estricto, la expresión administración pública puede ser indicativa de:

- Una actividad concreta, concebida como organización y dirección de personas y medios para alcanzar fines públicos. La administración pública es la actividad administrativa que realiza el Estado para satisfacer sus fines, a través del conjunto de organismos que componen la rama ejecutiva del gobierno y de los procedimientos que ellos aplican, así como las funciones administrativas que llevan a cabo los otros órganos y organismos del Estado (Jimenez Castro).

- De un sector de la actividad intelectual (entendida como campo de estudios, como ciencia y técnica cuyo objeto de estudio es la organización administrativa del Estado). Como ciencia investiga y explica; se nutre de hipótesis, teorías, leyes, modelos y postulados. Como técnica opera y transforma, contiene reglas, normas y procedimientos. Ciencia y técnica de la administración pública actúan en forma complementaria y a modo de interactividad realimentada.

En vez de atender las cuestiones de los fines y la constitución del Estado se aplica principalmente a problemas de planificación, organización, gestión y control de las políticas del Estado, en cumplimiento de los fines que se ha trazado.

Objeto: está determinado por la necesidad de proveer eficacia a la organización y funcionamiento de las entidades públicas y el análisis sistemático de los aspectos operativos de un gobierno en acción, abarcando en consecuencia un extenso campo de estudio e investigación en el ámbito de las ciencias sociales.