Leer Ensayo Completo Exegesis Biblica

Exegesis Biblica

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.129.000+ documentos

Categoría: Religión

Enviado por: Rebecca 15 junio 2011

Palabras: 2272 | Páginas: 10

...

inguen entre la práctica de Hermenéutica y Exégesis que la hermenéutica busca la naturaleza de los principios de una justa interpretación, y la exégesis es la exposición y declaración de un libro o de un pasaje del mismo. La hermenéutica es la ciencia que señala las reglas que el exegeta debe tener en cuenta para interpretar correctamente un libro.

- EL SENTIDO DE LA ESCRITURA:

En la palabra hay varios sentidos por la riqueza del texto bíblico, pero el sentido más usado es conocido como “El Sentido Literal” o expresado por la letra del texto mismo.

¿Qué es el Sentido Literal?

Es aquel que El Espíritu Santo quiso enunciar, porque verdaderamente el autor es Dios, los escritores solo hablaron por inspiración Divina con la cual no destruye su inteligencia y su libertad, si no que las eleva. Por eso es importante investigar el sentido que el escritor de la Biblia quiso expresar con las palabras que utiliza.

CRITERIOS O PRINCIPIOS DE LA EXEGESIS:

Estos se deducen de la naturaleza de los libros que se encuentran analizando:

1. La Biblia es una obra singular y única, sus libros son caracterizados por tener un influjo sobrenatural, llamado Inspiración Divina, es una obra literaria Divino-Humano, que su autor principal es Dios.

2. Los libros no fueron dados a personas que estuvieran desconectadas de todo pueblo o comunidad, si no a personas que formaban parte del pueblo escogido por Dios (Iglesia-Israel).

Es importante tener en cuenta dos tipos de criterios: los criterios comunes a toda obra escrita y los propios de una obra tan especial como la Palabra de Dios.

a. Criterios Literarios Comunes: es valido aplicar al estudio de la biblia todos los recursos que tiene la ciencia humana, para averiguar el pensamiento de un escritor, tomando en cuenta:

* Las características del lenguaje.

* Consideración del contexto histórico.

* Análisis gramatical del texto.

* Comparación con lugares paralelos.

b. Criterios propios de la exégesis bíblica: la Biblia cuenta con sus propios principios, los cuales deben considerarse.

* La unidad de la Sagrada Escritura.

* Las manifestaciones echas por Dios.

* Dios es el autor que inspiró los libros de los dos testamentos.

ANÁLISIS O CRÍTICA TEXTUAL Y TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA:

Como no existen manuscritos originales, actualmente es un poco difícil saber si el texto que hoy leemos sea el que originalmente Dios dio a cada escritor bíblico, podemos verlo desde dos puntos de vista diferentes:

a. La Respuesta de Fe:

Los creyentes reconocemos que la palabra de Dios es inspirada y revelada.

* REVELACIONES: iniciativa de Dios, al buscar transmitir su mente, corazón y voluntad a la humanidad por medio de su palabra.

* INSPIRACIÓN: la revelación de Dios, estuvo acompañada por El Espíritu Santo, por su obra llego a los escritores bíblicos, manifestándola fiel al pensamiento divino, se cuidó que no se desviara de esto. Es necesario estudiar el contenido bíblico, acompañado de fe y la compañía del Espíritu Santo para aprovechar mejor su contenido.

b. La Respuesta Científica:

Es necesario conocer la palabra como un documento humano, porque tiene un alto valor y contenido histórico, literario, filosófico, teológico, antropológico, no hay que dejar de considerar que en ella hay lenguaje humano y es necesario buscar una respuesta humana científica e histórica y en base a todo esto nace el estudio critico de las escrituras, el cual puede ser histórico, literario, lingüístico y uno de los más conocidos esta “La Critica Textual”.

LA CRITICA TEXTUAL: es la verificación del sentido y escritura originales de un texto, tal como debió salir de la mente y redacción textual de su autor. Es importante por dos razones, históricas y teológicas, como no hay textos originales, pero se han descubierto más manuscritos, traducciones, leccionarios, con el paso de los siglos, pero deben ser estudiados escrupulosamente, mas depuración y cercano a lo que fue el original y esto es Critica Textual.

¿Cómo afecta esto a las diversas Versiones Bíblicas?

Las versiones actuales han venido desarrollándose con el mejor y mas depurado y avanzado texto original de las Escrituras, mientras que las traducciones tradicionales lo han hecho sobre el Textus Receptus para el Nuevo Testamento y en manuscritos antiguos del Antiguo Testamento, pero a pesar de todo esto existen varios vacios y problemas, que deben resolverse comparándolas con las versiones recientes.

¿Cómo nos beneficia La Crítica Textual?

Nos beneficia dándonos un texto más depurado, preparándonos para extraer el mas fiel y exacto significado del texto, nos da conocimientos de la historia del texto y su valor, aprendemos a usar técnicamente el aparato critico de la Biblia, dándonos reglas fundamentales para el estudio científico basado en exégesis y hermenéutica y podemos aprender a distinguir el valor y la utilidad de las versiones modernas y antiguas de la Biblia.

En más de cien años se han descubierto manuscritos importantes, siendo aproximadamente más de cinco mil se pueden clasificar así.

- Manuscritos del Nuevo Testamento:

Se pueden encontrar cuatro familias de ellos, dependiendo de su contenido, su forma de escritura, o al material de escritura, la materia y la forma de cada una.

a. El Texto Alejandrino o Helenístico: compuesto por manuscritos y papiros mayúsculos.

b. El Texto Occidental: son parafraseados.

c. El Texto Koiné, Bizantino o Texto Regio: armonización del contenido arreglado al griego.

d. El Texto de Cesárea: utilizado por orígenes, da importancia al Evangelio de Mateo.

- Manuscritos del Antiguo Testamento:

a. Códice de Alepo.

b. El Códice de San Petersburgo.

c. El Códice del Cairo.

d. El Códice Oriental.

Además también se utilizan los rollos del mar muerto, los manuscritos de la septuaginta y otros manuscritos menores. Han sido de gran ayuda las versiones recientes porque nos dan un marco más amplio de interpretación ya que constantemente se descubren nuevos manuscritos que dan mas luz y nueva orientación sobre el verdadero sentido que los escritores bíblicos quisieron transmitirnos, y nada mejor si los textos son con profundos y los mas apegado a lo original.

II PARTE

¿COMO PREPARAR Y PRESENTAR UN MENSAJE?

Tenemos que prepararnos para entender la manera de ordenar las ideas que queremos transmitir a los demás y enseñarlo de forma clara y ordenada, para que cumplamos el propósito de lo que estamos hablando y que pueda causar un efecto de atención e impacto de los oyentes. Para lo cual se necesita contar con la gracia y el amor de Dios, para que podamos expresarnos conforme a la palabra de Dios y no nuestras propias ideas o pensamientos, ni mucho menos imponer nuestro propio criterio.

¿QUE ES PREDICAR?

Significa comunicar en forma de discurso el mensaje de la Biblia, con e poder del Espíritu Santo a través de una persona. La palabra predicar viene del griego “Kerigma” equivale a proclamar, anunciar en voz alta. En cambio enseñar viene del griego “Didaje” y es explicar demostrar, conducir a un conocimiento donde no queden dudas.

¿DE QUE TEMAS PREDICAR?

Esto va a depender de las diferentes necesidades, problemas o preocupaciones que las personas que asisten a las congregaciones se vean afectadas en determinados momentos y es necesario ter un balance en temas para que sirvan de edificación y así se pueden preparar: menajes doctrinales, evangelísticos, sobre el hogar y la familia, sobre el desarrollo de la personalidad y carácter cristiano y mensajes devocionales.

Toda persona que predica el evangelio debe tener la capacidad de detectar las necesidades que el grupo al que le va a predicar, debe resolverlas porque siempre se va a encontrar con personas que deben cubrirles sus debilidades, hay problemas de diferente índole y se puede predicar para cubrir necesidades de tipo personal, físicas, espirituales, financieras, publicas o de grupos específicos y es necesario que sea sensible a la voz del Espíritu Santo para comprender y suplir las necesidades con el mensaje.

Todo mensaje tiene un propósito, Dios tiene un propósito definido que busca que su palabra se cumpla, por eso es necesario predicar mensajes que llenen el verdadero propósito de Dios, buscando motivar, convencer, consolar, proclamar el evangelio, llevar a la adoración, fijar normas, cumplir metas, tratar de sentar doctrina o tratar algún problema específico. Esto nos llevará a prepararnos y conocer el tipo de mensaje que tenga efectividad y dentro de hermenéutica y exégesis bíblica se pueden presentar mensajes de tipo textual, expositivo, biográfico, histórico tópico o temático, novedoso, devocional, evangelístico y doctrinal.

Naturalmente que se necesita planificar o preparar el mensaje, comenzando con una “preparación general” en la cual no solo se debe estudiar solo cuando se va a predicar, hay que tener un buen hábito de estudio continuo, oración y búsqueda de la dirección del Espíritu Santo, luego vendrá una “preparación especial” la cual consiste en tomarse el tiempo necesario para escoger con mucho cuidado el tema y la porción bíblica que se va a usar, claro que será necesario mucha oración para podernos preparar convenientemente, debemos de buscar “las fuentes de preparación”, hoy en día existen varios medios que nos pueden auxiliar para enriquecer nuestros conocimientos, para poder tener mensajes sólidos y que traigan gran bendición y edificación.

No podemos olvidarnos que la palabra de Dios es la mayor fuente y más importante de toda la lectura y estudio, pero podemos acudir a diversos libros que nos ayudarán como: Las concordancias, diccionario bíblico, comentarios bíblicos, diccionarios de la lengua española, geografía bíblica, biografías, libro devocionales, historia de la iglesia y diferentes versiones de La Biblia.

Ahora bien para presentar el mensaje es necesario preparar en forma ordenada como lo vamos a desarrollar y para esto tenemos que hacer las anotaciones principales del mensajes, como su estructura base o esqueleto del mensaje, llamado “bosquejo” el cual deberá detallar claramente:

a. El Titulo.

b. El Propósito.

c. El Texto

d. La Introducción.

e. El Cuerpo o Desarrollo.

f. Conclusión.

Y finalmente debemos preparar la manera como se va a presentar el mensaje, existen varias formas según la personalidad del predicador, lo más recomendable es no ser imitador de otros, y la manera de presentarlo es esencial, para que cumpla su propósito, hay que mantener la mira en los oyentes, hablar con voz clara y fuerte no muy lento ni muy rápido, hablar de manera natural cuidando el vocabulario que sea sencillo y directo, manejar correctamente los gestos que sean de manera natural que no sean gestos extraños o extravagantes para no distraer la atención de los oyentes y no causar comentarios negativos, se deben hacer afirmaciones y declaraciones de La Biblia, explicar los términos que no sean conocidos, ejemplos veraces, tener argumentos técnicos y científicos que nos respalden, y las respectivas aplicaciones del mensaje a la vida de los creyentes los cuales pueden hacerse en medio o al finalizar el mensaje.