Leer Ensayo Completo Ingresos No Constitutivo De Renta

Ingresos No Constitutivo De Renta

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.008.000+ documentos

Categoría: Negocios

Enviado por: karlo 30 abril 2011

Palabras: 12596 | Páginas: 51

...

colocación de acciones se convierte en renta gravable para la sociedad si se distribuye como dividendos a los accionistas. Pero es de anotar que si la prima en colocación de acciones se capitaliza, es decir, se distribuye en acciones, se convierte en ingreso no constitutivo de renta para los accionistas (véase art.36-3 del ET)

Cómo se reporta la “prima en colocación de acciones” dentro de la declaración de renta ?

Siguiendo con nuestro ejemplo, la sociedad en el mismo año fiscal en que obtuvo esa “prima en colocación de acciones”, debe proceder a denunciarla dentro del renglón “Ingresos no operacionales” de la sección de rentas ordinarias de su declaración de renta y con ello se incrementa su renglón de “Ingresos brutos”. Pero al mismo tiempo, y gracias a lo indicado en el art.36 del ET, ese valor de la prima se vuelve a denunciar en el renglón “Ingresos no gravados” con lo cual en el renglón “Ingresos netos” se termina produciendo un efecto neutro y no se afecta la determinación de la “Renta liquida gravable” y por tanto no se produciría ningún tipo de impuesto a cargo Como vimos, para que la partida “prima en colocación de acciones” no sea un ingreso que produzca impuesto de renta ni en cabeza de la empresa ni tampoco en cabeza de sus accionistas en el momento en que decidan repartirla, lo único que se puede hacer con tal partida es “capitalizarla” durante la existencia de la sociedad.

Incluso, si esta partida sigue viva hasta el día en que se liquide la sociedad y no se capitalizó, sucedería que la distribución de la prima quedaría como “distribuida en dinero” y por tanto, allá, en el año en que ello ocurra

¿Deberá la sociedad denunciar todos los 20.000.000 como un ingreso no operacional y totalmente gravado?

La DIAN, en su concepto 51657 de ago.17 de 2004 indicó que solo sería ingreso gravado para el accionista pero no para la sociedad que se liquidó.

UTILIDAD EN LA ENAJENACION DE ACCIONES

FUENTES FORMALES: Artículo 36-1 del Estatuto Tributario.

ARTÍCULO 36-1. Adicionado. Ley 49/1990, Art. 4. Utilidad en la enajenación de acciones. De la utilidad obtenida en la enajenación de acciones o cuotas de interés social, no constituye renta ni ganancia ocasional, la parte proporcional que corresponda al socio o accionista, en las utilidades retenidas por la sociedad, susceptibles de distribuirse como no gravadas, que se hayan causado entre la fecha de adquisición y la de enajenación de las acciones o cuotas de interés social.

Inciso 2. Modificado. Ley 633/2000, Art. 9. No constituye renta ni ganancia ocasional las utilidades provenientes de la enajenación de acciones inscritas en una Bolsa de Valores Colombiana, de las cuales sea titular un mismo beneficiario real, cuando dicha enajenación no supere el diez por ciento (10%) de las acciones en circulación de la respectiva sociedad, durante un mismo año gravable.

Inciso 3. Adicionado. Ley 223/1995, Art. 67. A los socios o accionistas no residentes en el país, cuyas inversiones estén debidamente registradas de conformidad con las normas cambiarias, las utilidades a que se refiere este artículo, calculadas en forma teórica con base en la fórmula prevista por el artículo 49 de este estatuto, serán gravadas a la tarifa vigente en el momento de la transacción para los dividendos a favor de los no residentes.

De conformidad con las normas vigentes en el Estatuto Tributario, cuando la venta de las acciones o cuotas arroje una “utilidad”, es necesario primero distinguir si tales acciones o cuotas se poseían en sociedades que cotizan en las Bolsas de Valores o en sociedades que no cotizan en dichas bolsas.

Por consiguiente, según la norma anterior, tendríamos que hacer los siguientes comentarios:

1. Si las acciones o cuotas de interés social que se venden eran acciones o cuotas poseídas en sociedades que no cotizan en Bolsas de valores colombianas: en ese caso la utilidad obtenida en la venta de dichas acciones o cuotas tendría una parte gravada con el impuesto de renta y una parte no gravada con dicho impuesto. El inciso primero del art.36-1 indica que la parte no gravada sería aquella que corresponda al mismo monto de participación que tenía el socio en las “utilidades acumuladas no gravadas” que se mostraban en el balance general de la sociedad a la fecha en que el socio vende sus acciones.

Para ilustrar mejor lo anterior, supóngase que en la sociedad A S.A., compuesta por 5 accionistas, el accionista Señor Prades poseía acciones que representaban el 25% del total del capital suscrito y pagado. En fecha agosto 12 de 2009, dicho accionista decidió vender sus acciones por un precio de venta de $100.000.000. Las acciones las había adquirido por $ 20.000.000 y por este mismo valor las venía declarando, por lo tanto el costo fiscal de venta es de $20.000.000.

En ese caso, dicho accionista, por el año 2008, tendría que reflejar en su declaración de renta (supongamos que es una persona natural obligada a presentar declaración de renta) una utilidad en venta de acciones de 80.000.000. Cómo saber cuánta parte de esos $80.000.000 se podrán tratar como una utilidad no gravada con el impuesto de renta?.

Para ello, el accionista Señor Prades deberá pedir al departamento contable de la sociedad A S.A. que le dé una certificación sobre la composición del patrimonio de la sociedad a Agosto 12 de 2009 y de la participación que le correspondía a él como accionista en dicho patrimonio. Supóngase entonces que la sociedad le emite un certificado en el que le dice que, a Agosto 12 de 2009, el patrimonio tenía la siguiente composición :

|Cuentas |Valor total a Agosto |Parte que corresponde |

| |12 de 2009 (100%) |al accionista Señor |

| | |Prades (25%) |

|Capital suscrito y pagado |$ 80.000.000 |$ 20.000.000 |

| | | |

|Reservas legal |10.000.000 |2.500.000 |

| | | |

|Revalorización del patrimonio |100.000.000 |25.000.000 |

| | | |

|Resultados del ejercicio | | |

|Utilidad ejercicio enero 1 a agosto 12/2009 | | |

|Parte gravada en cabeza de accionistas |30.000.000 |7.500.000 |

|Parte no gravada en cabeza de accionistas |40.000.000 |10.000.000 |

| | | |

|Resultados de ejercicios anteriores | | |

|Utilidad del año 2008 | | |

|Parte gravada en cabeza de accionistas |10.000.000 |2.500.000 |

|Parte no gravada en cabeza de accionistas |50.000.000 |12.500.000 |

| | | |

|Utilidad del año 2007 | | |

|Parte gravada en cabeza de accionistas |30.000.000 |7.500.000 |

|Parte no gravada en cabeza de accionistas |20.000.000 |5.000.000 |

| | | |

|Totales |$370.000.000 |$92.500.000 |

(Nota: téngase presente que para que una sociedad comercial pueda definir cuánta parte de las utilidades contables después de impuestos que obtuvieron al final de un ejercicio serán utilidades que se trasladarían como gravadas o no gravadas a sus socios o accionistas, dicha sociedad debe dar aplicación a la norma contenida en 49 del E.T.

Como se puede observar, la participación del Señor Prades en las utilidades acumuladas susceptibles de distribuir como no gravadas a la fecha en que él vende sus acciones ascendería a $27.500.000. Tal monto sería la parte que de los $80.000.000 de utilidad que le arrojó su venta de las acciones, podrá ser tratada como no gravada en su declaración de renta del año gravable 2009. El exceso, es decir: $80.000.000 – $27.500.000 = $52.500.000 constituiría la parte gravada de la utilidad.

En consecuencia, el señor Prades mostraría de la siguiente forma, en el formulario para declaración de renta 2009, las cifras por la operación de venta de las acciones que poseía en la sociedad A S.A. (supóngase que es una persona natural no obligada a llevar contabilidad, que poseyó las acciones durante menos de dos años, y que el formulario del 2009 tendrá la misma estructura que tuvo el del año gravable 2008

|Renglón 38: |Otrosingresos |100.000.000 |

| |Precio de venta de las acciones | |

|Renglón 40: |Ingresos no gravados |27.500.000 |

| |parte no gravada de la utilidad | |

| |en venta de acciones (art.36-2) | |

|Renglón 43: |Otros costos y deducciones |20.000.000 |

| |Costo fiscal de las acciones vendidas | |

|Renglón 52 : |Renta liquida gravable (renglón 48-50+51) |52.500.000 |

Ahora examinemos lo que sucedería si tal utilidad se obtuviese al vender acciones de sociedades que sí cotizan en Bolsa:

2. Si lo que se vende son “acciones” (no cuotas de interés social), y tales acciones se poseían en sociedades que sí cotizan en alguna bolsa de valores colombiana , en ese caso el inciso segundo del art.36-1 del ET nos establece unas condiciones muy especiales, a saber:

a). Si en un mismo año gravable solo se vende hasta un equivalente al 10% del total de las acciones que la empresa tenía en circulación, entonces toda la utilidad que se obtenga en dicha venta se podrá tratar como utilidad no gravada con el impuesto de renta. Para entender esto, supóngase que le empresa A S.A es una empresa que cotiza en alguna de las bolsas de valores Colombianas, y que en Agosto 12 de 2009 tenía en circulación 1.000.000 de acciones. El accionista Señor Prades posee en esa misma fecha un total de 200.000 acciones (es decir, pose un 20% del total de acciones), pero decide vender en el año 2009 solo 100.000 acciones (solo un 10% del total de acciones en circulación que tiene la empresa A S.A. en la fecha de venta). En ese caso, toda la utilidad que se le genere al señor Prades por vender esas 100.000 acciones podrá ser tratada en su declaración de renta del año 2009 como una utilidad totalmente “no gravada”

b). Si en el mismo año gravable se llegan a vender más del 10% del total de las acciones que la empresa tenía en circulación, entonces la utilidad que se obtenga en la venta de tales acciones si tendría que entrar a ser clasificada entre “parte gravada” y “parte no gravada” y para ello se tendría que seguir el mismo procedimiento que ya explicamos en el caso de la venta de acciones o cuotas poseídas en sociedades que no cotizan en bolsa.

Todos los comentarios que hemos efectuado hasta este punto, aplicables para cuando se produce una utilidad en venta de acciones o cuotas, son validados tanto si el vendedor fue una persona natural (obligada o no obligada a llevar contabilidad) como si fue una persona jurídica, pues en el art.36-1 no se hace ninguna distinción al respecto

El art. 153 del ET da la pauta para cuando se obtiene una “perdida” en venta de acciones o cuotas

De otra parte, cuando la operación de vender acciones o cuotas en sociedades (sea que tal sociedad cotice o no en alguna bolsa de valores en Colombia o en el exterior) es una operación que arroja una pérdida, en tal caso la norma que se debe conocer es la contenida en el art.153 del ET el cual establece hoy día lo siguiente:

“Art.153. No es deducible la pérdida en la enajenación de acciones o cuotas de intéres social . La pérdida proveniente de la enajenación de las acciones o cuotas de interés social no será deducible”

Para entender mejor esta norma, supóngase que el señor Prades decide vender en Agosto 30 de 2009, por un precio de venta de $15.000.000, la totalidad de las acciones que poseía en la sociedad A S.A. Y que el costo fiscal de dichas acciones hasta la fecha de venta era de $20.000.000. Por consiguiente, la operación de la venta de las acciones le estaría arrojando una pérdida de $5.000.000 que según el art.153 no podría deducir en su declaración de renta.

Significa lo anterior que al momento de diligenciar su declaración de renta por el año 2009, la venta de las acciones se tendría que reflejar de la siguiente forma (supóngase que es una persona natural no obligada a llevar contabilidad, que poseyó las acciones durante menos de dos años, y que el formulario del 2009 tendrá la misma estructura que tuvo el del año gravable 2008) :

|Renglón 38: |Otros ingresos |15.000.000 |

| |Precio de venta de las acciones | |

|Renglón 43: |Otros costos y deducciones |15.000.000 |

| |Costo fiscal de las acciones vendidas | |

|Renglón 54 : |Renta liquida gravable (renglón 48-50-51) |0 |

Como se observa, lo que se tiene que hacer en estos casos es limitar el valor que se lleva al renglón 43 (Otros costos), colocando un valor que sea igual al colocado en el renglón 38 y de esa forma no se termina reflejando ningún tipo de pérdida que no sería aceptable fiscalmente. Esto se aplicaría de forma igual tanto si el vendedor de las acciones fue una persona natural (obligada o no obligada a llevar contabilidad) como si fue una persona jurídica, pues en el art.153 no hace ninguna distinción al respecto.

CAPITALIZACIONES NO GRAVADAS

FUENTES FORMALES: Artículo 36-3 del Estatuto Tributario.

ARTÍCULO 36-3. Adicionado. Ley 49/1990, Art. 6. Capitalizaciones no gravadas para los socios o accionistas. La distribución de utilidades en acciones o cuotas de interés social, o su traslado a la cuenta de capital, producto de la capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio, de la reserva de que trata el artículo 130 y de la prima en colocación de acciones, es un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional. En el caso de las sociedades cuyas acciones se cotizan en bolsa, tampoco constituye renta ni ganancia ocasional, la distribución en acciones o la capitalización, de las utilidades que excedan de la parte que no constituye renta ni ganancia ocasional de conformidad con los artículos 48 y 49. Con la capitalización de la reserva de que trata el artículo 130 se entiende cumplida la obligación de mantenerla como utilidad no distribuible.

Inciso 3. Adicionado. Ley 223/1995, Art. 68. Las reservas provenientes de ganancias exentas, o de ingresos no constitutivos de renta o de ganancia ocasional, o del sistema de ajustes integrales por inflación, que la sociedad muestre en su balance de 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al gravable, podrán ser capitalizadas y su reparto en acciones liberadas será un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional para los respectivos socios o accionistas.

Las utilidades producidas por una sociedad son susceptibles de capitalizarse, caso en el cual los dividendos no se reparten directamente entre los socios, sino que su pago se decreta en acciones o cuotas.

Según la regla general, para evitar la doble tributación entre la sociedad y los socios, las utilidades de una sociedad tributan según la fórmula de restar de la renta líquida gravable mas la ganancia ocasional gravable del respectivo año, el impuesto básico de renta más el impuesto de la ganancia ocasional gravable liquidado por el mismo año gravable, lo cual arroja el monto máximo de la utilidad a distribuir como no gravada a los socios (Véase el Art. 49 E.T.).

El Estatuto Tributario en su artículo 36-3 prevé de manera expresa las capitalizaciones que incrementan el patrimonio líquido de los inversionistas, sin que tal incremento constituya ingreso o ganancia ocasional gravable, es decir incrementos patrimoniales que tienen el beneficio de ser considerados como ingresos no constitutivos de renta, ni de ganancia ocasional para los socios o accionistas, a saber:

La capitalización de utilidades no distribuidas. En concordancia con el articulo 49 E.T., las sociedades están en la obligación de contabilizar en forma separada cuales utilidades acumuladas o por distribuir son gravadas o no gravadas. Si estas utilidades acumuladas o por distribuir, gravadas o no gravadas se capitalizan, es decir, se distribuyen en acciones o cuotas de interés social, tales dividendos repartidos en acciones o participaciones en cuotas de interés social se convierten en ingresos no constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, para los socios o accionistas.

La capitalización de la cuenta revalorización del patrimonio. La cuenta revalorización del patrimonio corresponde al ajuste por inflación del patrimonio de la sociedad, ajuste que existió entre el 1º de enero de 1993 y el 31 de diciembre de 2006. La revalorización del patrimonio que tenía como contrapartida un gasto deducible por corrección solo puede distribuirse a los socios o accionistas en dos eventos: si se liquida la sociedad caso en el cual resulta gravada en cabeza de los socios o accionistas, o si se capitaliza, caso en el cual se convierte en ingresos no

constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, para los socios o accionistas.

La capitalización de la reserva de que trata el articulo 130 E.T. “ARTICULO 130. CONSTITUCIÓN DE RESERVA. Los contribuyentes que en uso de las disposiciones pertinentes soliciten en su declaración de renta cuotas de depreciación que excedan el valor de las cuotas registradas en el Estado de Pérdidas y Ganancias, deberán, para que proceda la deducción sobre el mayor valor solicitado fiscalmente, destinar de las utilidades del respectivo año gravable como reserva no distribuible, una suma equivalente al setenta por ciento (70%) del mayor valor solicitado.

Cuando la depreciación solicitada fiscalmente sea inferior a la contabilizada en el Estado de Pérdidas y Ganancias, se podrá liberar de la reserva a que se refiere el inciso anterior, una suma equivalente al setenta por ciento (70%) de la diferencia entre el valor solicitado y el valor contabilizado.

Las utilidades que se liberen de la reserva de que trata este artículo, podrán distribuirse como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional”. Así mismo existe la opción de capitalizar la reserva, caso en el cual se cumple con la obligación de mantenerla como utilidad no distribuible y será considerada en su totalidad como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional para los socios o accionistas.

La capitalización de la prima en colocación de acciones. La prima en colocación de acciones surge cuando las acciones son colocadas en el mercado por un precio superior al valor nominal. Según el ARTÍCULO 36 E.T., “La prima por colocación de acciones no constituye renta ni ganancia ocasional si se contabiliza como superávit de capital no susceptible de distribuirse como dividendo. En el año en que se distribuya total o parcialmente este superávit, los valores distribuidos configuran renta gravable para la sociedad, sin perjuicio de las normas aplicables a los dividendos. Pero en concordancia con el artículo 36-3, si la prima en colocación de acciones se capitaliza, se convierte en una distribución en acciones o cuotas de interés social y tal distribución será considerada como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional para los socios o accionistas.

Las reservas provenientes de rentas exentas o de ingresos no constitutivos de renta o ganancia ocasional que figuren en el balance de la sociedad a 31 de diciembre del año anterior y se capitalicen, pueden ser repartidas como ingreso no constitutivo de renta para los socios o accionistas. El mismo tratamiento se aplica a las utilidades provenientes del sistema de ajustes por inflación. Por último, las utilidades de sociedades cuyas acciones coticen en bolsa, también pueden capitalizarse, evento en el cual se consideran como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, sin importar que se trate de utilidades que según el articulo 49 E.T., resulten gravadas o no gravadas en cabeza de los socios o accionistas.

Recientemente la DIAN se ha pronunciado sobre el tema de las capitalizaciones no gravadas, indicando que el objetivo de las normas expuestas es estimular la permanencia de dichos recursos en las empresas.

Considera así, que cuando el valor de los aportes es reembolsado o restituido a los socios, como resultado de la disminución del capital de la sociedad, y dicha disminución opera sobre el valor capitalizado de las utilidades o de las cuentas mencionadas, constituye un ingreso gravado para los socios. (Concepto 4388 de 2006).

La DIAN reconoce que, como regla general la restitución de aportes con motivo de la disminución del capital, representa la cancelación del pasivo interno de la sociedad que por sí misma no da lugar al incremento patrimonial del inversionista. Sin embargo, si la disminución de capital está precedida de la capitalización de utilidades o de las cuentas a que se ha hecho referencia, la restitución de los aportes es un ingreso gravado.

Componente inflacionario

FUENTES FORMALES: Artículo 38 del Estatuto Tributario.

ARTÍCULO 38. El componente inflacionario de los rendimientos financieros percibidos por personas naturales y sucesiones ilíquidas. No constituye renta ni ganancia ocasional la parte que corresponda al componente inflacionario de los rendimientos financieros percibidos por personas naturales y sucesiones ilíquidas, que provengan de:

a. Entidades que estando sometidas a inspección y vigilancia de la Superintendencia Bancaria y, entidades vigiladas por el Departamento Administrativo Nacional de Cooperativas tengan por objeto propio intermediar en el mercado de recursos financieros;

b. Títulos de deuda pública, y

c. Bonos y papeles comerciales de sociedades anónimas cuya emisión u oferta haya sido autorizada por la Comisión Nacional de Valores.

Inciso 2. Derogado. Ley 223/1995, Art. 69.

Las entidades que paguen o abonen los rendimientos financieros de que trata este artículo, informarán a sus ahorradores el valor no gravado de conformidad con el inciso anterior.

PARÁGRAFO 1. Cuando los contribuyentes a que se refiere el presente artículo, soliciten costos o deducciones por intereses y demás gastos financieros, dichos costos y gastos serán deducidos previamente, para efectos de determinar la parte no gravada de los rendimientos financieros, de conformidad con lo previsto en el presente artículo.

PARÁGRAFO 2. Para efectos de la retención en la fuente, los porcentajes de retención que fija el gobierno podrán aplicarse sobre el valor bruto del pago o abono en cuenta correspondiente al respectivo rendimiento.

PARÁGRAFO 3. Para los efectos de este artículo, el ingreso originado en el ajuste por diferencia en cambio se asimilará a rendimientos financieros.

ARTÍCULO 40-1. Adicionado. Ley 223/1995, Art. 69. Componente inflacionario de los rendimientos financieros. Para fines de los cálculos previstos en los artículos 38, 39 y 40 del Estatuto Tributario, el componente inflacionario de los rendimientos financieros se determinará como el resultado de dividir la tasa de inflación del respectivo año gravable, certificada por el DANE, por la tasa de captación más representativa del mercado, en el mismo período, certificada por la Superintendencia Bancaria.

ARTÍCULO 41. Modificado. Ley 1111/2006, Art. 68. Componente inflacionario de rendimientos y gastos financieros. El componente inflacionario de los rendimientos y gastos financieros a que se refieren los artículos 40-1, 81-1 y 118 de este Estatuto, será aplicable únicamente por las personas naturales y sucesiones ilíquidas no obligadas a llevar libros de contabilidad. Los intereses, los ajustes por diferencia en cambio, así como los demás gastos financieros, en los cuales se incurra para la adquisición o construcción de activos, constituirán un mayor valor del activo hasta cuando haya concluido el proceso de puesta en marcha o tales activos se encuentren en condiciones de utilización o enajenación. Después de este momento constituirán un gasto deducible. (Subrayo y resalto)

Concepto y definición de componente inflacionario.

El componente inflacionario, es aquella proporción de los intereses (Costo financiero - rendimiento financiero) de un crédito que corresponden a la inflación en un periodo determinado. La inflación supone una disminución de la capacidad adquisitiva de la moneda, lo que significa que lo que se compraba con $100 hace un año, se debe comprar hoy por $105, por ejemplo. De lo que podemos concluir, que si durante ese mismo periodo, se tenía un crédito por $100, que generó unos intereses de $10, de esos 10 de “utilidad o rendimiento”, 5 fueron absorbidos o consumidos por la inflación.

Calculo del componente inflacionario.

El artículo 81-1 del Estatuto tributario colombiano, ha establecido que el componente inflacionario se calcula de la siguiente forma: “… entiéndase por componente inflacionario de los intereses y demás costos y gastos financieros, el resultado de multiplicar el valor bruto de tales intereses o costos y gastos financieros, por la proporción que exista entre la tasa de inflación del respectivo ejercicio, certificada por el Dane, y la tasa promedio de colocación más representativa en el mismo período, según certificación de la Superintendencia Bancaria. Cuando se trate de costos o gastos financieros por concepto de deudas en moneda extranjera, no será deducible en los porcentajes señalados en el mencionado artículo, la suma que resulte de multiplicar el valor bruto de tales intereses o costos y gastos financieros, por la proporción que exista entre la inflación del mismo ejercicio, certificada por el Dane, y la tasa más representativa del costo promedio del endeudamiento externo en el mismo año, según certificación del Banco de la República.”

Un ejemplo práctico de del cálculo del componente inflacionario seria:

Si la inflación durante el año 2008 fuera del 5.5% y la tasa promedio de colocación mas representativa en el mismo período fuera del 12%, el componente inflacionario seria de 45,83% (5,5%/12%).

Tratamiento tributario del componente inflacionario: En primer lugar se debe tener en claro, que existe un tratamiento diferente para los Obligados a llevar contabilidad y para los que no lo están. En concordancia con el artículo 41 E.T, para las personas naturales no obligadas a llevar Contabilidad, el componente inflacionario no constituye renta ni ganancia ocasional, y tampoco se puede tratar como deducción. Para las personas naturales o jurídicas obligadas a llevar Contabilidad, el componente inflacionario constituye ingreso gravable y se puede tratar como deducción en un 100%.

Mediante el decreto 850 de marzo 13 de 2009, el Ministerio de Hacienda ha establecido el “componente inflacionario” que las personas naturales y sucesiones ilíquidas no obligadas a llevar contabilidad deberán aplicar sobre sus “ingresos por intereses” y sobre sus “costos o gastos por intereses” que hayan de ser incorporados en sus declaraciones del impuesto de renta año gravable 2008.

El 76,39% del valor de los rendimientos financieros percibidos por personas naturales y sucesiones ilíquidas, no obligadas a llevar libros de contabilidad, de conformidad con lo previsto en los artículos 38, 40-1 y 41 del Estatuto Tributario. No constituye renta ni ganancia ocasional por el año gravable 2008. En consecuencia, el ingreso bruto por los intereses se declara en el renglón 37 del formulario 210 para Declaración de renta 2008, pero la parte no gravada se denuncia en el renglón 40 del mismo formulario).

Es importante anotar que para los ingresos por intereses o rendimientos financieros que no figuren mencionados en el art.38 del ET (por ejemplo los obtenidos en prestamos a particulares), a esos ingresos no se les puede aplicar el anterior beneficio. Es decir, esos sí serían 100% gravables.

No constituye costo ni deducción para el año gravable 2008, según lo señalado en los artículos 41, 81, 81-1 y 118 del Estatuto Tributario, el treinta y cinco punto veintiocho por ciento (35.28%) de los intereses y demás costos y gastos financieros en que hayan incurrido durante el año o período gravable las personas naturales y sucesiones ilíquidas, no obligadas a llevar libros de contabilidad.

Este porcentaje no aplica si los intereses fueron pagados sobre prestamos para adquisición de vivienda garantizado con hipoteca, pues en ese caso se aplica el límite del art.119 del ET. Es decir, se pueden deducir en el 2008 el equivalente a 1200 UVT, (1200 x 22.054=26.465.000).

ARTICULO 119. DEDUCCIÓN DE INTERESES SOBRE PRESTAMOS PARA ADQUISICIÓN DE VIVIENDA. Aunque no guarden relación de causalidad con la producción de la renta, también son deducibles los intereses que se paguen sobre préstamos para adquisición de vivienda del contribuyente, siempre que el préstamo esté garantizado con hipoteca si el acreedor no está sometido a la vigilancia del Estado, y se cumplen las demás condiciones señaladas en este artículo.

Cuando el préstamo de vivienda se haya adquirido en unidades de poder adquisitivo constante, la deducción por intereses y corrección monetaria estará limitada para cada contribuyente al valor equivalente a las primeras cuatro mil quinientos cincuenta y tres (4.553) unidades de poder adquisitivo constante UPAC, del respectivo préstamo. Dicha deducción no podrá exceder anualmente del valor equivalente de mil (1.000) unidades de poder adquisitivo constante. (HOY 1.200 UVT)

Pero si la persona natural no obligada a llevar contabilidad incurrió en costos por concepto de “diferencia en cambio”, o incurrió en costos y gastos por concepto de intereses cancelados a entidades o personas del exterior, en tal caso ninguna parte de ese valor es aceptado fiscalmente. Así lo dice la última parte del art.3 del dec.850/09 que dice: “Cuando se trate de ajustes por diferencia en cambio, y de costos y gastos financieros por concepto de deudas en moneda extranjera, no constituye costo ni deducción el ciento por ciento (100%) de los mismos, conforme con lo previsto en los artículos 41, 81, 81-1 y 118 del Estatuto Tributario”.(subrayo y resalto).De otra parte, es conveniente recalcar que las personas naturales no obligadas a llevar contabilidad solo deben denunciar sus ingresos por intereses cuando los mismos hayan sido efectivamente recibidos en el año, ya sea en dinero o en especie (ver art.27 del ET). Así mismo, sus costos y gastos por intereses solo deben ser denunciados en el año en que se paguen efectivamente, ya sea en dinero o en especie (ver art.58 y 177 del ET).

Se definió también la tasa de intereses presuntivos por préstamos en dinero de la sociedad a los socios o de los socios a la sociedad

El artículo 4 del decreto 636 de 2008, contempla que la tasa para el calculo de intereses presuntivos que se ha de emplear en los prestamos en dinero de la a los socios o de los socios a la sociedad, que se efectúen durante el 2008 será del 9,15 (para el año 2009 esta tasa era de 9.82%, articulo 4 D.R. 850 de 2009).

Recompensas

ARTÍCULO 42. Sustituido. Ley 223/1995, Art. 252. Recompensas. No constituye renta ni ganancia ocasional para los beneficiarios del pago, toda retribución en dinero, recibida de organismos estatales, como recompensa por el suministro de datos e informaciones especiales a las secciones de inteligencia de los organismos de seguridad del Estado, sobre ubicación de antisociales o conocimiento de sus actividades delictivas, en un lugar determinado.

Utilidad en venta de casa o apartamento habitación

ARTÍCULO 44. La utilidad en la venta de casa o apartamento de habitación. Cuando la casa o apartamento de habitación del contribuyente hubiere sido adquirido con anterioridad al 1º de enero de 1987, no se causará impuesto de renta ni ganancia ocasional por concepto de su enajenación sobre una parte de la ganancia obtenida, en los porcentajes que se indican a continuación:

10% si fue adquirida durante el año 1986

20% si fue adquirida durante el año 1985

30% si fue adquirida durante el año 1984

40% si fue adquirida durante el año 1983

50% si fue adquirida durante el año 1982

60% si fue adquirida durante el año 1981

70% si fue adquirida durante el año 1980

80% si fue adquirida durante el año 1979

90% si fue adquirida durante el año 1978

100% si fue adquirida antes del 1º de enero de 1978.

Indemnizaciones en virtud de la ocurrencia de un siniestro

ARTÍCULO 45. Las indemnizaciones por seguro de daño. El valor de las indemnizaciones en dinero o en especie que se reciban en virtud de seguros de daño en la parte correspondiente al daño emergente, es un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional. Para obtener este tratamiento, el contribuyente deberá demostrar dentro del plazo que señale el reglamento, la inversión de la totalidad de la indemnización en la adquisición de

bienes iguales o semejantes a los que eran objeto del seguro.

PARÁGRAFO. Las indemnizaciones obtenidas por concepto de seguros de lucro cesante, constituyen renta gravable.

Es de señalar que la indemnización por daño emergente, comprende los ingresos percibidos por el asegurado para sustituir el activo patrimonial, hasta concurrencia del valor asegurado. Importante tener en cuenta que en caso de que no fuese posible efectuar la inversión dentro del término señalado, el contribuyente tendría que constituir un fondo destinado exclusivamente a la adquisición del respectivo bien. La constitución de tal fondo se demostrará con certificado expedido por el revisor fiscal y en su defecto por contador público. Es de advertir que si el contribuyente modifica la destinación del precitado fondo, lo recibido por indemnización constituirá renta gravable.

Finalmente y respecto del reconocimiento fiscal de la indemnización por parte de las personas obligadas a llevar contabilidad por el sistema de causación, es de señalar que ello debe efectuarse en el momento en que el derecho del asegurado al pago de la indemnización es reconocido expresamente por la compañía de seguros.

Los gananciales

ARTÍCULO 47. Los gananciales. No constituye ganancia ocasional lo que se recibiere por concepto de gananciales, pero sí lo percibido como porción conyugal.

Se conoce como ganancial el monto del patrimonio neto que recibe cada uno de los cónyuges de una relación matrimonial por causa de disolución de dicha sociedad conyugal, ya sea por divorcio o por muerte de uno de ellos.

La porción conyugal es aquélla parte del patrimonio de una persona difunta que la ley asigna al cónyuge sobreviviente que carece de lo necesario para su congrua subsistencia (Artículo 1230 código civil).

Tendrá derecho a la porción conyugal aun el cónyuge divorciado, a menos que por culpa suya haya dado ocasión al divorcio (Artículo 1231 código civil).

Dividendos y participaciones no gravados.

Los dividendos son las utilidades que reciben los accionistas por sus inversiones en Sociedades anónimas. Las participaciones son las utilidades que reciben los socios por sus inversiones en Sociedades Limitadas. Es decir, los dividendos y las participaciones son el retorno que las compañías le dan a sus socios o accionistas cuando tienen resultados positivos como compensación por haber aportado capital para el desarrollo de la estrategia de negocios.

Respecto a la distribución de dividendos o participaciones, es preciso hacer algunas apreciaciones legales que regulan este procedimiento.

En primer lugar, el artículo 151 del Código de comercio afirma que para poder distribuir utilidades, estas deben estar soportadas y justificadas en balances reales y fidedignos.

Para la distribución de utilidades se requiere de la aprobación de por lo menos el 78% de las acciones o cuotas o partes de interés social. (Art. 155 Co. Co.)

La definición de dividendo está consagrada en el artículo 30 del Estatuto Tributario

Artículo 30. Definición de dividendos o utilidad. Se entiende por dividendo o utilidad:

1. La distribución ordinaria o extraordinaria que, durante la existencia de la sociedad y bajo cualquier denominación que se le dé, haga una sociedad anónima o asimilada, en dinero o en especie, a favor de sus respectivos accionistas, socios o suscriptores, de la utilidad neta realizada durante el año o período gravable o de la acumulada en años o períodos anteriores, sea que figure contabilizada como utilidad o como reserva.

2. La distribución extraordinaria que, al momento de su transformación en otro tipo de sociedad y bajo cualquier denominación que se le dé, haga una sociedad anónima o asimilada, en dinero o en especie, a favor de sus respectivos accionistas, socios o suscriptores, de la utilidad neta acumulada en años o períodos anteriores.

3. La distribución extraordinaria que, al momento de su liquidación y bajo cualquier denominación que se le dé, haga una sociedad anónima o asimilada, en dinero o en especie, a favor de sus respectivos accionistas, socios o suscriptores, en exceso del capital aportado o invertido en acciones.

La legislación tributaria colombiana ofrece un importante beneficio fiscal a las empresas que decidan no distribuir las utilidades. La intención del legislador con este tipo de medidas ha sido precisamente apoyar el fortalecimiento del sector productivo, incentivándolo a que capitalice sus utilidades.

El artículo 36-3 del Estatuto tributario establece que las utilidades que se capitalicen será un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, en cabeza de los socios, puesto que las utilidades de las empresas si están gravadas.

El beneficio es para los socios, que al capitalizar las utilidades no le serán cobrados impuestos por estas. Según el artículo 49 del estatuto tributario, parte de las utilidades que se distribuyan a los socios no son gravadas puesto que ya pagaron Impuesto de renta en cabeza de la sociedad, pero la otra parte si es gravada al momento de distribuirse a los socios. Pero según el artículo 36-3 del estatuto, si estas se capitalizan no se gravaran.

Esta es una buena medida para incentivar al socio para que no descapitalice la empresa, porque además de fortalecerla y de aumentar su participación en la misma, no pagara impuesto sobre esas utilidades.

ARTÍCULO 48. Las participaciones y dividendos. Los dividendos y participaciones percibidas por los socios, accionistas, comuneros, asociados, suscriptores y similares, que sean personas naturales residentes en el país, sucesiones ilíquidas de causantes que al momento de su muerte eran residentes en el país, o sociedades nacionales, no constituyen renta ni ganancia ocasional.

Para efectos de lo dispuesto en el inciso anterior, tales dividendos y participaciones deben corresponder a utilidades que hayan sido declaradas en cabeza de la sociedad. Si las utilidades hubieren sido obtenidas con anterioridad al primero de enero de 1986, para que los dividendos y participaciones sean un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional, deberán además, figurar, como utilidades retenidas en la declaración de renta de la sociedad correspondiente al año gravable de 1985; la cual deberá haber sido presentada a más tardar el 30 de julio de 1986.

Se asimilan a dividendos las utilidades provenientes de fondos de inversión, de fondos de valores administrados por sociedades anónimas comisionistas de bolsa, de fondos mutuos de inversión, de fondos de pensiones de jubilación e invalidez y de fondos de empleados que obtengan los afiliados, suscriptores, o asociados de los mismos

ARTÍCULO 49. Determinación de los dividendos y participaciones no gravados. Cuando se trate de utilidades obtenidas a partir del 1º de enero de 1986, para efectos de determinar el beneficio de que trata el artículo anterior, la sociedad que obtiene las utilidades susceptibles de ser distribuidas a título de ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional, utilizará el siguiente procedimiento: Modificado. Ley 1004/2005, Art. 6. Tomará la Renta Líquida Gravable del respectivo año (excluido de su cálculo la inversión en activos fijos reales productivos del artículo 158-3 E.T), y le resta el Impuesto Básico de Renta liquidado por el mismo año gravable

NOTA: este numeral fue modificado por el ARTÍCULO 2 DECRETO 4980 DE 2007 el cual quedó así:

ARTICULO 2. Determinación de los dividendos y participaciones no gravados. Para efectos de determinar la utilidad máxima susceptible de ser distribuida como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, de conformidad con lo previsto en el numeral 1° del artículo 49 del Estatuto Tributario en concordancia con el artículo 5º lb., al resultado de la sumatoria de la renta líquida (excluido de su cálculo la inversión en activos fijos reales productivos del artículo 158-3 E.T), y la ganancia ocasional gravables, se resta el resultado que se obtenga de sumar el impuesto básico de renta y el impuesto de ganancias ocasionales liquidados por el mismo año gravable.

2. El valor así obtenido constituye la utilidad máxima susceptible de ser distribuida a título de ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional, el cual en ningún caso podrá exceder de la utilidad comercial después de impuestos obtenida por la sociedad durante el respectivo año gravable.

3. El valor de que trata el numeral anterior deberá contabilizarse en forma independiente de las demás cuentas que hacen parte del patrimonio de la sociedad.

4. La sociedad informará a sus socios, accionistas, comuneros, asociados, suscriptores y similares, en el momento de la distribución, el valor no gravable de conformidad con los numerales anteriores.

PARÁGRAFO 1. Cuando la sociedad nacional haya recibido dividendos o participaciones de otra sociedad, para efectos de determinar el beneficio de que trata el presente artículo, adicionará al valor obtenido de conformidad con el numeral primero, el monto de su propio ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional por concepto de los dividendos y participaciones que haya percibido durante el respectivo año gravable.

PARÁGRAFO 2. Cuando las utilidades comerciales después de impuestos, obtenidas por la sociedad en el respectivo período gravable, excedan el resultado previsto en el numeral primero o el del parágrafo anterior, según el caso, tal exceso constituirá renta gravable en cabeza de los socios, accionistas, asociados, suscriptores, o similares, en el año gravable en el cual se distribuya. En este evento, la sociedad efectuará retención en la fuente sobre el monto del exceso, en el momento del pago o abono en cuenta, de conformidad con los porcentajes que establezca el Gobierno Nacional para tal efecto.

Decreto 4980 DE 2007 ARTICULO 1. Modificase el artículo 2° del Decreto 567 de 2007, el cual queda así:

"Artículo 2°. Tratamiento de la deducción por inversión en activos fijos reales productivos, en cabeza de los socios o accionistas. Para las utilidades comerciales obtenidas por el año gravable 2007 y siguientes, cuando la sociedad solicite la deducción por inversión en activos fijos reales productivos a que se refiere el artículo 158-3 del Estatuto Tributario tal como fue modificado por el artículo 8 de la Ley 1111 de 2006, se adicionará al valor obtenido de conformidad con lo previsto en el numeral 1° o en el Parágrafo 1° del artículo 49 del mismo Estatuto, el monto de dicha deducción. El tratamiento aquí previsto también aplica cuando la deducción a que se refiere este artículo genere pérdida fiscal o exceso de renta presuntiva.

Cuando la deducción a que se refiere este artículo genere excesos de renta presuntiva o pérdida fiscal, el exceso no reflejado en la utilidad susceptible de distribuirse como no gravada a los socios o accionistas en la parte que corresponda a la deducción por inversión en activos fijos reales productivos, se tratará como ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional en los períodos gravables siguientes, hasta agotarse. En todos los casos la utilidad máxima susceptible de ser distribuida a titulo de ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, no puede exceder la utilidad comercial después de impuestos.

Parágrafo. La sociedad deberá llevar en cuentas de orden fiscal una cuenta denominada "Deducción por inversiones en activos fijos reales productivos" la cual se debitará con el monto solicitado como deducción en cada año gravable y se acreditará, en cada año con el valor que se utilice como ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional, hasta agotar el beneficio. Lo previsto en este parágrafo solamente será aplicable respecto de las inversiones efectuadas durante el año gravable 2007 y siguientes."

Decreto 4980 DE 2007 ARTICULO 2. Determinación de los dividendos y participaciones no gravados. Para efectos de determinar la utilidad máxima susceptible de ser distribuida como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, de conformidad con lo previsto en el numeral 1o del artículo 49 del Estatuto Tributario en concordancia con el artículo 5º lb., al resultado de la sumatoria de la renta líquida y la ganancia ocasional gravables, se resta el resultado que se obtenga de sumar el impuesto básico de renta y el impuesto de ganancias ocasionales liquidados por el mismo año gravable.

De acuerdo con el artículo 2 del decreto 4980 de diciembre de 2007, las ganancias ocasionales de las sociedades también se trasladarán como utilidad o dividendo no gravado para los socios o accionistas, modificando así la formula contenida en el articulo 49 del ET para el cálculo de las utilidades o dividendos que se trasladarían como no gravables con el impuesto de renta a los socios o accionistas de las sociedades comerciales colombianas.

DECRETO 567 DE 2007 ARTICULO 1. Tarifa de retención en la fuente sobre dividendos o participaciones gravados. Los pagos o abonos en cuenta por concepto de dividendos y participaciones, que se realicen a los socios, accionistas, comuneros, asociados, suscriptores o similares que sean declarantes del impuesto sobre la renta, en exceso del resultado previsto en el numeral 1 ó en el Parágrafo 1 del artículo 49 del Estatuto Tributario, están sometidos a retención en la fuente a título de impuesto sobre la renta a la tarifa del veinte por ciento (20%).

Cuando el beneficiario del pago o abono en cuenta sea una persona natural no obligada a presentar declaración de renta y complementarios, la tarifa de retención en la fuente es del treinta y tres por ciento (33%).

No obstante lo anterior, la tarifa de retención en la fuente por concepto de dividendos y participaciones, será del veinte por ciento (20%) cuando el valor individual o acumulado de los pagos o abonos en cuenta, a favor de personas naturales sea igual o superior a mil cuatrocientas (1.400) Unidades de Valor Tributario - UVT, durante el respectivo año gravable. Parágrafo Transitorio. Para el año gravable 2007, la tarifa a que se refiere el inciso segundo del presente artículo es del treinta y cuatro por ciento (34%).

DECRETO 567 DE 2007 ARTICULO 3. Tarifa para dividendos o participaciones recibidos por extranjeros no residentes ni domiciliados. De conformidad con el artículo 245 del Estatuto Tributario, tal como fue modificado por el artículo 13 de la Ley 1111 de 2006, la tarifa única de retención en la fuente a título de impuesto sobre la renta aplicable a dividendos o participaciones, pagados o abonados en cuenta a partir del año gravable 2007, a sociedades u otras entidades extranjeras sin domicilio en el país, a personas naturales extranjeras sin residencia en Colombia y a sucesiones ilíquidas de causantes extranjeros que no eran residentes en Colombia, que correspondan a utilidades, que de haberse distribuido a un residente en el país, hubieren estado gravadas, conforme con las reglas de los artículos 48 y 49 del Estatuto Tributario y del artículo 2 del presente decreto, es el treinta y cuatro por ciento (34%) para el año gravable 2007 y del treinta y tres por ciento (33%) para el año gravable 2008 y siguientes, sobre el valor del pago o abono en cuenta.

Los dividendos y participaciones que se encuentren reinvertidos a 31 de diciembre de 2006, sobre los cuales se causó el impuesto a la tarifa del siete por ciento (7%), deberán mantenerse reinvertidos dentro del país hasta que se complete el término señalado en el Parágrafo 3 del artículo 245 del mismo Estatuto, para tener derecho a la exoneración del impuesto.

Cuando la sociedad nacional haya recibido dividendos o participaciones de otra sociedad, para efectos de determinar el beneficio determinado con las reglas anteriores, adicionará al valor obtenido de conformidad con el numeral primero del artículo 49 E.T. el monto de su propio ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional por concepto de los dividendos y participaciones que haya percibido durante el respectivo año gravable.

Los dividendos y participaciones percibidas por los socios, accionistas o asociados de las empresas editoriales definidas en el artículo 3º de la Ley 98 de 1993, no constituyen renta ni ganancia ocasional, en los mismos términos señalados en los artículos 48 y 49 del estatuto tributario. Como estas sociedades están exentas del impuesto de renta, para este procedimiento se calculará el impuesto teórico que les hubiera correspondido de no tener tal calidad. Un poco diferente, pero igual no gravados, es la situación de los dividendos y participaciones percibidos por socios o accionistas de sociedades establecidas en la zona del río Páez y por tanto beneficiarias de la Ley Páez, por cuanto son considerados como renta exenta. De conformidad con el artículo 280 de la Ley 223 de 1995, “los socios o accionistas que recibieren dividendos o participaciones de las empresas señaladas en la Ley 218 de 1995, gozarán del beneficio de exención del impuesto sobre la renta, en los mismos porcentajes y por los mismos períodos allí previstos”. (DIAN, Conc. 54168, jul. 9/98).

Igual tratamiento del párrafo anterior tendrían los inversionistas del eje cafetero, dado que la conocida Ley Quimbaya (Ley 608 de 2000), determina en el artículo 11 que los socios, accionistas, afiliados, partícipes y similares estarán exentos del impuesto sobre la renta y complementarios, por los ingresos que a título de dividendo, participaciones, excedentes, utilidades, reciban de las empresas estipuladas en dicha ley, siempre que estos recursos económicos permanezcan reinvertidos dentro de la misma empresa por un término no inferior a cuatro (4) años, contados desde su inversión y por los mismos períodos.

Retención aplicable

Los dividendos gravados en cabeza del accionista, se determinarán por la diferencia entre el total de utilidades comerciales y los dividendos no gravados, bien como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional o bien como renta exenta. A dicho valor aplicará la retención en la fuente por renta de acuerdo con la tabla que se presenta a continuación, en el evento que se decida su distribución.

|Tabla Retención dividendos gravados |

|Sujetos |Base |Retención 2007 |Retención 2008 |

|Declarantes personas naturales o |100% pago o abono en cuenta de |20% |20% |

|jurídicas |dividendos gravados | | |

|No declarantes personas naturales|100% pago o abono en cuenta de |34% |33% |

| |dividendos gravados < 1.400 UVT | | |

|Declarantes o no personas |100% pago o abono en cuenta de |20% |20% |

|naturales |dividendos gravados (Valor individual | | |

| |o acumulado) = ó > 1.400 UVT | | |

Como se observa el porcentaje de retención de la primera y la última fila, favorece a los pagos mayores de 29.363.000 millones de pesos en cabeza de los accionistas personas naturales (Base 2007) y de los declarantes. Este incentivo en realidad es una regla muy subjetiva, habida cuenta que precisamente los pequeños inversionistas, serán los que probablemente se les retendrá un porcentaje superior. Aquí el gobierno ha debido pensar en motivar la inversión y movilidad de pequeños capitales y no en acelerar el recaudo.

Tarifa especial para dividendos o participaciones recibidos por extranjeros no residentes ni domiciliados.

Cuando los dividendos o participaciones correspondan a utilidades, que de haberse distribuido a un residente en el país, hubieren estado gravadas, conforme a las reglas de los artículos 48 y 49 del Estatuto Tributario antes descritas, estarán sometidos a la tarifa general del 33% (años gravables 2006: 35%, 2007: 34%, 2008 y ss.: 33%) sobre el valor pagado o abonado en cuenta. El impuesto de renta será retenido en la fuente, sobre el valor bruto de los pagos o abonos en cuenta por concepto de dividendos o participaciones.

Ahorro en un fondo de pensiones voluntarias

El monto obligatorio de los aportes que haga el trabajador o el empleador al fondo de pensiones de jubilación o invalidez, no hará parte de la base para aplicar la retención en la fuente por salarios y será considerado como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional.

Igualmente, “Los aportes voluntarios que haga el trabajador o el empleador, o los aportes del partícipe independiente a los fondos de pensiones de jubilación e invalidez, a los fondos de pensiones de que trata el Decreto 2513 de 1987, a los seguros privados de pensiones y a los fondos privados de pensiones en general, no harán parte de la base para aplicar la retención en la fuente y serán considerados como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, hasta una suma que adicionada al valor de los aportes obligatorios del trabajador, de que trata el inciso anterior, no exceda del treinta por ciento (30%) del ingreso laboral o ingreso tributario del año, según el caso”. (Artículo 126-1 E.T.) Se deduce entonces por ejemplo, que si un profesional independiente que presta asesorias en virtud de contratos de prestación de servicios, realiza aportes voluntarios a los fondos de pensiones, estos pueden disminuirse de la base para aplicar la retención en la fuente por concepto de honorarios

Incentivo al ahorro para el fomento de la construcción

El artículo 126-4 del Estatuto Tributario establece para los trabajadores que voluntariamente consignen sumas de dinero provenientes de sus rentas de trabajo, en las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción, AFC, un beneficio fiscal consistente en que tales sumas son consideradas ingresos no constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, hasta una cantidad que no exceda del 30% del ingreso laboral o tributario del año, según el caso; como consecuencia de lo cual no se practica retención en la fuente sobre los mismos ingresos por parte del pagador.

El retiro de los recursos de las cuentas de ahorros "AFC" antes de que transcurran cinco (5) años contados a partir de su fecha de consignación, implica que el trabajador pierda el beneficio y que se efectúen, por parte de la respectiva entidad financiera, las retenciones inicialmente no realizadas, salvo que dichos recursos se destinen a la adquisición de vivienda, sea o no financiada por entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera. En el evento en que la adquisición se realice sin financiación, previamente al retiro, deberá acreditarse ante la entidad financiera copia de la escritura de compraventa. (Modificado este inciso por la Ley 1111 de 2006 art. 67) Se causa retención en la fuente sobre los rendimientos que generen las cuentas de ahorro "AFC", de acuerdo con las normas generales de retención en la fuente sobre rendimientos financieros, en el evento de que éstos sean retirados sin el cumplimiento del requisito de permanencia antes señalado.

Los recursos captados a través de las cuentas de ahorro "AFC", únicamente podrán ser destinados a financiar créditos hipotecarios o a la inversión en titularización de cartera originada en adquisición de vivienda. (Artículo adicionado Ley 488/98, Art. 23)

Para estos efectos, se consideran trabajadores, las personas que reciban ingresos por concepto de salarios, comisiones, prestaciones sociales, honorarios, viáticos, gastos de representación, emolumentos eclesiásticos, compensaciones por el trabajo asociado cooperativo y, en general, las compensaciones por servicios personales a que se refiere el artículo 103 del Estatuto Tributario.

La disminución de la base de retención se efectúa en la misma forma en que son deducidos los aportes voluntarios del trabajador o del empleador a los fondos de pensiones. Sin embargo, estos dos descuentos, a saber, ahorro en las cuentas AFC y aportes voluntarios a los fondos de pensiones, no podrán ser solicitados concurrentemente por los asalariados, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 42 de la Ley 488 de 1.998. Esto significa que el contribuyente no puede solicitar simultáneamente disminución de la base de su retención en la fuente del 30% por los aportes voluntarios al fondo o seguro de pensiones, más el 30% por concepto del ahorro en las cuentas AFC. No obstante, si sumados los ahorros en cuentas AFC y los aportes obligatorios a los fondos o seguros de pensiones, el total no excede el 30% del ingreso laboral o ingreso tributario del año, el trabajador tiene derecho al incentivo hasta por ese monto.

De esta manera, es claro con base en el artículo 103 del Estatuto Tributario que dentro de los ingresos laborales se incluyen las prestaciones sociales efectivamente pagadas en el año al trabajador, con efectos para establecer el límite del 30%, del total de los ingresos laborales del año que destine el trabajador al ahorro a largo plazo en las cuentas AFC, considerados como ingresos no constitutivo de renta ni ganancia ocasional siempre que se cumplan los demás requisitos legales para tener este tratamiento tributario.