Leer Ensayo Completo Jose Lopez Portillo

Jose Lopez Portillo

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.107.000+ documentos

Categoría: Historia

Enviado por: karlo 05 junio 2011

Palabras: 2736 | Páginas: 11

...

leza del Estado. Siendo pues un concepto tan vasto termina por perder su significado, por lo que desde las distintas disciplinas se intenta precisar su significado acotándolo a campos más definidos.”[1] Las reformas al Estado son procesos inducidos cuyos objetivos esenciales buscan que el Estado asegure su supervivencia y su funcionalidad ante los incesantes cambios económicos, políticos y sociales de cada país. La referencia a reformas estatales en otros países permite identificar logros, fracasos y deficiencias. Es esencial incluir en la propuesta de Reforma del Estado el tipo de administración pública necesaria para responder y atender de manera eficaz las demandas de las sociedad.

La Reforma Política de 1977 implicó una importante serie de cambios legales promovidos en México por el destacado político, intelectual e historiador Jesús Reyes Heroles desde su cargo de secretario de Gobernación

Los Primeros Resultados En 1979, al celebrarse las elecciones intermedias para renovar la Cámara Baja, se recogieron los primeros frutos de la reforma. El Partido Revolucionario Institucional recibió el 69.84% de los votos (le correspondieron 296 diputados) y perdió, en manos del Partido Acción Nacional, cuatro diputaciones de mayoría relativa. Este último obtuvo 10.79% de los sufragios, lo que se tradujo en 42 diputados plurinominales, siguiéndole el Partido Comunista Mexicano con 4.97% (18 diputados); el Partido Popular Socialista con 2.59% (12 diputados); el Partido Socialista de los Trabajadores con 2.12% (12 diputados); el Partido Demócrata Mexicano con 2.05% (10 diputados); y, por último, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana con 1.81% (10 diputados).

La Reforma Política de 1977

En el periodo de José López Portillo, después de que éste fuese candidato único en medio de una supuesta competencia democrática y se urgía de un personaje que concitara credibilidad y respeto para conducir la política interior, ocupa el cargo de secretario de Gobernación, desde el cual, el 1 de abril de 1977 en Chilpancingo, Guerrero, externa la decisión de promover cambios sustantivos en el esquema electoral para poner en consonancia a las instituciones con la realidad política nacional. Algunos aseguran que esta ciudad fue elegida para dicho anuncio, debido a que era la capital del estado donde habían surgido el mayor número de movimientos campesinos y armados contrarios al régimen, como los de Genaro Vázquez y Lucio Cabañas. En este contexto Reyes Heroles, funcionario y jurista respetado, atípico dentro de la clase gobernante en su carácter de culto historiador del Liberalismo en México e ideólogo del Estado, ocupa la cartera de Gobernación con el propósito de hacer ajustes que respondiesen a la encrucijada en que se hallaba inmerso el régimen. Como primer paso, el 1 de abril de 1977 en Chilpancingo, Guerrero, externa la decisión de promover cambios sustantivos en el esquema electoral para abrir espacios y hacer frente a la inminente realidad política.

3

Lanzado aquel compromiso, son convocados al debate la oposición en pleno y el mundo académico e intelectual para consensuar la reforma, que se expresó en modificaciones constitucionales y en la aprobación, en diciembre de aquel año, de la Ley Federal de Organizaciones Políticas y Procedimientos Electorales (LOPPE), misma que ordenaba la estructura de un colegio electoral; otorgaba el registro a más de una organización que permanecía en la clandestinidad (como el mencionado Partido Comunista); permitía las coaliciones; abría tiempos oficiales en radio y televisión para la promoción de las distintas fuerzas políticas; contenía la nueva fórmula de la representación proporcional (consistente en la repartición de cien escaños entre los partidos según el porcentaje nacional de sufragios que obtuviesen en ese rubro de votación, independientemente de los distritos electorales ganados o perdidos, garantizando de ese modo la presencia parlamentaria de todas las siglas y corrientes); y aumentaba de 186 a 400 el número de diputados que integrasen la Cámara Baja, lo cual obligó a la construcción del Palacio Legislativo de San Lázaro para darles cabida.

Un año después, se promovió una ley de amnistía para exonerar a los militantes de grupos subversivos urbanos y rurales, tales como la Liga Comunista 23 de Septiembre, el Partido de los Pobres o el Movimiento de Acción Revolucionaria, torturados y presos en el marco de la guerra sucia de los años setenta; una constante exigencia de la izquierda que completaba este paquete de cambios para sentar las bases, a través del diseño de conductos democráticos, del fin de la clandestinidad política.

4

Educación, Ciencia y Tecnología

En el terreno educativo, el sexenio de López Portillo (1976-1982) comenzó con un nuevo esfuerzo de planeación, que dio lugar al Plan Nacional de Educación presentado en siete volúmenes por Porfirio Muñoz Ledo a fines de 1977, que comprendía un amplio diagnóstico del sistema educativo, así como programas de trabajo para la educación básica, la formación de maestros, la educación en zonas deprimidas y para grupos marginados, la educación abierta, la capacitación, la educación tecnológica, la educación superior, la difusión de la cultura; la juventud, el deporte y la recreación, y la educación para la salud. Sin embargo, el Plan carecía de metas, que se anunciaban para los meses siguientes. El intempestivo cambio del secretario de Educación Pública, sustituido por Fernando Solana, hizo que el Plan nunca fuera terminado y que en su lugar se adoptara un conjunto de políticas menos ambicioso pero de enfoque muy práctico, con los llamados Programas y Metas del Sector Educativo 19791982, que comprendían 5 grandes objetivos y 52 programas, de los cuales 11 se definían como prioritarios, todos con metas precisas calendarizadas hasta 1982. Ese conjunto de programas se llevó a la práctica a lo largo del sexenio. Los resultados mostraron la bondad de un enfoque de planeación práctico e imaginativo: pese a que las cohortes de niños más numerosas de la historia del país, las nacidas a mediados de los 70, llegaron a la escuela a principios de los 80, fue justamente en 1982 cuando se alcanzó por fin el viejo anhelo de que todos los niños pudieran tener acceso al 1er. grado de la primaria. Eso fue posible porque se abandonó el esquema rígido de escolarización mediante planteles convencionales, siendo reemplazado por una variedad de estrategias: albergues escolares, transporte, instructores comunitarios, etc. Sólo así pudo abatirse la demanda marginal no atendida en varias décadas. La meta de la eficiencia terminal, por su parte, siguió sin poder alcanzarse. Un rasgo importante de la política educativa del sexenio 76-82 fue el impulso a la descentralización educativa que se dio en marzo de 1978, con la creación de las delegaciones de la SEP en los estados de la República; esta política reforzaba intentos descentralizadores previos poco exitosos, cuya urgencia ponía de manifiesto la creciente evidencia de lo inapropiado del centralismo en un país de las dimensiones de México. La atención a niños de 0-4 años mediante programas de educación inicial se multiplicó por seis, la educación preescolar elevó la demanda de 17 % al 70 %, en la primaria significó educar a un 28 % más de niños, la secundaria registró un incremento de¡ 85%; las secundarías técnicas multiplicaron su matrícula por tres y las tele secundarias por seis, las normales superiores cuadruplicaran su matricula y la educación superior la duplicó.

Revista iberoamericana de Educación http://www.rieoei.org/rie27a02.htm

5

Frases famosas del Presidente JLP "Aprendamos a administrar la abundancia",

Legado Económico

Al iniciar su administración como presidente, López Portillo recibió al país en una situación económica muy deteriorada debido a la crisis y a la recesión que inició en 1976, además de la devaluación del peso y los convenios firmados con el Fondo Monetario Internacional. Durante su sexenio se establecieron tres medidas para intentar superar la crisis: 1) Reforma económica Alianza para la producción; b) Reforma administrativa (agilizar trámites) y, 3) Reforma política (legitimar la acción del Estado). Las tasas de crecimiento durante el periodo 1976-1982, medidas por el incremento del producto interno bruto (PIB) a precios constantes de 1970, fueron en general elevadas, pasando del 3.4% en 1977 a 7.9% en 1981. El impresionante crecimiento del PIB se debió en buena medida al impulso que representaron la explotación y la producción petrolera industrial y a un endeudamiento externo que se triplicó. En 1982, la economía mexicana se derrumba y volvemos a entrar en crisis. Por vez primera desde la década de 1920 no hubo crecimiento en la economía, sino una caída del 0.5% en el PIB. La tasa promedio de crecimiento durante estos seis años fue de 6% contra un 3.25% en que creció la población. Aquí, nos hacemos varias preguntas. ¿Es mejor o peor el sexenio de López Portillo respecto a los siguientes? ¿Se puede crecer sólo con estabilidad macroeconómica y sin endeudarse con el exterior? ¿Son indispensables las reformas estructurales a las que repetidamente se hace mención actualmente?

"Presidente que devalúa se devalúa" , "Defenderé al peso como un perro" , "¡Ya nos saquearon! ¡No nos volverán a saquear!"

6

Legado Economico

Crecimiento del Producto Interno Bruto en México (1976-1982) precios constantes de 1970 Año % del PIB 1977 3.4 1978 8.2 1979 9.1 1980 8.3 1981 7.9 1982 -0.5

Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI.

Lo que sucedió durante el sexenio de López Portillo es que se siguió presentando un crecimiento sin desarrollo, es decir, hubo crecimiento económico y mayor concentración del ingreso. El desarrollo socioeconómico y sustentable siguió ausente y los principales problemas económicos y sociales, lejos de resolverse, se agudizaron, como mayor inflación, triplicándose la deuda externa llegando a casi 60 mil millones de dólares, aumento del desempleo y subempleo, deterioro salarial, precaria atención a la salud y educación, entre otras finuras.

El sector agropecuario con López Portillo tuvo un crecimiento de 3.3% anual promedio, obteniendo una participación respecto al PIB de 9.1%, que es menos de la mitad comparada con el sexenio de 1941-1946 (18.9% Ávila Camacho) López Portillo creó el Sistema Alimentario Mexicano (SAM) que pretendía resolver los problemas de producción, distribución y consumo de alimentos; además, repartió la tercera parte de las tierras que lo que hizo Lázaro Cárdenas, pero además con la variante que el 95% de éstas no era apta para el cultivo.

El buen desempeño del sector industrial en una economía como la mexicana es de vital importancia, ya que participa con un porcentaje importante en el PIB, crea empleos, aumenta la innovación y la tecnología, entre otras cosas. México le ha apostado desde principios de los ochenta a un modelo de crecimiento basado en las exportaciones, mismo que está dando muestras de agotamiento. Durante el sexenio en cuestión (1976-1982), además de fomentar la exploración, explotación, refinación y exportación del petróleo, se impulsó la producción petroquímica básica, que hasta a la fecha -y no por falta de ganas de varios de nuestros gobernantes de corte neoliberal- sigue en buena parte en manos del Estado mexicano. Hace veinte años se utilizaba una política industrial proteccionista logrando que nuestra planta industrial se volviera cada vez más ineficiente, poco productiva y que ahora ha resultado poco competitiva a nivel internacional.

Crecimiento del Petróleo en México (1977-1982) precios constantes Año % JLP 1977 18.8 1978 14.2 1979 14.6 1980 30.1 1981 18.1 1982 13.0

Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI.

7

Legado Económico

El tercer y último sector económico es el denominado de servicios. Este sector incluye al conjunto de actividades que, aunque no producen bienes, son necesarias para el funcionamiento de sistema económico; aquí se incluyen los siguientes rubros: comercio, restaurantes, hoteles, transporte, almacenamiento y comunicaciones, servicios financieros, seguros y bienes inmuebles, servicios educativos, servicios médicos, etc. La participación en el PIB del sector terciario -o de servicios- durante el sexenio lópezportillista fue de 55% en promedio, creciendo anualmente a una tasa media del 5.3%. La rama de mayor crecimiento fue la de comunicaciones y transportes y la de menor fue el comercio. Desde ese tiempo y hasta la fecha, se ha ido incrementando un poco la importancia de este sector en la economía mexicana, rebasando desde hace años el 60%. Por último, abordaré aspectos de la política financiera, fiscal y monetaria de 1976 a 1982. Con López Portillo disminuye el gasto de fomento económico llegando al 40.5% del total, que es menor al de Luis Echeverría (61.6%). Los gastos administrativos del gobierno federal absorben 26.3% del total, contra 9.1% del de Luis Echeverría. A partir de 1976, la política financiera ha estado condicionada por los lineamientos firmados por nuestro país con el Fondo Monetario Internacional en las llamadas Cartas de Intención, que son limitantes y nos hace sumamente dependientes de los intereses de dicha institución. Los ingresos públicos totales se incrementaron notablemente durante el sexenio de JLP, llegando hasta 46.5% del PIB; ahora -con Fox- anda cerca del 25%. Por su lado, los impuestos representaban el 13.7% respecto al PIB; ahora no llegamos ni al 11%. Se recurre de manera exagerada a la deuda pública que pasa de 19 mil 600 millones de dólares en 1976 a 59 mil millones en 1982. Entonces teníamos altas de crecimiento, pero con deuda y gracias al petróleo. Los impuestos crecieron casi 46% anualmente, pero debido principalmente a la inflación. Uno de los mecanismos utilizados en décadas pasadas por varios países -y México no fue la excepciónpara crecer económicamente fue el de aumentar el dinero en circulación; en palabras coloquiales, "echar a andar la maquinita de dinero". Con JLP tuvimos un incremento del circulante alcanzando un promedio anual de 36.7%, sólo superado por Miguel de la Madrid y en algunos años con Carlos Salinas. Este incremento provoca casi siempre un aumento en la inflación, lo que a su vez hace que los precios de los bienes y servicios se incrementen, con una consiguiente disminución en el poder adquisitivo de la mayoría de los trabajadores. Respecto al tipo de cambio peso/dólar, se sigue con una política de "flotación", que en realidad significó un proceso continuo de devaluación; he aquí el proceso: el 17 de febrero de 1982 el dólar se cotizaba a 26.80 pesos; el 1° de septiembre se impone el control de cambios y se nacionaliza la banca; cuando toma posesión Miguel de la Madrid el dólar se encuentra a 96.50 pesos, y para el primer año de MMH el dólar estaba a 120 pesos. Paridad promedio del peso con el dólar estadounidense (1977-1988) Año Pesos/US JLP 1977 22.70 1978 22.76 1979 22.82 1980 22.98 1981 24.51 1982 57.50

Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI.

Tiempos de reflexión http://www.angelfire.com/tn/tiempos/economia/texto42.html

8

Equipo Uno Edgar Guadalupe Ramos Rodríguez Víctor Manuel Hernández Gaytan Gustavo Mondragón

Impacto Social

El sexenio de López Portillo es uno de los capítulos más trágicos de la historia mexicana moderna. Un inicio esperanzador seguido de la tentación de la bonanza petrolera, y que culminó en el colapso del precio internacional del petróleo y la bancarrota nacional. La historia del periodo, y su tratamiento en este documental, es una combinación de lo trágico, lo épico y lo absurdo.

[Nombre del destinatario] [Dirección] [Dirección 2] [Ciudad, estado o provincia, código postal]