Leer Ensayo Completo La Lectoescritura

La Lectoescritura

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.190.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Mikki 10 abril 2011

Palabras: 7567 | Páginas: 31

...

quirimos conocimientos cotidianamente y durante toda la vida; así como un pueblo por medio del lenguaje adquiere su cultura. En consecuencia, el grado de dominio de la lengua como herramienta o instrumento de comunicación y expresión, da la pauta del desarrollo integral del hombre, por tanto, su práctica sistematizada y su uso constante y libre es la base para la educación del niño. A través de la lengua el alumno no sólo construye sus ideas, sino también los conocimientos acumulados a lo largo de toda su vida. Barbosa Heldt, (1986).

Al iniciar a los niños en el aprendizaje formal de la lengua escrita y favorecer el desarrollo de la expresión oral son algunas de las tareas más difíciles que un maestro enfrenta a lo largo de su carrera profesional. Por ello, es necesario compartir con los docentes de primer grado algunas inquietudes y reflexiones que se han suscitado a lo largo de muchos años de práctica pedagógica. Durante el primer grado de primaria, el objetivo más relevante es el aprendizaje de la lengua escrita y el desarrollo de la expresión oral.

Hoy en la escuela primaria y los niveles educativos posteriores se manifiestan graves problemas en torno al aprendizaje de la lectura y de la escritura. Las muestras concretas de ello tienen que ver con, apenas, la decodificación deficiente por parte del alumno y la ausencia del sentido. Además de que tales prácticas no son realizadas por los ciudadanos en general, ni siquiera en su entorno cotidiano.

La lecto-escritura en cuanto ámbito de conocimiento es una práctica social y, por tanto, se aprende de los demás por medio de la interacción cotidiana. En lugar de ser considerada como una actividad cuasi subjetiva, se le concibe desde una perspectiva social en la que el sujeto participa empleando la lengua escrita para construcción de significados y aún más de sentidos.

La enseñanza del español que actualmente se propone la SEP, está basado en el enfoque comunicativo y funcional. En éste, comunicar significa dar y recibir información en el ámbito de la vida cotidiana, y, por lo tanto, leer y escribir significan dos maneras de comunicarse, si logramos que desde el principio de su escolaridad el niño busque darle sentido a lo que lee, aprenderá a leer comprensivamente. (SEP., 1997).

INTRODUCCIÓN.

En el presente ensayo aborda la temática de la problemática de la lectoescritura desde la experiencia personal como una forma de proponer alternativas para una efectiva enseñanza de la lectoescritura en nuestros niños. La principal justificación es la presencia de problemas de aprendizaje de lectoescritura en nuestros niños y para la enseñanza y aprendizaje de la lectoescritura en las escuelas rurales. Asimismo, el objetivo central del presente ensayo es Identificar la problemática de la enseñanza aprendizaje lecto escritura en nuestra escuelas rurales

reflexionar acerca de los cambios o acciones adicionales necesarias para hacer del aula de la escuela primaria un espacio propicio para el desarrollo de las competencias comunicativas de los alumnos. Además de que la redacción de este documento me permitirá llevar un proceso de formación como docente, adquirir las habilidades intelectuales especificas que marca el perfil de egreso. A continuación se exponen algunas reflexiones en torno a la enseñanza de la lectura y escritura, este tema que probablemente es bastante conocido por muchos de ustedes, pero que también genera un interés constante en quienes trabajamos para educar a otros y a nosotros mismos.

Este estudio presenta un análisis de carácter exploratorio para tener un acercamiento a la realidad educativa, con el propósito de recabar información para reconocer situaciones problemáticas en torno a la utilización por parte de los maestros de primer grado, de un determinado método o la propuesta constructivista en la enseñanza de la lectura y escritura. A la vez, evidenciar que en la tradición educativa, que el problema de la enseñanza- aprendizaje de la lecto-escritura ha sido planteado como una cuestión metodológica; es decir, se discute sobre las ventajas y desventajas en el uso de tal o cual método. De ese modo, las soluciones o alternativas al respecto se han centrado en propuestas metodológicas que son interpretadas y adaptadas por los docentes según su conocimiento y experiencia; diríamos que se han traducido en recetas produciendo con ello enseñanzas y aprendizajes repetitivos y mecanicistas en donde el maestro y los alumnos se convierten, respectivamente, en proveedores y consumidores de textos ajenos sin posibilidades de adoptar actitudes reflexivas y críticas. Lo cual ha repercutido en la baja calidad y rendimiento de la lectura y escritura en el primer grado de educación primaria.

No obstante, el de contar con propuestas metodológicas producto de investigaciones sobre la enseñanza y el aprendizaje de la lectura y escritura, con relación a los procesos de construcción de la lengua oral y escrita, así como de sus usos sociales; los maestros siguen apegados a utilizar en algunos casos una metodología tradicional, dejando de lado el propósito de la enseñanza de la lectura y escritura en el primer grado, que más allá de su carácter instrumental que la tradición educativa les ha otorgado, constituyen una herramienta para el desarrollo de la actividad intelectual y social de los alumnos.

Estos son aspectos fundamentales que retome para realizar el análisis de los métodos de enseñanza de la lectoescritura. Asimismo, para la realización de este trabajo fue fundamental citar ideas de algunos autores como: Antonio Barbosa Heldt, Yetta M. Goodman, Emilia Ferreiro y Margarita Gómez Palacio, Con estos autores fue posible sustentar las cuestiones escritas en todos los aspectos que anteriormente fueron mencionados.

Cuerpo del trabajo

El proceso de adquisición de la escritura y de la lectura consiste en la elaboración que el niño realiza de una serie de hipótesis que le permiten descubrir y apropiarse de las reglas y características del sistema de escritura, cabe señalar que la elaboración de diferentes hipótesis que caracterizan a dicho proceso depende de las posibilidades cognoscitivas y de las oportunidades que tienen los niños para interactuar con el objeto de conocimiento, interacción que les proporciona una experiencia particular desde la cual orientaran su propio proceso de aprendizaje.

Definimos al sistema de escritura como un sistema de representación de estructuras y significados de la lengua, es un objeto cultural susceptible de ser usado por los individuos de una sociedad. Estos comunican por escrito sus ideas, sentimientos y vivencias de acuerdo con su particular concepción de la vida y del mundo en que se desenvuelven. Tanto al escribir como al leer, los niños activan dicha competencia respecto de los elementos y reglas que rigen al sistema de lengua, que habrán de representar cuando realicen acto de escritura y que tengan que comprender al realizar actos de lectura, de textos escrito por ellos mismos o por otros, en diferentes momentos de la comunicación.

Tanto la lectura como la escritura constituyen expresiones del lenguaje

Muchos autores afirman que la lectura y escritura deben ir unidos, porque ambos se dan gradualmente e interactúan en el proceso de enseñanza -aprendizaje. A partir, considero que la escritura es el resultado del aprendizaje de la lectura, o sea, el reconocimiento de las letras: signos, símbolos, representaciones, entre otros. Es decir, cuando el niño conoce y reconoce los signos y símbolos, procede a expresar en forma escrita. Plasmando con su mano de tinta a papel. Para escribir necesariamente, debe tener una coordinación de motricidad fina; sensorio – motora, en la coordinación de sus sentidos; viso motora, la coordinación específica entre su visión – táctil.

La enseñanza tradicional de la lectura y la escritura

En los métodos para la enseñanza de la lecto-escritura se marcan diversos conceptos y tendencias metodológicas y a cada uno de ellos le corresponde una determinada técnica de lecto-escritura que se refleja, como es natural, en la forma de enseñar los elementos de expresión; al analizar los métodos que a través del tiempo se han utilizado en la enseñanza de la lecto-escritura, se distinguen tres tendencias:

La primera es la de los métodos sintéticos, la cual se basa en que los componentes de las palabras (letras y sílabas), constituyen un pilar indispensable para lecto-escritura, comiencen con la enseñanza de estos elementos para después de efectuar numerosos ejercicios combinarlos en formas lingüísticas de mayor complejidad; se lleva a cabo, por tanto un proceso de síntesis a partir de letras aisladas a sílabas. Los métodos que mayor repercusión han tenido en la enseñanza en México, son el Silabario de San Miguel y el Onomatopéyico.

En los métodos para la enseñanza de la lectura- escritura se marcan diversos conceptos, o distintas formas de interpretar la teoría educativa.

Métodos de deletreo o alfabéticos.

Entre los métodos d deletreo representativos del deletreo, mas conocidos y usados en México en el siglo pasado, están el silabario de san miguel y la mantilla nº 1.

Silabario de san miguel.

Es u n pequeño folleto de 8 hojas, impreso a la rustica en papel revolución desde su primera edición ha conservado su formato y la caratula que lo distingue, que es el arcángel san miguel azotando a Satanás en las llamas del infierno, con la siguiente redacción: “silabario método de san miguel”, este método se atribuye al P. Nicolás García de san Vicente, que en su época tanto hizo a favor de la enseñanza de la niñez desvalida y de la educación de clases menesterosa. El silabario de san miguel o de san Vicente se compone de 38 lecciones o ejercicios, en la 1ª lección aparecen las cinco vocales, en letra impresa, en la lección 2 se presentan las consonantes b-f-m—p-v, en la lección 3 aparecen las consonantes d-l-n-r-t, en la lección 5 se presentan las consonantes c-ch-s-z-n, en la lección 6, aparecen las consonantes y-g-h, en la lección 7 aparece, para su memorización, el abecedario completo en dos tipos de letra impresa y con letras minúsculas, en la lección 8, se presentan las primeras palabras, formadas por dos silabas separadas por guion, siendo la primera una vocal y la segunda una silaba directa simple de las ya conocidas por los niños en las lecciones anteriores, las lecciones 9 al 15 presentan listas de palabras disilabas separadas sin guion, combinando las diversas silabas aprendidas anteriormente , las lecciones 16 al 22, presentan listas de palabras trisílabas, la lección 23 presenta el alfabeto en los dos tipos de letras mayúsculas, impresas, la lección 24 presenta palabras disilabas, separadas por guiones, estando formada la primera serie por silabas inversas simples, las lecciones del 25 al 38 presentan palabras disilabas separadas por guiones.

El silabario de san miguel es un verdadero documento de la pedagogía tradicionalista y anticientífica, cuyo origen se remonta a siglos pasados.

Mantilla nº 1

Este, método también de deletreo como el silabario, pero mas completo por su material y presentado en decorosa y correcta encuadernación, es de origen español y comenzó a usarse en nuestro país, es un método es de deletreo, de marcha sintético- analítica y de escritura- lectura.

La segunda tendencia es la Analítica, surgida como una reacción del aprendizaje sintético, la percepción global del niño. Estos métodos defienden la enseñanza: que partiendo de la significación de las palabras, su configuración fonética y gráfica peculiar hacen llegar al alumno, mediante el análisis de sus elementos, al conocimiento de las letras. Entre los métodos analíticos cabe destacar el Método Global de Análisis Estructural y el Método Integral Mínjares (Uribe Torres, 1978)

La tercera tendencia es la Ecléctica, la cual se caracteriza por una conjugación de los elementos sintéticos-analíticos, considerando que en esa materia de enseñanza se realiza un doble proceso de análisis y síntesis. Al mismo tiempo, se dirigen tanto a desarrollar una actitud inteligente del alumno ante los textos, como a proporcionarle las técnicas indispensables para el reconocimiento, identificación de palabras y rapidez de lectura

Métodos para la enseñanza de la lectoescritura.

Métodos fonéticos (sintéticos y analíticos).

MÉTODOS DE PALABRAS NORMALES.

Fue el maestro don enrique c. rébsamen el que introdujo en México este método, la adopción del método rébsamen para la enseñanza de la lectura- escritura, vino a sustituir el vicioso método del deletreo, que se usaba antiguamente, fue indudablemente una base firme para la transformación educativa en nuestro país, durante la enseñanza de la lecto- escritura es importante que nosotros como futuros docentes motivemos, animemos y afirmemos la confianza de los niños en el uso de la lectura y de la escritura con diferentes fines que después en determinado momento les será de utilidad como nos menciona Antonio Barbosa Heldt; “ el aprendizaje de los primeros rudimentos del saber humano en la escuela elemental no debe revestir nunca la forma de un martirio, sino la de una distracción placentera, que poco a poco se convierte en un trabajo serio, en la que el niño va encontrando la mayor de las satisfacciones: la del deber cumplido”

A este método se le puede llamar ecléctico porque combina tanto la lectura como la escritura es decir mantienen mucha relación, a rébsamen se debe la introducción a México del método llamado de palabras normales, las características del método rebramen son:

1.- analítico- sintético.

2.- fonético.

3.- simultaneo.

4.- de escritura- lectura.

ANALITICO- SINTETICO.

Es nombrado así porque tiene un orden, en donde se presenta primero la palabra, luego se pasa a su división en silabas y por ultimo a las letras, estas son representadas por sus sonidos, par regresar a las silabas y retornar a la palabra, en el trabajo conjunto tanto analítico- sintético esta la clave para enseñar simultáneamente a leer y a escribir y para trabajar ejercicios con un doble aprovechamiento y entretenimiento, logrando así una verdadera educación sensorial e intelectual.

FONETISMO.

Un método que se aceptaba como base fundamental en la enseñanza de la lectura y la escritura combinándola con la sintética y con la analítica- sintética, según como cada maestro deseara.

SIMULTANEIDAD.

El método de palabras normales es simultáneo, ya que enseña a leer y a escribir al mismo tiempo y es de escritura- lectura, po5rque durante su aplicación se presenta primero los caracteres manuscritos y luego los impresos constan de las siguientes etapas:

Primera etapa:

1.-Ejercicios preparatorios: es usado con fines educativos de la vista, el oído, los órganos vocales y la mano.

Segunda etapa:

Enseñanza de las vocales, escritura-lectura de las letras minúsculas manuscritas (palabras normales).

1.- enseñanza de las vocales: se recomienda que se se enseñe en el siguiente orden: a, e, i, o, u, aunque con esto no se quiere decir que el docente no pueda cambiar el orden conforma a su experiencia.

2.- escritura-lectura de las letras minúsculas manuscritas: para su enseñanza se deben utilizar las palabras normales trabajando de lo fácil a lo difícil, de los cuales los niños tendrán conocimiento y estarán dentro de su alcance intelectual, porque tampoco se le dará que trabaje algo que no sabe , que no conoce.

3.- plan general para la enseñanza de cada una de las palabras normales.

TERCERA ETAPA.

1.- escritura-lectura de las letras mayúsculas manuscritas.

La enseñanza parte de la semejanza de las letras minúsculas y mayúsculas, cuando el niño haya comprendido y aprendido el uso de las mayúsculas podrá escribir nombres propios y los docentes pueden tomar como ejemplo el nombre de los niños dentro del aula.

CUARTA ETAPA.

Lectura de las letras impresas: para esta etapa es importante hacer uso del alfabeticón que consiste en unas tablillas colocadas en un tablero negro, puesto en posición horizontal y con ranuras para deslizar letras el docente debe dar a conocer la manera en que se utiliza par que los niños puedan manipularlo.

METODO FONETICO ONOMATOPEYICO.

Este método consta de los siguientes apartados:

LOS MÉTODOS DE LECTURA: se dice que un buen método , desde una perspectiva en la practica debe ser fácil para el niño así como también par el maestro, par que se avance en la enseñanza de la lecto-escritura, como nos menciona Antonio Barbosa Heldt “siempre ha habido diversidad de métodos en el campo de la enseñanza de la lectura, y aunque con todos ellos es factible dicha enseñanza ,como lo muestra la experiencia, unos son mas fáciles y sencillos que otros, exigiendo del niño menos esfuerzo y del maestro menos fatiga” , los métodos de lectura de dividen en dos grandes clases: analíticos y sintéticos, y de estos se derivan otros métodos.

ANÁLISIS Y SINTESIS.

Este método también analiza, porque la palabra es un método que posee elementos y es algo que el docente debe saber y conocer para que después pueda trabajarlo y explicar a los niños. El análisis y la síntesis son métodos complementarios por ello los métodos de lectura son analíticos - sintéticos o sintéticos - analíticos. Por ello se dice que leer es sintetizar; y escribir es analizar, la síntesis hace al lector, el análisis al escribiente.

3.- EL FONETISMO.

1.- DOS CLASES DE DELETREO.

Uno es el que se hace con los nombres de las letras y otro es el que se hace con el sonido de las mismas, el empleo de sonidos en la enseñanza de la lectura es lo que se llama fonetismo.

2.- EL FONETISMO ONOMATOPÉYICO.

La voz onomatopeya se aplica tanto a la misma imitación de un sonido como al mismo vocablo que imita el sonido.

3.- INFERIORIDAD DEL FONETISMO ANALÍTICO.

El derivado de las palabras por el análisis de sus silabas.

Ahora podemos comparar ambos fonetismos, en ambos fonetismos las letras se pronuncian, se escriben y se leen, la onomatopeya es un medio ingenioso y de gran importancia pedagógica.

4.- EL FONETISMO PURO NO EXISTE.

El fonetismo onomatopéyico como el analítico se caracteriza por un esfuerzo en pronunciar aisladamente las consonantes.

5.- LA SIMULTANEIDAD Y LA SUCESIÓN

La simultaneidad en la enseñanza de la lectura y la escritura es un hecho indiscutible y que puede decirse que ella facilita la enseñanza de ambas cosas, la escritura y la lectura, se dice que cuando el niño aprenda a conocer las letras debe leer lo mas que pueda la escritura no debe tener en el primer año una importancias caligráfica, como nos menciona, Antonio Barbosa Heldt “debe pensarse que la escritura solo es un medio accesorio y que la lectura es el fin principal”

MÉTODO FONÉTICO, ANALÍTICO - SINTÉTICO PARA LA ENSEÑANZA SIMULTANEA DE LA LECTURA Y ESCRITURA.

Es un método analítico-sintético, con aspectos fonéticos, parecidos en sus fundamentos al rébsamen, aunque basado en una técnica menos depurada y didáctica, se divide en tres partes.

MÉTODO PAR LA ENSEÑANZA SIMULTÁNEA DE LA LECTURA –ESCRITURA.

Es un método sintético - analítico, fonético, simultáneo y mixto y se funda con los siguientes principios:

1° la intuición y la observación son dos poderosos elementos par la adquisición del conocimiento.

2° el alumno debe ser autor de su propio libro de enseñanza, en cuanto pueda serlo un niño.

LA ESCRITURA. Los ejercicios de escritura seguirán inmediatamente a los de lectura.

A-B-C-D.

El método que se aplica a la enseñanza de la lectura es analítico-sintético y al mismo tiempo emplea la simultaneidad en el aprendizaje de la lectura y escritura, así como una fase de la actividad didáctica par el reconocimiento fonético de las silabas.

Las lecciones, por los objetivos que se les fijan son de cuatro tipos:

a) de aprendizaje.

b) de afirmación.

C) de adiestramiento.

D) de expresión estética.

MÉTODO PARA EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA –ESCRITURA.

Este método puede clasificarse como analítico-sintético, comprende tres firmas típicas de lecciones: frases normales, lecciones inductivas y lectura corriente.

MÉTODOS PARA LA ENSEÑANZA DE LA LECTURA:

Mi libro, alma infantil, despertar, nuevo jardín de niños.

AMANECER:

Método analítico con la única alteración, como el mismo lo indica, de anticipar el conocimiento de las letras vocales, justificado por la naturaleza fonético-grafica de nuestro idioma.

MÉTODO PARA LA ENSEÑANZA DE LA LECTURA Y LA ESCRITURA.

Leo y escribo, mis primeras letras.

MÉTODOS SILÁBICOS.

ENSEÑO A LEER.

Método sintético - analítico.

MÉTODO DE LECTURA-ESCRITURA.

Llamado también por su autor como método Hernández, es un método sintético de enseñanza por silabas, simultaneo y mixto; como nos dice Antonio Barbosa Heldt, “el método es simultaneo porque enseña al mismo tiempo la lectura y la escritura y en este aspecto es mixto porque enseña al alumno la letra impresa y la manuscrita, paralelamente”

MÉTODOS GLOBALES.

LA ENSEÑANZA DE LECTURA POR EL MÉTODO GLOBAL.

El método global, impropiamente llamado natural, se ha aplicado a diversos procedimientos para la enseñanza de la lectura; entre los cuales se encuentran los siguientes métodos:

1.- primeros pasos, el mundo del niño, mi libro, nueva senda, alma campesina, simiente, ríe, mi patria, mi nuevo amigo, rosita y Juanito y tito y Anita, un sueño, felicidad, Paco y lola, guía, serie de vida, técnica Freinet, campaña pro-lengua nacional.

MÉTODOS COMBINADOS Y ECLÉCTICOS.

MI LIBRO Y MI CUADERNO D TRABAJO.

Esta compuesto de dos partes, utiliza el método ecléctico, para la realización es necesario los ejercicios preparatorios para mantener la atención de los niños y obtener una buena enseñanza-aprendizaje tal como nos menciona Antonio Barbosa Heldt “siendo la enseñanza de la lectura y la escritura un proceso tan complejo, juzgamos indispensables los ejercicios preparatorios. Ellos nos ayudaran a encauzar la atención dispersa en los pequeños, a desarrollar sus habilidades y formar los hábitos necesarios par garantizar la mejor adquisición de los conocimientos posteriores”

MI LIBRO MÁGICO.

Es un libro para la enseñanza de la lectura y la escritura por el método ecléctico.

MÉTODOS ESPECIALES.

YO HABLO (PARA SORDOMUDOS)

Método para enseñar a leer y a escribir al niño sordomudo, se trata de un proceso desarrollado en tres etapas, una para cada uno de los tres primeros grados de desmutizacion.

MÉTODO BRAILLE (PARA INVIDENTES).

Sistema de lectura-escritura e impresión que consta de una serie de combinaciones de puntos en relieve que forman el alfabeto y los números del 0 al 9, la técnica que se aplica es sintética - analítica, porque comienza con rasgos de letras, después las vocales y luego la introducción de las consonantes par integrar silabas, palabras y frases, que después están sujetas al análisis, descansa su técnica también en el fonetismo.

CARTILLAS DE ALFABETIZACIÓN.

Durante el México independiente, en el comienzo de la creación de las primeras escuelas y de alfabetización se usaban como cartilla solos silabarios, en cada etapa se han utilizado diversas cartillas y métodos para la enseñanza de la lectura y la escritura en adultos, así como también cartillas bilingües en diversos dialectos, en seguida se presentaran algunas de las principales cartillas de alfabetización: cartilla para enseñar a leer, libro de lectura, el tesoro del adulto, libro de lecturas ( para uso de escuelas nocturnas de trabajadores), cartilla, yo puedo hacerlo, cartillas bilingües, como enseñar a leer, leer por imágenes, moderno método par aprender a leer y escribir.

ENSEÑANZA DE LA ESCRITURA.

La enseñanza de la escritura ha sido casi siempre en nuestro país, simultanea a la de la lectura, en el presente siglo había una gran preocupación por la enseñanza de la escritura en lo que a la forma de letras s se refiere y desde el primer grado se inicia con las clases de caligrafía trabajándolos con los siguientes métodos:

Escritura script, recomendaciones de la UNESCO y la OIE, periodos de enseñanza-aprendizaje de la escritura.

Enfoques actuales en la enseñanza de la lectura y escritura en el primer grado de educación primaria.

Tres de los enfoques más conocidos y trabajados en este campo de la enseñanza de la lectura y escritura, son la enseñanza directa, el lenguaje integral y el constructivismo, los cuales se describen a continuación:

El primero es el enfoque denominado enseñanza directa es tal vez el más difundido mundialmente; se ha derivado de una serie de investigaciones que se agrupan bajo el nombre de "conciencia fonológico" Los defensores de esta postura parten de la suposición de que nuestro sistema alfabético de escritura es una 'transcripción de sonidos y, por tanto, consideran que lo más importante que un niño debe aprender es identificar esos sonidos y asociar cada uno con la letra correspondiente. Si bien hacen énfasis en que una destreza básica para poder leer es el reconocimiento de palabras, insisten en que, para que esta identificación sea eficaz, es necesario que el niño desarrolle tales habilidades.

Los defensores de la enseñanza directa afirman que la adquisición de estas habilidades fonológicas que sirven de base para el aprendizaje de la lectura y de la escritura es totalmente antinatural, ya que la habilidad de segmentar el lenguaje en sonidos (fonemas) es lo esencial, y hacerlo no es parte de ninguna situación comunicativo real; entonces, es necesaria una enseñanza directa centrada en la correspondencia letra/grafía, El enfoque enfatiza que el uso del contexto (lingüístico, comunicativo) es poco importante en la lectura. En resumen, esta orientación parte de la idea de que el aprendizaje es jerárquico, que hay habilidades que funcionan como antecedente necesario para el desarrollo de otras habilidades (y, en este sentido, que hay cosas más fáciles y otras más difíciles de aprender) y que, por tanto, la enseñanza debe respetar cierta secuencia de actividades.

El segundo es, el enfoque del lenguaje integral, fue propuesto por autores como Kenneth y Yetta Goodman (1992), quienes afirman que el aprendizaje de la lengua escrita es un aprendizaje "natural" Cualquier niño aprende a hablar sin que se le enseñe explícitamente a hacerlo, porque está rodeado de personas que usan su lengua para comunicarse .Asimismo, el niño que vive en un medio social que usa la escritura como medio de comunicación aprenderá a leer y escribir porque quiere y necesita participar de las convencionalidades de su medio, porque necesita comunicarse. Esto implica que el infante debe estar inmerso en un medio en el cual la lengua escrita se use con propósitos reales. Los defensores del lenguaje integral hacen énfasis en lo siguiente:

1. Desde el inicio de su aprendizaje deben proporcionarse a los niños textos reales: cuentos, periódicos, propagandas, cartas, etc. 2. Debe evitarse la enseñanza directa de letras, sílabas, palabras y oraciones aisladas, ya que éstas se encuentran descontextualizadas y tienen poco sentido. Leer equivale a buscar significado, y éste se encuentra en los textos reales. Cualquier intento de simplificar el lenguaje y la estructura de un texto resultará en una violación que impedirá un aprendizaje real. 3. La comprensión de la lectura es una transacción entre el texto y el lector. 4. El planteamiento también afirma que los niños son dueños de su propio aprendizaje. El maestro es un guía, y debe compartir con sus alumnos la responsabilidad de proponer actividades, hacer correcciones, etc. 5. Un punto importante es la idea de cooperación, Es decir, los niños se ayudan unos a otros para apropiarse del conocimiento. El aprendizaje es visto como una actividad social.

El tercero es, el enfoque constructivista, que a diferencia de los dos anteriores, propone que el mejor tipo de intervención es cuando el maestro propone situaciones de interés para los niños en las que hay un problema a resolver o que, al menos, representan un reto, e invita a los infantes a buscar formas de solventar dicho reto o problema. En este enfoque se trabaja siempre, desde el inicio de la alfabetización, con distintos tipos de unidades escritas: palabras, oraciones, textos completos.

Tiene dos objetivos ligados, aunque pueden diferenciarse: por un lado, se trata de que los niños adquieran el código alfabético. Es decir, que aprendan que, en nuestra lengua, casi siempre una letra representa un sonido. Los constructivistas reconocen que hay un proceso de aprendizaje que lleva a los niños a poder observar y entender la lengua escrita de maneras distintas en diferentes momentos de su desarrollo (ver, por ejemplo, los trabajos de Emilia Ferreiro, (1990). Se trata de comenzar con lo que el niño sabe, para presentarle tareas y retos que lo lleven a construir el sistema de escritura alfabético. El otro objetivo es poder mostrar a los niños lo que es una cultura "letrada". Es decir, realizar actividades con diferentes tipos de textos para que los pequeños puedan descubrir las diferencias entre el lenguaje hablado y el escrito, puedan saber qué es lo que se escribe, qué tipo de estructura tienen distintos tipos de textos, qué tipo de disposición gráfica caracteriza a cada una y qué vocabulario específico usa. Ambos objetivos pueden complementarse en una sola sesión de clase.

Así mismo, parte de que entre saber y no saber hay muchos pasos intermedios. Este saber o no saber no está determinado por la información que ha dado el profesor. En cualquier salón de clases, habrá niños con niveles de conocimiento distintos. En vez de negar este hecho, es necesario aceptarlo y usarlo positivamente, uno de los factores que favorecen la construcción de conocimientos es el conflicto cognoscitivo. Es decir, los alumnos tratan de escribir o leer de ciertas maneras y entran en contradicción ya sea con otras ideas que ellos mismos tienen o con la información que el maestro u otros niños les dan. En tal sentido, este enfoque propone hacer un uso cotidiano de actividades en pequeños grupos (de dos o tres niños) que puedan compartir dudas e informaciones. Contrastar con otros la forma de escribir o leer algo, ver las diferencias y tratar de encontrar, en conjunto, una solución es probablemente la manera de avanzar lo mayor posible. El maestro juega un papel crucial: idear las actividades, dar información cuando ésta es necesaria para la resolución de la tarea, y hacer señalamientos y preguntas clave en el transcurso de la actividad, los errores son una parte necesaria del proceso.

Es enfoque comparte algunos puntos con el lenguaje integral, en especial, la idea de que leer y escribir son actividades comunicativas, y que los niños deben entrar en contacto con diferentes tipos de textos desde un inicio. De la misma manera, ambos comparten la noción de que leer no es decodificar, sino buscar significado.

Con base en lo anteriormente mencionado, es conveniente preguntarnos ¿de dónde surge el problema? A partir de una necesidad enfrentada en la práctica docente en el primer grado de educación primaria, debido a la falta de conocimiento y experiencia de los procedimientos para enseñar la lectura y escribir.

En la práctica docente se viven y enfrentan diferentes problemas educativos, sobre todo en el primer grado en donde se tiene que elegir y aplicar algún método o propuesta para enseñar a leer y a escribir a los niños. Cuando se inicia la práctica docente y se asigna un grupo de primer grado, se vive cierta incertidumbre acerca del método a aplicar. Así pues, se empieza a enseñar la lecto-escritura con algún método que medianamente se conoce o que es recomendado por algún compañero que ya pasó por una experiencia similar.

Para profundizar esta problemática se plantean las siguientes interrogantes ¿Cuáles son los métodos o propuesta constructivista que aplican los docentes en la enseñanza de la lectura y escritura en el primer grado de primaria? ¿Cómo los aplica? ¿Por qué los aplica? Es necesario, identificar las formas de enseñanza que utilizan los maestros, buscar respuestas a las diversas dificultades que enfrentan los docentes en torno al proceso de enseñanza de la lectura y escritura, y contar con elementos que nos permitan la realización de estudios futuros.

Tenemos que reconocer que en nuestro país, el sistema educativo todavía se mueve en parámetros muy tradicionales y conservadores, que parten de la premisa de que el niño vale por lo que puede llegar a ser después. Es decir, educamos pensando siempre en un futuro incierto y descuidamos permanentemente el “aquí y ahora”, que es lo único certero que tienen los niños. Hablamos del niño como hombre del mañana o como profesional del mañana, y aunque este modo de ver la infancia ha sido superado con creces y desde hace mucho tiempo por la Psicología, en la práctica todavía es un modelo imperante y fuerte.

El modelo educativo está pensado en el futuro: los jardines de infancia preparan para los colegios, los colegios preparan para la Universidad y la Universidad prepara para la vida profesional.

Sin embargo, es precisamente al revés. Ya que es justamente lo que sucede “antes” lo verdaderamente importante, porque es la infancia la etapa más importante de la vida, en la cual se sientan las bases para el desarrollo de la personalidad y de la inteligencia del ser humano.

Hemos de reconocer además que nuestro sistema educativo, en la práctica, considera que todos los niños son iguales o que por lo menos deberían serlo. No fomentamos lo que tanto necesita nuestra infancia: una aceptación de la diversidad. Generalmente, cuando un niño no aprende, lo atribuimos a su falta de habilidades, a algún problema específico o a la falta de apoyo en la familia. Es muy frecuente que los maestros implicados y las metodologías utilizadas queden al margen de la revisión.

Debemos trabajar con una nueva cultura de la infancia, como la cultura del presente, la del “niño de hoy”. Un presente, en donde el juego tenga valor y sea considerado como un requisito indispensable para la estabilidad emocional del niño y para el desarrollo de su inteligencia. Algo similar sucede con la escritura. Sus primeros trazos los consideramos casi “despectivamente” como garabatos. Pensamos que arruinaron la pared con plumón, arruinaron un trabajo o el libro del hermano. Debemos reflexionar al respecto, porque por lo general, los primeros intentos de escritura espontánea del niño, son reprimidos por el adulto y hasta a veces castigados.

Las fallas de los más pequeños nos causan alegría e hilaridad. Pero cuando el niño hace su ingreso al sistema escolar todos, padres y maestros, nos volvemos menos tolerantes e inhibimos la voluntad del niño, olvidando que es precisamente esta, la que ha mantenido a la raza humana a través del tiempo: arriesgando, tratando nuevas posibilidades y ofreciendo diversas respuestas.

Pensemos y reflexionemos: ¿Alienta la escuela la posibilidad de arriesgar y de cometer errores en los niños? Personalmente, creo que no lo hace, y en ello, estamos vulnerando no sólo su derecho a aprender sino su estilo innato de aprendizaje.

En la escuela hemos fragmentado el lenguaje, creyendo que así era más fácil para los niños, lo hemos hecho más difícil, pues hemos pospuesto su propósito natural que es la transmisión de significados.

En nuestro sistema educativo, tanto en lectura como en escritura priorizamos los aspectos superficiales, y no la comunicación. De muchas maneras, prohibimos que los niños cometan errores y así reprimimos de una manera muy eficaz, los deseos del niño de comunicar y esto lamentablemente lo hace inseguro y dependiente.

El niño no aprende a leer y a escribir para hacer tareas o para ser promovido de año. El futuro no es algo que a un niño le preocupe. Un correcto proceso educativo debería preocuparse siempre por el presente, intentando no arruinar lo que se ha hecho en el pasado y utilizarlo en todas sus potencialidades.

El niño, por lo tanto, necesita aprender cosas que le sean de utilidad hoy y no mañana. ¿Y para qué? Para resolver pequeños problemas, para sentirse feliz, pleno, satisfecho y capaz.

Un gran número de niños aprende a leer y a escribir con una moderada eficacia. Sin embargo, han aprendido a considerar a la lectura y a la escritura como actividades aburridas y agotadoras, que se deben hacer sólo cuando es absolutamente necesario. Pueden leer y escribir, pero no eligen hacerlo libremente.

Siguiendo con esta línea, la de tratar de enmarcar una nueva aproximación a la lectoescritura teniendo en cuenta una “real cultura de infancia”, entonces tenemos que el niño requiere aprender a leer y a escribir en situaciones reales de lectura y escritura, como procesos constructivos y dinámicos y no como una secuencia de pasos sin sentido, que se tornan rápidamente en desagradables y tediosas.

¿POR QUÉ SE HACE DIFÍCIL ENSEÑAR LA LECTO ESCRITURA?

Para concluir, formulo la siguiente pregunta: ¿Por qué muchas veces la lectura y la escritura se hacen tan difíciles de aprender en nuestras aulas? yo creo que ello obedece a que muchos de los docentes, en su gran mayoría no se hallan plenamente identificados con el problema, por el contrario dejan de lado la preocupación y asumen que el niño será reforzado en casa y que son los padres quienes deberían inculcar a sus hijos el amor por la lectura y la escritura.

LA PROBLEMÁTICA DE LA LECTO ESCRITURA.

Leer y escribir son actos de naturaleza social que se insertan en la historia de los pueblos que tienen lugar en contextos sociales y culturales específicos, dentro de los cuales cumplen propósitos individuales y colectivos. En un proceso de humanización, la lectura y la escritura deben ir encaminadas hacia la formación de personas integrales.

Tal premisa no ha sido entendida por la escuela de hoy, puesto que, las prácticas escolares referidas a las competencias lecto-escriturales han estado desvinculadas de las necesidades comunicativas de los alumnos.

Preferencialmente, la preocupación docente se ha centrado en la descripción de los aspectos formales de la lengua, con abandono de acciones conducentes a la formación de usuarios competentes en el empleo de los recursos verbales ofrecidos por el mismo sistema.

Lo anterior ha propiciado el predominio de enfoques normativos y modelos de enseñanzas, basados en la memorización y el aprendizaje de conceptos descontextualizados de la interacción social. Tales enfoques han respondido al énfasis otorgado a las diferentes dimensiones del objeto de estudio, en los distintos momentos de la lingüística, así como a las concepciones dominantes en relación con el aprendizaje, el lenguaje y la lengua.

La base de la lectura y la escritura es el lenguaje hablado. No es ningún secreto que los niños que tienen mayor facilidad para comunicarse, más riqueza de vocabulario y fluidez, son los primeros que empiezan a leer las condiciones idóneas para el aprendizaje de una lengua. Son las mismas que deben darse en el aula para que el niño aprenda a leer y la escribir. Las enumeramos a continuación para explicar los componentes mínimos de un programa de lecto –escritura en la escuela elemental.

1.- Principios básicos del aprendizaje lectoescritor.

Aunque el área de la lectoescritura da lugar a múltiples controversias, pues dependiendo del momento y de las corrientes psicopedagógicas de la época las soluciones y remedios que se prescriben pueden variar, sí que es cierto que hay "verdades" prácticamente irrebatibles y en las que hay unanimidad plena; entre estos principios destacan las siguientes:

a.- Todo método lector ha de ser de tipo FONÉTICO; es decir, las letras deben nombrarse por su sonido y no por su nombre.

b.- Asimismo el tipo de método a seguir debiera se de corte ANALÍTICO-SINTÉTICO:

Trabajar simultáneamente los procesos de descomponer- segmentar las palabras en sonidos y a la vez construir palabras con los sonidos estudiados. Este tipo de método se encuadraría dentro de los llamados MIXTOS; es decir, no son ni plenamente globales ni sintéticos.

c.- Se debe trabajar la lectura y la escritura simultáneamente.

d.- La CURSIVA será el tipo de letra más adecuado para utilizar desde el principio del aprendizaje lectoescritor. En determinados casos, como deficientes mentales, en alumnos disléxicos o en niños con importantes problemas grafo motrices, se podría comenzar con la SCRIP para después de un tiempo pasar a la cursiva, aunque lo mas procedente sería realizar una evaluación individualizada que nos ayude a tomar en cada caso las decisiones ms adecuadas.

Un objetivo a conseguir en el niño de Educación Infantil es: Desarrollar habilidades comunicativas orales e iniciarse en el aprendizaje de la lectura y escritura.

La segunda parte de este objetivo se puede interpretar de dos formas, las cuales

Dependen, además del nivel madurativo de los alumnos, del grado de implicación del maestro/maestra en cuestión. Así en una primera opción nos podríamos conformar con lo que dice explícitamente el objetivo, y nos quedaríamos sólo con una iniciación a la lectura y escritura en el niño de Educación Infantil, como por ejemplo que los niños y niñas aprendan a identificar y escribir su nombre. Por otro lado podríamos interpretarlo como: contribuir al progreso de los niños/as en el dominio de la lectura y de la escritura, es decir, motivarlos para que participen y se interesen por la lectura, desde los cuentos que encontramos en la biblioteca del aula, hasta la escritura de carteles creados para alguna actividad en concreto, conociendo las características de cada uno de los diferentes textos que existen, aprovechando la infinidad de situaciones que llevan de forma natural a usarlos, cuyo sentido viene dado por las necesidades propias del quehacer cotidiano. Por lo tanto, a partir de las posibilidades y vivencias que se pueden dar en el aula crear situaciones que favorezcan el diálogo y permitan al niño conocer la funcionalidad del lenguaje escrito en diversas actividades cotidianas.

Con esta particular propuesta de la enseñanza de la lecto-escritura realizada Hecho de que se trabaja lenguaje escrito a lo largo y a lo ancho de toda la actividad escolar.

CONCLUSIONES

Para concluir considero que podemos mejorar el desarrollo de la lecto escritura a través de ofrecer a los educandos la motivación necesaria por leer y escribir, ofreciéndoles una oferta variada de lecturas, revistas y libros de diversos temas, géneros y autores. El alumno debe tener libertad para elegir lo que desee leer, de acuerdo a su capacidad lectora e intereses.

Asimismo se puede motivar colocando ejemplares de cuentos, revistas y libros en la biblioteca o salón. Debemos promover conversaciones sobre autores, temas o asuntos tratados en los libros. Estimule a los estudiantes a comentar sobre situaciones o personajes interesantes que hayan encontrado en sus lecturas. Lea en voz alta a los estudiantes fragmentos interesantes de la obra que les va a asignar. Invite a autores e ilustradores a su salón. Prepare reseñas de los libros que desea recomendar.

Por otro lado creo firmemente que todo docente debería promover la adquisición de destrezas de lectoescritura, estimulando a los niños a crear sus propios poemas y cuentos; invítelos a redactar cartas, resúmenes, invitaciones, felicitaciones, anécdotas, ensayos, chistes, informes, reportajes, noticias, anuncios, lemas, etc. El niño que produce sus propios textos se entusiasma con la lectoescritura. Todo escritor es el primer lector de su obra.

También se puede estimular la lectoescritura mediante la exploración de conceptos basados en la interpretación de fotos, dibujos, vídeos, ilustraciones de cuentos, composiciones musicales y letras de canciones. Las actividades que se lleven a cabo deberán proveer ejercicios en los cuales se articulen e integren las cuatro artes del lenguaje: hablar, escuchar, leer y escribir. Por ejemplo, Si el estudiante escucha la narración de un cuento se debe proveer para que escriba sobre éste, (bien sea desde el punto de vista informativo o desde el punto de vista creativo), lea su escrito y lo comente

Finalmente, si algo me queda claro a mí, como maestra, al vivir este tipo de experiencias, es que estos pequeños, saben que vale la pena escribir, que vale la pena leer y que lo que ellos tienen que decir es verdaderamente importante.

BIBLIOGRAFÍA

BARBOSA HELDT, Antonio. (1985).Cómo han aprendido a leer y escribir los mexicanos. México, Ed. Pax.México 234p.

FERREIRO, Emilia y Gómez Palacios, Margarita. (1983) Nuevas Perspectivas sobre los procesos de Lecto-escritura. 3 ed. México, Ed. Siglo XXI.354p.

FERREIRO, Emilia y Teberosky, Ana. (1989). Los sistemas de escritura en el desarrollo del niño. 11 ed. México, Ed. Siglo XXI, 1989. 367 p.

GÓMEZ PALACIOS, Margarita y Ferreiro, Emilia. (1978). El niño preescolar y su comprensión del sistema de escritura. Monterrey México.

GOODMAN, YETTA M. los niños construyen su lectoescritura. Edit. Aique .144 p.

SEP., Plan de estudios de la Licenciatura en Educación Primaria. México. (1997). (Folleto).

Programas de estudio de español.