Leer Ensayo Completo Propuesta Didáctica (Preescolar)

Propuesta Didáctica (Preescolar)

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.874.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Ensa05 12 abril 2011

Palabras: 5434 | Páginas: 22

...

La matemática y los juegos han entreverado sus caminos muy frecuentemente a lo largo de los siglos.

Uno de los principios para la enseñanza de la matemática, sostiene que todo aprendizaje está supeditado al desarrollo; éste puede verse favorecido con el diseño de estrategias didácticas que permitan llevar al niño más allá de su capacidad real a partir de la edad preescolar.

De acuerdo con lo anterior, los apoyos (o andamios) que se ofrecen a los niños, en la zona de su capacidad real, entonces los andamios tendrán que ubicarse en un nivel más alto.

Todas las didácticas de las matemáticas coinciden en atribuir gran importancia a la resolución de problemas matemáticos: por constituir una aplicación práctica de la matemática; por servir para la adquisición de habilidades; por contribuir al desarrollo de la creatividad; por su influencia en la formación de estudiantes críticos, reflexivos, competentes y dotados de independencia intelectual; por ayudar al niño a "aprender a aprender"

En los últimos años nuevas tendencias y corrientes educativas tal como el constructivismo , la psicología cognitiva, el estudio del pensamiento y de la creatividad; han reafirmado la importancia de las estrategias de enseñanza de las matemáticas.

Las practicas docentes dominantes evidencian un universo limitado del conocimiento

matemático que se desarrolla con los niños de preescolar .

Algunas prácticas de enseñanza no han sido muy afortunadas, como es el caso del

número.

Analizando los anteriores problemas se puede apreciar que el de mayor relevancia

es el bajo nivel de desarrollo de las operaciones lógico-matemáticas debido a que

los niños tienen un pobre manejo de operaciones dentro del aula.

Se considera necesario que el niño preescolar realice acciones sobre materiales

concretos para que a través de ellos se propicie el acceso al concepto de número, para

así evitar fracasos en las matemáticas de los grados posteriores.

Por lo tanto se formula la siguiente interrogante:

¿Cómo influyen los procedimientos didácticos para desarrollar las operaciones lógico-matemáticas en los niños de preescolar, para logar la adquisición del concepto de número?

A mayor aplicación de procedimientos didácticos de operaciones lógico-matemáticas

dentro del aula, mayor será la posibilidad de la adquisición del concepto de número en los

niños.

Al articular la experiencia cotidiana y extraescolar del niño con las situaciones áulicas,

el docente debe proponer problemas que le permitan, al niño vivenciar esta articulación y

al resolverlos construir, modificar y ampliar sus conocimientos.

Desarrollar en los alumnos el nivel conceptual de las operaciones lógico-

matemáticas mediante la aplicación de tareas y actividades dentro y fuera del aula que

favorezca el desarrollo de las mismas.

Aplicar juegos y actividades en donde se realizan de manera practica las operaciones

lógico-matemáticas (seriación, clasificación y conservación de la cantidad)

Propiciar la reflexión del pensamiento lógico-matemático de los niños a través del

cuestionamiento diario.

Elaborar materiales necesarios para que los niños puedan realizar clasificación y

seriación.

Utilizar adecuadamente los materiales existentes en el aula para realizar actividades

de clasificación, seriación y conservación de la cantidad.

Acerca de cómo piensa el niño y de la representación que tiene del mundo, el análisis

de las preguntas que hace de los ¿por qué? tan frecuentes entre los 3 y 7 años revela un

deseo de conocer la causa y la finalidad de las cosas que sólo a él le interesan en un

momento dado y que asimila a su actividad propia .

Las diferentes manifestaciones del pensamiento se caracterizan por haber en ellas

una asimilación deformada de la realidad, siendo manifestaciones incipientes del

pensamiento en que los aparentes “errores” del niño son totalmente coherentes dentro

del razonamiento que él mismo se hace.

El avance hacia la descentración puede ser grandemente favorecido por la riqueza de

experiencia que el medio brinde al niño, por la calidad de las relaciones con otros niños

y con los adultos. El juego colaborativo, tiene un papel importante, ya que es una forma

a través de la cual el niño comprende que hay otros puntos de vista diferentes al suyo,

con lo que poco a poco se irá coordinando y que lo conecta con otros modos de ser y

actuar.

Uno de los aspectos característicos de esta etapa del desarrollo es:

Esta capacidad de representar se manifiesta en diferentes expresiones de su conducta

que implica la evocación de un objeto. Tales conductas están sustentadas por estructuras

del pensamiento que se van construyendo paulatinamente e incorporando a otras más

complejas para expresarse en formas más de conocimiento.

Una de las formas en que se manifiestan los símbolos es a través del dibujo, por medio

del cual el niño intenta imitar la realidad a partir de una imagen mental formada por lo

que sabe del objeto, hasta poder representar lo que ve del mismo, esto es, incorporando

progresivamente aspectos objetivos de la realidad. Este expresión grafica puede

considerarse, a su vez, como una forma de retroalimentar la función simbólica.

Otra de las manifestaciones del manejo de símbolos individuales se da en el juego

simbólico. La actividad que el niño realiza al representar diferentes papeles viene a ser la

asimilación de situaciones reales a su yo. Este tipo de juego desde el punto de vista

emocional significa para el niño un espacio propio en donde los hechos de la vida real que

aun no puede entender y que lo fuerzan en muchas ocasiones a una adaptación obligada,

son transformados en función de sus necesidades afectivas, de sus deseos, de aquellos

que restituye su equilibrio emocional e incluso intelectual.

El juego simbólico es una de las expresiones más notables y características de la

actividad del niño en el periodo preoperatorio. En forma casi permanente se le ve

juegan a que es la maestra, el papá, etc... Sus miedos, deseos, dudas, conflictos,

aparecen en los símbolos que utilizan durante su juego y estos nos hablan de su mundo

afectivo y de los progresos de su pensamiento.

Progresivamente, a través de muchos momentos intermediarios, el niño va llegando a

la construcción de signos, cuyo máximo exponente es el lenguaje oral y escrito.

En el aprendizaje de la matemática, la clasificación es muy importante para apoyar la

construcción del concepto de número, ya que el número es en sí una clase.

A continuación mencionaré algunos métodos de enseñanza del número:

Métodos verbales

Estos métodos eran de índole mecánica mas bien que formal.

Por el método mecánico el niño puede adquirir alguna idea de los números naturales a

través de su experiencia con pequeños conjuntos en la vida ordinaria o en sencillas

situaciones planteadas en la escuela. Mediante el empleo de este método se consigue

que muchos niños lleguen a adquirir algún concepto de los números abstractos; pero en

general, suele pasarse rápidamente de situaciones sencillas, con números pequeños a

un exceso de aprendizaje memorístico, a la obediencia ciega a las reglas, a la adquisición

de trucos de calculo y mucha practica oral y escrita. No es que se haga objeción a estas

practicas, que son realmente necesarias, porque ayudan al niño a fijar los conceptos y a

familiarizarse con ellos, a la vez que le dan confianza en las técnicas y le proporcionan

destreza. La gran debilidad del método reside en no estimular en absoluto la

investigación ni la discusión y en que no de entrada a la imaginación ni deja campo para

que el niño elabore conceptos partiendo de su propia actividad y experiencia.

Anteriormente, se admitía que “los conceptos matemáticos podían elaborarse

principalmente a base de símbolos orales y escritos, en la creencia de que el niño,

manejando esos símbolos, llegaría a comprender las ideas subyacentes en ellos”.

Antiguamente se tenia la opinión que el niño, mediante la representación verbal de los

símbolos y su manejo sobre el papel, llegaría a conocer si significado.

Muchos niños dotados realizan gran progreso en matemáticas a pesar de los metidos

verbales; pero gran numero de alumnos que se encuentran por abajo del promedio

adelanten muy poco e incluso los capaces poseen menor comprensión de sus

operaciones que la que hubieran alcanzado al utilizar métodos mejores, esto podría ser

una buena posibilidad.

Métodos basados principalmente en la percepción visual y en la imaginación

Empezaremos por considerar el propio concepto de número.

Se comienza por enfrentar al niño con series de objetos agrupados simultáneamente en

el espacio; después se pueden emplear dibujos de objetos.

Por este procedimiento las percepciones, principalmente visuales, logran transformarse

en conocimiento. Pueden ponerse en juego otras formas de percepción haciendo que el

niño toque los objetos para que experimenten percepciones cenestésicas y táctiles. El

niño empieza jugando con bolas, huesos de frutas, etc., y los va agrupando con respecto

a un modelo o modelos, o bien se le coloca frente a conjuntos de objetos agrupados

previamente. Cuenta si es necesario, dice el nombre del número correspondiente a cada

conjunto, aprende a reconocer el símbolo exacto que lo representa y, mas tarde,

también a escribir esos símbolos. Después de que se hayan empleado objetos reales,

pueden usarse fichas modelos (tarjetas de cartulina en donde se puede dibujar

animales, objetos o puntos) con el fin de procurar al niño una practica mas amplia en el

reconocimiento de conjuntos.

Los grandes dominios usados en las escuela de párvulos son un buen ejemplo de esta

clase de modelos.

Muchos autores admiten, al menos implícitamente, que el concepto de número es

elaborado por percepción. Suponen que se establece una correlación entre los materiales

numéricos utilizados y las estructuras mentales que evocan, después de una amplia

experiencia a base de estructuras físicas llegan un momento en que las estructuras

mentales permanecen en la mente aun cuando no se tenga presente el material. De esta

manera tiene lugar el transito de lo físico a lo mental, es decir, llega a producir la

interiorización.

Este método general de enseñanza de los números a través de percepciones e

imágenes visuales ha sido atacado basándose en que no permite al niño que vea un

número como miembro de un sistema de relaciones. Aun cuando esto resulte cierto,

indudablemente, en el caso de algunos docentes que emplean este método, no siempre

ocurre así, sin embargo debería llevarse al niño lo mas pronto posible a compara que

cada número está en intima relación con los demás y no se le permitiría que llegue a

considerar los números como entidades independientes. Otra objeción, que se hace a

este método, es que la representación grafica suele detenerse frecuentemente en el diez,

siendo así que este limite es mas convencional que real. Se critica también el método

perceptivo, porque exige, que el niño goce de buena vista.

Métodos activos

Aquí se expresa la convicción de que “el desarrollo intelectual de los alumnos se

verifica mucho mejor cuando realizan actividades adecuadas que si permanecen en

actitud pasiva ante las enseñanzas del profesor” . John Dewey, filósofo y educador

norteamericano, contribuyó grandemente a la difusión de este punto de vista. Sus

escritos empezaron a divulgarse debido a que pedagogos y maestros habían reconocido

la necesidad que tienen los niños de aprender activamente. Según Dewey, la idea de

número no se fija en la mente por la mera presentación de objetos, sino que el concepto

de número depende del modo como la mente se enfrenta con esos objetos, debiendo

compararlos y relacionarlos de alguna manera.

Para ello es preciso:

a) Discriminación o reconocimiento de objetos como unidades individuales distintas.

b) Generalización, comprendiendo:

- Abstracción o exclusión de todas las cualidades específicas de cada objeto,

excepto su unicidad o singularidad.

- Agrupación de objetos para formar una clase o conjunto homogéneo.

Para Dewey, la enseñanza de los números solo puede intentarse por medio de la

presentación en caso de que se procure favorecer a la discriminación, la abstracción y la

agrupación. Es preciso que haya bastante diferencia cualitativa entre los objetos para

que el niño sea capaz de reconocerlos como individualmente distintos; pero apenas

existen diferencias que dificulten su agrupación para formar un todo. Utilizando un

material adecuado el niño puede clasificar, ordenar y comparar. La resultante

compresión del número que tiene su origen en las acciones realizadas y no en los

objetos por si mismos, es decir, el concepto de número se va formando

independientemente de la estructura física del material de enseñanza utilizado.

Se cree, que el niño elabora sus ideas numéricas utilizado los números en muy

diferentes situaciones que impliquen acción.

Partiendo de la idea de que los niños de preescolar están en un nivel de su

construcción del concepto del número, es conveniente determinar en qué nivel o estadio

se encuentran (Piaget) para diseñar estrategias didácticas que le ayuden a desarrollar

sus posibilidades y a superar sus limitaciones.

No se trata de enseñar (en sentido estricto) el concepto de número al niño, sino de

diseñar situaciones que le permitan pasar de un nivel a otro, tomando en cuenta las

características del estadio por el que atraviesa.

Entre los métodos y técnicas que se pueden aplicar para la enseñanza del número en

el niño del nivel preescolar se encuentran los siguientes:

Métodos: Técnicas:

Activo Grupales

Comparativo Individuales

Clínico Discursivas

Proyectos Cuestionamiento

Lluvia de ideas

A continuación se sugieren algunas actividades y estrategias que se pueden realizar como apoyo en la enseñanza - aprendizaje del número:

• Elaborar un álbum de colección en donde se establezcan clases y subclases.

• Realizar seriación por colores

• Realizar seriación de manera decreciente a creciente y viceversa

• Memorama

• Lotería de números

• Buscar la figura diferente

• Formarse por estaturas

• Carreras de números

• Dominó

• Correspondencia

• Juegos colectivos

• Destapar

Desarrollo de habilidades Estrategias Actividad Recursos

Ordenar conjuntos en forma creciente y decreciente La escalera Se presentan a los niños varios conjuntos de 2,3, 4,etc. elementos en forma desordenada, se les pedirá que ordenen de tal modo que cada conjunto tenga un elemento más que el anterior Cubos, monedas ,fichas ,regletas, piedras, sopas, etc.

Representar el número de bloques de las latas, dibujando la correspondiente cantidad de un objeto cualquiera.(Identificar por medio de dibujos o símbolos) El juego de las latas Hay 3 latas iguales que contienen diferentes cantidades de bloques (o cualquier otro material),se les deja mirar dentro de cada una, se tapan, se cambien de lugar, se va pidiendo al niño que señale la lata con X cantidad de bloques, el niño va adivinando, después se le sugiere pegarle un papel en donde él pone algo para que sepa cuantos bloques hay en cada lata, viendo dentro de cada una. después de acabar, las latas se desordenan de nuevo y se le pide de nuevo al niño que identifique determinadas latas, viendo si sus representaciones lo habían “ayudado a jugar el juego” Tres latas o cajas, bloques o algún otro material ,lápiz y hojas de papel, pegamento .

Seriación, antecesor y sucesor, mayor y menor que... Dominó más o menos uno En vez de emparejar conjuntos numéricos equivalentes para ir añadiendo fichas, las fichas que se añaden deben tener un conjunto de puntos mayor (o menor) en una unidad al conjunto de la ficha del extremo de la hilera. Fichas de dominó

Se considera que el maestro, se ha de transformar en un buen diseñador de su

planeación, tener control, dosificador de actividades, ser gestor, animador y asesor de experiencias de aprendizaje y que no estén condicionadas por el horario, por la distancia o por sus propias limitaciones personales.

Aprender a aprender...,enseñar a pensar...,enseñar a aprender... y también algunos dirían... aprender a enseñar...son frases que están en boca de mucha gente dentro de este mundo que nos rodea.

.

La formación del docente tiene que abarcar ámbitos formativos dirigidos sobre todo

conocimiento pedagógico, cultural y experiencial de lo que representa incorporar estas

nuevas modalidades educativas basadas en estrategias a la práctica de enseñanza tanto

del aula como el centro escolar. Esto no es una pequeña innovación de un ámbito

particular de enseñanza, sino una alteración sustantiva de todo el modelo pedagógico y de las formas culturales que un profesor debiera prodigar en su aula.

El docente tiene que desarrollar sus habilidades dentro de la enseñanza del número en

el niño preescolar, incrementando o remplazando algunas actividades que sirvan de

ayuda para la solución del problema, para lograr captar el interés del niño invitándolo a la

experimentación y reflexión.

Para que el niño pueda hacer uso de las operaciones lógico-matemáticas necesita de

un ambiente adecuado, así como proporcionarle por parte del docente un clima de

confianza, apoyo y una variedad de estrategias que lo estimulen a la realización y

reflexión de estas.

El docente debe interactuar con el niño, ser guía y apoyo.

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA REALIZADA

1.- Vigotsky, El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Barcelona - 1988.

Desde una perspectiva Vigotskiana, la capacidad real hace referencia a un nivel de desarrollo alcanzado por el niño que le permite resolver por sí mismo un problema.

De acuerdo con la posición Vigotskiana, es necesario determinar, en el niño, dos niveles de desarrollo: por una parte su capacidad real (nivel real de desarrollo) que consiste en la capacidad que tiene el niño de resolver de forma independiente un problema y su capacidad potencial (nivel potencial de desarrollo) que consiste en la capacidad que tiene el niño de resolver un problema en compañía de un adulto o un niño más desarrollado.

De acuerdo con lo anterior, los apoyos (o andamios) que se ofrecen a los niños, en la zona de su capacidad real, entonces los andamios tendrán que ubicarse en un nivel más alto.

2.- Orton, Anthony. Didáctica de las matemáticas. Cuestiones, teoría y práctica en el aula. Madrid, Ediciones Morata,1990.

Uno de los propósitos del constructivismo en la enseñanza de las matemáticas es lograr un aprendizaje significativo por medio de un conjunto de actividades previas, de desarrollo y finales, que suelen tener por objeto:

Recuperar conocimientos previos escolarizados y no escolarizados, reconceptualizar nociones previas, a partir de situaciones problemáticas que motiven o inicien el proceso de construcción del conocimiento, apropiarse de los contenidos propuestos en el tema dentro de un contexto de aprendizaje significativo mediante su utilización, aplicación y práctica.

La recuperación de los conocimientos previos (escolarizados o no) para la construcción de nuevos saberes y significados por el alumno, es uno de los fundamentos psicopedagógicos del diseño de situaciones didácticas constructivistas.

Bien se sabe que la numeración existe fuera de la escuela y los niños poseen saberes previos no escolarizados, con respecto al sistema de numeración que han sido construidos por ellos mismos antes de su ingreso a la institución escolar.

3.- Kamii, Constante. El número en la educación preescolar. 2ª. Edición. España Eds. Visor, 1984.

Acerca de cómo piensa el niño y de la representación que tiene del mundo, el análisis de

las preguntas que hace de los ¿por qué? tan frecuentes entre los 3 y 7 años revela un

deseo de conocer la causa y la finalidad de las cosas que sólo a él le interesan en un

momento dado y que asimila a su actividad propia.

4.- Aebli, Hans. Una didáctica fundada en la Psicología de J. Piaget. Buenos Aires, Ed. Kapelusz,1958.

Entre los sustentos psicológicos básicos del constructivismo se encuentra las Teorías de Piaget, aquí se señala, como tarea del maestro, la de crear situaciones para que el niño pueda construir las operaciones que debe adquirir, tomando en cuenta las operaciones implícitas que existen detrás de las nociones a construir, la historia o génesis de la operación, presentación del material adecuado para la realización de la actividad intelectual,

La aplicación a la didáctica de la Psicología de Piaget debe arrancar de la tesis fundamental según la cual el pensamiento no es un conjunto de términos estáticos, una colección de “contenidos de conciencia”, de imágenes; sino un juego de operaciones vivientes y actuantes: “pensar es actuar”

.

La tarea del maestro consiste entonces en crear situaciones tales como para que el niño pueda construir las operaciones que debe adquirir.

La Psicología de Piaget nos enseña que un problema constituye un “esquema anticipador”, es decir, un bosquejo esquemático de una operación a hallar, solidario de un conjunto de operaciones.

A lo largo de la génesis del pensamiento infantil puede observarse cómo las operaciones se diferencian poco a poco a partir de esquemas de acción elementales para formar sistemas cada vez más complejos y más móviles, capaces de captar finalmente al universo entero.

5.- M: Nemirovsky y A. Carvajal. ¿Qué es el número? y “Construcción del concepto de número en el niño”. México, SEP-UPN 1987.

Si bien el aspecto matemático del número difiere de acuerdo con las distintas escuelas matemáticas, Nemirovsky y Carvajal parten de la primisa que sostiene que el número es el resultado de la síntesis de las operaciones de clasificación y seriación.

Analizan el aspecto matemático del número con esta concepción y señalan que este análisis permite comprender el proceso a través del cual los niños construyen el concepto del número.

La clasificación y la seriación son operaciones fundamentales del pensamiento lógico y hacen referencia a la acción de agrupar los objetos por sus características cualitativas. En la clasificación se agrupan por sus semejanzas y se separan por sus diferencias.

Citando los trabajos de Piaget, las autoras nos presentan un análisis psicológico de los distintos estadios por los que transita el niño en la construcción de la clasificación, la seriación y el concepto de número.

6.- Martín Hughes.”El aprendizaje a través de juegos numéricos”.Barcelona, Ed. Paideia,1987.

Hughes nos ofrece una serie de experiencias en las que utilizan juegos con tableros, dados y cifras imantadas. De acuerdo con el autor, el propósito de dichos juegos consiste en presentar a los niños de preescolar situaciones a través de las cuales comprendan el significado de los símbolos aritméticos en contextos en donde su significado resulta claro y comprensible.

De esta manera, las situaciones están destinadas para favorecer, a través del juego, la comprensión de los numerales, de la suma, de la resta y la introducción gradual de los signos + y -.

7.-Jesús Palacios. “Reflexiones en torno a las implicaciones educativas de la obra de Vigotski”. Barcelona, Ed. Anthropos,1987.

Palacios citando a Vigotski, sostiene que los niños construyen conocimientos matemáticos antes de su ingreso a la escuela, por lo que el aprendizaje escolar nunca parte de cero. Cuando el niño ingresa a preescolar habrá tenido ya la oportunidad de construir ciertas hipótesis acerca de los contenidos matemáticos.

Reconocer que el niño cuenta con conocimientos previos permite valorar su capacidad real, es decir, el nivel alcanzado que determina la forma particular que tiene el niño de conceptualizar los contenidos matemáticos.

8.- Vianey Bustos y P: Bollás.”La metáfora del andamiaje”.México,1995.

En este libro los autores resaltan la importancia sobre la labor del andamiaje, como un principio para la enseñanza de los contenidos matemáticos. Para realizar la labor de andamiaje, retoman el postulado vigotskiano de zona de desarrollo próximo.

A este respecto Bruner, citado por Palacios, propone la metáfora de andamiaje en la que es necesario tomar en cuenta la capacidad real del niño y de acuerdo a ésta proporcionar los apoyos adecuados que permitan acceder a nuevos niveles de desarrollo.

.

9.- Arthur, Baroody. “Implicaciones educativas: dificultades con los números y soluciones”, en: El pensamiento matemático de los niños. Madrid. Visor, 1988.

En este texto el autor se refiere a la oportunidad que se les debe brindar a los niños para que descubran los principios que subyacen en la comprensión del concepto de número y de situaciones en donde están presentes la suma y la resta. Sostiene que las abundantes experiencias de conteo son de gran ayuda.

Propone actividades lúdicas con respecto a la irrelevancia del orden, la equivalencia, la no equivalencia, más que actividades tanto de incremento como de decremento de unidades, así como actividades para aprender pautas digitales. Esto es, la percepción de los puntos de las caras de un dado, o bien, la disposición de los puntos de una ficha de dominó. En términos utilizados por Brissiaud se trata de colecciones de muestras figurales.