Leer Ensayo Completo Region Insular En Venezuela

Region Insular En Venezuela

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.130.000+ documentos

Categoría: Historia

Enviado por: Jerry 18 marzo 2011

Palabras: 2914 | Páginas: 12

...

ntidad cuenta con el Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, ubicado cerca de playa El Yaque, y pequeñas pistas en Coche y Macanao.

La infraestructura portuaria está encabezada por el Puerto Internacional El Guamache y los embarcaderos de Chacachacare y Punta Algodones; el terminal de ferrys de Punta de Piedras atiende rutas turísticas hacia Puerto La Cruz, Cumaná, La Guaira y San Pedro de Coche, mientras que otras operadoras marítimas despachan desde Pampatar y Juan Griego.

8. ECONOMÍA: La principal actividad económica tanto de Nueva Esparta como de las demás islas, es sin lugar a dudas el turismo, que se ha desarrollado enormemente gracias a la belleza inigualable de sus playas, la cordialidad de sus habitantes, el clima privilegiado, sus típicos pueblecitos y a la creación en 1966, de la Zona Franca de Margarita, Las otras actividades a mencionar son las Pesca, el Comercio y en menor grado, la Agricultura, que a pesar de la riqueza de sus suelos en algunas partes de la isla, no a podido ser mejor explotada, por la carencia de agua.

9. FIESTAS PATRONALES:

1. 26 de marzo: Fundación de Porlamar

2. 3 de mayo: Cristo del Buen Viaje. Pampatar

3. 4 de mayo: Movimiento Independentista de Margarita

4. Mayo: El Santo Caracol, Juan Griego

5. 24 de junio: San Juan Bautista. San Juan

6. 29 de junio: San Pedro Apóstol. San Pedro de Coche

7. 8 de agosto: Conmemoración de la Batalla del Fuerte. Juan Griego

8. 15 de agosto: Nuestra Señora de La Asunción. La Asunción; veneran a la Virgen durante todo el mes de Agosto

9. 8 de septiembre: Nuestra Señora del Valle. Patrona de Oriente y de La Armada Venezolana, El Valle Del Espíritu Santo.

10. TURISMO:

• Parques Nacionales: Laguna de la Restinga y Cerro Copey.

• Monumentos Naturales: Laguna de Las Marites, Las Tetas de María Guevara y los cerros Matasiete y Guayamurí.

• Playas: El Agua, Parguito, Guacuco, La Restinga, El Yaque, Moreno, La Caracola, El Ángel, Varadero, El Humo, Puerto Real, Manzanillo, Guayacán, Puerto Viejo, Puerto Cruz, Zaragoza, Caribe, La Galera, Pedro González, Arenas, Cardón, La Caranta, Punta Arenas, La Pared, La Auyama, entre otras.

• Isla de Cubagua, Nueva Esparta.

Sitios turísticos religiosos Iglesia del Cristo del Buen Viaje (Pampatar)

• Iglesia Nuestra Señora de La Asunción (La Asunción)

• Basílica Menor Nuestra Señora del Valle (El Valle del Espíritu Santo)

• Iglesia de San Nicolás de Bari (Porlamar)

Museos

• Museo Nueva Cádiz (La Asunción).

• Museo de Arte Contemporáneo Francisco Narváez (Porlamar).

• Museo Marino (Boca de Río).

• Museo Casa Natal de Juan Bautista Arismendi (La Asunción).

• Museo Diocesano (El Valle del Espíritu Santo).

• Casa Natal de Santiago Mariño (El Valle del Espíritu Santo).

11. GASTRONOMÍA: El estado Nueva Esparta, posee amplia gama de platos autóctonos, generalmente elaborados a base de productos del mar y productos obtenidos a través de la siembra local. El Pastel de chucho, podría considerarse como el plato emblemático de la región, elaborado con el pez chucho y plátano. Del mismo modo, se pueden conseguir "hervidos" de pescado, que básicamente son sopas elaboradas con peces de la zona. Entre los productos de la tierra usados en la gastronomía local, sobresalen el tomate y ají margariteño (de la isla de Margarita), reconocidos en toda Venezuela por su alta calidad en cuanto sabor y textura.

Es común observar en las calles de los pueblos de Nueva Esparta puestos de venta de empanadas de cazón, en donde, sobresalen los puestos de comida ubicados en el Mercado de Los Conejeros. En cuanto a dulcería, resalta el piñonate, fabricado en la Parroquia San Juan Bautista, los besitos de coco, las jaleas de mango y las tetas(helados).

12. POBLACIÓN: 456,454 hab. (estimada 2007, 20º), 380,0 hab./km² (1,62% total nacional).

13. PROBLEMAS AMBIENTALES: Playas condenadas a desaparecer tras erosión y contaminación

La erosión del borde costero es una de las principales preocupaciones, pues la pérdida de arena en las playas alcanza hasta siete metros por año, como es el caso de El Yaque. En Nueva Esparta, el mal funcionamiento de las plantas de tratamiento, se revierte en la descarga de unos mil 500 litros por segundo de agua servida cruda al mar.

Los fuertes cambios ambientales que sufre actualmente el planeta, tocan a todos los ecosistemas que existen. Las playas, son uno de los espacios naturales más vulnerables y con mayor influencia del ser humano. Indiscriminada construcción de edificaciones, exceso de carga en zonas turísticas, descarga de aguas servidas, contaminación con desechos sólidos y la erosión natural, son factores que delimitan la “crisis” del borde costero de Venezuela y el mundo.

Estos factores conjugados con la falta de políticas para aliviarlos, representan un grave problema ambiental que afecta a la región insular y que condena varias playas a la desaparición, en caso que no se apliquen los planes correctivos a tiempo.

A escala mundial, la pérdida de la línea de costa se debe -en muchos casos- al incremento del nivel del mar, que a su vez es una de las consecuencias del recalentamiento de la tierra y de los cambios climáticos. En este sentido, el Pánel Intergubernamental de Cambios Climáticos (IPCC), 1990, estimó que el nivel del mar incrementará un metro para el año 2100.

Recientemente, el Ministerio para el Poder Popular de Ambiente, presentó el informe preliminar del Diagnóstico Ambiental del estado Nueva Esparta y en el escrito, aseguran que cada año el nivel del mar crece tres centímetros en Margarita.

La erosión del borde costero es una de las principales preocupaciones, pues la pérdida de arena en las playas alcanza hasta siete metros por año, como es el caso de El Yaque, uno de los balnearios más erosionados de la región y con mayor riesgo de desaparecer.

Detener este fuerte impacto ambiental no es sencillo y es necesaria una serie de obras de ingeniería, así como apoyo científico para lograr este fin. El Gobierno venezolano tiene los recursos y el Ministerio del Ambiente maneja el Plan de Ordenamiento y Gestión Integral de Zonas Costeras, el cual se tiene planteado implementar y que acarrea severos cambios en la dinámica actual de las playas más visitadas de la isla de Margarita.

Playas más degradadas: aspectos de la erosión: José Luís Díaz, ingeniero costero, director del Ministerio de Ambiente en Nueva Esparta y fundador de la dirección de Zonas Costeras de este gabinete, es el encargado del Plan de Ordenamiento y Gestión Integral de Zonas Costeras a escala nacional y comentó que la pérdida de borde costero es una cadena de factores que van unidos.

En la zona costera hay muchos recursos pesqueros, minerales, de puertos y todo esto genera una explosión habitacional y laboral, que sustenta al 67% de la población de Venezuela.

El ser humano con sus proyectos industriales o de construcción, contribuye a la pérdida del sustento de la arena que nutre las playas y a la aparición de contaminación que acaba con arrecifes y corales, lo cual finalmente deteriora el borde costero.

Díaz explicó que El Yaque es una de las playas más degradadas de la región y todo tiene que ver con las construcciones, que frenan el paso normal del viento y por ende la reposición de arena en la playa. “Esta es una de las pocas playas eólicas en Venezuela, pues la reposición de la arena la trae el aire, desde unos médanos que están al lado y donde además piensan hacer un centro residencial”, dijo.

Las playas tienen un período de formación en todas las partes del mundo, en un tiempo de 11 años y luego hay que protegerlas cuando hay gran erosión. Las construcciones no planificadas y que interrumpen el ciclo natural de la playa, son grandes obstáculos, según Díaz.

Dentro de la lista de playas más erosionadas figuran: El Yaque, El Tirano, El Manglillo, Parguito, Boca de Río, El Horcón, Boca de Pozo, Manzanillo, Punta de Piedras, Punta la Playa, Bella Vista, Caracola, Concorde, El Hilton, Guayacán, Pedro González, Puerto Cruz, Cardón, El Humo, Puerto Abajo, La Galera, Juan griego, La Isleta y La Guardia.

El Centro Regional de Investigaciones Ambientales (CRIA) de la de la Universidad de Oriente núcleo Nueva Esparta (Udone), ha hecho monitoreo de las playas más visitadas de la Isla como El Agua, Guacuco, Parguito y El Yaque y afirman que a pesar de que el proceso de erosión es natural, la presión urbanística en las dunas costeras, acelera la desaparición de las costas.

Ese estudio se efectúa desde hace dos años y también se incluye la presión de toldos y cantidad de personas que asisten a los balnearios, donde además se efectúa cada año el desove de las tortugas marinas.

Construcciones sin planificación: El conflicto de uso de las playas por el sector privado, es uno de los aspectos que aborda el Plan de Ordenación. Díaz señaló que la actividad comercial debe armonizar con la protección del ambiente y que se debe poner “límite”. “Otras playas que están severamente erosionadas y afectadas por la intervención de infraestructura son: El Agua, Parguito y Guacuco, que están en el área de ataque del mar”, destacó.

A través de la Comisión de Costas que existe en Nueva Esparta y que está conformada por entes como Gobernación, Alcaldías, Ministerio de Infraestructura, Ministerio de Agricultura y Tierras, Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), Comando de Guardacostas y Ministerio de Turismo, entre otros, pretenden poner coto legal a esta situación amparados bajo la Ley de Zonas Costeras que protege a la región insular.

“Queremos ponerle orden a playa El Agua, tumbar todos los tarantines que están allí hasta playa Parguito. Los restaurantes también van para afuera, con los Alcaldes tenemos que sacar una providencia administrativa, porque todos los restaurantes están descargando aguas servidas a la playa. Queremos que la playa sea de uso público, no de uso privado”, indicó.

El tema de los restaurantes que se ubican en el borde costero es “intrincado”, pues la mayoría de los propietarios se niega a salir del lugar donde laboran desde hace muchos años. Algunos aseguran que están conectados a la tubería de aguas negras que fue instalada en zonas como Playa El Agua, pero en realidad, muchos son los desperdicios que se van hacia el mar.

En el caso de playas muy visitadas por turistas nacionales e internacionales como El Agua, Parguito, Cardón y Guacuco, hay una “invasión” de toldos en los pocos metros de arena que quedan. Pocos espacios quedan para caminar o practicar algún deporte, pues gran parte de la zona está ocupada por toldos de hoteles o restaurantes.

Contaminación que afecta: Hacia el mar suelen fluir diversas corrientes de ríos o fuentes terrestres de contaminantes como el mercurio, combustibles, glisofatos, herbicidas, derrames petroleros y descargas de aguas servidas, entre otros.

En Nueva Esparta, el mal funcionamiento de las plantas de tratamiento, se revierte en la descarga de unos mil 500 litros por segundo de agua servida cruda al mar, según especificó Díaz. La descarga de aguas servidas o negras, va generalmente a las lagunas como Los Mártires que afecta a playas como La Galera y Bahía de Juangriego, Laguna Blanca que afecta a playa La Caracola y Concorde, Laguna de las Marites que afecta a El Yaque y la Laguna de Pedrogonzález, entre otras.

La mayoría de estas lagunas están en contacto directo con las playas y a diario ejercen un intercambio de bacterias, que finalmente se traduce en contaminación. “La mayoría de las lagunas están contaminadas, eso pasa porque las plantas de tratamiento no se dan abasto, se dañan y no tienen mantenimiento redundante”, aseguró Díaz.

Además de la descarga de aguas servidas, influye el mal uso de los espacios por parte de los bañistas que dejan en la playa todo lo que consumen y las deficiencias en la recolección de desechos sólidos.

Otro de los problemas de contaminación grave, es el afluente de ríos y quebradas, como es el caso del río El Valle, que arrastra desechos y aguas prácticamente putrefactas a las playas de Porlamar como las de Bella Vista o Guaraguao.

Para la temporada vacacional pasada que fue en diciembre, las playas que fueron calificadas como “no aptas” por el Ministerio del Ambiente fueron: El Tirano, Varadero, Bella Vista, Concorde, Valdés y Hilton.

El Tirano, es una de las playas con mayor índice de insalubridad, pues tiene una descarga de aguas servidas desde el Caño Punique y el adicional de dos espigones, que impiden el normal fluir de la corriente y estancan la materia orgánica en la zona, para producir posteriormente gran putrefacción.

El director regional de Ambiente, señaló que hace dos años están trabajando en ésta y la idea es reorientar los espigones, para dar una mejor función y sanear la bahía. “Ahora hay una tecnología de Geotubo, que se está aplicando en países industrializados para recuperar playas”, refirió.

Estudios científicos alertan: Julio César Rodríguez, director del Centro Regional de Investigaciones Ambientales (CRIA) de la Udone, señaló que han hecho investigaciones en el marco de la contaminación de las lagunas como Los Mártires en Juangriego, municipio Marcano y el principal problema es el mal funcionamiento de las plantas de tratamiento.

A partir de esta realidad, hay una afectación del borde costero y dentro de los resultados de las investigaciones del CRIA, se evidencia presencia de innumerables bacterias y sustancias orgánicas, que perjudican la costa y además sus recursos y la pesca.

Por ejemplo, la tilapia, es una especie exótica de pescado que está prácticamente invadiendo la bahía de Juangriego y aleja otros peces autóctonos de la zona. “Alcanza su crecimiento abundante en aguas salobres o dulce acuícola. La contaminación del agua de la laguna, puede ser dañino a la larga”, destacó Rodríguez.

Aunque la contaminación de las lagunas es mayor que la de las playas, casi siempre estos dos espacios están en contacto.

Según Rodríguez, en El Tirano hicieron una evaluación y el principal problema es los espigones que retienen el agua empozada. “Las aguas servidas desembocan a la bahía, eso se estanca y se crea un proceso de eutrofización o enriquecimiento de nutrientes, que genera algas que putrefactan el agua y eso se queda allí para contaminar”, aseguró.

La recomendación de los estudios elaborados por el Ministerio del Ambiente, en coordinación con diversas instituciones colaboradoras como el CRIA, es poner en marcha –lo más pronto posible- el Plan de Ordenamiento y Gestión Integral de Zonas Costeras, en conjunto con el Plan de Ordenamiento del estado Nueva Esparta, herramientas con las cuales aseguran se le puede poner “freno” a la degradación ambiental de las costas de la región.

Causas que aceleran desaparición de playas:

1) Obstrucción, desvío o eliminación de los aportes de arena hacia la playa. Esto puede darse por eliminación del aporte que viene de la tierra como ríos, quebradas y acantilados en proceso de erosión. También puede crear problemas la abundancia de restos de corales, conchas marinas, unidos con la arena.

2) Ocupación de las dunas por construcciones muy cerca de la costa, tales como edificios, viviendas, restaurantes, kioscos. Todos estos eliminan los depósitos naturales de arena. También causan impacto las estructuras marino-costeras como espigones, escolleras y siembra de palmeras, pues todo esto constituye barreras energéticas del viento y del oleaje, lo cual impide que la arena se mueva libremente y mantenga el equilibrio sedimentario de la playa.

3) Pérdida de los arrecifes o parches de corales, así como las fanerógamas marinas (Praderas de Thalassia), elementos que proporcionan abrigo a la playa, frenando la energía del oleaje y mantienen la arena atrapada cerca de la costa.

Consecuencias por la pérdida de costa:

1) Disminución de áreas de playas y sus efectos en las principales actividades económicas de los usos urbanos, pesqueros, turísticos y ecológicos.

2) Disminución de las áreas de playas utilizadas por las tortugas marinas para realizar su anidación -especies están en peligro de extinción y generalmente aparecen en playas como El Agua, Parguito y La Restinga.