ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Benito Juárez

Ensayos de Calidad : Benito Juárez. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.327.000+ documentos.

Enviado por   •  6 de Julio de 2011  •  10.369 Palabras (42 Páginas)  •  840 Visitas

Página 1 de 42

Benito Juárez.

Juárez es un caso extraordinario en la historia, ya que nacido en el seno de una etnia monolingüe y aislada de la sierra de Oaxaca y de humildes orígenes, fue capaz de forjarse una sólida y ascendente carrera que lo llevaría hasta el primer puesto de la republica. Pero eso no fue suficiente, Don Benito ha sido seguramente el único presidente conocedor del derecho canónico y civil y capaz de leer latín, inglés y francés.

Para que un hombre alcance la perpetuidad en la vida de un pueblo a través de los tiempos deben ser muy excelsas sus virtudes, Juárez fue uno de esos hombres iluminados cuyos ideales siguen vigorosos, vigentes y nutriendo las inquietudes de un pueblo, Juárez sigue enarbolando con dignidad los principios de libertad, democrácia e igualdad.

Nacido de las masas oscuras y arrancado de la sierra de Ixtlán, Juárez paso su infancia rodeado no solo de ovejas sino también de pensamientos, anhelos y esperanzas, los golpes que sufrió desde su niñez le dejaron una profunda conciencia de pertenencia y lo orientaron hacia el propósito de trabajar constantemente para destruir el poder funesto de las clases privilegiadas.

Cuando el indígena Benito Pablo se presentó en Oaxaca pidiendo doctrina y castilla, (no podía decir cartilla), era el eco de un inmenso grito de toda su raza. Cuando llegó a México la situación era pavorosa. Dos grandes sombras entoldaban el cielo: la invasión de los norteamericanos y la invasión de Santa-Anna. Con esas dos oscuridades se cerraba y pintaba de negro el horizonte.

Reforma

El proceso a través del cual se fueron generando los conjuntos normativos que a la historia pasarían con el nombre genérico de Leyes de Reforma, generó muchísimo sufrimiento al pueblo mexicano.

Iniciado, en realidad, con la Independencia misma, bien se vislumbraba que no iba a constituír asunto sencillo el intentar hacer entrar en razón al Clero, buscando que se adaptara a las necesidades económicas del naciente país y, sobre todo, que fuese capaz de ponerse a tono con el desarrollo económico del mundo.

Ciertamente este proceso tuvo sus altibajos, pareciendo, en momentos, que se retrasaría por varias décadas más, pero, finalmente, por fortuna, logrando su consolidación.

El México del Siglo XXI tiene, sin duda, retos diferentes a los que enfrentó durante los difíciles tiempos de la Reforma, sin embargo, orgullosos debemos de sentirnos todos los que habitamos en la República Mexicana, del triunfo de aquél proceso que, lo repito, aunque sumamente doloroso, fue crucial para el desarrollo de la República. En 1857, la situación llegó a ser delicada, tanto que este primer Congreso Constitucional, que había elegido a Comonfort como Presidente de la República y a Benito Juárez como Presidente de la Suprema Corte de Justicia, confirió al Ejecutivo facultades extraordinarias para gobernar. El tenor de los hechos impidió incluso que se respetaran los artículos constitucionales relativos a las garantías individuales en tanto continuara la inestabilidad, la cual más que disminuir aumentó en una de las guerras más cruentas del país, la llamada Guerra de Reforma.

Cuando la Guerra de Reforma sostenida entre liberales y conservadores se encontraba en su momento más dramático —aunque sin ventaja aparente para ninguna de las partes beligerantes—, el presidente Benito Juárez tomó una determinación que inclinaría decisivamente la balanza de la victoria a favor de la causa liberal: el 7 de julio de 1859, anunció en Veracruz la expedición de las Leyes de Reforma por medio de un manifiesto a la nación. Estas disposiciones, promulgadas en ese mismo mes, se sumaron a las expedidas entre 1855 y 1857, y conformaron, en conjunto, un cuerpo normativo cuya finalidad era consolidar el Estado mexicano.

A lo largo de su aún corta vida independiente, la nación mexicana había sufrido la intervención de la Iglesia en los asuntos meramente políticos; patrocinando financieramente a los enemigos del gobierno, la institución religiosa había logrado desarticular todos los intentos de someterla a la autoridad civil. Por tal motivo, la estrategia de los reformadores fue minar el poder económico del clero, nacionalizando sus propiedades, al tiempo que lo despojaba de todas las atribuciones y facultades que debían de ser desempeñadas por el Estado; esto último se obtendría mediante la creación del registro civil, la institución del matrimonio civil y la administración estatal de cementerios y camposantos.

El anuncio de las Leyes de Reforma tuvo como preludio una acalorada discusión entre los compañeros de Juárez durante su gobierno en Veracruz, pues, mientras unos promovían la promulgación inmediata de las Leyes de Reforma, otros consideraban que si la Constitución de 1857 y las leyes promulgadas con anterioridad, especialmente la Ley Lerdo, habían provocado una guerra civil, emitir otras nuevas, más radicales, sería como echar combustible al fuego: los pocos apoyos conseguidos podrían perderse y la guerra se tornaría más violenta. Las leyes de Reforma son una serie de propuestas que estuvieron elaboradas por el partido liberal encabezados por Mora y Gómez Farías en 1833, y más adelante llevadas a cabo por el Ilustre Benito Juárez.

La principal ley de reforma fue la ley Juárez la cual Elaborada por Benito Juárez mientras era Ministro de Justicia. Consideraba a todos los ciudadanos iguales ante la ley con lo que suprimía los privilegios del clero y del ejército. Otro de los puntos importantes declaraba que ni los matrimonios ni los entierros eran asuntos del clero, sino del estado, lo cual le quitaba a ésta una fuente de recursos que había tenido por más de trescientos años.

Obviamente, el descontento entre los conservadores ocasionó largos debates dentro del Congreso instalado en 1856, formado en su mayoría por liberales radicales pero con presencia de moderados y conservadores. Mientras que los liberales querían la división de las grandes propiedades en pequeños propietarios, los conservadores argumentaban que la iglesia tenía derecho a tener sus propios bienes y que las comunidades indígenas saldrían perjudicadas con el fraccionamiento de sus tierras.

Los principales ejes de estas Reformas giran en torno a la Iglesia. Al terminar el periodo de Reinado de la Corona Española sobre México, se crea un periodo de confusión sobre quién gobernaría a México, siendo la Iglesia la institución más representativa y poderosa en esa época, lo más lógico hubiera sido que continuara, sumado a esto la costumbre del pueblo por el apego a la religión. Las Reformas buscaban quitar ese poder a la Iglesia y limitar sus funciones,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (63.8 Kb)  
Leer 41 páginas más »
Generador de citas

(2011, 07). Benito Juárez. ClubEnsayos.com. Recuperado 07, 2011, de https://www.clubensayos.com/Biografías/Benito-Juárez/24899.html

"Benito Juárez" ClubEnsayos.com. 07 2011. 2011. 07 2011 <https://www.clubensayos.com/Biografías/Benito-Juárez/24899.html>.

"Benito Juárez." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 07 2011. Web. 07 2011. <https://www.clubensayos.com/Biografías/Benito-Juárez/24899.html>.

"Benito Juárez." ClubEnsayos.com. 07, 2011. consultado el 07, 2011. https://www.clubensayos.com/Biografías/Benito-Juárez/24899.html.