ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Trueque Y Los Primeros Dineros


Enviado por   •  6 de Septiembre de 2011  •  4.378 Palabras (18 Páginas)  •  1.089 Visitas

Página 1 de 18

El trueque y los primeros dineros

Los primeros intercambios comerciales que se realizaron en la historia fueron trueques. Es decir, se intercambiaba un bien por otro, sin hacer uso del dinero.

Así, la demanda de un bien no estaba relacionada con el deseo de consumirlo, se fundamento en el bien más líquido – dinero- esto es en el conocimiento que esté permitía de forma fácil, realizar el trueque por los demás bienes.

En sus orígenes el dinero facilitó enormemente los intercambios, permitió una mayor prosperidad, pero no creó, ni represento riqueza su aumento- Si crear riqueza fuera directamente proporcional al crear dinero, en situaciones de gran carestía – en épocas de guerra- se solucionaría la escasez

El oro trasciende

Todo un sinfín de bienes fueron, en un tiempo de la historia, en un lugar del mundo, dinero: conchas, pequeños discos de cobre o bronce o hierro, plumas de garza, finalmente, en el mercado se prefirió el oro.

Un bien líquido podía intercambiarse - ser dinero-, cuando cumplía ciertos requisitos:

1- Transportable, esto es, un alto valor respecto de su peso, para poder intercambiarlo en lugares lejanos.

2- Divisible, para facilitar las transacciones menores.

3- Homogeneidad, al fraccionarlo todas las partes en que se divide sea similar

4- Durabilidad, para que conserve su valor en el tiempo que se comercialice – al transportarlo, almacenarlo.

5- Difícil de falsificar.

Ningún bien cumplió todas estas condiciones como el oro.

El señoreaje

El valor de la moneda en el mercado venía determinado por el valor que el mercado reconocía - otorgaba al metal en que estaba fabricada.

La inflación

Lo que antes se podía comprar con cierto número de monedas de oro, ahora se compraba con un número superior de monedas porque cada una de las nuevas monedas contenía menos oro. Y, por lo que hemos visto antes, lo que importaba al comprador era la cantidad de oro que acababa en su caja de caudales, no el número de retratos.

Los soberanos vanamente pretendieron mediante leyes que las monedas valiesen más con la efigie del rey de turno. A medida que en el mercado se iban dando cuenta de lo poco que valía realmente cada una de esas monedas, los vendedores pedían más monedas, o sea, subían el precio de sus bienes. El resultado era que todos los precios expresados en esa moneda se encarecían. A esto se llamó inflación.

El papel moneda

Al imponerse la costumbre de pagar con unas notas de papel que otorgaban al portador la posesión de cierta cantidad de oro depositada en cierto lugar. Eran los billetes, poseerlos equivalía a ser propietario del oro depositado en algún lugar - bancos comerciales de todo el mundo- quienes emitían este tipo de notas de papel.

El patrón oro decimonónico

El oro ha sido al detal –polvo, pepitas- dinero y, por tanto, ha constituido varios patrones oro, cuando se habla de “el” se hace referencia a la forma en que se organizaba el sistema financiero internacional en el siglo XIX. Esto es consistía simplemente definir una divisa en términos de oro. Ejemplo, el dólar americano y la libra esterlina estaban definidas como una veinteava y veinticincoava parte de una onza de oro. Esto es, tener un dólar equivalía a tener un “1/20 y 1/25 onzas de oro”.

Puesto que la definición de cada divisa en términos de oro era fija, bien podríamos decir que existía una moneda única mundial, que era el oro.

Por motivos de comodidad la gente usaba billetes de papel para hacer las comprar y ventas. Luego, uno podía ir al banco a que le cambiaran el papel por su equivalente en oro. La confianza en el oro se consolido a través de la historia, sustituyo a todos los bienes que se emplearon como dinero.

* Aunque los billetes de papel más antiguos parecen ser un invento chino, una vez más, el desarrollo de esta novedad se produjo sobre todo en Occidente.

Cuando los bancos emitían billetes, para recibir oro, determinaban que a partir de ese momento podrían sus cliente exigir la correspondiente cantidad de oro en cualquier momento, por ende, comprensiblemente, se abstenían el emitir dinero indiscriminadamente; esto es, disciplina para emitir.

Los bancos emitían dinero para el mercado al ritmo del incremento de los depósitos de oro esto conducía a la confianza.

El dinero que mantiene su valor estable a través del tiempo tiene como consecuencia:

Estabilidad en los precios, esto es, la inflación es insignificante.

Tipos de cambio estables, es decir, no se requiere mantener paridad fija artificial lo cual hace competitivas las exportaciones

Lo anterior fue la situación financiera mundial del siglo XIX, -Guerras Napoleónicas hasta la Primera Guerra Mundial-.

Reservas vs la guerra

Dado que la cantidad de dinero a emitir por el sistema estaba condicionado al monto de reservas de oro, lo anterior determinaba que los gobiernos, no podían financiar gastos extraordinarios vía emisión, como lo fue la guerra, por ende, solo se presentaban dos alternativas: se encaminaban todos los esfuerzos para finalizarla a fin de evitar que el sistema entrara en apuros; la alternativa no era otra que suspender temporalmente la paridad de la moneda respecto del oro. Dado lo anterior cualquiera de las

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (27 Kb)  
Leer 17 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com