ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Del Amor En Casa De Muñecas


Enviado por   •  9 de Septiembre de 2013  •  1.346 Palabras (6 Páginas)  •  296 Visitas

Página 1 de 6

Casa de Muñecas es una obra de tesis escrita por Henrik Ibsen. La obra toma lugar en Noruega, en un hogar burgués económicamente estable donde vive una pareja de esposos con sus hijos. Este libro, como es una obra de tesis, no muestra su conflicto desde el punto de vista de algún personaje en especial, sino más bien muestra el punto de vista de todos dejando que el lector decida por sí mismo la postura con la que está de acuerdo, yo estoy de acuerdo con Nora, y en este ensayo pretendo respaldar su decisión al final del libro.

Nora era una mujer alegre cuya vida se basaba en el hogar. Muchas veces daba la impresión de que era infantil, ingenua y a veces hasta tonta debido a su falta de experiencia en la vida. Este comportamiento inapropiado para una madre fue provocado gracias a los hombre de su vida: su padre y su esposo, Torvaldo.

Cuando Nora era pequeña y vivía en la casa de su padre ella era tratada como una muñeca animada por él, le decía cómo comportarse, luego Nora creció y se casó, pero pasó de una casa de muñecas a otra.

“La pura verdad, Torvaldo. Cuando vivía con mi papá, él me confiaba todas sus ideas, y yo las seguía. Si tenía otras diferentes, no podía decirlas, porque no le habría gustado. Me llamaba su muñequita, y jugaba conmigo, ni más ni menos que yo con mis muñecas.

Después vine a esta casa contigo…” (pág. 188)

Torvaldo era un hombre que la quería mucho, pero este sentimiento se asimilaba mucho al amor que se le puede tener a una hija, pues él no la veía como a un igual sino como a un ser inferior. En ciertas ocasiones Torvaldo dejaba que Nora tomara decisiones, pero estas eran intrascendentes, cosas tan simples como que regalos comprar para Navidad. Cuando se trataban de decisiones que luego se podían ver reflejadas en el exterior de la familia, como por ejemplo la ropa que Nora debía usar para algún evento importante, Torvaldo tomaba estas decisiones y Nora no podía ignorarlas.

Este hombre no hacía estas cosas para herir a Nora, pero él estaba convencido de que Nora era un ser inferior y hasta pensaba que ella era tonta.

Esto se ve claramente cuando Torvaldo se entera de que Krogstad no va a tomar ningún tipo de acciones hacía Nora.

” ¡Ah!, Nora, no conoces la bondad de un verdadero hombre. ¡Le es tan dulce perdonar a su propia mujer cuando lo hace de corazón! Es como si fuese dos veces suya, como si hubiera vuelto a traerla al mundo, y ya no ve en ella sólo su mujer, sino también a su hija.”

(pág.185)

Ya a partir de que Nora, Torvaldo y Dr. Rank regresan del baile de disfraces en el acto tercero de la obra se nota a Nora un poco más reflexiva, tiene menos diálogo comparado con los primeros dos capítulos. Esto indica un cambio en el personaje que se va a ser obvio al final del acto.

Después de el baile, Nora y Dr. Rank conversan un poco, el se retira y Torvaldo lee la carta delatora, Nora, pensando que Torvaldo va a tratar de ayudarla le dice que no la salve pero Torvaldo actúa de una manera totalmente diferente. A continuación la llama criminal y desgraciada, dice que esto es culpa de la ligereza de principios de su padre y que no tiene religión. Tan solo unos minutos después de la explosión de Torvaldo llega otra carta de Krogstad diciendo que no va a hacer nada contra Nora, a lo que Torvaldo responde con un “estoy salvado”.

“(..) ¡Nora!... No; voy a volver a leerlo… Sí, eso es. ¡Estoy salvado! ¡Nora, estoy salvado!”

(pág. 183)

La nueva noticia alivió mucho a Torvaldo y olvidó en un segundo todo lo que le dijo a Nora hace menos de dos minutos. Continuó hablando y diciéndole a Nora que la perdonaba, que debió haber

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com