ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ORGANIZACIÓN SOCIALISTA DE TRABAJADORES Sección Mexicana De La Cuarta Internacional


Enviado por   •  29 de Marzo de 2012  •  3.812 Palabras (16 Páginas)  •  629 Visitas

Página 1 de 16

ORGANIZACIÓN SOCIALISTA DE TRABAJADORES

Sección mexicana de la Cuarta Internacional

Nota no. 68

24 de marzo de 2012.

Resolución del C.C. del 18 de marzo del 2012.

1.- Debemos partir de la situación mundial. Revolución y contrarrevolución se enfrentan a una escala sin precedentes.

La crisis del régimen de la propiedad privada ha entrado en una nueva etapa. El capital necesita llevar adelante una destrucción de fuerzas productivas, sin precedentes. Es el salto a la Barbarie.

Hoy asistimos al intento de aniquilación de todas las conquistas y derechos arrancados por la clase obrera a lo largo de décadas y siglos de luchas y procesos revolucionarios.

En Europa el Imperialismo USA, a través de la troika (FMI, UE, BCE) busca desmantelar todas las conquistas de la clase obrera europea.

Sin embargo la situación mundial está marcada fundamentalmente por la resistencia de la clase obrera que ha abierto una nueva etapa de la revolución proletaria con la apertura de la Revolución en Tunez, la lucha del pueblo trabajador egipcio, que de ahi saltó a Europa con la crisis revolucionaria abierta en Grecia

En el Medio oriente y norte de Africa el imperialismo USA y los imperialismos europeos con su OTAN destruyeron el régimen de Kadafi para intentar parar el proceso revolucionario que abriendose en Tunez-Egipto podia extenderse a la región y para reordenar el control de la región sobre la base de un dominio mas directo por parte del Imperialismo USA. Después de Libia vemos la intervención del Imperialismo apoyando en Siria al supuesto ejército "libre". Los objetivos son los mismos : fragmentar los países, reordenar la region con un dominio mas directo y brutal del Imperialismo USA

El Imperialismo sin embargo no detiene su crisis como lo estamos viendo con el desarrollo de los acontecimientos en los EU. La clase obrera estadunidense escenifica las primeras luchas de este nueva etapa (Wisconsin, Ohio, Washington..) al mismo tiempo que el sistema político muestra el desarrollo de su crisis en la campaña electoral del Partido Republicano. En Afganistan se prefigura una nueva derrota del Imperialismo.

En América Latina el gobierno de Obama desarrolla también una nueva ofensiva contra las conquistas y espacios ganados por los pueblos y la clase trabajadora. Obama prepara la Cumbre de las Américas para el mes de abril. El vicepresidente Biden ha venido a México y Centroamerica a preparar la Cumbre, a "fiscalizar" a los candidatos a la presidencia en el caso de México y a asegurar la presencia y disciplina de los gobiernos del área en la Cumbre.

Obama ha rechazado la asistencia de Cuba en esta Cumbre. No se trata solo de la continuidad de la política seguida por el Imperialismo hacia Cuba sino de una acentuación brutal de la presión sobre la isla, El gobierno de Raúl Castro ha emprendido el desmantelamiento de una importante conquista de la revolución, como es el derecho al empleo con una "reforma" que busca eliminar 1.5 millones de funcionarios públicos, reforma que hasta ahora no ha podido avanzar tal como lo pretende el gobierno castrista. Obama considera que lo realizado por Raúl Castro no es suficiente, exige ir mas lejos en la destrucción de las conquistas de la revolución, en la apertura del mercado cubano

Si bien el ALCA, Acuerdo de libre comercio de las Américas, hace tiempo que quedó enterrado por la resistencia de los pueblos del continente, los objetivos del Imperialismo siguen siendo los mismos: Dominar de manera absoluta los mercados de los países latinoamericanos, apoderarse de sus riquezas naturales, tener una reserva de mano de obra superbarata, reducirlos a simples enclaves coloniales. Y si fuera necesario. ocuparlos militarmente, como lo hace, utilizando las tropas de la ONU, con la nación haitiana. La crisis del propio imperialismo lo empuja a acentuar la presión sobre los pueblos del continente.

El gobierno de Santos (Colombia) y de Guatemala hablan de llevar a la Cumbre la propuesta de legalización de la droga supuestamente para enfrentar el problema del narcotráfico y con ello la violencia. Esto significa sin embargo la extensión del negocio de la droga - armas y con ello la desestabilizacion (que el Imperialismo ya ha instaurado en México y Centroamérica), a todo el continente. Desestabilizar para imponer a los gobiernos de todos los matices una política de entrega de los recursos naturales, de desmantelamiento de la soberanía nacional, de destrucción de los derechos y conquistas de los trabajadores.

Visto el desarrollo de la crisis del propio Imperialismo USA, Obama necesita del apoyo de los gobiernos latinoamericanos (el rol que juega hoy el gobierno brasileño en este sentido es importante) y de los partidos y direcciones que controlan a la masa trabajadora para llevar adelante sus planes.

Los gobiernos del ALBA se pronunciaron en un primer momento a favor de la presencia de Cuba en la Cumbre. Evo Morales y Chávez han terminado aceptando su asistencia sin poner la condición de que Cuba esté presente. Por el momento es solo Correa el que se mantiene indeciso sobre su participación. Cada uno de estos gobiernos bonapartistas juega su propio juego buscando una renegociación en sus relaciones con el Imperialismo. Por el contrario todos están de acuerdo en aceptar la presencia de las tropas de ocupación de la MINUSTAH en Haití

Sin embargo la resistencia de la clase trabajadora y de los pueblos del subcontiente y en el corazón del mismo imperialismo estadounidense está presente. La clase trabajadora y los pueblos del continente no han sufrido ninguna derrota significativa como las de las decada de los 70s, Al mismo tiempo las luchas de los trabajadores que dieron origen a los gobiernos bonapartistas han sido en parte contenida por estos mismos gobiernos con ayuda de las direcciones sindicales.

La puesta en marcha de los planes que impone el Imperialismo no ha dejado alimentar la resistencia, ciertamente de manera diferenciada en cada país y región del continente. Es significativo el hecho de que el aparato sindical del SME haya lanzado las iniciativas de construir una representación política de trabajadores (la OPT) y de una central sindical independiente en México, y que en Bolivia la nueva dirección de la COB lance la idea de la formación de un Partido de trabajadores. Es cierto que el SME no es la COB, esta claro que hay diferencias

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.9 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com