ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

120 DÍAS EN SODOMA


Enviado por   •  5 de Octubre de 2018  •  Ensayos  •  2.499 Palabras (10 Páginas)  •  41 Visitas

Página 1 de 10

[pic 2][pic 3]


[pic 4][pic 5]

120 días de Sodoma.

Introducción.

El escritor, Donatien Alphonse François de Sade, mejor conocido como el Marqués de Sade; fue el autor de la obra 120 días en Sodoma y otra más que resultan ser un tanto difíciles de leer y prohibidas para la mayoría del público.

El libro narra o describe a los cuatro personajes principales con lujo de detalle. Estos cuatro personajes principales, son: el duque, el obispo, el presidente y Durcet.

Los personajes de la obra presentan una perversión que describe las diversas parafilias que poseen cada uno de ellos. En la película no son nombradas las hijas de estos personajes; sin embargo en el libro se describe a cada una de ellas y como son casadas entre estos cuatro sujetos para poder así disfrutar de orgias que son protagonizadas por los cuatro personajes principales y sus hijas.

En lo personal puedo decir que esta obra me resulto ser muy explícita, ya que describe muy bien a los personajes y los actos sodomitas que hacen tanto ellos como todos los que participan ahí.

Tanto el libro como la película, son completamente distintos, ya que en la película quitan algunas escenas que ocurren en el libro, desde el punto en que no narran como es la vida del duque, el obispo, el presidente y Durcet, solo se muestra cómo es que capturan a los jóvenes y a las señoritas que próximamente serán sometidos a distintos actos denigrantes, en donde se verán obligados a ser partícipes o de lo contrario se les otorgara la muerte. El libro por el contrario narra la vida del duque, describe como es físicamente su hija y así sucesivamente describe de la misma forma a cada uno con su respectiva hija. También hace hincapié en que el obispo es padre de una de las hijas del duque, ya que mantuvo relaciones con la esposa de este. También en el libro se describe el aspecto físico de las cuatro prostitutas que se encargan de raptar a las señoritas de buenas familias y que también toman el papel de historiadoras, en donde narran acontecimientos cada noche.

En la película omiten eso y solo se ve cuando raptan a los jóvenes y como los hacen pasar con los cuatro personajes principales para que sean vistos por ellos y saber si los aceptan o los rechazan, ya que según el libro, buscaban jóvenes a partir de los 15 años que tuvieran un miembro grande y fueran atractivos, así como a las mujeres las buscaban con un trasero que a ellos les pareciera atractivo y fueran bonitas de fisonomía.

Desarrollo.

120 días en Sodoma, es una obra que narra las parafilias que tienen los cuatro principales personajes que protagonizan esta historia.

Todo se desarrolla en el castillo de silling, donde son llevados todos los jóvenes y donde se les obliga a practicar actos sexuales enfermos, obligados por el duque, el obispo, el presidente y Durcet. En la película se puede ver como son raptados algunos jóvenes para después ser llevados al castillo. Y donde los cuatro protagonistas se les ven una mente enferma y sádica.

Hay partes que cuanta el libro y que en la película no se pueden ver. En el libro se describe a cada uno de ellos.

Primero se describe al Duque, el cual casa a su hija, Constance, con el presidente de Curval, este a su vez, también decide que su hija contraiga matrimonio con Durcet; por otro lado, el obispo, entrego a su hija, la cual era también hija de la esposa del duque, ya que la segunda esposa del duque y el obispo mantuvieron relaciones y a eso se debía la existencia de la hija más pequeña del duque. En la película no se describe como son físicamente. Pero en el libro se describe cada uno físicamente y algunos aspectos de su vida.

El duque; dice en el libro, que, es un hombre el cual se convirtió dueño de toda su fortuna a los 18 años. Tenía una mente muy perversa y maligna, tenía un alma malvada y dura acompañada de desórdenes en los gustos y en los caprichos de los que nacía el horrible libertinaje al cual el duque era tan propenso. El duque era un ser falso, duro, imperioso, bárbaro, egoísta, prodigo, para sus placeres como avaro cuando se trataba de ser útil, mentiroso, glotón, borracho, cobarde, sodomita, incestuoso, asesino, incendiario, ladrón. Mediante razonamientos de este tipo, el duque legitimaba todos sus desafueros, y como le sobraba el ingenio, sus argumentos parecían decisivos. El duque, desde su juventud, se había abandonado sin freno a los extravíos más vergonzosos y más extraordinarios. Su padre le dejo como heredero de una fortuna inmensa, sin embargo había una cláusula que decía que el joven dejaría disfrutar a su madre durante su vida de una gran parte de la fortuna, el duque disgustado por esto, decidió acabar con la vida de su hermana y su madre. Físicamente, el duque era un hombre que atrapaba  a las mujeres por la inmensidad de su construcción, media cinco pies y once pulgadas, poseía unos miembros de gran fuerza y energía, articulaciones vigorosas, nervios elásticos, sumándole claro, un rostro viril y altivo, unos enormes ojos negros, cejas oscuras, nariz aquilina, hermosos dientes, un aspecto de salud y de frescura, hombros anchos, un torso amplio y perfectamente moldeado, un temperamento de hierro, dotado de la facultad de perder su esperma tanta veces como quisiera en un día, incluso a la edad de cincuenta años que según la historia, en ese entonces tenía, una erección continua de dicho miembro cuyo tamaño era de ocho pulgadas justas de contorno por doce de longitud.

El obispo, que era el hermano del duque, también es descrito en el libro. Tenía la misma negrura del alma, igual inclinación al crimen, igual desprecio por la religión, igual ateísmo, el ingenio más ágil y más diestro y mayor arte en hacer caer a sus víctimas, pero un cuerpo esbelto y ligero, pequeño, una salud vacilante, unos nervios muy delicados, una búsqueda mayor en los placeres, unas facultades mediocres, un miembro muy común, pequeño incluso. Tenía cuarenta y cinco años de edad, las facciones muy finas, ojos bastante bonitos, pero una boca fea y unos feos dientes, el cuerpo blanco, sin vello, un trasero pequeño, y un pene de cinco pulgadas de perímetro por diez de longitud. Idolatra de la sodomía activa y pasiva, pero le gustaba aún más esta última.

El presidente; tenia cerca de sesenta años, y estaba singularmente deteriorado por el desenfreno. Era alto, flaco, con ojos hundidos y apagados, una boca lívida y mal sana, la barbilla respingona, una nariz larga. Estaba cubierto de pelos como un sátiro, tenía la espalda recta, nalgas blandas y caídas que a decir verdad parecían más dos trapos viejos. La piel arrugada. Al final de su vientre, se descubría, entre un bosque de vellos, un instrumento que, en estado de erección podía tener ocho pulgadas de longitud por siete de contorno. Había llevado una vida tan libertina que le eran familiares todo tipo de descarríos, y los que lo conocían un poco, sospechaban que era el autor de dos o tres asesinatos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.1 Kb)   pdf (258.6 Kb)   docx (96.9 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com