ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Blink: The Power Of Thinking Without Thinking


Enviado por   •  28 de Febrero de 2015  •  2.108 Palabras (9 Páginas)  •  165 Visitas

Página 1 de 9

Blink: The Power of Thinking Without Thinking

Cuando adquirí el ejemplar de Blink, esperaba que su contenido correspondiera principalmente a temas relacionados con Marketing, principalmente por ser la esencia de la materia donde se recomendó, posteriormente tras mirar sus apariencia con atención y comenzar con la lectura del primer capítulo, mi perspectiva cambio ubicando el libro en temas referentes de desarrollo humano o motivacionales, puesto que sus dimensiones se acercaban más a las de un libro de bolsillo y la manera en que desarrollaba su punto de vista, me daban la impresión de poder ser clasificado en alguno de estos temas.

Sin embargo al irme adentrando en la lectura comprendí que lo que el autor propone iba más allá de un tópico en especial. Esa misma corazonada que yo tuve al ver el libro y considerar ciertas características para hacer un primer juicio era precisamente la que el autor descifra en el texto. La manera en como nosotros realizamos juicios a través de un aspecto o característica durante el primer contacto que detona y reclasifica en pequeños instantes las experiencias pasadas almacenadas en nuestro inconsciente para dar una primer perspectiva.

Conforme fui avanzando en las páginas y me sumergía en su hipótesis, iba desafiando cada idea del autor, ya que en mi punto de vista los experimentos carecían de alguna conclusión absoluta que me hiciera determinar que el poder de la intuición era más confiable y rápido que un proceso metodológico detallado. Al tratar de reflexionar acerca de esta idea la primera palabra que me vino a la mente fue “experiencia”.

Siempre he pensado que las teorías científicas más avanzadas, incluso en medicina o campos de la tecnología, que son altamente exactos y complejos, solo fueron posibles a través de un proceso que primordialmente comenzó como un método empírico, que al irlo registrando y evolucionando a través de varias décadas se convirtió en ciencia. Este mismo proceso empírico o experiencia es tan poderosa, que la persona que la estimula y desarrolla le es suficiente un instante para reaccionar ante cualquier interacción y realizar un juicio más acertado que aquel no lo posee.

Sin embargo esa “intuición” que relata el libro no es más que un proceso de experiencia que durante la vida, una persona desarrolla a través del estudio o sus actividades diarias en el trabajo, que como resultado arroja un conjunto de conocimiento especializado en determinado tema que permite identificar por medio de insignificantes detalles lo que es posible de lo que no, de igual manera podría argumentar que la intuición es tan propia como la huella dactilar que nos identifica, ya que difícilmente se puede reproducir el mismo escenario que permitan lograr una similitud en la experiencia, aun cuando la misma persona haya coincidido en la misma época, familia, lugar geográfico o actividades desarrolladas.

Hace poco tiempo, en mi trabajo me invitaron a tomar una capacitación especializada en motores, donde asistían algunos compañeros que tenían varios años de experiencia en la industria automotriz y aunque su conocimiento no es extensivo en el tema, al menos habían tomado algunos módulos complementarios de algunos componentes del motor.

Al comenzar cada unidad que comprendía el programa, se aplicaba un cuestionario que se respondía en consenso con todo el grupo para generar una expectativa de lo que se iba a tratar ese subtema, a través de una pequeña evaluación que su objetivo no era más allá de medir el conocimiento previo, durante la serie de cuestionarios de evaluación no fue posible en ninguna ocasión lograr una calificación aprobatoria, ni mis compañeros que tenían experiencia acumulada en esta industria, fueron lo suficientemente aptos para realizar un proceso de intuición que resultara favorable.

Derivado de lo anterior mi punto de vista es que los juicios rápidos nos son exactos o confiables puesto que si al experto de arte se le cuestiona acerca de robótica o viceversa, su intuición carecerá de alguna utilidad debido que su experiencia es nula en ese campo.

En situaciones sociales, donde probablemente hagamos juicios de manera más cotidiana, es factible tener un índice de aciertos mas elevado, debido a que podemos leer ciertas actitudes de acuerdo a los comportamientos que previamente hemos registrado y percibirlos en la otra persona, sin embargo en los temas especializados, es más difícil tener éxito aun si realizamos un esfuerzo ya que nuestra experiencia no será suficiente para lograr el acierto.

Parte de las ideas que me intrigaron y me hicieron reflexionar, fue la participación del subconsciente en la toma de decisiones y los indicadores físicos que se detonan inadvertidamente, ejemplo que describe de como los apostadores comienzan a presentar señales de nerviosismo inconsciente que implica señales físicas como sudoración en las palmas, o un ritmo cardiaco más acelerado.

Lo interesante dentro de este argumento y que fue parte de los temas que más me asombraron fue que nuestro consiente pasa por alto estas señales físicas cuando tenemos un deseo irracional de observar las características que buscamos en el objeto, terminando por realizar un juicio incorrecto como lo sucedido con el Kuoros.

Por otro lado, el libro también toma en cuenta las fallas acerca de la intuición, como los patrones de comportamiento que al parecer tenemos insertadas a un nivel más interno que fungen como parámetro inconsciente en nuestras decisiones, pone el ejemplo de las personas afroamericanas en donde esta percepción almacenada en nuestro subconsciente no solo afecta a la persona afroamericana con las actitudes raciales que ejercen los terceros, sino también ellas mismas al considerarse con las limitantes que las otras personas detectan en ellas, afectando paralelamente el estado de ánimo y las aspiraciones que la persona tiene como objetivos para alcanzar.

Como aportación al tema, recientemente visite al museo de la tolerancia enfrente del hemiciclo a Juárez, donde se trata el tema de la tolerancia a la diversidad, desde un enfoque distinto aunque con conclusiones similares se realizó un estudio en México a niños de distintas edades que no superaban los diez años, a que decidieran entre dos muñecos: un con tez blanca y otro con tez obscura cual de ambos era el muñeco feo y cuál era el bonito, es importante hacer la aclaración que los niños entrevistados tenían características físicas diversas, que no solo se relacionaban con ninguna raza en especial.

Como es posible que niños menores sin ninguna experiencia trascendental

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.1 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com