ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen "Los 4 Acuerdos" Autor: Miguel Ruiz


Enviado por   •  29 de Marzo de 2014  •  1.378 Palabras (6 Páginas)  •  401 Visitas

Página 1 de 6

PRIMER ACUERDO

SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS

Este acuerdo es el más importante y difícil de conseguir, ser impecable con tus palabras, ya que las apalabras es el poder que tenemos de crear, comunicarnos, expresarnos, es la herramienta más poderosa y fuerte del ser humano, y es el único animal sobre la faz de la tierra que pude hacerlo, ya que es el único que emplea palabra para trasmitir lo que siente o quiere, este es el poder más importante o el más fuerte pero también puede ser el más destructivo cuando no se sabe usar.

Las palabras captan nuestra atención, entran en nuestra mente y cambian por entero, para bien o para mal, nuestras creencias. Otro ejemplo: quizás pienses que eres estúpido, y tal vez lo hayas creído desde siempre. Este acuerdo es muy difícil de romper, y es posible que te lleve a realizar muchas cosas con el único fin de convencerte de que realmente eres estúpido. Puede que hagas algo y te digas a ti mismo: «Me gustaría ser inteligente, pero debo de ser estúpido, porque si no lo fuera, no habría hecho esto». La mente se mueve en cientos de direcciones diferentes y podríamos pasarnos días enteros atrapados únicamente por la creencia en nuestra propia estupidez.

Pero un día alguien capta tu atención y con palabras te hace saber que no eres estúpido. Crees lo que esa persona dice y llegas a un nuevo acuerdo. Y el resultado es que dejas de sentirte o de actuar como un estúpido. Se ha roto todo el hechizo sólo con la fuerza de las palabras, Y a la inversa, si crees que eres estúpido y alguien capta tu atención y te dice: «Sí, realmente eres la persona más estúpida que jamás he conocido», el acuerdo se verá reforzado y se volverá todavía más firme.

Un pecado es cualquier cosa que haces y que va contra ti. Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es un pecado. Vas contra ti cuando te juzgas y te culpas por cualquier cosa. No pecar es hacer exactamente lo contrario. Ser impecable es no ir contra ti mismo. Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte.

Los hechos se realizan mediante las palabras, las palabras son un todo, con ellas podemos expresar hasta el más hermoso sentimiento, como también el peor de los sentimientos, podemos hacer feliz a una o miles de personas con una palabra dulce o bien podemos hacer llorar a una persona con tan solo expresar una sola palabra, a lo que voy es que las palabras son muy importantes, se debe tener mucho cuidado con lo que se habla, porque una sola palabra puede tener muchas consecuencias, ya sean buenas o malas.

SEGUNDO ACUERDO

NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE

Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestro propio sueño, en nuestra propia mente; los demás están en un mundo completamente distinto de aquel en que vive cada uno de nosotros. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo e intentamos imponérselo por encima del suyo.

Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su propia mente. Su punto de vista surge de toda la programación que recibió durante su domesticación.

Cuando te tomas las cosas personalmente si alguien te agrede, te comes toda su basura emocional y la conviertes en tu propia basura. Pero si no te lo tomas personalmente, serás inmune a todo veneno aunque te encuentres en medio del Infierno. Esa inmunidad es un don de este acuerdo.

Cuando te tornas las cosas personalmente, te sientes ofendido y reaccionas defendiendo tus creencias y creando conflictos. Haces una montaña de un grano de arena porque sientes la necesidad de tener razón y de que los demás estén equivocados. También te esfuerzas en demostrarles que tienes razón dando tus propias opiniones. Del mismo modo, cualquier cosa que sientas o hagas no es más que una proyección de tu propio

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com