ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

A quien culparas


Enviado por   •  2 de Marzo de 2018  •  Ensayos  •  988 Palabras (4 Páginas)  •  35 Visitas

Página 1 de 4

Por Javier Gomez

¿A quién le echara la culpa?

Por naturaleza humana, cuando las cosas no salen de la manera que esperamos que salgan, siempre buscamos a nuestro alrededor quien tiene la culpa. Vemos en otras personas culpables, por lo general siempre alguien más tiene la culpa menos nosotros.

Porque no nos gusta sentirnos perdedores o fracasados, sino que alguien más cometió el error y por eso nosotros salimos mal.

Es por eso que las derrotas son huérfanas y los éxitos si tienen muchos padrinos.

Veamos un ejemplo bíblicamente sobre este tipo de actitud.

El Caso de Adán y Eva cuando ellos desobedecieron, y comieron del árbol que Jehová les había dicho que no comieran.

Génesis 3:9-13 Podemos ver que uno culpa al otro y el otro al otro. La única que ya no encontró a quien culpar fue la Serpiente.

Podemos ver en este ejemplo la presencia de Dios cuestionando a uno y al otro. Cada uno se siente juzgado, y trata de defenderse y culpar al otro.

Partiendo de este razonamiento, estudiaremos el tema el cual es una pregunta ¿A quién le echara la culpa?  Es que al igual que Adán y Eva estuvieron delante de la presencia de Dios y fueron juzgados, así también nosotros un día estaremos delante de la presencia de Dios, cuando nuestro señor Jesucristo venga por segunda vez. Y nos llamara y nos juzgara por nuestras obras Sean buenas o sean malas.

2 Corintios 5:10 10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

Hay un evento que es inevitable, y es la segunda venida del hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo viene, y viene por su Iglesia, la pregunta es, ¿De qué manera nos estamos preparando para ese momento?

La venida del señor implica que nosotros se nos llegara el día de estar ante el tribunal, y cuando el señor  nos pida cuentas, que escusa pondremos, por nuestras malas acciones.

¿Le echaremos la culpa al hermano?, o ¿quizá a nuestros padre?, a la esposa o esposo, a los hijos.

En ese momento crucial donde el veredicto final solo apuntara a dos alternativas o es salvo o es condenado. Solo hay dos opciones y en ese momento recibiremos la respuesta.

Normalmente cuando algo así sucede en nuestras vidas, no queremos ni ver.

 Por ejemplo: Esta la final de futbol. Y llegaron a los tiros de penalti… resulta que los primeros 4 tiros fueron acertados y solo va quedando una oportunidad para cada uno. El último que va a tirar lleva sobre si, una responsabilidad enorme, porque sabe que si falla será un fracaso total y si lo mete será la gloria y así lograr ser campeón.

Resulta que lo falla. Y aquella carga se pasa al siguiente tirador. Este pasa por una situación peor. Y el aficionado desde su casa con los ojos bien abiertos no quiere ni parpadear, el hijo le habla en ese momento y solo le dice espérate, le sudan las manos, también los pies, todo le suda. Su equipo se está jugando un título. Y aquella emoción, alegría y gozo le llega cuando ve que el jugador acertó y marcó el gol.

Si muchos nos emocionamos ante un partido de futbol. Y muchos después de perder hasta se suicidan, otros lloran de pena, hay frustración. Imaginémonos como será ese día cuando sea el juicio final. Ahí será el lloro y crujir de dientes para unos y gozo eterno, para los que entregamos nuestras vidas a Cristo.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.6 Kb)   pdf (121.9 Kb)   docx (13.5 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com