ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Análisis película Mommy Xavier Dolan


Enviado por   •  15 de Abril de 2016  •  Ensayos  •  1.247 Palabras (5 Páginas)  •  495 Visitas

Página 1 de 5

[pic 1]

Mommy

Xavier Dolan

Drama

Canadá, 2014.

Ganadora del Jury Prize de Cannes 2014.

Mommy es una película dirigida y escrita por el joven cineasta quebequense Xavier Dolan. Una cinta caracterizada, entre muchas cosas, por mostrar a la persona de una manera sumamente humana y realística en todos sus matices. En dos palabras la definiría como genuina y verdadera.

Mommy es una película que vive en la actualidad, donde nos muestra un escenario hipotético de una Canadá donde una ley ha sido aprobada que permite internar a tu hijo en una institución gubernamental si este presenta trastornos psicológicos. El cual es el caso de Steve (Antoine-Olivier Pilon), un adolescente con un trastorno conocido como Déficit de Atención con Hiperactividad. Diane (Anne Dorval), una madre recientemente viuda, se da una segunda oportunidad de creer que con amor y atención podrá combatir los trastornos de su hijo, por lo que arrepentida lo recoge de esta institución gubernamental y se enfila a una nueva aventura de salir adelante junto con su hijo.

Tan pronto Steve vuelva a casa los problemas vuelven con él, pero también la alegría, lo que nos mantiene como audiencia en una constante batalla entre sí Diane ha tomado una buena decisión o no. Parte del trastorno de Steve nos muestra lo que podría ser considerado como un complejo de Edipo severo, ya que su amor (que se puede confundir con obsesión) hacía su madre lo lleva a defenderla utilizando la violencia, mostrar completa locura cuando los hombres se acercan a ella, y lo peor, hasta en ocasiones buscar agredirla.

La constante lucha de Diane, que sin trabajo y sin apoyo, busca hacer todo por su hijo nos lleva constantemente durante la película a cuestionarnos sí estaríamos haciendo lo que ella hace si estuviéramos en su lugar.

La película da un giro con la llegada de unos nuevos vecinos, una familia de padre, madre e  hija. La madre Kyla (Suzanne Clément) es una mujer tímida, tartamuda y sumamente insegura. La película no nos muestra exactamente el motivo de esto pero nos regala ligeras pistas de que vivió un momento traumatizante relacionado con niños, lo que ha hecho que sea un fantasma en su casa y sea el papá el que cuide completamente de la hija. Kyla se une al duo de Steve y Diane, encontrando ahí algo que la aleja de su problema, se convierte en una segunda madre para Steve y un gran apoyo para Diane, lo que la lleva a pasar más tiempo con ellos que con su propia familia.

Diane una mujer viuda, que lucha por mantenerse joven a través de su manera de vestir, que tiene que lidiar con el desempleo y con su violento y desgastante hijo, más Steve, un joven con un trastorno psicológico que resulta no ser sólo una carga constante para su madre sino también un peligro latente para quienes lo rodean, más Kyla, una mujer insegura y traumatizada formarán, irónicamente, una alianza perfecta que nos llevan del drama a la elocuencia, de la comedia al llanto, del gozo a la frustración, mostrando así múltiples matices del alma humana durante dos horas y veinte minutos de película.

Todo es una montaña rusa de emociones durante la película, pero de un modo peculiar, el climax de la película llega hasta el final de la misma. En mi opinión, este climax está dividido en dos grandes escenas, la primera donde Steve, por medio de su enfermedad, decide cortarse las venas en pleno supermercado, Kyla lo ve primero y se aproxima a ayudarlo, aunque ella había superado en gran parte su inseguridad en ese momento pareciera que vuelve a revivir un momento traumatizante para ella, por lo que la lleva a intentar gritar para pedir ayuda sin que las palabras salgan de su boca, la actriz Suzanne Clément nos regala una magnífica actuación haciéndonos sentir la impotencia como si lo estuviéramos viviendo nosotros mismos. Y la segunda es cuando Diane, después de que su hijo fuera acusado de incendiar una cafetería (causándole quemaduras de alto grado a un niño pequeño), su intento de suicidio, su extrema violencia y sus problemas mostrados durante toda la película, tiene que tomar una decisión, tanto por el bien de Steve, como el de ella y el de la sociedad. Una situación sin duda en la que a nadie le gustaría estar ya que Diane, amando a su hijo y único acompañante con locura, tiene que tomar la decisión de internarlo en una clínica, mucho más seria que la pasada. A base de un engaño Diane y Kyla llevan a Steve a un paseo, en medio de la carretera, Diane hace una pausa para ir al baño, en eso podemos ver que se baja y entra a un edificio de arquitectura sobria, acto seguido varios guardias de seguridad se aproximan al coche donde Steve está escuchando música, éste al percatarse de lo que se aproxima baja del auto e intenta escapar, los guardias lo alcanzan y lo aprehenden, Steve como ya la caracteriza, empieza a golpearlos, a lo que los guardias lo golpean de igual manera, Diane en un llanto desconsolador grita que dejen a su hijo en paz que prefiere llevárselo, a lo que uno de los guardias le contesta que ella firmo un contrato y que esto es parte del duro proceso. La escena previa al final es sin duda la más fuerte, ya que Steve, con la cara sangrada, le pregunta a su madre que por qué lo interna ahí, que si ya no lo quería, mientras los guardias se lo llevan dentro.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.1 Kb)   pdf (111.4 Kb)   docx (40.5 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com