ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Siervo Sin Tierra


Enviado por   •  9 de Octubre de 2011  •  475 Palabras (2 Páginas)  •  603 Visitas

Página 1 de 2

Siervo Joya aprovecha la oportunidad para escapar de la cárcel junto al resto de reos también liberales. Se inicia así el período de la persecución en el cual Siervo Joya será maltratado físicamente y en su honor de liberal. Un tiempo después, cuando parecen normalizarse las cosas y la gran mayoría del pueblo liberal ha abandonado sus casas atrincherándose en el monte, Siervo Joya logra convencer al señor Ramírez de venderle el pedazo de tierra que tanto ha querido y trabajado frente a un contrato de endeudamiento. Finalmente, muere en el camino hacia el rancho tras firmar los papeles.

A pesar de la llegada al poder de los conservadores en 1946, Siervo Joya y sus vecinos persisten en ser liberales. Cambiar de partido es una ofensa en la cual ninguno quiere incurrir. No importa que los persigan o torturen, la identidad se define a través de color político. Incluso antes de ser perseguidos los liberales ya practican con frenesí el odio y deseo de eliminación.

Si bien liberales y conservadores son en la base el mismo campesino ultrajado y pobre como bien lo describe Caballero, “Todos eran cortados con una misma tijera: tenían los mismos jipas mugrientos a la cabeza, las mismas ruanas piojosas sobre los hombros, los mismos calzones bordados de remiendos, pero entre ellos se olían, se distinguían y se atacaban como gozques de vecindario, aun a pesar de eso, la idea de pertenencia a un partido le confiere a Siervo Joya la sensación de existencia. Probablemente de ahí emane la necesidad de superar y reducir al otro a su mínima expresión.

Sin odio no hay identidad en tanto esta es finalmente la misma para todos. Se ha querido creer que la diferencia tajante entre liberales y conservadores le concierne a la Iglesia y sin embargo, a pesar de la activa participación de ésta en ciertos bochornosos episodios relacionados con la persecución liberal, los liberales siguen formando parte de la colectividad católica.

Ante la falta de ideología, buena es entonces la práctica del odio, un velo que oculta las similitudes y proyecta la sensación de diferencias. Odiando se es liberal o se es conservador. Sin odio no hay comunidad

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.2 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com