ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Principios De Contabilidad Generalmente Aceptados


Enviado por   •  17 de Noviembre de 2011  •  3.401 Palabras (14 Páginas)  •  1.300 Visitas

Página 1 de 14

¿CUÁNTOS PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD HAY?

Esta es una pregunta recurrente en el campo de la contabilidad. Hay quienes dicen que son 5, otros 15, otros 14 u otros 16. Aplicamos principios contables debido a que son generalmente aceptados, es decir existe un aspecto “costumbrista” al respecto. El contador Dionicio Canahua dice en su artículo:

“al ser nuestra profesión basada en normas “generalmente aceptadas” no vamos a poder encontrar un número exacto de principios a aplicar, lo importante en el fondo es sustentar adecuadamente el tratamiento contable de una transacción y que permita representar de manera razonable la información de la organización.”

LOS PRINCIPIOS BÁSICOS DE CONTABILIDAD

Los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP, por sus siglas en inglés) son las reglas básicas por las cuales se rige la profesión contable en el proceso de preparación de los estados financieros. Estos principios incluyen conceptos, procedimientos, normas y sus sistemas y métodos de aplicación.

Estos principios fueron aprobados por la VII Conferencia Interamericana de Contabilidad y la VII Asamblea nacional de graduados en ciencias económicas efectuada en Mar del Plata en 1965.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP) son los siguientes:

Entidad. Significa que la actividad económica se puede identificar con una unidad en particular para la cual se prepara la información contable. O sea, que la actividad de una empresa comercial se puede mantener separada y distinta de sus dueños y de cualquier otra unidad de negocio. Este es el concepto más básico en contabilidad. Mezclar las actividades contables del negocio con las actividades contables del dueño, por ejemplo, haría difícil medir el éxito o el fracaso del mismo.

Ejemplo: El Sr. John es dueño de una disquera. John quiere comprarse una casa en la playa, para eso gasta el sueldo que a él le corresponde en la empresa. En otras palabras: “La empresa no asume sus gastos personales” porque John es considerado como tercero.

Período en Marcha. Se supone que un negocio habrá de durar un tiempo indefinido. Al establecer en la escritura constitutiva de una empresa que su vida o duración será de 100 años, prácticamente se está considerando de vida ilimitada para cualquier socio de ella. Con base en este principio contable se justifica la existencia de activos fijos, cuyo costo no se cargará a los gastos del período de adquisición, a los distintos ejercicios en que preste este servicio, el principio de costo histórico en la adquisición de activos, las políticas de depreciación y de amortización para los activos fijos e intangibles, respectivamente, y la clasificación de activos y pasivos en las categorías corrientes y no-corrientes.

Ejemplo: Una empresa constructora ha firmado un contrato de colaboración empresarial por dos años con una empresa de máquinas pesadas.

Período Contable. Puesto que las verdaderas utilidades de una empresa tan sólo se podrán determinar al concluir su vida, y ésta es ilimitada, artificialmente se habrá de dividir la vida de la empresa en períodos contables con el fin de informar acerca de los resultados de operación de dicha empresa y de su situación financiera. Implica que las actividades económicas de una empresa se pueden dividir en periodos artificiales de tiempo tales como mensual, trimestral, semianual y anual. La información debe ser divulgada periódicamente para que los usuarios puedan efectuar las evaluaciones apropiadas y tomar las acciones pertinentes oportunamente.

Ejemplo: La medición del Plan Contable General se realiza cada 12 meses.

Enfrentamiento o Principio de Pareo. Muchos contadores opinan que éste es el principio más importante. Con este principio contable se pretende que se pareen los ingresos de un periodo contable con los gastos incurridos para la obtención de aquellos. Consideramos que es allí en donde radica la principal diferencia entre Contabilidad Fiscal y la Financiera. Los contadores deben hacer el mejor intento para determinar las utilidades correctas respetando el principio de enfrentamiento. Al fisco no le preocupa tal enfrentamiento pues su objetivo es otro, recaudar los mayores impuestos posibles.

Conservatismo. Se señala conforme a este principio, que ante diversas alternativas contables, el contador deberá elegir aquella que sea optimista. Implica el reconocimiento de pérdidas tan luego se conozcan, y por el contrario los ingresos no se contabilizan sino hasta que se realicen. Una recomendación útil para los contadores es que eviten el ultra conservatismo, que también es dañino, pues la meta es determinar los verdaderos resultados de las operaciones y la verdadera situación financiera, y no necesariamente los resultados y situación financiera más conservadora. Un ejemplo de conservatismo en contabilidad es el uso del método de “el menor de costo o mercado” para valorar el inventario.

Ejemplo: Si hace 1 mes, compré una máquina a $200 y el mercado ahora lo cotiza a $180. En la contabilidad debo tomar el menor valor del activo, o sea $180.

Costo. Se refiere este principio a la objetivad en el registro de las transacciones. Esta objetividad, nacida del comprobante o documento contabilizador, da validez a muchas deducciones y también facilita la aplicación de las técnicas de auditoría, que de lo contrario convertirán al auditor actual en un profesional muy distinto: en un perito valuador. El costo histórico ha sido defendido a toda costa por el profesional contable, haciendo caso omiso de los costos de reemplazo o de los costos de oportunidad que tan importantes son dentro de la microeconomía o dentro de la contabilidad administrativa. Este principio establece que los activos y los servicios adquiridos se deben registrar en los libros a su precio de adquisición/costo. El costo total de adquisición consiste de todos los costos incurridos para adquirir el activo y tenerlo listo para su uso. Los usuarios prefieren el costo histórico porque representa una medida pertinente y confiable. Es pertinente porque representa el precio pagado o acordado a pagar en la transacción. Es confiable porque se puede medir y verificar. El principio de costo también sostiene que los registros contables deben seguir reportando el costo histórico de un activo durante su vida útil.

Ejemplo: La empresa COMPRO TODO S.A. adquirió una máquina para fabricar galletas, la cual costó $3000, como lo trajeron de USA, en transporte se gastó $1200 y para fijar y preparar la máquina en la

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.1 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com