ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Modelo De Solicitud De Desembargo


Enviado por   •  30 de Junio de 2011  •  992 Palabras (4 Páginas)  •  41.661 Visitas

Página 1 de 4

SEÑOR:

JUEZ CIVIL DEL CIRCUITO DE QUIBDÓ

E. S. D.

Ref.: Demanda Ejecutiva Laboral

Dte.:

Ddo: Municipio de ---------------------------------------

Radicación #

SOLICITUD DE LEVANTAMIENTO MEDIDAS CAUTELARES

______________ C. M., mayor de edad, vecino de la municipalidad de Quibdó, identificado con la cédula de ciudadanía # 94... de C.; abogado titulado, inscrito y en ejercicio, portador de la tarjeta profesional # 94.... del Consejo Superior de la Judicatura, en mi condición apoderado judicial del MUNICIPIO DE ---------------------------------------, representado legalmente por su alcalde, señor ________________________________, mayor y vecino de ---------------------------------------, ---------------------------------------; por medio del presente documento me permito presentar SOLICITUD DE LEVANTAMIENTO DE MEDIDAS CAUTELARES, en los siguientes términos:

SITUACIÓN FÁCTICA - JURÍDICA

Con fecha 25 de enero de 2006, su despacho dispuso el embargo de las cuenta corriente #_________________denominada de Educación y Calidad de Educación, en un monto de $169’399,708.oo M/Cte., diligencia efectuada por el Banco Agrario de Quibdó, el día ocho (08) de febrero de 2006.

Al momento de la práctica de la diligencia de embargo y retención de los dineros de la cuenta aludida, el Municipio de --------------------------------------- poseía la suma de $36’000,000.oo M/Cte., bienes fungibles que en su totalidad fueron objeto de la medida cautelar.

Como es de su amplio conocimiento, señor Juez, los recursos que su Despacho insistentemente embarga, pertenecen a los dineros que la Nación transfiere por el Sistema General de Participaciones - SGP al Municipio de --------------------------------------- y, por esa insular razón, son inembargables. Para estos fines, preciso es acotar que el Municipio de ---------------------------------------, por disposición legal, y habida cuenta de ser un ente territorial sin certificar, reitero, solo le compete la administración de los recursos provenientes del SGP, específicamente destinados a la equipamentación escolar, es decir, la dotación de todos y cada uno de los implementos físicos, materiales, concretos, corporales -necesarios y esenciales - para la completa prestación del servicio educacional en las escuelas, esto es: tizas, tableros, pupitres, implementos de aseo, borradores, marcadores, cartulinas, pegantes (colbones), entre otros. Conceptos circunscritos al concepto de adquisición de cuerpos ciertos, elementos, es decir: su esencia es la objetividad.

Diáfano resulta, señor Juez, que en esta cuenta no están incluidos, jamás, títulos dinerarios para el pago de actividades personales, puesto que estas están enmarcadas dentro del concepto de la retribución a actos subjetivos, tales como salarios, bonificaciones, incentivos, cesantías y/o cualquier tipo de prestaciones sociales a maestros o docentes algunos. Hechos, en todo, ajenos a esta cuenta.

Preciso es acotar que la cuestionada e interfecta resolución, reavivada sin ser primera copia, con asiduidad en este y otros procesos, no contiene, siquiera, el rubro de imputación presupuestal por donde habría de pagarse, esto es: tendría que verse como un malévolo proyecto de resolución, dichas acreencias prestacionales del sector de la educación, cuestionadas en investigaciones administrativas y penales, no poseen ni han poseído rubro alguno de asignación presupuestal, por lo que su Despacho, en unas motivaciones acatadas, respetadas y refutadas de manera legal, ha dispuesto el embargo del 28% de los recursos de la Cuenta de Propósitos Generales.

La cuenta corriente que su Despacho se dispuso esta vez a embargar, es completamente inembargable y no le cabe, en ninguna de las modalidades, las distintas excepciones que la jurisprudencia de la Corte

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.2 Kb)   pdf (72.2 Kb)   docx (12.1 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com