ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Política Monetaria del BCB


Enviado por   •  12 de Agosto de 2019  •  Ensayos  •  1.671 Palabras (7 Páginas)  •  15 Visitas

Página 1 de 7

5.2. Comparación con otros países extractivistas (SWF)

Como se mencionó previamente en el documento, la fuente principal de ingresos en Bolivia viene de la exportación de productos naturales no renovables, especialmente de gas natural. Los ingresos procedentes de los recursos naturales agotables se distinguen de otras fuentes de rentas en dos aspectos clave: al derivarse del agotamiento de una reserva finita de recursos son intrínsecamente temporales, y porque los precios de los productos básicos son muy volátiles. Ante estas dos diferencias, las economías basadas en esta actividad deben orientar sus políticas económicas de manera distinta.

Una de las políticas diferenciadas que podría realizar Bolivia por ser primario-exportadora es el cambio total de nuestro manejo de Bonos Soberanos. En vez de prestarnos dinero en una época con altos ingresos (y por lo tanto niveles elevados de consumo, ahorro e inversión), una práctica prudente fiscalmente es la de crear un “Fondo de Riqueza Soberano” (o SWF, por su sigla en inglés), que es lo contrario a lo realizado previamente en el país.

Los fondos de riqueza soberanos son fondos de inversión de propiedad estatal que invierten en activos reales y financieros, como acciones, bonos, bienes raíces, metales preciosos, divisas, o en inversiones alternativas como capital privado o fondos de cobertura. Al invertir en los mercados globales, un país puede protegerse contra las caídas en los precios internacionales de los recursos que extrae, desaceleraciones del mercado o cualquier riesgo sistémico derivado de su dependencia de alguna industria. Los SWF también le permiten a una nación hacer inversiones en industrias que están en alza y necesitan capital para crecer.

El fondo de Noruega el más grande del mundo en términos de riqueza acumulada. Le siguen de cerca uno de los fondos de China y el fondo de la Autoridad de Inversión de Emiratos Árabes Unidos. Vale la pena detenerse a analizar este fondo un poco más en profundidad ya que es el más grande y transparente del mundo. Según datos del SWF Institute, superó el valor de mercado de un millón de millones de dólares estadounidenses en 2017, y continúa en crecimiento. Además, según el Índice de Transparencia Linaburg-Maduell (que mide la facilidad con la que se pueden observar los datos de las actividades financieras de cada fondo) el país nórdico cuenta con una clasificación de 10 sobre 10.

Su fondo de inversiones fue creado con el fin de “garantizar una gestión responsable y a largo plazo de los ingresos procedentes de los recursos noruegos de petróleo y gas”. Tienen como plan asegurarse de que esta riqueza, proveniente de la venta de recursos naturales, beneficie tanto a las generaciones actuales como a las futuras. Además, este fondo tiene una pequeña participación en más de 9.000 empresas de todo el mundo, entre ellas Apple, Nestlé, Microsoft y Samsung. En promedio, el fondo posee el 1,4% de todas las empresas que cotizan en bolsa en el mundo.

El 2012 en Bolivia se creó el "Fondo para la Revolución Industrial Productiva" – FINPRO. Bajo la Ley 232, se sentenció que disponga de $us1.200 millones (después la ley fue revalidada en 2018). El FINPRO se creó con la finalidad de “financiar la inversión de emprendimientos productivos del Estado que generen excedentes” [Ley 232]. Según esta Ley, el Órgano Ejecutivo es el encargado de identificar los emprendimientos productivos que puedan ser financiados (con base en estudios de pre-factibilidad).

Según los Informes de Política Monetaria del BCB, hasta 2015 fueron otorgados 13 créditos que beneficiaron a 12 empresas del país (con un valor total de $746 millones autorizados hasta 2015). Anotado en el D. S. Nº 3501, de marzo de 2018, el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, sería el encargado de realizar la evaluación, seguimiento y control de los recursos. Actualmente, en la Sección “Transparencia” de la página web de este ministerio no existe ninguna información al respecto.

Por último, la información de los préstamos efectuados por el FINPRO está disponible en detalle en los “Informes de Política Monetaria” del Banco Central de Bolivia. Sin embargo, no se encontró información sobre la rentabilidad de las inversiones correspondientes o la devolución de estas deudas, de las empresas que las contrajeron hacia el Estado. Es importante mencionar que, a diferencia del SWF noruego en el que la base económica del fondo viene de las ganancias provenientes del petróleo, la financiación del FINPRO llega desde el fondo del Tesoro General de la Nación mediante una ley.

Los Fondos Soberanos de Riqueza parecen ser una alternativa para que las economías con altas variaciones en los ingresos públicos aseguren niveles de consumo y liquidez estables, y proporcionen recursos para inversiones a largo plazo. Los países que dependen del comercio impredecible de recursos naturales (como es el caso de Bolivia) podrían ser víctimas de la llamada “maldición de recursos naturales” y además caer en la "enfermedad holandesa". Esto quiere decir en grandes rasgos que podrían no tener la capacidad de transformar sus activos naturales en activos reales que generen ingresos sostenibles en el largo plazo (y en cambio despilfarran sus beneficios extraordinarios de una manera que debilita el potencial de la economía a largo plazo). Con un fondo soberano bien orientado y administrado, estos problemas podrían disminuir.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.4 Kb)   pdf (97 Kb)   docx (11.2 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com