ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

¿Qué medidas implementar para erradicar la corrupción de los Poderes del Estado Peruano? Análisis


Enviado por   •  12 de Febrero de 2019  •  Documentos de Investigación  •  2.702 Palabras (11 Páginas)  •  82 Visitas

Página 1 de 11

Expresión Oral y Escrita

Ensayo

29 de Enero del 2018

Raúl Alessandro Carnero Castillo

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué medidas  implementar para erradicar la corrupción de los Poderes del Estado Peruano? Análisis

  1. Introducción:

El propósito de este estudio es precisar la visión que tienen los Poderes del Estado de la corrupción y definir las razones que impactan en su actuar.

En el presente ensayo el principal tema a abordar es la corrupción y veo la necesidad de citar el concepto establecido por la RAE: “En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores”. La corrupción es de lejos el principal problema de nuestro país, es un fenómeno que degrada cada vez más a la sociedad y la suma en el total abandono, no es ni unidireccional ni unitaria, por el contrario abarca todos los sectores de nuestra sociedad, es por eso que su estudio se hace tan complejo, no se puede llevar a cabo por una solo institución y no es explicado por limitadas causas.

La corrupción es amorfa y no aparece de manera concisa en los diferentes escenarios que posee el Perú. Afecta desde las colas y servicios, ocasionados por ínfimas prácticas incorrectas hasta las grandes malversaciones de fondos que nuestros pseudo líderes a través de la corrupción han producido en los últimos años, se sabe que este mal debilita cada vez más la economía de nuestro país y la de nosotros, los ciudadanos, pero más aún afecta nuestro bienestar social, nuestro acceso a programas del Estado, la gobernabilidad de nuestros legisladores, la confianza de la población, la seguridad ciudadana, entre otros aspectos que poseen honda relevancia para nuestra patria.

El Estado no cumple las expectativas de los diferentes sectores de la sociedad, pues las respuestas que da muchas veces son inconclusas, no llevan a nada concreto o pero aún carecen del procedimiento debido. Suceden casos en que dicho proceso es respetado y llevado a cabo de manera correcta, pero el Estado interviene inadecuadamente, generando a causa de la corrupción, diferentes respuestas a las que deberían producirse normalmente. Los medios que provocan la corrupción son tantos como la antigüedad de la misma, si bien la RAE en la definición de corrupción señala: “En las organizaciones especialmente las públicas” es totalmente indiferente que quienes cometan este acto tan deplorable se encuentren dentro o fuera de la administración del Estado.

Si bien hemos afirmado que la corrupción se remonta a épocas muy antiguas, se arraiga en el Perú y demás países latinoamericanos a partir de la llegada de los españoles, el poder se centra en la nobleza, que para ese entonces era la clase política dominante, iniciando así una era de descontrol y traición al pueblo que se mantiene hasta nuestros días. Cabe resaltar que el poder y la gobernabilidad emana del pueblo quien  ante el paupérrimo civismo que recibe, no se apoya en los valores, la moral, la ética, los derechos humanos; por el contrario genera ciudadanos que brillas por su ausencia y que no son capaces de hacer que sus derechos se respeten, de allí la frase: “Cada pueblo tiene el gobierno que merece”

2.  La Corrupción en el Poder Judicial:

Remontándonos a inicios del año 2000, el Perú era reconocido mundialmente como el país menos corrupto de Latinoamérica, esto se creía eran los resultados del “eficiente” gobierno de Fujimori en los 90s, valiéndose de peruanos que habían logrado un prestigio internacional para así minimizar la crisis política a causa de la corrupción en el órgano judicial, que atravesaba el Perú, la administración de justicia era pésima y no servía de base para controlar los diferentes órganos políticos que poseía el Estado, casi el 80% de jueces y fiscales de la época demostraban una deficiente formación ética, moral y profesional que facilitaron el sometimiento de los mismos al decadente sistema político que se desarrollaba en ese entonces.

El Perú entero callaba y se hacía de “la vista gorda” ante el uso de la Contraloría General de la República, el Ministerio Público y por supuesto al Poder Judicial como instrumentos de impunidad, de persecución a los más débiles, de intimidación a todos los que se oponían al régimen decadente que tenía lugar en nuestro país, Vladimiro Montesinos, el corrupto de ese momento dirigía el sistema de Justicia con una aprobación sistemática de una población que solo callaba, de un Congreso absolutamente controlado por el poder principal: El Ejecutivo, que convertía al país en un sistema para-judicial y para-legal que pretendía instaurarse en el país eternamente.

A pesar del inicio de una política estatal democrática y organizada en contra de la corrupción, todavía no se logran apreciar cambios trascendentales a nivel de la composición del órgano judicial peruano, el Perú se recupera a paso lento pero seguro; con muchos defectos pero firme en la senda del cambio. El principal problema era los retoños de la corrupción que aún se manifestaban en el Poder Judicial, el pueblo peruano ya era consciente de los sucesos, alzaba la voz y era escuchado, eso era lo que más se necesitaba en ese momento y de haber actuado antes quizá otra hubiese sido la historia de nuestro país.

Quisiera llamar la atención sobre este aspecto: Partimos de una premisa falsa, pensamos que la corrupción en nuestro país fue causada por el gobierno del que ya hemos hablado, la corrupción como ya se dijo en este ensayo fue traída por los españoles en el año 1532 y aún no concluye, por el contrario cada día aumenta más y somos partícipes de ella, aceptándose como algo cotidiano cuando no debe ser así, debemos alzar la voz y aunque sea aportar un granito de arena para así poder cambiar la sociedad en la que vivimos, es posible pero ya depende de nosotros y de las acciones a realizar.

Ni la lucha contra este epidemia de la sociedad  acierta en juzgarla, investigarla, establecer conceptos, causas, consecuencias y demás; lo que se debe hacer es desplegar acciones eficientes y eficaces para la erradicación y el control de la misma, se debe asumir con responsabilidad un estudio objetivo y centrado sobre las diversas causas sociales, políticas, culturales y económicas que han hecho que este mal se arraigue en la sociedad sin tener cuándo irse, la administración de justicia debería tener más acceso a los grupos vulnerables, debe ser más rápida e imparcial para así poder garantizar un correcto cumplimiento de la misma, pero en nuestro país no se cuenta con las características ya mencionadas, esperemos que el gobierno de turno sea acertado acerca de velar por el correcto desarrollo y cumplimiento de este órgano tan importante.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (18.1 Kb)   pdf (126.6 Kb)   docx (15.8 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com