ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Furia y tristeza


Enviado por   •  14 de Enero de 2020  •  Ensayos  •  489 Palabras (2 Páginas)  •  31 Visitas

Página 1 de 2

Es triste, pero es así, cuanta gente furiosa detrás esconde tanta tristeza y es tan infeliz y lo peor no permite ayuda….bonito cuento, para pensar y mirar nuestro interior, y tratar de crecer viendo lo positivo de todo, hasta de lo más doloroso. Si tan solo viéramos que tanto la tristeza como la furia desaparecen con la felicidad.

Continuamente en casa y fuera de casa encontramos a personas de mal humor, y generalmente pensamos, ¿qué le pasa? ¿Si yo no le he hecho nada?

Hay personas que se dejan llevar por su tristeza y no hablan, o sea caen en depresión y quien los rodea comprende porque se sienten así. Sin embargo la mayoría se enoja con su tristeza y agreden, a estas personas nadie las entiende. Esto sucede con frecuencia y lo observo en diciembre -fechas de amor- en las que muchas personas se deprimen ( mi esposo), y como no encuentran la forma correcta de expresar su tristeza, caen en la furia y enojo, lo cual se vuelve un circulo vicioso. Agreden y se les agrede o al menos ellos se sienten agredidos y eso va haciendo cada vez más grande su tristeza y también su enojo. La personas los aísla y ellos se sienten cada vez más solos, más tristes y más enfadados. Tal pareciera además que disfrutaran de compartir este estado pues todo se vuelve un caos, pues las emociones se contagian. Y dos personas con el mismo sentimiento negativo es difícil que lleguen al entendimiento.

Lo mejor que se podría hacer es comprender la postura del otro, empatizar y no dejar contagiar de su furia. Saber cual es tristeza que lo ha llevado a ese estado de furia. Cuando esto sucede debería ser más fácil ayudar a cambiar el estado de ánimo del otro.

Como lo mencione, si quien siente furia mirara en su interior y analizara si lo que le provoca su furia proviene de una tristeza, entonces, solo se quedaría callado, y tranquilo, la gente se le podría acercar y no se sentiría solo. Sería entonces más fácil resolver su problema. Pero como casi siempre, lo que pasa es que no nos paramos a comprender. Simplemente nos dejamos contagiar.

Parte del sufrimiento que provocamos y padecemos proviene de nuestro interior, por no encontrarnos bien con nosotros mismos. Deberíamos ser cautelosos de no descargar nuestra furia/tristeza con quienes no son los responsables. Es tan complicado reconocer que es lo que me tiene de mal humor que generalmente solo culpamos a otros, si tan solo reconociéramos y analizáramos cual es el verdadero problema, evitaríamos que esa furia alejará a quien nos quiere, no sentiríamos soledad e incomprensión, y el problema se resolvería fácilmente. Quizás quedaríamos con tristeza pero para quien nos rodea sería más fácil ayudar y comprender.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.7 Kb)   pdf (29.4 Kb)   docx (7.7 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com