ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Burocratismo!


Enviado por   •  30 de Septiembre de 2011  •  3.867 Palabras (16 Páginas)  •  587 Visitas

Página 1 de 16

Cuando se habla de “burocratismo” usualmente se hace referencia al vicio de una organización que para sobrevivir antepone en su comportamiento intereses distintos a los que motivaron su origen. Es por eso, por ejemplo, que Henri Falcón describió como “burocrático” al PSUV, porque en su criterio, ese partido se desvió de su fin principal, que no era otro que procurar el bienestar de los venezolanos, a través del cumplimiento de lo pautado por la Constitución Nacional, y no, por el contrario, dedicarse, entre otras a actividades, al culto a la personalidad de su líder fundador, a someter al país a los dictados de una influencia extranjera y la procura de beneficios crematísticos para personas o grupos allegados

En tal sentido, diera la impresión de que la mesa de los partidos que trata de resolver el asunto de las postulaciones de la oposición a la Asamblea Nacional, ha caído también en el “burocratismo”, no por las razones que Falcón señala en el caso del chavismo, sino por otras igualmente dañinas. Me explico:

Cuando el CNE, por órdenes de Miraflores fijo, en forma adelantada, la fecha de las elecciones parlamentarias, en el campo opositor surgieron diferentes propuestas para encarar este compromiso. El objetivo era lograr la mayor participación de los electores y así presentar las candidaturas más representativas. Lógicamente, el planteamiento que logró mayor consenso fue el de realizar las escogencias a través de elecciones primarias (80% del apoyo popular), con participación de todos los electores. Este planteamiento era perfeccionado con dos ideas complementarias: una, proponer alianzas perfectas, o sea, que el sector opositor presentaría una sola plantilla de candidatos a los cargos de elección, y como consecuencia de esta alianza perfecta, habría una tarjeta única para el ejercicio del voto.

Los partidos políticos mas influyentes rechazaron de plano las propuestas de primarias y de tarjeta única, argumentando que un proceso de primarias sería demasiado complicado y oneroso, y que si se iba con una sola tarjeta, por no participar con sus símbolos, perderían el registro en el CNE, viéndose obligados a realizar los tramites para una nueva inscripción, gestión muy riesgosa, dada la identificación del organismo electoral con los intereses oficialistas.

En contrapartida, los partidos ofrecieron constituirse en una mesa coordinadora que con amplitud de criterio y pluralismo incorporarían a todos los sectores que así lo desearan; y amparándose bajo un lema: “tantos acuerdos como sean posibles, y primarias como sean necesarias”, comenzaron a adelantar el proceso de selección de candidatos. Sectores partidistas y de la sociedad civil, con algo de dudas, aceptaron el planteamiento

Teóricamente en esa mesa de partidos están incorporados, en diferentes comisiones de trabajo, más de 30 organizaciones, pero en realidad el núcleo que toma las decisiones lo integran solo 4 de ellos, que están allí por ser los más votados. Ahora bien, ser los mas votados, en las condiciones que vive el país, no significa que son los más representativos, pues de un universo que integra mas del 50% del electorado, que es el campo opositor, éstos representan aproximadamente el 15%. Lo que significa que el gran grueso del voto de la oposición, es un voto sin compromiso partidista (lo que quiere es salir de Chávez). Esta realidad, desautoriza a esos 4 partidos a tomar decisiones en nombre de un electorado que no representan, y que exige amplitud y participación.

Hoy, las consecuencias del errado camino tomado comienzan a estallar. Los 4 partidos, animados por las encuestas de opinión, que castigan a Chávez, han querido copar con militantes favoritos la gran mayoría de las postulaciones, desplazando a aspirantes de los propios partidos y de la sociedad civil, con apoyos probados en sus respectivas comunidades; situación que se hubiera evitado, de haberse adoptado el método infalible de las primarias. Como muestra del desatino ocurrido, podemos citar que de 167 curules que están en disputa, según la mesa de partidos, en el campo opositor sólo se decidirá por el método de las primarias 18, dejando el resto a ser seleccionado por acuerdo de las cúpulas.

Por esta razón se señala como victima del “burocratismo” a la mesa de los partidos, pues en vez de pensar en la oportunidad histórica que se tiene por delante, para recuperar al país de la senda equivocada y antidemocrática por la que Chávez nos lleva, sólo piensan en la cuota de poder que daría una fracción parlamentaria , sin darse cuenta de que en la medida que presenten candidaturas sin respaldo popular, en esa misma medida desplazarán el voto opositor al terreno de la abstención, favoreciendo de esta forma al chavismo.

Frente a esta situación la reacción de importantes sectores de la oposición no se ha hecho esperar. Están planteando un proceso de primarias en todo el país, usando la tecnología del CNE, que para sorpresa de muchos, tienen un costo muy inferior a lo dicho en un principio por los partidos de la mesa.

Realmente, aquí existe una oportunidad para enderezar el camino poco democrático, que se escogió en un principio. Lo democrático por participativo son las primarias y todavía hay tiempo para una tarjeta única, así los partidos vayan con sus propios símbolos. Esa sería la forma de permitir la participación de muchísimos votos Chavistas, que vienen de regreso a quienes les sería difícil votar por alguno de los partidos tradicionales de la oposición.

La elección de la Asamblea Nacional podría ser un primer paso para rescatar el país de las manos del eje Castro-Chávez, que tanto daño le ha hecho a nuestra sociedad. De esta Asamblea podría surgir una posibilidad de encuentro nacional que integren sectores progresistas del mundo de la oposición y de sectores democráticos disidentes del chavismo (sin “burocratismo”) y así presentar al país una alternativa democrática, respetuosa de los derechos humanos que represente la reconciliación nacional que el pueblo reclama.

La caída del Socialismo Soviético, a manos del burocratismo y la corrupción, cobran importancia para nuestra realidad actual, por lo cual una clara visión de sus causas económicas, políticas y sociales, puede ayudarnos a enfrentar nuestros retos presentes y evitar los mismos errores, a pesar de las diferencias entre ambos procesos.

A propósito de la lucha contra la corrupción y las ilegalidades, el Presidente Cubano Fidel Castro dijo que los propios revolucionarios podríamos destruir la Revolución. Esta frase tiene un profundo significado histórico para el movimiento revolucionario internacional y para nuestra práctica concreta de hoy día a la luz de las complicaciones económicas y sociales derivadas

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (24 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com