ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Análisis Obra Literaria Ivan Ilich: El Doble


Enviado por   •  5 de Septiembre de 2012  •  6.560 Palabras (27 Páginas)  •  1.450 Visitas

Página 1 de 27

ANÁLISIS CRÍTICO DE LAS OBRAS: “LA MUERTE DE IVÁN ILICH”, “EL DOBLE” Y “EL EXTRAÑO CASO DEL DR JEKYLL Y MR HYDE”

Paratextos

En las obras analizadas: “La muerte Iván Ilich”, “El doble” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”, el paratexto nombre del autor, nos ubica en la vida, época, estilo y visión de mundo de los escritores y novelistas contemporáneos León Tolstoi ( 1828-1910), Fedor Dostoyevski (1821-1881) y Robert Stevenson (1850-1899). En cuanto a los dos primeros novelistas, encontramos un dato muy importante que alude a su lugar de procedencia: Rusia, y a sus ideales, puesto que ambos se proclamaban líderes en defensa de los derechos del pueblo y la sociedad rusa, es por esta razón que sus escritos están estrechamente ligados a la fuerza moral del ser humano, simbolizando así, los conflictos y problemas que el hombre enfrenta en sus diferentes estadios de vida.

Con relación a Robert Stevenson, es de nacionalidad escocesa, su mayor pasión era el estudio del lenguaje, aspecto que fortaleció su estilo elegante y sobrio en la naturaleza de sus relatos y descripciones.

Por otro lado, el psicoanálisis, el realismo y el sentido humanista se convierten en la perspectiva que los tres escritores proyectan en su narrativa.

En “La muerte Iván Ilich”, notamos esta característica psicoanalista, el personaje al enfrentarse a su propia muerte asume una posición reflexiva y crítica de sí mismo. Por su parte, el título de la obra inmediatamente nos indica que el argumento gira en torno al fallecimiento del personaje, considerándose ésta como la finalización del último ciclo de vida del hombre.

En “El doble” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”, el carácter psicológico recae sobre los personajes, los cuales se ven enfrentados desde su yo antagónico. Asimismo, el título del primero, connota la unión de dos seres de igual naturaleza. Sin embargo, al momento de leer, los personajes (Goliadkin I y II) se unen en apariencia física pero difieren en su personalidad. En el segundo, lo “extraño”, nos ubica en un hecho poco común que vivencian los personajes protagonistas, causando así intriga en el lector.

En el paratexto portada, encontramos algo común en la presentación de los textos “La muerte Iván Ilich” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde” y es la no evidencia de ilustraciones, ya que solamente se muestra el título de la obra, el autor y la editorial. Mientras que en “El doble”, todos estos elementos van acompañados de una imagen que proyecta la figura de un rostro desdoblado. Seguidamente, su contenido se estructura a través de una introducción (hecha por Juan López Morillas) y recurre a la segmentación por capítulos (13). Esta segmentación también se da en “La muerte de Iván Ilich” (12 capítulos), caso que no ocurre en “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”, debido a que el argumento es expuesto por una dedicatoria y organizado en subtítulos.

Por último, en cuanto al paratexto editorial, los textos “La muerte de Iván Ilich” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde” son publicados en una misma editorial: La Oveja Negra, a excepción de “El doble”, publicado en la editorial: Alianza Madrid. Estas dos editoriales se caracterizan por la edición de obras tanto Latinoamericanas como Hispanoamericanas.

Intertextualidad

En las obras de Tolstoi, Dostoyevski y Stevenson (“La muerte de Iván Ilich”, “El doble” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”, respectivamente) encontramos semejanza y paralelos en el tema, entre los personajes, entre situaciones y escenas, y otros aspectos.

Respecto al tema (desdoblamiento de la personalidad) podemos destacar que los textos que más corresponden son: “El doble” y “El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde”. En la primera, el personaje Yakov Petrovich Goliadkin “inventa” un doble (Goliadkin II) que refleje lo que él mismo desea ser: un hombre distinguido, respetado y admirado por todos; en la segunda, el personaje llamado Dr Jekyll, por medio de fórmulas científicas y extrañas logra desdoblar aquel lado de su persona que (al igual que Goliadkin), de una u otra manera, quería ser: Mr Hyde, su lado siniestro. Pondríamos considerar el caso de Iván Ilich (“La muerte de Iván Ilich”) como un caso especial de desdoblamiento de personalidad, en el sentido de que en la obra se muestran dos facetas de su vida completamente diferentes y opuestas: una era cuando estaba sano (respetado por todos, apreciado por su familia, distinguido laboralmente) y otra, cuando se enferma (se vuelve amargado, su familia lo rechaza, es criticado e incomprendido).

Los personajes tienen características afines entre sí, una de ellas es que tanto Iván Ilich como el Dr Jekyll eran hombres benévolos que gozaban de prestigio y respeto. Sin embargo, en sus roles de la sociedad manejaban dobles facetas:

“Iván Ilich era un virtuoso en el arte de separar lo oficial evitando que se mezclara con ello la auténtica vida” (La muerte de Iván Ilich, pág 39)

“… De ahí que llegase a ocultar mis placeres y que,… me viese inclinado a una profunda duplicidad en la vida… pese a mis dos caras no era, en manera alguna, un hipócrita; las dos personalidades eran auténticas en mí…” (El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde , pág 195).

Por otro lado, debido a los acontecimientos que se iban dando, cada uno de ellos fue perdiendo estima y respeto por parte de sus familiares y “amigos”, de manera tal que llegaron a comportarse con hipocresía:

“En el juzgado, Iván Ilich observó o creyó observar que mantenían hacia él la misma rara actitud…” (La muerte de Iván Ilich, pág 50)

“El hecho era que la esposa, la hija y el hijo, la servidumbre, los conocidos, los doctores y, sobre todo, él mismo, sabía que por lo único que interesaba a los demás era por ver si, al fin, dejaba el sitio vacante, si libraba a los vivos de la modestia que su presencia provocaba y se libraba a si mismo de sufrir” (La muerte de Iván Ilich, pág 62)

“…Todos se pusieron de pie, entonces el consejero tomó de la mano al señor Goliadkin I y Andrei Filippovich hizo lo propio con el señor Goliadkin II… -Quieren reconciliarnos- concluyó para sí nuestro héroe… En ese punto, le pareció al señor Goliadkin I que su traidor amigo le sonreía y dirigía un guiño fugaz y malicioso a la muchedumbre circundante; que algo siniestro se pintaba en su semblante, y que hizo incluso una mueca en el instante mismo en que daba su

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (39.8 Kb)  
Leer 26 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com