ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La pastorela del Diablo


Enviado por   •  17 de Diciembre de 2015  •  Trabajos  •  2.538 Palabras (11 Páginas)  •  23 Visitas

Página 1 de 11

La pastorela del Diablo

Personajes:

LUZBEL (Diablo Mayor)

TRAMPOSO (Diablo menor) (Barbero)

BURLÓN (Diablo menor) (Burlesco)

PEREZOSO (Diablo menor) (Flojo)

IRACUNDO (Diablo menor) (Corajudo)

SACATÓN (Diablo menor) (Miedoso)

MIGUEL (Arcángel)

GABRIEL (Arcángel)

RAFAEL (Arcángel)

ALEGRÍA (Ángel)

ENTUSIASMO (Ángel)

ERMITAÑO

BARTOLO (Pastor esposo)

GILA (Pastora hija)

REBECA (Pastora esposa)

MARÍA (Virgen)

JOSÉ (Esposo de María)

“Dios siempre vence”

Escena I

La escena se desarrolla en el infierno, música tenebrosa, Luzbel furioso camina de un lado hacia otro hablando, mientras Tramposo escondido lo escucha

LUZBEL: Siempre lo mismo, siempre lo mismo, año tras año es lo mismo, en todas las pastorelas participo y siempre lo mismo, pervierto a los pastores, al ermitaño y hasta los Reyes Magos y tiene que aparecer la mosca en la sopa: el maldito Miguel que casi me arranca la cola, he mandado a mis mejores diablos, pero a todos los retagila igual, y ya no ajusto con las muletas y vendas que hay, y para colmo llega el meloso de Gabriel y se lleva a todos a adorar a ese mocoso, pero este año tiene que ser diferente, pero, ¿qué voy a hacer? ¿Qué voy a hacer? (Se queda pensando y hablando algo que luego rechaza, mientras le diablillo se le acerca poco a poco hasta que le dice:)

TRAMPOSO: Jefe…

LUZBEL: ¿Y ahora qué? No me digas que Salinas se quiere volver a salir de su caldera 

TRAMPOSO: No, a ese ya lo amarramos de las orejas y no podrá salir, y si se saliera tiene de guardia al mochaorejas.

LUZBEL: Entonces Maradona  volvió a tratar de meterse al cuarto de la Marihuana.

TRAMPOSO: No jefe, como hay algunos argentinos y creen que es dios y le aplauden y alaban, él ya se la creyó y no se acuerda del cuarto.

LUZBEL: O Hittler quiso acabar con todos los fariseos judíos que tengo el la alacena.

TRAMPOSO: No, tampoco, a ese junto con Sadam Husseim, George Bush, Osama Bin Laden y Fidel Castro los tenemos jugando a las guerritas y las escondidas.

LUZBEL: Entonces, ¿A qué chingados vienes?

TRAMPOSO: Jefe de mi negra alma, el diablo más perverso, despiadado y malvado que haya existido.

LUZBEL: (entremetiéndose enojado) Deja ya de tratar de embaucarme y dime qué quieres.

TRAMPOSO: Está bien jefe, pero no se enoje, escuché lo que decía hace rato y le traigo una solución a su problema.

LUZBEL: ¿Cuál?, ah pero eso sí te advierto, que si no funciona, en navidad comeremos “diablo al pastor”.

TRAMPOSO: No se preocupe jefe, sí funcionará.

LUZBEL: Habla rápido pues.

TRAMPOSO: ¿Por qué no escribe su propia pastorela donde usted sea el triunfador?

LUZBEL: Escribir yo un pastorela, estás tarado…(piensa un poco) o no, (hace como que recuerda algo) Qué gran idea se me ha ocurrido, llamaré a los diablos: Burlón, Perezoso, Iracundo, Sacatón, vengan pronto. (Entre música, estruendos, gritos y sustos llegan los diablos, Burlón asustando y riéndose, Perezoso bostezando y caminando adormilado, Iracundo serio y Sacatón como temor y buscando a alguien)

¡Qué bueno que están aquí, porqué hay algo muy importante qué decirles!

PEREZOSO: Pues que sea rápido porque tengo mucho sueño.

IRACUNDO: (Molesto) Tú siempre estás con sueño, ¿No puedes dejar tu flojera a un lado? (Sacatón al oír los gritos de Iracundo se esconde detrás de Tramposo y Burlón se arrastra de la risa por esto)

BURLÓN: Ja, ja ,ja, ja, lo regañó, ja,ja, ja, ja, jo, jo, jo, jo le tiene miedo, ja, ja, ja, ja, ji, ji, ji, ji.

LUZBEL: (Que se mantuvo mirándolos molesto) Ya cállense y déjenme hablar, bola de mentecatos. Los he convocado aquí para darles a conocer mi nuevo plan para de una vez por todas derrotar a Dios y acabar con su maldito plan salvífico.

SACATÓN: Otra vez lo mismo, diario perdemos, nomás de pensar en Miguel se me enchina todito el cuero y me tiemblan las patitas.

PEREZOSO: Si es cierto jefe, mejor nos hacemos osos de sueño invernal en el infierno y nos dormimos hasta la primavera, si quiere yo le presto mi diablito de peluche.

BURLÓN: (Irónicamente) ¿Todavía utilizas diablito de peluche? ¡Qué lindo!

LUZBEL: (Enojado) Ya dejen de decir estupideces y escúchenme. “Como bien saben, año tras año hemos sido derrotados en el intento de arruinarle el plan salvífico a Dios, el metiche de Miguel siempre nos derrota, pero esto ha sido porque hemos sido manipulados por pastorelas en que siempre perdemos, pero este año será diferente, yo escribiré mi propia pastorela, donde venceremos nosotros; ¡demonios! Preparen sus armas para la victoria. (Se van)

Escena II

En el cielo, Gabriel atareado deja papeles en un escritorio, luego repite varias veces haciendo muecas de desaprobación y comenzando de nuevo.

GABRIEL: “Alégrense pastores pues ha nacido el Mesías, el rey de Israel”… no, no, eso ya está muy choteado; haber está: “Salten y gocen con alegría”… no ese parece mensaje para las olimpiadas; éste: (en tono chilango) “Chales hijos, ha nacido un chaval que es el mero chido”… ay no, la anunciación es Jerusalén, no con los chilangos… entonces, ¿Cuál?... (Piensa un momento) creo que diré una que me salga del corazón en ese momento (sigue buscando y acomodando papeles, en eso entra alegría a todo correr:)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.9 Kb)   pdf (187.2 Kb)   docx (19.6 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com