ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Literatura y Comunicación. Evidencia 1. Resumen de la epopeya: Edipo Rey.


Enviado por   •  20 de Septiembre de 2015  •  Apuntes  •  1.369 Palabras (6 Páginas)  •  551 Visitas

Página 1 de 6

[pic 1]

Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Literatura y Comunicación.

Evidencia 1.

Resumen de la epopeya: Edipo Rey.

Prof. Lic. Irma Cruz Verastegui.

Klein Kaufman Saucedo.

1486999.

Gpo. A12.

03/09/15.

[pic 2]

Resumen sobre la epopeya Edipo Rey.

La obra empieza con la reunión de Edipo y un sacerdote ante los habitantes de Tebas en el templo de los dioses. El sacerdote suplica a Edipo el rey de Tebas por la salvación del imperio, que es azotado por la peste. Edipo ya ha puesto un plan en marcha pues ha enviado a su cuñado Creón, hermano de su esposa Yocasta, a ver al Oráculo de Delfos para que este le diese una solución a las desgracias que azotaban Tebas. Creón llega hasta donde se encuentran Edipo y el sacerdote, y Creón pide hablar con Edipo a solas en palacio.

Una vez a solas, Creón le informa a Edipo lo que el Oráculo y los dioses le dijeron. Ellos le dijeron que “muerte con muerte debe pagarse”, y se demandaba que se vengara la muerte de Layo, el antecesor en el trono de Edipo. Edipo pregunta por donde puede encontrar al asesino, o los asesinos. Al no recibir respuesta, Edipo ordena a toda la población de Tebas que si el asesino se encuentra entre ellos se entregue, de permanecer callado, la misma gente de Tebas estaba obligada a castigarlo.

Edipo hace ir a su castillo al oráculo Tiresias, el oráculo divino, ya que se decía que el todo lo veía. Edipo pues pregunta al Oráculo por el paradero del asesino de Layo, para asi poder ajusticiarlo, o en su caso desterrarlo de la ciudad, agregando que el destino y el bienestar de Tebas descansa en sus manos. El Oráculo se niega a responder sus preguntas, y le suplica que le deje volver a casa. Edipo alarmado le dice que no lo puede dejar volver sabiendo que él sabe la verdad y se niega a revelarla. El Oráculo le dice que es mejor para ambos ser dejados en la ignorancia, pero Edipo insiste en que la ciudad está bajo peligro y necesitan la información. El Oráculo sigue negándose, y Edipo presa de la desesperación acusa al Oráculo del asesinato de Layo, y después a su cuñado Creón, a lo que el Oráculo le responde que el único culpable es el, y que será azotado por el destino como ningún otro. Edipo furioso lo destierra de su palacio. Después manda a llamar a Creón para encararlo también, acusándolo al mismo tiempo de querer sacarlo del trono de Tebas, pero Creón niega toda acusación arrojada sobre el al igual que el Oráculo, argumentando que sería necio de su parte querer la responsabilidad del trono si ya poseía todo siendo el tercer al mando por detrás de Yocasta. Yocasta interfiere en la discusión y gracias a esto la vida de Creón es perdonada de momento. Edipo cuenta pues a su esposa lo que le dijo el Oráculo, y como él ha sido acusado de darle muerte a Layo, a lo que su esposa le dice que son necias y equivocas acusaciones y que los Oráculos no son de fiar, pues ella sabe que su esposo fue asesinado por unos bandidos en el lugar donde convergen 3 caminos y que su hijo quien estaba destinado a asesinar a Layo fue eliminado a los pocos días de nacer por uno de sus siervos. Tras esto Edipo cuestiona a su mujer sobre la apariencia que lucía Layo en aquel entonces, y sobre el lugar exacto donde ocurrió el asesinato. Alto y con cabello pálido como la nieve, acompañado por 5 siervos en un carruaje y el lugar fue Fócida, responde Yocasta. Ante esta revelación Edipo es presa de la angustia, ya que el recuerda haber asesinado a un hombre en ese lugar bajo esa descripción, después de que el partiera de su tierra natal Corinto, luego de que oyera de labios de un ebrio que él no era hijo de sus padres, y después de la revelación de un Oráculo que declaraba que él estaba destinado a dar muerte a sus padres.

Deseoso de salir de dudas, Edipo demanda que traigan al único sobreviviente de la masacre del rey Layo. Yocasta así lo hace de inmediato. Pero al poco rato llega un mensajero al palacio con la noticia de que el rey de Corinto ha muerto. Edipo lo escucha y le declara al mensajero que no puede regresar aun así a Corinto pues aun teme que la profecía se cumpla y despose a su madre, a lo que el mensajero le revela que no tiene nada que temer pues él no es el linaje verdadero del rey de Corinto. Edipo se asombra ante tal revelación, y cuestiona sobre esto al mensajero que le revela que él lo recibió de un pastor de Layo cuando era apenas un bebé. Edipo exige saber si ese pastor aún vive, a lo que su coro le responde que debe ser el mismo a quien momentos antes han pedido ver, y Edipo cuestiona a su mujer también, pero esta le dice que deje todo por la paz y que se detenga en sus pesquisas, pero Edipo no hace caso a esto, y sigue decidido a saber sobre su origen. Su esposa abandona la estancia furiosa.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.6 Kb)   pdf (359.7 Kb)   docx (304.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com