ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El origen de la filosofía


Enviado por   •  14 de Mayo de 2012  •  Trabajos  •  821 Palabras (4 Páginas)  •  449 Visitas

Página 1 de 4

Nombre: Xochitl Hayte Gonzalez Castilleja Matrícula: 2641321

Nombre del curso:

Filosofía Nombre del profesor:

María teresa

Módulo:

Módulo 1. El origen, la pregunta Actividad:

Tarea 1. Del tema 1.El origen de la filosofía

Fecha: 14/mayo/2012 Equipo: No aplica

Bibliografía:

Título:

Hablar de una filosofía medieval siempre ha sido un tema delicado, ya que muchos no la consideran una filosofía en sí, debido a la opresión del pensamiento y al retraso, tanto espiritual como filosófico que sufrió la humanidad durante esta época. Mientras que la filosofía busca un avance en el pensamiento y en el descubrimiento de la verdad por medio de la razón, la religión católica que se fortalecía en ese momento, “convirtió” a la gente de manera arbitraria, y obstaculizó los avances tecnológicos y las nuevas ideas. Sin embargo, para poder entender cuál es el papel de la filosofía medieval en la historia, debemos entenderla desde sus primeros orígenes, y estos quizás se remontarían a la persona más influyente en este período (aunque no haya vivido en el mismo): Yeshua HaNatzeret más conocido como Jesús de Nazaret.

Este carpintero, que habitó en las regiones del medio oriente, cambió el mundo de un forma jamás vista, gracias a su pensamiento y enseñanzas. Sin embargo, cuando buscamos entre los filósofos de la antigüedad, no aparece Jesús como uno de ellos. ¿Por qué? ¿Cómo es que la edad media basó su pensamiento filosófico en una persona que no filosofó? ¿Fue Jesús un filósofo? Si vemos de cerca, podemos afirmar que Jesús era definitivamente un hombre culto, podía escribir y leer, las personas le llamaban Rabí y discutía en los templos y sinagogas, por lo que era un obvio conocedor de la Torah. Jesús cuestionó tanto la religión establecida como la sociedad en la que vivía, como lo hicieron muchos otros filósofos. Además, siempre mantuvo una permanente actitud de interrogación ante los hechos del mundo y las creencias humanas.

Jesús obviamente era un filósofo, y debió pasar su juventud filosofando y estudiando el mundo a su alrededor. Jesús debió razonar para creer en lo que decía, pues no es factible que hubiera enfrentado a la sociedad establecida, de no haber un sustento de razón a lo que predicaba; quizás por eso era tan temible para las autoridades religiosas, ya que Jesús estaba convenciendo a las personas y cambiando formas de pensar, de manera distinta a la de la fe ciega. Con su razonamiento revolucionario, y con la muchedumbre que lo seguía, tal como lo hizo un filósofo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com