ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

A MI AMADO HIJO


Enviado por   •  17 de Agosto de 2018  •  Ensayos  •  667 Palabras (3 Páginas)  •  86 Visitas

Página 1 de 3

A MI AMADO HIJO

Hijo hay tantas cosas que tenemos que hablar, pero sabes decidí hacerte esta carta, porque de alguna manera sé que es mejor, ya que no quiero que una plática la tomes como regaño oh sermones de todos los días, y quiero que en silencio leas cada una de estas líneas así ni tú te sientes agredido, ni yo tendré que hacer pausas al escuchar tus respuestas con enojo….

Sabes sé que has de pensar que tienes el papa más estricto del mundo, un papa muy conservador y protector, un papa que parece que no fue niño, que no fue joven, un papa que no soñó con vivir la vida, un papa que no hizo locuras, si ya sé que eso piensas, porque cuando tuve tu edad, eso fue lo que pende de mi papa, pero sabes, tu abuelo no quito las manos del renglón, y gracias a eso, ahora soy lo que soy, no hijo no quiero educarte como lo hicieron conmigo, solo quiero enseñarte los caminos, mi obligación como padre es mostrarte las cosas malas y las cosas buenas de la vida, no puedo obligarte a que sigas mis pasos porque he caído muchas veces, y no quiero que caigas donde yo caí, es por eso hijo que te digo que la vida no es fácil, y menos cuando se toman las decisiones equivocadas, yo solo te mostrare los caminos y lo que en ellos te  vas a encontrar, pero serán tus decisiones las que te lleven al camino que escojas, yo como padre estaré ahí para decirte los obstáculos, tu serás quien elija qué camino seguir, yo también tuve tu edad y me quería comer el mundo de un mordisco, pero tu abuelo me enseño, que para sentirle sabor a la comida hay que masticarla, no tengas prisa hijo que aun eres joven, y apenas estas empezando tu recorrido, quiero que llegues lejos, tal vez yo ya no vea tus éxitos y no los celebre contigo, solo Dios sabe si podré darte un abrazo y decirte lo lograste hijo, tal vez no vea tus caída, tal vez no este ahí para levantarte, es por eso que hoy quiero enseñarte a ser fuerte y no darte por vencido, que aprendas a levantarte solo, y continuar tu camino, espero hijo sepas diferenciar entre un compañero, y un amigo, encontrarás quien te diga que eres cobarde por no hacer cosas que no son buenas para la sociedad ni para ti mismo, déjalos, es mejor ser cobarde vivo, y no un valiente muerto, prisionero entre rejas, ho prisionero de una vida inculta y echada a la perdición, aprende que su amigo es el que no te deja car, quizá te hiera con la verdad pero será por tu bien.

Yo ya me siento cansado, los años ya me están volviendo lento y sin fuerzas, tu eres joven y solo quieres vivir, y eso no te lo impido tienes el derecho de hacerlo no te impido que vivas, solo quiero enseñarte como vivir mejor.

No espero que un día digas que razón tenía mi padre, pero si espero ser yo quien diga, gracias Por seguir mis consejos, gracias por escucharme, no espero que te sientas orgulloso de mi, solo espero que te sientas orgulloso de ti.

Es duro tener que aceptar, la realidad, y la realidad es que yo ya estoy cercano a mi día de partida, es duro tener que pensar, que no nos veremos más, pro así es la vida hijo, un día tendremos que morir, por eso no olvides mis consejos, la vida es una sola y hay que saberla vivir, no importa que no logres todo lo que te propones, pero sí que te sientas satisfecho con lo que has hecho.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.5 Kb)   pdf (29.5 Kb)   docx (49.2 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com