ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo De La Meiosis


Enviado por   •  10 de Junio de 2013  •  395 Palabras (2 Páginas)  •  361 Visitas

Página 1 de 2

Brevísima relación de la destrucción de las Indias

Fray Bartolomé de las Casas

Descubriéronse las Indias en el año de mil y cuatrocientos y noventa y dos. Fuéronse a poblar el

año siguiente de cristianos españoles, por manera que ha cuarenta y nueve años que fueron a

ellas cantidad de españoles; y la primera tierra donde entraron para hecho de poblar fue la grande

y felicísima isla Española, que tiene seiscientas leguas en torno. Hay otras muy grandes y

infinitas islas alrededor, por todas las partes de ella, que todas estaban y las vimos las más

pobladas y llenas de naturales gentes, indios de ellas, que puede ser tierra poblada en el mundo.

La tierra firme, que está de esta isla por lo más cercano docientas y cincuenta leguas, pocas más,

tiene de costa de mar más de diez mil leguas descubiertas, y cada día se descubren más, todas

llenas como una colmena de gentes en lo que hasta el año de cuarenta y uno se ha descubierto,

que parece que puso Dios en aquellas tierras todo el golpe o la mayor cantidad de todo el linaje

humano.

Todas estas universas y infinitas gentes a todo género crio Dios los más simples, sin

maldades ni dobleces, obedientísimas y fidelísimas a sus señores naturales y a los cristianos a

quien sirven; más humildes, más pacientes, más pacíficas y quietas, sin rencillas ni bullicios, no

rijosos, no querulosos, sin rencores, sin odios, sin desear venganzas, que hay en el mundo. Son

asimismo las gentes más delicadas, flacas y tiernas y que menos pueden sufrir trabajos y que

más fácilmente mueren de cualquiera enfermedad, que ni hijos de príncipes y señores entre

nosotros, criados en regalos y delicada vida, no son más delicados que ellos, aunque sean de los

que entre ellos son de linaje de labradores.

Son también gentes paupérrimas y que menos poseen ni quieren poseer de bienes

temporales; y por esto no soberbias, no ambiciosas, no codiciosas. Su comida es tal, que la de los

santos padres en el desierto no parece haber sido más estrecha ni menos deleitosa ni pobre. Sus

vestidos,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.3 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com