ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

A Orillas Del Rio Piedra Me Sente Y Llore


Enviado por   •  29 de Septiembre de 2011  •  2.446 Palabras (10 Páginas)  •  6.349 Visitas

Página 1 de 10

Ensayo Sobre “A orillas del rio Piedra me senté y lloré” de Paulo Cohelo

Introducción.

Esta historia es relatada por el autor Paulo Cohelo, el primeramente nos quiere interpretar que Dios ante todas las cosas siempre esta donde lo dejan entrar, no hace falta que tu lo llames simplemente el está ahí siempre para ti, en segundo lugar nos quiere dar una enseñanza o dar un punto de vista sobre lo que nosotros hacemos por amor y lo que el amor nos hace, él dice que en el amor no existen reglas simplemente manda el corazón y la razón aunque mas es el corazón, también nos dice que todos en la vida hemos dicho entre llantos: “ Estoy sufriendo por un amor que no vale la pena” , aquí nos indica que sufrimos porque nos damos cuenta que damos más de lo que recibimos, porque es un amor que no es correspondido o simplemente es un amor no conocido, nuestro amor no es reconocido ni por nosotros mismo pero debemos darnos cuenta de que cada uno manda en sus sentimientos y en sus decisiones. Esta Obra Literaria trata de 2 jóvenes que van en busca de un sueño, buscar el amor verdadero, pero para encontrar aquel amor deben cruzar varias barreras, es decir, tienen que atravesar diferentes clases de conflictos que se les presenta a lo largo del viaje.

Obra

La obra literaria se inicia con 2 personajes: Pilar, temerosa a amar para luego sufrir, debido a ello, se vuelve dominante con sus sentimientos, pues si controla el amor podría dominar el mundo, así pensaba; Y su amigo de la infancia ,por quien sentía algo muy especial, algo más que amistad, él, cuyo nombre no mencionan en la obra persiguió sus sueños de recorrer el mundo, así lo expresaba en las cartas que constantemente enviaba a Pilar, pero que ahora se refugiaba en la religión y en el poder de la curación evitando así conflictos en su corazón; tras once años sin verse él la invita a una conferencia que dará en Madrid y propina un encuentro anhelado por los dos . A orillas del río piedra me senté y lloré cuenta la leyenda de un río que consume todo aquello que caiga en su lecho formando así parte de las piedras que lo adornan.

Esta fase de la historia nos da a entender que Pilar ante sus miedos de amar, su amigo ante reconocer que está enamorado pero aun así trata de volver a verla y ver si en realidad es amor o solamente fue una simple ilusión que despertó en él y que se irá pronto.

La historia tiene una secuencia cronológica y tan sólo basta una semana para que ellos declaren su amor, sus miedos, sus sueños. El sábado 4 de diciembre de 1993, Pilar viaja de Zaragoza a Madrid, pues accedió a ir a la conferencia que daría su amigo de la infancia; luego de haberlo escuchado hablar sobre la entrega total, vivir sin temor a los riesgos y desde un futuro observar que sí valió la pena luchar, perseguir nuestros sueños, afrontando las desilusiones, las decepciones que muchas veces nos hacen desistir de nuestras metas. Esto a Pilar la pone a pensar porque se da cuenta que comienza a sentir algo por él y recuerda que cuando eran pequeños ellos 2 se querían eran los mejores amigos y ahora que han crecido se encuentran con su amor verdadero que más tarde comienza la declaración. Durante la conferencia Pilar conoce más sobre la vida de su amigo, cosas que él no le había comentado por cartas sobre un concepto de religión novedosa, una que ve “el rostro femenino de Dios”.

El reencuentro es tenso, pero después de verse a los ojos sabían que eran los mismos niños que una vez jugaron en calles de Soria, lugar que los vio crecer, esta parte del relato se basa más en los principios de Dios y como él los ve, como los interpreta y trata de ver el lado feminista de él, mientras tanto Pilar se da cuenta que lo que él quiere explicar lo que siente en su corazón respecto a todo lo que él sabe.

Al día siguiente, viajan en carro a Bilbao, lugar donde será la próxima conferencia de su amigo, de su amor, durante el trayecto a la ciudad, él, de una manera infantil y enamorada, pide a Pilar que lo acompañe a esa conferencia, ella accede pues sólo sería una simple conferencia y no hizo caso a las alarmas de cuidado que daba su corazón. Él le entrega dentro de una bolsita una cadena que ella había extraviado cuando eran niños, justo el día en el que él le iba a declarar sus sentimientos y de sus labios salió la frase que había ensayado para aquel día: Te quiero. Entonces por aquella cadena que él le entrego, ella tuvo una reacción de impresión, entonces ella comenzó a recordar todo sobre la infancia que tuvieron, al fin y al cabo ella tuvo un severo recuerdo del amor que sentía hacia él cuando era pequeña. Culminada la conferencia de Bilbao, su amigo la invita a Francia y aunque ella intenta frenar lo que ya era inevitable, él hace caso omiso a los comentarios de ella y se encaminan a la siguiente conferencia. Ella le conto todo lo que tenía en Zaragoza y que de un día para otro no iba a dejarlo todo así para una aventura con él, pero salió inevitablemente convencida y así emprendieron el gran viaje en el que ellos sin imaginarse van a vivir experiencias de las cuales van a permanecer marcadas para toda su vida.

El lunes 6 de diciembre llegan a los paisajes franceses, la conciencia de Pilar sigue eclipsando su corazón, aún después de estar segura de que él sentía lo mismo por ella, pero se negaba a creer en los cuentos de princesas, pensaba que hoy en día las princesas besan a príncipes que luego se convierten en sapos. Aunque tal vez muy dentro de ella sienta que no es verdad porque sabía muy bien como era su amigo, y aunque quería negarse eso a ella misma no lo podía conseguir. Él la conocía, sabía la lucha que se libraba en su corazón y la admiraba por ser tan fuerte ante el sentimiento de amor. Sabía que no iba a hacer sencillo decirle todo lo que sentía así que estaba esperando el momento perfecto para decírselo Empezó a contarle sobre su don, a hablarle sobre La Gran Madre, La Inmaculada Concepción, quien se manifestaba por medio del agua, fuente de vida. En las calles de Saint-Savin, su amigo le habló de la historia del “Otro”, un ser dentro de cada individuo que nos ensordece ante las peticiones del corazón, calla a nuestro niño interior y no nos permite crecer. Esto hacia que cada vez que ella estaba con él, pensaba que la “otra” iba a despertar y tenía miedo porque si eso pasaba ella iba a decirle todo lo que sentía y eso era exactamente lo que ella no quería.

Así pues, aquella noche Pilar decide practicar el ejercicio del “Otro” y alejar la voz de aquella mujer que controlaba sus sentimientos y le evitaba entregarse al amor, ella se sentía feliz debido a que después de muchos años volvía a escuchar a su

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.5 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com