ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

André Antoine Y Sus Aportes Teatrales


Enviado por   •  10 de Junio de 2013  •  1.801 Palabras (8 Páginas)  •  3.235 Visitas

Página 1 de 8

Aportes del Director francés André Antoine en el Teatro

Nació el 31 de enero de 1858 en Limoges, Francia y murió el 19 de octubre de 1943.

Para comenzar a explicar la concepción teatral de Antoine, es importante nombrar lo que estaba sucediendo a finales del siglo XIX en el teatro de Francia.

Superación del drama romántico: Se impone un tipo de teatro más acorde con la sociedad burguesa.

Teatro de evasión: Público burgués, amables comedias y dramas, clase media-alta, entretenimiento. (Benavente). En el caso de Ibsen y Strindberg, obras vehículo de denuncia.

Teatro de realismo crítico: Descripción fidedigna de la realidad, sin omitir sus aspectos más desagradables.

Es así como entonces surge nuevas tendencias en el siglo XX, se Profundiza una transformación, Innovaciones que afectan a todos los aspectos de la producción teatral.

El Teatro Libre de Antoine:

Antoine elimina la cuarta pared, el actor puede dar la espalda al público o interactuar con él. La estética realista de Antoine había partido del trabajo de la compañía del Duque de Meiningen, pero fue más lejos que él mostrando al público los tipos y los personajes tal cuales eran, con su vulgaridad y su miseria. Antoine hacía que sus actores desapareciesen detrás del personaje, al contrario que los divos o figuras importantes. Para ello, se valió siempre de actores aficionados y modestos. Intentaba dar la impresión al espectador de sorprender los secretos de los personajes como si mirase a través del ojo de una cerradura y contemplase un “trozo de vida palpitante y real”.

Su juego escénico naturalista, antiespectacular y realista, no dudaba en trasladar al escenario todo tipo de instrumentos y objetos de la realidad cotidiana, que chocaban con la escena de cartón y los telones pintados habituales en la época. Colgaba trozos de carne cruda para ambientar una carnicería, los actores manipulaban comida verdadera, se oían los ruidos de la vida real. Sus puestas en escena significaron un antes y un después en el hecho teatral occidental.

Él cuidaba personalmente de la fidelidad histórica del vestuario, acordándolo con la categoría social del personaje. Terminó con el vicio de los parlamentos dichos ante las candilejas en busca del aplauso fácil, y repartió el movimiento de los actores por todo el escenario, aunque quedasen de espaldas al público si ello era adecuado a una mayor naturalidad con respecto a la posición de los otros personajes. Suprimió las candilejas, lo que le motivó no pocas críticas, y buscó la intensidad emocional mediante luces indirectas.

Pero lo cierto es que el Teatro Libre de Antoine, había nacido en 1877

De las cuatro piezas en un acto del programa, sólo Jaques Damour (Zola) tuvo éxito. Antoine hizo el papel principal del exiliado comunero que regresaba a su hogar y halla que su esposa, creyéndolo muerto, se ha vuelto a casar. Fue un triunfo personal para Antoine y un crítico se sintió motivado a declarar: “Si el teatro naturalista produce muchas obras como ésta, puede mirar con confianza al futuro”. Debido a otros dos estrenos la misma noche, sólo algunos críticos estuvieron presentes, pero aquellos que fueron informaron favorablemente.

Pero lo más representativo del estilo del teatro (Teatro Libre) fue el `Cuarto de Hora´, la breve pieza en un acto, `trozo de vida´, inaugurada por `En Familia´ que pertenecía al género llamado `comedia rosa´. `El término implicaba según las palabras de un crítico una especia de maligna ingenuidad, el estado mental de la gente que nunca ha tenido ningún sentido ético y que vive en un estado de impureza e injusticia como el pez en el agua´.

Las ventajas del `Cuarto de Hora´ eran varias:

a) su forma simple y episódica ayudó a Antoine a desarrollar un estilo íntimo de actuación natural;

b) permitió diseñar programas que incluyeran el trabajo de jóvenes aspirantes a dramaturgos junto a obras de mayor envergadura, escritas por autores reconocidos cuyos nombres aseguraban el apoyo del público;

c) podía ser montada con un mínimo de recursos y fomentaba el desarrollo de un naturalismo de conducta en la escritura que concentraba la atención en la motivación e interacción de los personajes, antes que en los detalles físicos;

d) finalmente ponía al descubierto los innecesarios artificios y complicaciones de las obras de fórmula. Strindberg, que siguió de cerca el desarrollo en Francia, reconocía su deuda con los ´Cuartos de Hora´ montados por Antoine y él mismo escribió unos cuantos (…) antes de llegar a su ´nueva fórmula´con ´El Padre´ y ´La Señorita Julia´.

Antoine, que murió en el año 1943 con ochenta y seis años, afirmó que: “El objetivo del Teatro Libre es incentivar a todo escritor a producir para el teatro, y sobre todo, a escribir lo que se siente inclinado a escribir y no lo que piense que un empresario va a producir. Yo produzco cualquier cosa que tenga un grano de mérito sin considerar la opinión que yo pueda tener de lo que el público pensará de ella. Y produzco cualquier cosa que un escritor conocido me traiga y exactamente como me lo entrega. Si escribe un monólogo de media docena de páginas, el actor debe decir esa media docena de páginas palabra por palabra. Su ocupación es escribir la pieza: la mía es hacerla actuar”.

ANALISIS DE LAS OBRAS

El Jardín de Los Cerezos - Antón Chéjov

Obra en cuatro actos cuyos orígenes son la historia social de Rusia: decadencia social y económica. Los personajes son de vida diaria,-obra realista, pragmática- personas que como todo el mundo, ha tenido un pasado, en este caso, glorioso y lleno de abundancia económica y que por razones de falta de organización y planeamiento, lo van perdiendo todo. La acción se desarrolla en la propiedad de Ljubov Andréjevna, en Rusia.

La principal protagonista, Andréjevna, es una mujer débil, quien afronta su destino con poco raciocinio. Abandona a sus hijas y su tierra natal, por huir con un amante que se aprovecha de ella hasta el último momento. Su hija Ania, quizá por ser muy joven, idealista, llena de ilusiones y proyectos futuros. En ella se percibe la fuerza. No así en Varia quien se la ve deprimida y no toma el destino en sus manos con valentía. El amante, quien no juega un papel protagónico, es un personaje ausente. No hay ningún personaje heroico, aunque la mayoría aceptan su destino final.

Los viejos muebles que se van describiendo a través de la obra parecieran símbolos de todo el pasado, de los recuerdos, de la familia cuando aun permanecía unida y quizá de una época más gloriosa, donde el dinero abundaba a manos llenas y no había problemas de deudas que solventar.

No hay grandes peripecias, y que aunque hay pocos diálogos exaltados y poéticos, los que hay se desenvuelve con una gran belleza poética que tienen fuerza. La única traición que existe en la obra es la del amante hacia Andréjevna, se puede decir que no hay injusticia, puede que la vida misma puede justificarse como injusta, pero los personajes son víctimas de sus propios actos.

La casa de las muñecas Henrik Ibsen

Henrik Ibsen es uno de los genios renovadores del teatro contemporáneo. Este noruego modifica con su obra las estructuras del teatro decimonónico y funda las del contemporáneo. “Casa de muñecas” es una de sus obras más popular, refleja de su teatro intimista, feminista, psicológico, fundado en la verdad y la libertad. La mujer, Nora en este caso, es un elemento clave de su obra. El simple hecho de que Ibsen nos presente a una figura femenina como protagonista de su obra es un hecho de gran impacto, ya que en la literatura noruega y máxime en la época en la que Ibsen se manifiesta, los papeles protagónicos siempre eran masculinos. Esto se convierte en un escándalo que trasciende los tiempos y causa revuelo entre las mujeres de la época, quienes ven a Nora como sinónimo de la mujer moderna y libre.

Nora es la protagonista de esta obra. Está casada con su marido hace ocho años, Torvaldo Helmer, abogado y próximamente director de un banco, con quien tuvo tres hijos. Para describir a Nora se debe dividir la obra en dos partes, ya que no es la misma mujer en ambas, y puede decirse que tiene distintas facetas.

La relación entre Nora y los otros personajes es importante para el desarrollo de la obra. La señorita Linde es una amiga de Nora desde hace mucho tiempo, pero no se habían visto desde hace unos años. Sin embargo, Cristina es la primera en enterarse de la farsa que tuvo que realizar Nora para poder salvarle la vida a su marido, y es por esto que el lector puede conocer la verdadera actitud de Nora frente a la vida, que no era hacerse pasar por una mujer hueca e inmadura, sino salvar la vida de su marido y poder continuar con la suya sin tener problemas con su marido. El Doctor Rank es un íntimo amigo de los Helmer, pero ahora está enfermo y a punto de morir. Siempre fue el médico de la familia y hubo cierta especie de complicidad entre los dos personajes ya que pocas personas aparte del doctor y Nora sabían que Helmer se encontraba muy enfermo y debía tomarse unas vacaciones en Italia para recuperarse. Por lo tanto esta amistad al igual que la de Cristina se muestra relevante para Nora. La relación entre Nora y Krogstad es algo fría y Nora desea verlo lo menos posible ya que él fue el que le otorgó el préstamo para el viaje, pero el préstamo se debió hacer deforma oculta e incluso ilegal y por esto Nora trata de omitir relacionarse con este personaje, quién también la presiona y chantajea para poder permanecer en su puesto de trabajo en el banco de su marido. Para concluir, se puede decir que el personaje de Nora tiene dos facetas: la verdadera parte de ella y la que simula ser. Su personaje es visiblemente comparado con una muñeca y por esto el título lleva este nombre. Nora era un personaje femenino, algo que ya era raro para la época (la mayoría de los protagonistas eran masculinos), ella evoluciona a lo largo de la obra, y concluye separándose de su marido y abandonando a su casa e hijos. Esto le demuestra a toda la sociedad que las mujeres pueden ser libres e iguales a los hombres, incluso superiores. Pero para esto tienen que ser personas decididas y capaces de luchar, como dijo Ibsen: “Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano.”. La sociedad de la época tenía una idea muy equivocada de cuál era el rol de la mujer en la familia e incluso en la sociedad; pasaban de las manos de los padres directamente a la de sus maridos, sin tener libertad alguna. Es por esto que el libro “Casa de muñecas”, de Henrik Ibsen fue una revolución para la sociedad y Nora un modelo a seguir.

http://proscenio.wordpress.com/2009/09/22/de-meiningen-al-teatro-libre-de-antoine/

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/antoine_andre.htm

www.edu.xunta.es/.../EL+TEATRO+DE+FINES+DEL+XIX+Y+DEL+X

http://aristobulo.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2008/10/anton-chejov-el-jardin-de-los-cerezos.pdf

...

Descargar como  txt (10.9 Kb)  
Leer 7 páginas más »
txt