ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Conflictos Internacionales En Europa Siglo XVIII


Enviado por   •  21 de Octubre de 2012  •  1.481 Palabras (6 Páginas)  •  11.063 Visitas

Página 1 de 6

Durante el siglo XVIII los principales imperios de Europa consiguieron la tan esperada expansión, pero no fue nada fácil conseguirla, en el siguiente tema abordamos la serie de conflictos políticos y mayormente bélicos que llevaron a los imperios levantarse entre los demás como los dominantes del mundo y algunos otros a terminar con su poderoso avance por el continente.

En el año de 1701, España, el imperio europeo en decadencia, se queda sin representante en el trono al morir el rey Carlos II y último de los Habsburgo español, lo que despertó la ambición de dos de las familias más poderosas de Europa: los Borbón y los Habsburgo. Los primeros proponían a Felipe V como sucesor a la corona, además de haber sido la última voluntad del rey Carlos II, que este tomase su lugar en el trono en caso de que él lo dejara. Pero los Habsburgo también tenían a su candidato, el hijo de Leopoldo I emperador del imperio germano romano, Carlos de Austria.

El conflicto comenzó y tuvo sus resultados, los seguidores de la corona de Aragón obtuvieron la victoria, pero su partidario Carlos de Austria renuncia al trono ya que es coronado emperador del sacro imperio germano romano.

Con el tratado de Utrecht, Felipe V es proclamado rey de España con la condición de no unir las coronas de Francia y España, pues él era el heredero al trono francés, además de entregar parte de los territorios franceses a Gran Bretaña quien es señalada como la gran vencedora de este conflicto al convertirse en la potencia hegemónica de los mares y quitarle el papel de garante de la paz a Francia.

La gran guerra del norte se origino principalmente porque el imperio Sueco con su política expansionista y las especificaciones acordadas en el tratado de Westfalia formo un pequeño imperio marítimo en el mar Báltico, lo que ocasiono la enemistad con Polonia, Noruega, Dinamarca, Prusia y Rusia, quienes quería recuperar sus territorios, expandirse y explotar su economía.

Con la muerte de Carlos XI rey de Suecia, estos aprovecharon el momento para recuperar lo perdido.

Como era de esperarse la coalición encabezada por Rusia triunfa, logrando así que el comercio ruso se expanda a través del mar Báltico. El tratado que puso fin a dicho conflicto fue el de Nystad que establecía que Suecia cedía parte de sus territorios a los países vencedores, dejando el mar Báltico a los rusos y diferentes regiones y ducados a Prusia, Hannover y Dinamarca.

La guerra de sucesión del reino de Polonia tuvo un alcance global en Europa, se convirtió en una guerra civil en la cual intervinieron muchos países, el objetivo principal era encontrar sucesor al trono de Augusto II.

Este conflicto se marco como una continuación a las diferencia entre las familias Habsburgo y Borbón.

El imperio ruso, austriaco y romano-germano apoyaba a Augusto III, Rusia con la intención de quedarse con la zona de Curlandia y el imperio de Austria pidiendo que se reconociera la pragmática sanción.

Estanislao Leszczynski quien también perseguía la corona era apoyado por Francia, Cerdeña, Baviera y España.

Este conflicto lo termino ganando la coalición austro-rusa, pero tras esto, Francia busco la manera de sacarse la espina en la península itálica, fortaleció su alianza con España, Cerdeña y Baviera, formando la primera alianza formal de la familia Borbón, pero aun así no consiguieron la victoria, lo que llevo a los países involucrados a elaborar un tratado en busca de la paz. Francia accedió a la aplicación de la pragmática sanción para el reino de Austria y con el tratado de Viena fueron repartidos los territorios que se habían alcanzado en el campo militar.

Estanislao renunció al trono a cambio de recibir los ducados de Lorena y Barrois con la condición de que a su muerte estos territorios regresarían al reino de Francia. La casa de los Habsburgo cedió a los Borbón Nápoles y Sicilia, que estaban localizados en la península itálica.

La pragmática sanción, que manifestaba que una mujer podía ser la sucesora al trono imperial, en este caso sería María Teresa I de Austria, fue aprobado por varios imperios, pero con la muerte de Carlos VI surgieron complicaciones, Carlos Alberto de Baviera pretendía la sucesión del trono. Con esto se da por comenzado la guerra de sucesión de Austria.

En este conflicto se denomina una segunda alianza de la familia Borbón, conformada por los reinos de Baviera, España y Francia, también con el apoyo de Cerdeña, Prusia y Sajonia quienes estaban a favor de Carlos Alberto de Baviera. Austria, Países bajos y Gran Bretaña apoyaban a

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com