ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Elementos Cosmogonicos Cosmologicos Antropologico E Ideario Politico De Los Aztecas


Enviado por   •  27 de Marzo de 2012  •  374 Palabras (2 Páginas)  •  2.404 Visitas

Página 1 de 2

La arquitectura.

Las construcciones principales eran las de tipo religioso (tem­plos), y las de tipo político (palacios).

En ellos se podía advertir todo el esplendor del imperio, sus riquezas, su refinamiento.

Los templos, al igual que en todas las culturas de la región meso americana, tenían la forma de pirámides truncadas en cuya cima se encontraban los altares y lugares de ceremonias.

En la cima del Templo Mayor de la ciudad de Tenochitlán, por ejemplo, había dos de estos altares, uno para el dios del Sol, Huitzilopochtli, y otro para el dios de la lluvia, Tláloc.

En total, el templo tenía alrededor de 30 metros de altura (como un edificio de 9 ó 10 pisos) y dominaba toda la ciudad. La construcción con la que se encontraron los españoles era la séptima que los aztecas habían edificado, una sobre la otra. Es decir que adentro de la pirámide visible había otra pirámide un poco más pequeña que correspondía a la construcción anterior, y a la vez, adentro de ésta había otra y asì sucesivamente.

Como parte de la construcción, y además de los altares a los que se llegaba por medio de altísimas escalinatas, había cámaras especiales para guardar ofrendas que se hacían a los dioses, tales como figuras talladas en piedra, máscaras, caracoles de mar.

Las construcciones eran de piedra.

Los palacios también eran de piedra. El palacio de Moctezuma, emperador azteca a la llegada de Hernán Cortés, estaba rodeado de jardines y protegido por una muralla. Tenía dos plantas, cada una de ellas con sus respectivas galerías y jardines interiores. Los jardines se completaban con fuentes de agua, y las flores ocupa­ban un lugaar privilegiado. La mayor parte de las paredes estaba adornada por pinturas que representaban a dioses o reyes anterio­res, en brillantes colores.

La planta baja estaba ocupada por las oficinas del gobierno, la sala del Consejo y la sala de los jueces, el tesoro real, una sala en la que se anotaban los tributos recibidos, los cuartos para 3000 guardias, sirvientes y funcionarios, un cuarto de armas, las habitaciones de huéspedes destinadas a los embajado­res visitantes y también un cuarto secreto donde se escondía el tesoro del emperador. El y su familia vivía en el planta supe­rior, en espacios muy amplios, pero de decoración y amoblamiento muy austeros.

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (2 Kb)
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com