ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROCESO DE FORMACIÓN EL ESTADO ECUATORIANO: LA GRAN COLOMBIA Y PRIMEROS AÑOS DE LA REPÚBLICA.


Enviado por   •  27 de Enero de 2014  •  1.459 Palabras (6 Páginas)  •  295 Visitas

Página 1 de 6

Las Teorías de las Ciencias Sociales según Augusto Comte

Augusto Comte es considerado el fundador de la sociología, los especialistas encuentran en el francés Claude-Henri de Rouvroy, o conde de Saint-Simón, al verdadero iniciador de esta ciencia, y que la influencia que tuvo con Augusto como maestro fue determinante sociológicamente.

En la búsqueda de un sistema de leyes para gobernar y corregir el funcionamiento de la sociedad, Comte analizó las ciencias teóricas en su "filosofía positiva", en tres, que son: La Teológica, La Metafísica y La Positiva o Científica.

La idea de evolución es la del desarrollo sucesivo de un principio espiritual de acuerdo con el cual la humanidad pasaría por tres etapas, la teológica, la metafísica y la positiva. Esta última sería capaz de sintetizar los polos de orden inmóvil y de progreso anárquico que caracterizaron a las dos primeras etapas. La etapa positiva marcaría según Comte la llegada al estado definitivo de la inteligencia humana y colocaría, en una nueva categorización jerárquica de las ciencias, a la sociología en la cima de ellas.

Comte profundizó en la Ley Teológica por la información que tenía de ésta, mostrando en ella la transición gradual desde el fetichismo hasta el monoteísmo.

En la Metafísica, explica entidades abstractas como: sustancia, causalidad, finalidad de la naturaleza y fuerza de gravedad; y sustituye a Dios por una fuerza impersonal.

En la etapa positiva el hombre encuentra la explicación racional de los fenómenos, basado en la ciencia y no en la superstición; se fundamenta en los métodos de la observación y experimentación y el método comparativo o histórico, deshecha conocimiento absoluto por el relativo y manifiesta la invariabilidad de las leyes naturales. La sociedad entra poco a poco en la última época positiva, en la divulgación de las ciencias, el incremento de su importancia social y la fundación de la teoría del Positivismo.

La clasificación de las ciencias en abstractas y concretas, le ayudó a descubrir la Sociología; la cual consideró como la más concreta y compleja, siendo la base de las ciencias la Astronomía por ser la más abstracta.

Comte dio a la ciencia positiva sobre la sociedad el nombre de "Física social" y más tarde la llamó Sociología, por la necesidad de fundar una asignatura especial, dedicada a las investigaciones positivas de las leyes fundamentales, inherentes a los fenómenos sociales.

La filosofía positiva tendía a igualar el estudio de la sociedad con el de la naturaleza; definiéndose el positivismo como la teoría que no admite ninguna otra realidad que la de los hechos, susceptibles de verificación, que pueden ser percibidos por los sentidos. Así, la sociedad era considerada como un complejo más o menos definido de hechos regidos por leyes más o menos generales, como una esfera que se estudiaría como cualquier otro campo de la investigación científica, y en la cual el orden social es imprescindible, constituyendo una sociedad estable y en armonía para así desarrollar el progreso social.

El positivismo advierte en la ciencia el recurso ideal para dirigir la acción, con un carácter pragmático. Mediante su postulado: "Saber para prever, prever para obrar", intentó crear la Sociología a través del estudio de fenómenos sociales, estableciendo la supremacía de la Filosofía Positivista.

Dividió a la sociología en dos: la estática social y la dinámica social. La primera trata las condiciones de existencia y las leyes de funcionamiento del sistema social y la segunda las leyes del desarrollo y modificación de los sistemas sociales.

Comte según su propio relato, en 1822 terminó de definir su proyecto para una gran reforma universal inspirada en su "Ley de los Tres Estadios".

Según esta ley, tanto la humanidad en general cuanto cada individuo en particular atraviesan a lo largo de su existencia tres estadios diferentes y progresivos: el teológico, el metafísico y el positivo. En su Curso de Filosofía positiva, el propio Comte lo explica de esta manera: “Estudiando el desarrollo de la inteligencia humana creo haber descubierto una gran ley básica, a la que se halla sometida la inteligencia con una necesidad imposible de variar: cada una de nuestras principales concepciones, cada rama de nuestros conocimientos pasa necesariamente por tres estadios teóricos diferentes: el estadio teológico, o ficticio; el estadio metafísico, o abstracto; el estadio científico, o positivo… De aquí proceden tres tipos de filosofías, o de sistemas conceptuales generales, acerca del conjunto de los fenómenos; que se excluyen recíprocamente. El primero es un punto de partida necesario para la inteligencia humana; el tercero es su estado fijo y definitivo; el segundo está destinado únicamente a servir como

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com