ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los Contenidos Perceptivo-motrices Y Las Habilidades Y Destrezas básicas


Enviado por   •  8 de Enero de 2012  •  1.617 Palabras (7 Páginas)  •  3.751 Visitas

Página 1 de 7

Los contenidos perceptivo-motrices y las habilidades y destrezas básicas

Onofre R. Contreras Jordán

La psicocinética pretende construir la educación física como un instrumento para la adaptación del individuo al medio a través del desarrollo de sus capacidades biológicas motrices y psicomotrices que permita un logro de dominio corporal.

Aproximación al concepto de percepción. Teorías interpretativas

La percepción es un proceso integrador que sigue a la sensación y se encarga de originar formas mentales en el cerebro que suponen las representaciones internas del mundo exterior que hacen posible el conocimiento. De esta manera se distinguen dos fases, la primera es la recepción de los estímulos por obra de los órganos de los sentidos, la otra es el análisis de las sensaciones con arreglo a los datos de memoria y la motivación.

La percepción se constituye por los sentidos, se han catalogado más de 10 sentidos que se pueden agrupar en 5 sistemas: de orientación básica, que informa la dirección de la gravedad y aceleración; auditivo, que informa la naturaleza y localización del sonido; táctil, dolor, presión, calor; gustativo-olfativo, que informa de estos aspectos y visual que informa situación forma, identidad y movimientos de las cosas.

La actividad motriz es esencial para permitir el conocimiento, lo que da lugar a dos tipos de interpretaciones:

a) Neurofisiológica

El niño tiene la idea de una acción motriz que quiere realizar, para lo cual prevé una serie de actos intermedios, cuya puesta en marcha revisa las informaciones retenidas en su memoria sobre experiencias previas, a fin de alcanzar el máximo de economía en la acción, culminando como consecuencia de la retroalimentación producida en el proceso relatado.

b) Cognitiva

Las sensaciones se organizan e interpretan de manera selectiva para captar las más relevantes, creando una imagen, que mas tarde puede ser reelaborada de acuerdo con los nuevos estímulos sensoriales. Todo ello desemboca en la simbolización como producto de la mente humana que permite representaciones internas de la experiencia. Finalmente se opera la conceptualización, que permite la sistematización de las informaciones.

La percepción del cuerpo

Es el conocimiento que obtenemos a través de la información que recibimos de nuestro propio cuerpo, mediante los receptores nerviosos.

La percepción interoceptiva es la conciencia del estado de los procesos internos de nuestro organismo, mientras que la percepción propioceptiva está referida al conocimiento del cuerpo y de sus partes, tanto en movimiento como al adoptar una postura determinada.

La imagen corporal son los aspectos que configuran un concepto subjetivo del propio cuerpo; el esquema corporal está referido a aspectos de tipo cuantitativo que tienen que ver con la estructura ósea y los grados de tensión muscular del organismo, lo que hace posible la percepción global y segmentaria del cuerpo; la consciencia corporal es el resultado de la experiencia continuada de los anteriores.

Elementos que integran la idea del propio cuerpo

La tonicidad

Es el grado de contracción de un musculo. Las sensaciones propioceptivas que provoca el tono son indispensables para la adquisición de la idea de nuestro propio cuerpo. Las modalidades de tono son: El tono muscular de base que es la contracción mínima del musculo en reposo; el tono postural que hace referencia al mantenimiento de una actitud, en oposición a la fuerza de gravedad; el tono de acción que es el que acompaña a la actividad muscular durante la acción. La fluidez del movimiento depende de la tonicidad.

Postura y actitud

La postura es la adaptación favorable del esquema al espacio mediante el mantenimiento de una disposición determinada de los distintos segmentos corporales.

La actitud es la significación que le damos al comportamiento externo de un sujeto en sus relaciones con los demás, se identifica a una persona a través de su lenguaje corporal, manifestado en sus comportamientos cenestésicos.

Equilibrio

Es la capacidad de mantener una o más posturas, o de recuperarlas una vez perdidas, en contra de cuantas fuerzas exógenas puedan incidir sobre nuestro cuerpo, dos formas básicas de equilibrio son el estático, referido al mantenimiento de la postura mediante correcciones que anulen las variaciones de carácter exógeno o endógeno; y el dinámico, que supone una acción equilibradora que hace volver al cuerpo sobre la base de sustentación cuando su centro de gravedad se ha apartado de ella.

La conciencia corporal a través de la ausencia de acción

La “no acción” no puede entenderse solo como la ausencia de movimiento muscular voluntario, sino también como ejercicio del mecanismo tónico que a través del aumento o disminución del grado de contracción muscular desencadena distintos procesos de orden fisiológico y psicológico que, sin duda, influyen en la consciencia corporal.

La respiración

Es un fenómeno reflejo que regula el oxigeno y el oxido de carbono en la sangre en relación con las necesidades del trabajo muscular del organismo. La educación del proceso respiratorio pasa por la toma de conciencia de las diferentes fases del mismo referidas a la inspiración, expiración, apnea y disnea.

La relajación

Es la capacidad de distender los grupos musculares, mediante la dirección de la atención hacia ellos. Los dos estadios en la relajación es uno ligero, para sujetos normales que supone la educación de la atención; y otro profundo que aborda el inconsciente, utilizando una técnica psiquiátrica, El fin de estas es obtener la distención muscular y la calma psicológica, a la vez que mejoran la coordinación y el control voluntario sobre los músculos.

La percepción del entorno

La percepción del entorno tiene dos referentes fundamentales:

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com