ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Las virtudes teologales


Enviado por   •  20 de Julio de 2020  •  Síntesis  •  558 Palabras (3 Páginas)  •  89 Visitas

Página 1 de 3

Sintesís del Articulo 7

Las virtudes.

La palabra virtud tiene como raíz el término latino “virtutem” que hace referencia a un “valor” que a su vez se relaciona con la palabra “vir” que se refiere a hombre en cuanto a valeroso, desde una connotación cristiana la virtud entonces se ha de entender como una disposición humana de hacer el bien, como máxima de sus actos cosa que no se reduce sólo a ejecutar actos buenos sino de dar lo mejor de sí, San Gregorio de Nisa expresa que: “El objetivo de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejante a Dios”.

En cuanto a las virtudes humanas se entiende a unas perfecciones del entendimiento y la voluntad para pensar en el bien y cpn toda la libertad llevarlo a cabo ordenando nuestras pasiones. De esto nos dividiremos en dos grupos unas serán las virtudes cardinales y otras las teologales, hablaremos de ellas respectivamente. Las virtudes cardinales son cuatro: la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza.

  • La prudencia es definida como la virtud que, hace de la razón a la práctica para poder discernir en toda circunstancia el bien verdadero y asi poder guiarnos por caminos rectos, es decir es la regla recta de la acción, con esta virtud aplicamos sin error los principios morales actúa de la mano con la coherencia de palabras y actos.
  • La justicia va a consistir en la voluntad de siempre dar a Dios lo que a Él le corresponde así como al prójimo, promueve la equidad entre los hombres.
  • La fortaleza, nos da la firmeza y la constancia para resistir las tentaciones, no es una fortaleza física es mas bien una fortaleza del alma para librar la lucha constante con el mal y procurar el bien moral, aunque estemos en la tribulación Cristo nos recuerda no temer pues el ha dicho “Yo he vencido al mundo”.
  • La templanza finalmente dentro de este primer grupo, es la virtud que nos ayuda a moderar esa atracción por los placeres, nos procura el equilibrio para el uso de los bienes creados, pues la creación fue hecha para que el hombre la administre y no para destruirla, con ella dominamos los instintos por medio de la voluntad.

Éstas virtudes humanas son adquiridas por la educación y perfeccionadas por Dios siempre en una actitud de perseverancia para lograrlas y así alcanzar una gracia divina. A continuación veremos el otro grupo de virtudes que serán denominadas teologales.

  • La fe, es la virtud que perfeccionando nuestra inteligencia nos ayuda a creer en Dios, lo que Él nos ha dicho y revelado, en el entendido que Dios es la verdad misma, es por medio de ella que el hombre se entrega plena y libremente a Dios, dice el apóstol que la fe sin obras es una fe muerta de ella debe derivar el entusiasmo de difundirla con nuestro testimonio, lo que en otras palabras sería vivir de lo que se cree.
  • La esperanza, es la virtud que nos ayuda a esperar al premio del Reino de los cielos, nos conduce a esperar en las promesas de Cristo que nos ha dicho “En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones”. Con esta virtud anhelamos tener a Dios en el corazón y queda de manera mas clara en las bienaventuranzas pues elevan nuestros ojos a la tierra prometida en Gloria de Nuestro Creador.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.2 Kb)   pdf (68.4 Kb)   docx (8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com