ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CALENTAMIENTO GLOBAL


Enviado por   •  10 de Noviembre de 2012  •  1.900 Palabras (8 Páginas)  •  408 Visitas

Página 1 de 8

CAPITULO I

¿QUES EL CALENTAMIENTO GLOBAL?

El clima siempre ha variado, el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado de manera anómala, a tal grado que afecta ya la vida planetaria. Al buscar la causa de esta aceleración, algunos científicos encontraron que existe una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), provocado principalmente por las sociedades industrializadas.

El calentamiento global y su efecto directo, el cambio climático, que ocupa buena parte de los esfuerzos de la comunidad científica internacional para estudiarlo y controlarlo, porque, afirman, pone en riesgo el futuro de la humanidad.

Destacados científicos coinciden en que el incremento de la concentración de gases efecto invernadero en la atmósfera terrestre está provocando alteraciones en el clima. Coinciden también en que las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) han sido muy intensas a partir de la Revolución Industrial, momento a partir del cual la acción del hombre sobre la naturaleza se hizo intensa.

¿Un fenómeno natural?

El efecto invernadero es un fenómeno natural que permite la vida en la Tierra. Es causado por una serie de gases que se encuentran en la atmósfera, provocando que parte del calor del sol que nuestro planeta refleja quede atrapado manteniendo la temperatura media global en +15º centígrados, favorable a la vida, en lugar de -18 º centígrados, que resultarían nocivos.

Así, durante muchos millones de años, el efecto invernadero natural mantuvo el clima de la Tierra a una temperatura media relativamente estable y permitía que se desarrollase la vida. Los gases invernadero retenían el calor del sol cerca de la superficie de la tierra, ayudando a la evaporación del agua superficial para formar las nubes, las cuales devuelven el agua a la Tierra, en un ciclo vital que se había mantenido en equilibrio.

Durante unos 160 mil años, la Tierra tuvo dos periodos en los que las temperaturas medias globales fueron alrededor de 5º centígrados más bajas de las actuales. El cambio fue lento, transcurrieron varios miles de años para salir de la era glacial.

DATOS HISTORICOS

El Instituto para la Investigación Científica de New Braunfels, en Estados Unidos, y la propia NASA, han explicado que durante la Edad Media, entre los años 800 y el 1100 también hubo un calentamiento global. De hecho, un trabajo de la NASA con polen extraído de sedimentos de Hudson Valley, cerca de la ciudad de Nueva York, reveló que en esa época sólo había especies arbóreas adaptadas a los climas más cálidos y secos, como pinos de clima templado y nogales americanos. Sin embargo, antes de este tiempo constataron que había robles y otras especies adaptadas a climas más fríos y húmedos.

Pues bien, estos estudios demuestran que el calentamiento global de la Edad Media es similar al que estamos viviendo ahora, con la gran diferencia de que ahora hay otros parámetros con valores diferentes, como el dióxido de carbono (CO2) y el aumento de las radiaciones solares, lo que ha llevado a buena parte de la comunidad científica a pensar que este fenómeno está producido, en gran medida, por la actividad industrial del hombre.

Al calentamiento medieval siguió la llamada “Pequeña Edad de Hielo”, una época comprendida entre la mitad del siglo XIV y la mitad del siglo XIX, donde las temperaturas cayeron abruptamente.

Se menciona que en España, el río Ebro se heló siete veces entre 1505 y 1789. Algunos autores atribuyen causas humanas a esta fluctuación climática, ya que al enfriamiento podría haber colaborado la disminución de la población humana causada por la epidemia de la Peste Negra en Europa, que asoló Europa entre 1347 y 1351, y mató cerca de un tercio de la población del continente, con la consiguiente disminución de la actividad agrícola y la deforestación, actividades que favorecen el calentamiento global.

La “Pequeña Edad de Hielo” coincide también con la conquista de América, y la consiguiente brusca disminución de la población en este continente debido a las enfermedades introducidas por los europeos en el Nuevo Mundo, que se calcula mataron a unos 50 millones de personas, el 90% de su población nativa.

América permaneció casi despoblada entre los siglos XVI y XVIII. Disminución de la población que permitió la recuperación de sus bosques y selvas, que ayudaron a la captura del CO2, disminuyendo el nivel de este gas de invernadero de la atmósfera y causando un enfriamiento en el planeta.

Los bosques volvieron a ser talados tras la llegada masiva de inmigrantes durante el Siglo XIX, en pleno auge de Estados Unidos y de la Era Industrial.

Svante Arrhenius (1859-1927) fue un científico Sueco y primero en proclamar en 1896 que los combustibles fósiles podrían dar lugar o acelerar el calentamiento de la tierra. Estableció una relación entre concentraciones de dióxido de carbono atmosférico y temperatura. También determino que la media de la temperatura superficial de la tierra es de 15oC debido a la capacidad de absorción de la radiación Infrarroja del vapor de agua y el Dióxido de Carbono. Esto se denomina el efecto invernadero natural. Arrhenius sugirió que una concentración doble de gases de CO2 provocaría un aumento de temperatura de 5oC. El junto con Thomas Chamberlin calculo que las actividades humanas podrían provocar el aumento de la temperatura mediante la adición de dióxido de carbono a la atmósfera. Esta investigación se llevo a cabo en la línea de una investigación principal sobre si el dióxido de carbono podría explicar los procesos de hielo y deshielo (grandes glaciaciones) en la tierra.

Después de los descubrimientos de Arrhenius y Chamberlin se olvido el tema durante un tiempo. En este tiempo se pensaba

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (12 Kb)
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com