ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EMBARAZO NO DESEADO EN JOVENES ADOLESCENTES


Enviado por   •  15 de Diciembre de 2018  •  Ensayos  •  4.608 Palabras (19 Páginas)  •  27 Visitas

Página 1 de 19

UNIVERSIDAD METROPOLITANA

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES, HUMANIDADES Y COMUNICACIONES

DEPARTAMENTO DE TRABAJO SOCIAL

EMBARAZO NO DESEADO EN JOVENES ADOLESCENTES

[pic 1]

Dakira Sepulveda Maldonado

Prof. Ivonne Morales

K-J 8:30pm – 10:00pm

Se denomina embarazo al periodo que transcurre desde la implantación del óvulo fecundado en el útero hasta el momento del parto. A partir de que el óvulo es fecundado se producen cambios en el cuerpo de la mujer, tanto fisiológicos como metabólicos, destinados a proteger, nutrir y proporcionar todo lo necesario para el desarrollo adecuado del feto. La duración aproximada de un embarazo es de 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 semanas (aproximadamente nueve meses) desde el momento de la fecundación. Se considera un embarazo a término aquel que trascurre entre la semana 37 y la semana 42 de gestación. Un embarazo de menos de 37 semanas se considera pre-término, mientras que uno de más de 42 semanas se considera post-término.

Ahora bien, cuando el embarazo es en la adolescencia tiene otras repercusiones.  El problema que se presenta para las embarazadas adolescentes es que están transitando por el difícil camino de transformarse en una mujer adulta y, a la crisis de la adolescencia desencadenada por los cambios biológicos, psicológicos, sociales e interpersonales, se le suma la crisis del embarazo que es una crisis secundaria provocada por la presencia de una vida en el vientre, que compromete a estas jóvenes con una responsabilidad y madurez para las que no se han desarrollado totalmente. No existe una causa en especifica por la que una joven adolescente puede caer embarazada a temprana edad, pero, algunas podrían ser deseo de independencia, falta de información, desconocimiento de métodos anticonceptivos y de su uso correcto, sentimiento de soledad, incomprensión y baja autoestima, uso y abuso de alcohol y drogas, inestabilidad familiar, falta de comunicación interfamiliar, provenir de familias disfuncionales, presión de grupo o de pareja para tener relaciones sexual, entre otras.

Hay muchas razones por las cuales un embarazo en la adolescencia no deseado no es bueno. Desde los enfoques de la salud se puede observar que la madre tiende a padecer, principalmente debido a su inmadurez física, diversas complicaciones como complicaciones obstétricas y relacionadas con el embarazo, bajo peso del recién nacido mortalidad y morbilidad de niños, aborto en condiciones de riesgo entre otras. Desde un enfoque social diversos estudios señalan que este tipo de embarazo cambia el proyecto de vida de las adolescentes y provoca un abandono en sus metas futuras por la necesidad de afrontar nuevas responsabilidades ligadas al desarrollo del bebé y muestran una maternidad irresponsable, porque no están preparadas psicológicamente para cumplir su rol de mama ni para enfrentar una estabilidad familiar. El embarazo no deseado no sólo afecta a los padres adolescentes si no que, además, se ve reflejado en la sobrepoblación, nivel académico y nivel económico de una familia.

En general, las reacciones de las adolescentes ante la noticia de que esperan a un bebé son muy diversas, en la mayoría de los casos experimentan incredulidad. Es importante recordar que la adolescencia en si es un periodo crítico del desarrollo, que se caracteriza por la manifestación de profundos cambios en las distintas áreas, como por ejemplo, la búsqueda de la propia identidad e independencia de los padres. Por otra parte, la adolescente soltera embarazada es muchas veces rechazada, tanto por su grupo familiar, como por el sistema social, aumentando la inestabilidad psicológica y los sentimientos de culpa e inseguridad propias de su edad. La madre adolescente es propensa a experimentar sentimientos de culpa y autodesprecio. Por todo lo anterior, el embarazo adolescente crea un estrés severo.

Otras repercusiones que puede tener un embarazo no deseado a temprana edad es los problemas económicos que esto trae para la joven ya que corren un alto riesgo de experimentar periodos de desempleo o menor salario. Otra consecuencia del embarazo en edades tempranas es el riesgo de aborto o problemas relacionados con su salud debido al embarazo. Por lo general, las adolescentes acuden tardíamente a la consulta médica y las causas son muy variadas. La situación psicológica de la adolescente embarazada es compleja y difícil. En ella se acumulan, a las dificultades de la adolescencia, los problemas afectivos que se observan a lo largo de cualquier embarazo, las dificultades personales o familiares que trae consigo el embarazo. La depresión de los padres adolescentes es otro factor que se agrega al embarazo no deseado. La relación entre el embarazo no deseado y la salud mental es importante porque la depresión no solamente afecta el bienestar de los padres, sino que también disminuye su habilidad para ser padres y todo esto se va a reflejar en el bebé. En consecuencia, se puede resumir que los embarazos no deseados pueden traer serias consecuencias de salud física y mental tanto para los hijos como para sus padres. Los embarazos no deseados no son un camino confiable para lograr una perdurable unión de la pareja, de hecho, la mayoría de ellos ni siquiera llega a formar pareja y más bien se separan.

Ante un embarazo no deseado, las mujeres y las parejas enfrentan decisiones difíciles. Las opciones que se abren son básicamente tres, intentar interrumpir el embarazo a través de un aborto inducido, con todos los riesgos y consecuencias que este procedimiento, continuar con el embarazo no deseado o tenerlo y darlo en adopción.  Cualquiera de estas decisiones tiene consecuencias sobre la salud y la situación social y económica de la mujer, su pareja y su familia. Además, también influyen en las condiciones de salud y de desarrollo de las sociedades. Ahora bien, estas opciones funcionan de diferentes maneras. El aborto es un método para terminar un embarazo, ya sea por razón médica o decisión personal de la mujer. Hablamos de aborto seguro cuando existe acceso a educación sobre derechos sexuales y reproductivos que permite que las mujeres aborten bajo el cuidado adecuado. Es decir, sin poner en riesgo su vida.

En Puerto Rico el aborto es legal. Por nuestra relación con los Estados Unidos, nos aplica Roe vs. Wade. Esta decisión del Tribunal Supremo federal estableció que las mujeres tienen derecho al aborto y que ese derecho está dentro de su derecho a la intimidad. Es decir, no sólo es legal sino que es un derecho. Por tanto, ninguna ley puede prohibir el aborto. Lo que sí pueden hacer los estados y jurisdicciones como Puerto Rico, es establecer unas guías y procesos. Esas guías y procesos no pueden ser obstáculos para ejercer el derecho a terminar un embarazo. La decisión de abortar es única e individual de la mujer embarazada. No necesita el consentimiento de la pareja o ex pareja, estén o no casados. Además, al ser un embarazo no deseado no se necesita ser mayor de edad o tener alguna autorización de un padre o tutor ya que una menor si puede abortar en Puerto Rico sin autorización, pero sí tiene que contar con la consulta de un médico y haber recibido la información necesaria para tomar la decisión con conocimiento y voluntariamente. En Puerto Rico solo los médicos pueden interrumpir los embarazos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (25.6 Kb)   pdf (444.7 Kb)   docx (1.5 Mb)  
Leer 18 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com