ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Conflicto Israeli


Enviado por   •  15 de Julio de 2011  •  1.779 Palabras (8 Páginas)  •  461 Visitas

Página 1 de 8

Introducción

La siguiente investigación nos ofrecerá una perspectiva clara de la situación que se vive en el Cercano Oriente, respectivamente: el área de los antiguos romanos denominada Palestina.

Se ofrecerá un recorrido por la historia de este tan lamentable conflicto que afecta a dicha área, desde sus inicios en las santas escrituras, hasta las conclusiones que nos ofrecen los más destacados analistas de nuestros tiempos y la tan deseada búsqueda de la paz que se ha dado.

Aunque, como tendremos la ocasión de comprobar, una buena parte de los conflictos del Oriente Medio se debieron a la peculiar combinación de religión y política en el mundo islámico, la conflictividad en la zona tenía un largo pasado que permitía que la crisis estallara sin necesidad de ese factor.

Además, en el Mediterráneo oriental esta potencial situación explosiva se vio multiplicada a comienzos de los setenta por el hecho de que la situación estratégica había cambiado debido a dos factores: la existencia de una mayor paridad en el paso relativo de las dos superpotencias después de establecida la presencia de la flota soviética y la actitud de algunas potencias árabes revolucionarias.

Para entender este conflicto es necesario retroceder a tiempos bíblicos y escudriñar en el Antiguo Testamento los orígenes de estos 2 pueblos, curiosamente hijos del mismo padre. En el libro del Génesis se cuenta la historia de Abraham, un hombre justo que engendra 2 hijos, Ismael que era fruto de su unión con una sierva egipcia e Isaac, engendrado a la edad de 99 años con su esposa Sara. A Ismael Dios promete “hacer de él una gran nación, mas establecerá su pacto con Isaac” (Gen 17: 20-21). Dios manda luego a Abraham: “echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de ella no ha de heredar con Isaac mi hijo”. (Gen 21: 10), desterrando a Ismael pero prometiéndole una nación. Más tarde se nombrará a Isaac como único hijo de Abraham asegurándole que su “descendencia poseerá las puertas de sus enemigos” (Gen 22: 17) y con él se cumplirá el pacto echo con su padre de una descendencia numerosa y de la tierra de Canaan.

El mundo árabe se consolida como heredero de Ismael y los israelíes como herederos de Isaac. Las referencias bíblicas a la problemática actual no terminan aquí. Muchos estudiosos han visto en este libro, varias sugerencias de corte genocida. Cuando los judíos son liberados de Egipto, se le ordena a Josué "Cuando Jehovah tu Dios te haya introducido en la tierra a la cual entrarás para tomarla en posesión, y haya expulsado de delante de ti a muchas naciones… destrúyelas por completo. No harás alianza con ellas ni tendrás de ellas misericordia". (Deuteronomio 7:1-2;) más adelante:"… no dejarás con vida a ninguna persona. Los destruirás completamente… como Jehovah tu Dios te ha mandado…" (Deuteronomio 20:16). Durante la conquista de la Tierra Prometida algunas hordas fueron solamente expulsadas y no aniquiladas. Sucederán a la historia destierros del pueblo de Israel por parte de diversas naciones.

Así pues dos hermanos procrean dos pueblos diferentes y una orden no cumplida de aniquilar a las naciones poseedoras de la tierra contrae consecuencias terribles para los pueblos del área.

Desde finales del siglo XIX, en las provincias árabes del Imperio otomano se fueron desarrollando movimientos nacionalistas que reivindicaban la autodeterminación de la población autóctona haciendo valer su identidad árabe. Asimismo en Europa, al calor de la ola de nacionalismos, se articuló un movimiento singular, el sionismo, que propugnaba la creación de una entidad estatal para los judíos dispersos por el mundo. A pesar de ser un movimiento eminentemente laico, el sionismo vio en Palestina, tierra donde se fundó el judaísmo, el lugar ideal para realizar su proyecto nacional. Desde principios de siglo, este movimiento propició la instalación de judíos europeos en ese territorio todavía bajo administración otomana. Esta inmigración tomó envergadura bajo el Mandato Británico entre 1920 y 1948 (el sistema de mandatos fue establecido por la Sociedad de Naciones en las colonias de las potencias derrotadas en la Primera Guerra Mundial; debía prepararlas para la independencia).

Mientras que otras provincias otomanas fueron alcanzando paulatinamente su independencia, la disputada Palestina siguió bajo control colonial. Los dos proyectos nacionales, el árabe palestino y el sionista, chocaron cuando la comunidad judía inmigrada, aunque minoritaria, tomó envergadura y amplió sus propiedades siguiendo planes de control territorial. Su proyecto estatal se hizo claro cuando el, yichuv la comunidad judía en Palestina, fue creando instituciones autónomas a modo de un protoestado judío y desarrollando prácticas excluyentes y discriminatorias respecto a los árabes. Poco a poco fue creciendo una espiral de violencia entre árabes y judíos sionistas (entre 1936 y 1939 tuvieron lugar importantes revueltas árabes) lo que llevó a barajar la partición del territorio.

Tras la segunda Guerra Mundial y ante la inminente retirada británica las Naciones Unidas propusieron formalmente la partición del territorio y la creación de dos Estados, uno árabe palestino y otro judío. Este plan fue rechazado por los árabes pues legalizaba, a sus ojos, los planes y las colonias establecidas por los sionistas

El conflicto israelo-palestino es uno de los más complejos del escenario internacional y la principal clave de la inestabilidad en Oriente Medio. El territorio conocido como Palestina es motivo de una disputa desde hace casi un siglo, y especialmente a raíz de la creación del Estado de Israel en 1948 y el abortado nacimiento del Estado árabe palestino. En este conflicto se conjugan elementos diversos.

Nació como la disputa por un territorio entre

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.3 Kb)   pdf (90.6 Kb)   docx (13.9 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com