ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA ABUELITA QUE NO QUERIA A SUS NIETOS.


Enviado por   •  11 de Julio de 2011  •  660 Palabras (3 Páginas)  •  668 Visitas

Página 1 de 3

LA ABUELITA QUE NO QUERIA A SUS NIETOS.

Había una vez una abuelita que no quería a sus nietos, era una viejita mala y renegada que parecía una bruja porque sólo se alegraba cuando le hacía daño a alguien. Ella tuvo una sola hija la cual se caso y tuvo cuatro hijos, una niña y tres niños, los cuales se llamaban:

María, Pablo, Víctor y Diego.

La abuelita nunca los había querido, mucho menos los quiso porque a los pobres niños se les murió la mamá y quedaron huerfanitos; tuvieron que irse a vivir con la abuela, ya que no tenían otro familiar cercano que pudieran hacerse cargo de ellos. Ella se los llevó a vivir a su casa y siempre los trataba muy mal, sobre todo a la niña María tal vez porque era muy parecida a su mamá no la quería. Nada mas recibían ordenes:

-María ¡ lava la ropa ¡

-Pablo ¡Parte leña! …

Y así se la pasaba nada más mandándolos a hacer todo el quehacer de la casa, los humillaba y los castigaba. Los niños ya estaban cansados, nerviosos y sufrían mucho a lado de la abuela, nunca quiso que fueran a la escuela y decía - El estudio no les sirve para nada sólo van a perder el tiempo.

Así paso el tiempo y los niños crecieron se hicieron jóvenes y la viejecita pasaba más el tiempo y se portaba cada vez peor y nunca los dejaba salir a ningún lado. Hasta que un día el hermano mayor decidió salirse de la casa, llevarse a los hermanos a vivir a otro lugar, se fueron a otro pueblo donde consiguieron una casa muy humilde y allí empezaron a vivir una nueva vida para ellos, los hermanos empezaron a trabajar y María se quedaba en la casa a prepararles la comida para cuando regresaran; ellos trabajaban y se olvidaban de su vida pasada, en cambio María se quedaba sola y recordaba los momentos que vivió con su abuela y le parecía escuchar la voz de la abuelita: -María ¡veeen! , cuando alguien tocaba la puerta no se atrevía a abrir porque pensaba que la abuela venia por ellos ¡pobre, había quedado traumada! No salía a pasearse, no tenía amigos porque todo le daba miedo.

Un día recibieron la noticia de que la abuelita había muerto, fueron a verla pero en vez de que sintieran tanto dolor, en sus rostros se reflejaba la alegría ya que ellos no sentían amor por ella y platicaban - “ todas las abuelitas quieren a sus nietos! y ella ¿ porque nunca nos quiso? Solos se consolaban y se ayudaban ya que entre ellos si sentían el amor de familia que siempre desearon vivir en su niñez con su abuelita.

Pasó el tiempo y los hermanos se casaron, cada quien se fue a vivir a su casa y dejaron sola a María, pero muy seguido la visitaban,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3 Kb)   pdf (54.2 Kb)   docx (9.3 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com