ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano

Informe de Libros : Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.323.000+ documentos.

Enviado por   •  28 de Enero de 2013  •  3.605 Palabras (15 Páginas)  •  2.563 Visitas

Página 1 de 15

EL PENSAMIENTO SOCIAL.

EZEQUIEL ZAMORA.

Ezequiel Zamora no era un soñador era un revolucionario y las circunstancias no le permitían desperdiciar el tiempo en discusiones sobre futuros planes de reforma social. Era revolucionario, un hombre de acción y pensamiento, que leía, estudiaba y discutía con la firme intención de hacer la revolución. A pesar de ser blanco y vivir en una sociedad donde la explotación económica se escuchaba en lo hondo del prejuicio social, comprendió cuando adivino la madurez que en tan encarada lucha la razón estaba de parte de los hambrientos y opulentos, sus pensamientos estaban identificados y dirigidos con los sentimientos y aspiraciones de las masas populares venezolanas y el desarrollo apasionado ideal igualitario que fue digno permanente en su vida. Sus pensamientos estaban dirigidos a defender a los humildes y a los débiles, expreso con absoluta fidelidad sentimientos democráticos y las reivindicaciones económicas sociales de la masa popular venezolana.

FIDEL CASTRO.

Es indudable el carácter profundamente social del pensamiento y obra del gran líder revolucionario cubano, latinoamericano y universal de Fidel Castro Ruz, orientada en todo momento a la reivindicación profunda de los derechos fundamentales del hombre.

En tal sentido, es importante tener presente en esta relación el hecho de que la Revolución Cubana ha considerado asumir con fidelidad y originalidad las ideas de Marx, Engels, y Lenin a partir de escardar dogmatismos, voluntarismos y tergiversaciones y sumar los aportes con que han sido enriquecidas estas ideas. Al respecto Fidel Castro acentúa que “haber interpretado de forma creadora y original el marxismo-leninismo, el no habernos dejado arrastrar por dogmas fue lo que nos llevo a la victoria”. (Castro: 1968, P.30). Alertando cuidarse de ideas disfrazadas de ropaje marxista y sobre el debido enfoque para abordar ideas revolucionarias sin incurrir en posiciones dogmáticas, advertía que: ¨… hay ideas que incluso se esgrimen en nombre del marxismo que parecen verdaderos fósiles;… ¨ tuvo el marxismo geniales pensadores: Carlos Marx, Federico Engels, Lenin, para hablar de sus fundadores. Pero necesita el marxismo desarrollarse, salir de cierto anquilosamiento, interpretar con sentido objetivo y científico las realidades de hoy, comportarse como una fuerza revolucionaria”. Veinte años más tarde el debilitamiento y posterior derrumbe del socialismo en Europa del Este demostrarían la necesidad de esta alerta.

De hecho, Fidel Castro es una figura ejemplar tanto para el pueblo cubano como en su dimensión universal expresado en el carácter profundamente ético de su conducta, acompañado por su sagacidad, inteligencia y consagración a la obra de la revolución cubana y las transformaciones en bienestar del pueblo, desde el establecimiento de las líneas programáticas de la revolución con respecto a la educación, tal como las medidas tomadas en los territorios liberados por el ejército rebelde de alfabetizar a los campesinos ya estaban evidenciada la importancia que la educación tenia para las transformaciones sociales y en este sentido Fidel consideraba a la educación como la solución a los grandes problemas sociales y elemento básico para promover cambios radicales en la vida de su país, para ello incluye la elevación del nivel escolar y cultural de la población de manera que puedan enfrentar el desarrollo científico de la época. Destaca así el lugar que ocupa la educación como medio de salvar la cultura, la revolución y la humanidad en un sentido más abarcador. Desarrolla el concepto de educación popular y aporta elementos nuevos que se expresan en la idea de contribuir a la culturización de todas las capas y sectores sociales del país en vinculación con las organizaciones sociales y de masas.

Asimismo, las ideas de Fidel Castro sobre la religión han sido una obligada referencia en este análisis y la comprensión del cómo se asume la religión como conciencia y fenómeno social en el socialismo cubano. En más de medio siglo de Revolución el líder cubano ha abordado el tema de manera creativa dentro del pensamiento marxista, jugando un importante papel en la conformación de la originalidad del proceso revolucionario cubano. En tal sentido él señala: “Un tema que me interesó siempre mucho, una cuestión que siempre me interesó, como tema político, como tema histórico, era la cuestión de la relación entre revolución y creyentes, porque nosotros nos consideramos revolucionarios y actuamos a partir de esa idea siempre, de una manera consecuente.” (Granma, 1997).

Es explicable entonces la insistente idea de Fidel Castro de que en el Socialismo no tiene por qué haber contradicción entre la conciencia política y la conciencia religiosa cuando tienen un basamento de justicia y amor que hace realista su unidad.

La relación dialéctica entre las formas de la conciencia social -política, religiosa y ética- tiene su singularidad en el pensamiento cubano a través de la historia. Esta síntesis se refleja en las ideas de Fidel Castro sobre la religión donde el elemento ético y humanista es cimiento para una relación virtuosa entre política, ideología y religión. Al respecto nos dice Fidel: ¨… Son dos conciencias que pueden marchar perfectamente juntas, … porque no creo que pueda haber una sola medida justa en la sociedad humana, no creo que pueda haber una obra buena en la sociedad civil de los hombres que no quepa en una sana y justa conciencia religiosa, porque si la religión es encarnación de un sentimiento justo, de un sentimiento noble, es la encarnación de una idea buena, de una idea del bien ¡la revolución es la encarnación de los principios mas nobles del hombre, de los principios más justicieros del hombre!”

ERNESTO “CHE” GUEVARA.

El Che Guevara es un gran pensador social revolucionario. Su pensamiento ha de ser estimado por sí mismo. Claro que las comparaciones con el pensamiento de Marx, con el de Lenin o con los de otros autores pueden arrojar luz, mas independientemente de esas comparaciones, de esos cotejos, más allá o más acá de los mismos, merece la pena --hoy más que nunca-- estudiar la obra teorética de Ernesto Guevara. Lejos de constituir, como frecuentemente se piensa, un utopismo voluntarista divorciado de la realidad, las ideas del Che sobre cómo construir la sociedad no capitalista integran un sensato realismo con la firmeza en rechazar, en toda la medida posible, el recurso a procedimientos de economía de mercado que socavan y a la postre destrozan al socialismo.

La esencia de su pensamiento radica en su ética, a pesar de que fue un hombre multifacético que abarcó varias disciplinas, el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.9 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Generador de citas

(2013, 01). Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano. ClubEnsayos.com. Recuperado 01, 2013, de https://www.clubensayos.com/Filosofía/Pensamiento-Social-Y-Humanista-Latinoamericano/519598.html

"Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano" ClubEnsayos.com. 01 2013. 2013. 01 2013 <https://www.clubensayos.com/Filosofía/Pensamiento-Social-Y-Humanista-Latinoamericano/519598.html>.

"Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 01 2013. Web. 01 2013. <https://www.clubensayos.com/Filosofía/Pensamiento-Social-Y-Humanista-Latinoamericano/519598.html>.

"Pensamiento Social Y Humanista Latinoamericano." ClubEnsayos.com. 01, 2013. consultado el 01, 2013. https://www.clubensayos.com/Filosofía/Pensamiento-Social-Y-Humanista-Latinoamericano/519598.html.