ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Segunda Guerra Mundial


Enviado por   •  28 de Junio de 2011  •  712 Palabras (3 Páginas)  •  1.216 Visitas

Página 1 de 3

Nunca una palabra fue tan mal empleada como el término “Eje” que se refiere a la alianza militar entre Alemania, Japón e Italia durante la segunda guerra mundial. Mussolini, fue quién acuñó por primera vez este término tratando de simbolizar una alianza militar que en la práctica desaparecio a conveniencia.. Cuando en 1937 se formalizó la alianza entre los tres países totalitarios nadie dudaba del ejército fantasma de Mussolini ni de su imperio de papel. Ni siquiera Hitler, que ya intuía mejor que nadie la debilidad de su colega italiano, sospechó jamás que esa debilidad fuese tan crítica y patética como demostraron los hechos posteriores. Japón, por su parte, era efectivamente una gran potencia y lo demostró con creces durante la guerra del Pacífico, pero nunca coordinó sus fuerzas con sus aliados del pacto. La realidad de los hechos es que Alemania y Japón debieron luchar por su cuenta contra una coalición de países que supieron limar sus diferencias para enfrentar en conjunto a las potencias totalitarias.A la hora de las críticas pocos recuerdan que Japón debió luchar durante casi cuatro años con una potencia pródiga de recursos humanos y materiales como los Estados Unidos sin recibir ninguna asistencia de sus aliados. Lo mismo sucedió con Alemania en Europa que durante seis años se las ingenió para enfrentarse al resto del mundo con admirable determinación.

La intervención japonesa durante la guerra tampoco favoreció los intereses del Eje.En diciembre de 1941, cuando los alemanes estaban a las puertas de Moscú frenados por la llegada del invierno ruso, Hitler esperaba que los japoneses atacaran a Rusia desde Siberia acorralando a las tropas soviéticas en una gigantesca operación de pinzas que habría acabado con toda resistencia. Sin embargo, los japoneses al igual que Mussolini desconfiaban de Alemania y temían un posterior ataque alemán en el Pacífico. Si los japoneses hubiesen atacado a la Unión Soviética desde Siberia seguramente ésta hubiera capitulado en poco tiempo y los alemanes habrían alcanzado un poder militar incontrastable. Para evitar esto, los japoneses decidieron embarcarse en una guerra paralela con los Estados Unidos con la esperanza de que los alemanes y los rusos siguieran enfrascados en una guerra de desgaste. Lo concreto es que el ataque a Pearl Harbor solo sirvió para despertar a un gigante dormido como los Estados Unidos, brindándole a Roosvelt el pretexto necesario para convencer a su pueblo de que la guerra era inevitable. La guerra paralela que sostuvo Japón en el Pacífico no puede siquiera compararse con la guerra patética de Mussolini en los Balcanes pero su efecto final fue igualmente negativo para la suerte militar del Eje.

Teniendo en cuenta la notable diferencia que existía, en orden al potencial bélico, entre el Japón y los Aliados en los últimos años de la guerra en el Pacífico, para los japoneses ya estaba bastante claro que su país

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.3 Kb)   pdf (58.3 Kb)   docx (9.9 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com