ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Rebelión De Las Masas


Enviado por   •  16 de Febrero de 2012  •  2.682 Palabras (11 Páginas)  •  576 Visitas

Página 1 de 11

Rebelión de las masas

LA MASA:

Todo el libro gira en torno a qué es la masa y por qué se considera que estamos presenciando su particular revolución.

Según dice Ortega, la masa es el conjunto de un estereotipo de persona al que él mismo llama hombres-masa. Este hombre-masa no se corresponde con ninguna clase social ni económica, pero sí a una forma de ver la vida. El autor afirma que la proliferación de esta clase de persona es producto de los sistemas políticos de su época, además de la ascensión del nivel de vida. De todos modos, no niega la existencia de la masa en otros momentos históricos.

El hombre integrante de la masa se cree que con lo que sabe ya tiene más que suficiente y no tiene la más mínima curiosidad por saber más. Con el paso de los años ha perdido toda capacidad de asombro y además, desprecia todo lo que sea superior a él. “Masa es todo aquel que no se valora a sí mismo”, dice el autor al comienzo del ensayo, pero no se valora a sí mismo ni para bien ni para mal, sino que lo que realmente le hace sentirse bien es pertenecer a la masa, es decir, ser igual a los demás. Pertenecer a la masa, es por tanto, no tener iniciativas, seguir al resto, ser normal. De este modo, en tanto y cuanto uno se da cuenta de sus limitaciones, se puede sentir desdichado, pero no se sentirá masa.

En contraposición a la masa, dice el autor, se encuentran las minorías selectas. Estas tampoco tienen que pertenecer obligatoriamente a un determinado grupo social y que se interesan por aspectos muy concretos y muy especializados. La separación de la sociedad en masa y minorías selectas no es, por tanto, una división social. Es una fragmentación de las personas en dos tipos. Es más, en cada clase social hay un determinado tipo de masa y minoría con diferencias al respecto de las otras clases. Antes, la masa sabía donde se hallaba su posición en la dinámica social y conocía a la perfección en qué campos no podía entrar siendo masa. No obstante, la propagación de la masa ha provocado la invasión de ésta en todos los ámbitos, pero sin dejar de ser masa.

El escritor dedica unas breves palabras hacia la aristocracia que me parecen fundamentales para comentar más tarde. Explica que no le parece nada bien que uno sea ensalzado por lo que hicieron sus mayores, tal y como pasa actualmente con los títulos de nobleza, y le parece infinitamente más razonable lo que hacen los de ascendencia oriental, que cuando realizan algún acto de importancia dignifican a sus antepasados (aunque sea un ejemplo sin la mayor trascendencia, describe a la perfección la opinión de Gasset). Por contrapartida dice también que el mundo occidental debe gran parte de su singularidad a que los “ilustres” lo han guiado con corrección

¿Por qué, entonces, estamos asistiendo a la rebelión de las masas?

Ortega responde a esta pregunta a lo largo de toda la obra, pero su pensamiento se puede enunciar de la siguiente forma: La proliferación del hombre-masa en la sociedad de la época había provocado que lujos considerados exclusivos para minorías fuesen considerados de dominio público. Se puede considerar entonces como una rebelión de la misma para cambiar la situación. Hay otro aspecto que el autor considera revolucionario, consistente en que era la primera vez que la masa tenía poder sobre sí misma y hacía valer los derechos que tanto esfuerzo le había costado conseguir a lo largo de los siglos. Es lo que llama “Imperio de las Masas” y realmente merece el calificativo de rebelión, después de muchos años de desigualdades. A Ortega todo esto no le parece mal en un principio y lo ve lógico de la ascensión del nivel de vida, pero lo ve un tanto peligroso en el sentido de que las masas son fácilmente manipulables y además la historia viene demostrando que sólo actúan de forma violenta. Es decir, las masas no son peligrosas de por sí, sino que pueden ser manipuladas y los actuantes pueden tener malas intenciones.

EUROPA Y AMÉRICA:

Para comenzar con la recapitulación de los pensamientos de Ortega al respecto de Europa y América, tengo que decir que para él, Europa está compuesta de Alemania, Francia, Reino Unido y a veces, España, Italia y Austria. De igual modo, América está formada tan sólo por Estados Unidos y Canadá.

En el libro, estos datos se encuentran principalmente al principio y en la segunda parte, la de “¿Quién manda en el mundo?”.

Rotundamente niega el autor la existencia de una decadencia europea ya que, si consideramos que el término no requiere una comparación, el hecho material es que los países europeos no han dejado jamás de evolucionar y ofrecer a sus ciudadanos un mejor nivel de vida. No obstante, si consideramos que Europa ha ostentado el “reinado” del mundo y con el actual Imperio de las Masas ha cedido esa jefatura (en la primera mitad de siglo aún no se había hecho el relevo, que más tarde comentaremos) sí puede considerarse una mala época para el continente.

En el libro se hace una clara apuesta por la hermandad de los pueblos europeos que se podría remontar a la época romana y se dice que las guerras europeas no han sido más que cuatro tiros y ya.

Igualmente dice el autor que los doscientos años de historia americana le confiere una personalidad muy pobre y por eso se encuentra a la cola de Europa en casi todos los aspectos. Sobre todo porque Estados Unidos es una nación formada a partir de inmigraciones de ciudadanos occidentales y, por tanto, su cultura es una imitación a la europea. Dice también que América es el paraíso de las masas dado que es un país íntegramente formado a partir de aquéllas.

Ortega expresa alguna vez que Rusia (o la URSS de ese tiempo) es otra nación nueva que no tiene la cultura suficiente como para asumir ningún mando europeo.

Me parece especialmente importante lo que expresa el ensayista al respecto de los nacionalismos. Ve completamente absurdo que en un mundo con tendencia a la unidad se pretendan particiones y separatismos.

EL PRIMITIVISMO:

Ortega intenta señalar en La rebelión de las masas lo primitivo que resulta el hombre-masa bajo dos aspectos diferenciados, la ciencia y la cultura.

Hay dos capítulos del libro en los que se habla de primitivismo. Son Primitivismo y técnica y Primitivismo e historia. Lo mejor será tratarlos de modo individual:

1. -PRIMITIVISMO Y TÉCNICA

No se comenta en ningún momento del libro el significado de la palabra primitivismo, ya que se da por sabida. Cuando nos referimos a primitivismo, estamos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.9 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com