ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Pedagogia De La Autonomia- Cap III (Freire)


Enviado por   •  17 de Mayo de 2013  •  924 Palabras (4 Páginas)  •  3.961 Visitas

Página 1 de 4

FREIRE, PAULO

PEDAGOGIA DE LA AUTONOMIA. CAPITULO III: ENSEÑAR ES UNA ESPECIFICIDAD HUMANA

Enseñar exige seguridad, competencia profesional y generosidad: implica llevar en serio su formación, estudiar. La incompetencia descalifica la autoridad del maestro. La generosidad supone la autoridad democrática que permita al educando ejercitar su autonomía asumiendo la responsabilidad de sus acciones.

Enseñar exige compromiso: no discriminar, no mentir, no escapar a la apreciación de los alumnos, aprender a comprender los silencios, las sonrisas, los gestos. Estar alerta a la “neutralidad de la educación”. La presencia del profesor es una presencia política.

Enseñar es comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo: la educación no es solo reproductora o transformadora de la realidad (visiones parciales) es una forma de intervenir en el mundo ligada a la forma en que el mismo es entendido. Por eso el profesor no es neutro, con su accionar dice más que con sus palabras y por eso debe ser coherente.

Enseñar exige seguridad, competencia profesional y generosidad.

El profesor que no lleve en serio su formación, que no estudie, que no se esfuerce por estar a la altura de su tarea, no tiene fuerza moral para coordinar las actividades de su clase. La incompetencia profesional descalifica la autoridad del maestro. La autoridad coherentemente democrática, está convencida de que la verdadera disciplina no existe en la inercia, en el silencio de los silenciados, sino en el alboroto de los inquietos, en la duda que instiga, en la esperanza que despierta. Siempre está presente en la práctica de la autoridad coherentemente democrática, un esfuerzo que la vuelve casi esclava de un sueño fundamental: el de persuadir o convencer a la libertad, de que ella va construyendo consigo misma, en sí misma, su autonomía, con materiales que, aunque llegados de afuera, son reelaborados por ella. Es con ella, con la autonomía que se construye penosamente, como la libertad va llenando el “espacio” antes “habitado” por su “dependencia”. Su autonomía se funda en la responsabilidad que va siendo asumida. En el fondo, lo esencial de las relaciones entre educador y educando, entre autoridad y libertades, entre padres, madres, hijos e hijas, es la reinvención del ser humano en el aprendizaje de su autonomía. Me muevo como educador, porque primero, me muevo como persona. Éste es otro saber indispensable para la práctica docente. El saber que es imposible desligar la enseñanza de los contenidos, de la formación ética de los educandos. De separar práctica de teoría, autoridad de libertad, ignorancia de saber, respeto al profesor de respeto a los alumnos, enseñar de aprender.

PEDAGOGÍA DE LA LIBERACIÓN 1960

• Seguridad- autoridad-democracia

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.4 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com