ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

.”Si el amor esclaviza... ¡Maldito sea el amor!”


Enviado por   •  11 de Marzo de 2019  •  Síntesis  •  739 Palabras (3 Páginas)  •  11 Visitas

Página 1 de 3

Reporte 10.”Si el amor esclaviza… ¡Maldito sea el amor!”

Smith, Stephanie (2012).”Si el amor esclaviza… ¡Maldito sea el amor!” en: Género, poder y política en el México postrevolucionario, México: Fondo de Cultura Económica. P. p 153-172.

El divorcio y la formación del Estado revolucionario en Yucatán.

El tema principal de la lectura es del divorcio y cómo se fue empleando con los años. Un ejemplo que nos da al inicio del texto es de Amelia Azarcoya quién solicitaba ayuda para divorciarse de su esposo (en ese momento) Crescencio Jiménez; un notario muy influyente en aquél entonces y por éste reconocimiento le era imposible a Amelia encontrar un abogado, pues su esposo, sobornaba e intimidaba a cualquiera que intentaba ayudarla. Así que optó por publicar una carta en el periódico para expresar su inconformidad y su desesperación por encontrar a alguien que la ayude a poner fin a “los sufrimientos” que la tenía sometida su esposo. Crescencio aceptó sólo por el hecho de la reputación y limpiar su honor al tener una mujer “ingobernable”.  No obstante, en el tiempo que Crescencio aceptaba, el tribunal trataba con mayor respeto al notario y éste gozaba de mayores beneficios que Amelia.

Este caso de divorcio es representativo sobre los cambios que se experimentaban en el divorcio durante la época revolucionaria; tanto para las mujeres que consideraban el divorcio como un escape de las uniones abusivas reclamando su libertad (sin embargo recibían poca ayuda de los tribunales), como para el hombre que este proceso lo veía para subsanar su honor.  Los maridos creían que seguir casado con una esposa desobediente era más perjudicial para su honor que divorciarse de ella. Empero los hombres utilizaban rara vez las leyes del divorcio, puesto que preferían simplemente abandonar el hogar, ya que de esta manera no sufría daño alguno si él se iba de la casa. De no ser así, presentarse ante el tribunal podría manchar el honor, exponiendo su situación ante la localidad.

El 29 de diciembre de 1914, Venustiano Carranza legalizó el divorcio al definir el matrimonio como “un contrato civil que los socios podían establecer o romper de acuerdo con su libre albedrío”; así mismo amplió la legislación sobre la familia y explayó la Ley Sobre Relaciones Familiares.

En Yucatán, Alvarado adaptó las leyes de Carranza y empleó el divorcio para atacar la ideología religiosa con los conceptos católicos de moralidad trayendo en consecuencia el reemplazo de la Iglesia local al Registro Civil como el lugar para registrar los asuntos de la vida familiar. No obstante, seguía la desigualdad hacia la mujer minimizando sus derechos; Alvarado peleaba por la liberación de las mujeres de estos infortunios.

Toda esta ideología como bien argumentaba Amelia al inicio del texto, se ha ido acarreando desde la Revolución ya que veían a la mujer con el papel de la madre casada, encargada de casa, del cuidado del marido, entre otras tareas. Sin embargo las mujeres han optado por la lucha de éstos derechos alzando la voz de múltiples maneras para liberarse de las inconformidades y abusos del hombre.

Una parte que menciona el autor es cómo Yucatán fomentaba de manera diferente la unión, alentando el matrimonio basado en el amor en vez de un contrato. Así como Alvarado, Carrillo Puerto defendía el divorcio y definía el matrimonio cómo “la unión voluntaria de un hombre y una mujer, basada en el amor”. Es entonces cuando el autor exclama el título, “sí el amor esclaviza… ¡maldito sea el amor!”, desencadenando  un sinfín de ideas y cambios que hemos visto a lo largo de la lectura; exponiendo en cómo la unión y el contraer matrimonio podía ser una tortura para la mujer, aguantando los maltratos y desprecios, cómo el divorcio se convirtió en libertad para la mujer y de cierta manera para el hombre también. Así también cómo produjo cambios en la Ley de divorcio alrededor del país y del mundo, puesto que a partir de éste suceso, mujeres de otros países se sentían atraídas ante esta manera de libertad.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.4 Kb)   pdf (40.5 Kb)   docx (8.3 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com