ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ABBA, Mónica Naranjo y otras Divas Gay: una revisión del impacto de figuras femeninas en los ambientes homosexuales chilenos.


Enviado por   •  29 de Septiembre de 2018  •  Documentos de Investigación  •  4.203 Palabras (17 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 17

ABBA, Mónica Naranjo y otras Divas Gay: una revisión del impacto de figuras femeninas en los ambientes homosexuales chilenos.

Esteban Burgos Ríos

Licenciatura en Artes, mención Teoría de la Música

Seminario de investigación y análisis musical, 2018

Resumen:

La imagen de diva es renombrada en los círculos populares: cada vez hay nuevas figuras, y algunas leyendas. En la comunidad gay la imagen de diva se personaliza a sus intereses, se reinterpreta y se termina convirtiendo en Diva Gay.

En este texto se analiza la figura de Divas Gay en los lugares de esparcimiento homosexual: cuáles son sus significados y sus maneras de representarlas, relacionándolas con los shows y estéticas transexuales y travestis, y al contexto actual Santiaguino. Todo orientado a las políticas sociales que “deben” respetar los gay para ser validados en la capital de Chile.

Además, se indaga en los ambientes frecuentados por homosexuales, revisando y analizando la música que suele sonar en aquellos lugares y los shows que ahí se presentan, además de su público objetivo, sea este rango etario, nivel socio-económico, e incluso características físicas y conductuales.

Conceptos clave: Homosexualidad, Divas Gay, transexualidad, travestismo, música.

Diva, del latín diva, Diosa. En poético, divina. Divina porque lleva como ninguna el peso de las lentejuelas, pero también divina porque su belleza es más actitud que físico. Divina porque su voz es música en el páramo de los convencionalismos sociales, porque es refugio y tiene el poder de espantar a los fantasmas de la gris cotidianidad.

-Anónimo-

Introducción:

La presente ponencia tiene como objetivo concretar un análisis breve sobre impacto generado por las figuras femeninas en los espacios frecuentados por individuos gay, más específicamente a las denominadas divas pop, o como son conocidas comúnmente en los círculos y ambientes homosexuales, Divas Gay[1]. Basé la investigación en la comprensión de estructuras y jergas dentro de la comunidad gay, además de su significado y vinculación con el medio en donde se desenvuelven. En cuanto al trabajo en terreno, visité dos locales ubicados en la ciudad de Santiago de Chile; ciudad donde la actividad gay está muy masificada y, dentro de las posibilidades que otorga el generalizado conservadurismo nacional, naturalizada, y también en la escucha y análisis de música la cual es reproducida comúnmente en aquellos espacios. En estos locales, la aparición de figuras femeninas son muy recurrentes, no tan solo como acto de escucha y disfrute musical, sino también en lo performativo por parte shows llevados a cabo mayoritariamente por transexuales y transformistas.

La metodología llevada a cabo para realizar esta investigación tuvo dos secciones principales:

La primera corresponde a la visita de dos locales de reunión gay dentro de Santiago, el primero fue la discoteca Fausto, y el segundo, el pub Contramano. En ambos casos no se realizaron entrevistas, solo se asistió como espectador y se realizaron actividades comunes dentro de los locales.

Y la segunda, es el análisis de dos canciones y registros audiovisuales (videoclips). Una en inglés y otra en español, de divas pop las cuales suenan frecuentemente en espacios homosexuales, y que suelen ser citadas como Divas Gay por la comunidad homosexual.

En cuanto al marco teórico, basé esta investigación en una ponencia realizada por Pablo Astudillo Lizama llamada “¿Homonormatividad a la chilena? Criterios de diferenciación social dentro del espacio de sociabilidad gay en Santiago de Chile”. De donde extraje las reglas de la discreción y el buen gusto por parte de los homosexuales, las cuales son pilares fundamentales del cómo se estructura la actividad gay en Santiago de Chile, también tomé conceptos sobre la identidad gay y los lugares de esparcimiento homosexual del documento “Música e Identidad: una aproximación al estudio del aporte actual de la música a la construcción de la identidad gay en Santiago de Chile” del año 2014 escrito por Sebastián Gallardo Muñoz.

Sobre el ser gay y las Divas:

El ser gay va mucho más allá de lo simplista que suena el “ser hombre y acostarte con hombres”, según Pablo Astudillo, es “una apropiación política de lo que empieza a ser propuesto como un estilo de vida: gay designa el “ser” homosexual y no solamente acceder al sexo y los lugares de sociabilidad homosexual.” Ser gay sería entonces “vivir la homosexualidad” en su totalidad, y no solamente acciones aisladas.

Pero “vivir la homosexualidad” tiene muchos escaños, y cada individuo puede vivirla de una manera particular, dependiendo de distintas vivencias y gustos. Nacen así (o se reproducen) las estructuras sociales dentro de la comunidad gay. No es extraño dentro de los círculos escuchar expresiones como “loca”, “fuerte”, o incluso “mujer”, para designar a un homosexual con características femeninas evidentes, o “anda chistosa”, cuando es sabido que esa persona porta el VIH y alguna otra enfermedad venerea, o los “osos”, cuando son personas grandes y con mucho vello, y así otro sin fin de conceptos acuñados por la comunidad que suelen ser bien entendidos y vividos por aquellos individuos. Digo vividos, porque cada una de esas personas tienen una manera distinta de vivir de manera gay: frecuentan distintos locales, tienen distintas maneras de proyectar su homosexualidad al espacio común, e incluso utilizan distintas formas de referirse a ellos mismos dentro del mismo espacio gay.

Es muy interesante, y común también, que algunos individuos gay, se llamen entre sí “amiga”, o “weona”, y que siempre se refieran a sí mismos de manera femenina. Esto puede ser explicado por diversos factores, siendo el principal, la importante imagen femenina que se instauró en la identidad gay, desde donde nacen las Divas Gay. Sebastián Gallardo (2014) explica la instauración de estas figuras femeninas como: (...) dentro de una cultura patriarcal dominada por lo masculino, las mujeres y todo lo catalogado como femenino sería destinado a existir al margen de los centros de poder que regulan las actividades humanas, y a cumplir con su rol y posición de dominados. La homosexualidad, sin duda, formaría parte de esta [clase sexual].” Por lo que, según Gallardo, la figura feminizada de la homosexualidad nace de aquella diferencia de poderes y derechos nacientes del heteropatriarcado el cual se presenta como gran órgano regulador de la sociedad, por lo que el adoptar Divas como imágenes de admiración es un acto político por parte de la comunidad.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (27.3 Kb)   pdf (176.3 Kb)   docx (25.3 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com